Orden Franciscana Seglar en México

 Inscríbete al Evangelio del día en Audio vía Whatsapp
Lo más Reciente
"Santa Muerte" 11-S 1986 3-D 3D Accion ACI Mundo ACI Prensa ACI Prensa Vaticano ACI Vida Familia Adolescencia Africa Agencia Zenit Agenzia Fides AICA Ajedrez Aleteia Alfareros America colonial Amistad Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1925 Año 1928 Año 1930 Año 1931 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1936 Año 1937 Año 1938 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año de la Misericordia Año1933 Año1993 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apk Aplicaciones Android APP en Play Store Arquidiócesis de Morelia Artes Marciales Articulos Athenas Venica Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Baloncesto Banda Cuisillos Basado en hecho reales Basado en hechos reales Bazar de la Fe Beato Anacleto González Flores OFS Belico Beto Cervantes Bioética Biografico Bolsa y Negocios Bomberos Boxeo Brujeria Brújula Franciscana Bulas Canonizaciones Cantos y Alabanzas Capitulos Capitulos Regionales Cardenales Carta a los Corintios Carta Apostólica Catastrofes Catequesis Catequesis del Papa Cecilia Celinés Díaz Centro de Estudios Catolicos Centro Televisivo Vaticano Ciencia ficcion Ciencia ficción Cine épico Cine familiar Cine Mexicano Cine mudo Cine religioso CIOFS Circo Clarisas Coches/Automoviles Cocina Colaboradores Colegios y Universidad Colombia Colonialismo Columna Comedia Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia Romántica Comic Comisaría de Tierra Santa en Salvatierra Conferencia del Episcopado Mexicano Congresos Conquista de America Constituciones de la OFS Coro Cantaré Coronilla a la Divina Misericordia Cortometraje Crimen Cristianos Perseguidos Cristo Cristo te llama Cuentos Cyberpunk Defensa de la familia Demonología Deporte Descargable Desde la Fe Dinosaurios Diocesis de Apatzingán Diocesis de Celaya Diocesis de Mexico Diocesis de Papantla Diocesis de San Andres Tuxtla Diocesis de San Felipe Diócesis de Toluca Diócesis de Veracruz Directorio Discapacidad Disney Divina Misericordia Documental Dr. Carlos Álvarez Cozzi Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romantico Drama social Ecos Seráficos Edad Media Eduardo Verastegui Ejercito El Cancionero Catolico El Hermano Asno El Papa El Papa en México El santo del día El video del Papa Elecciones Elena Lorenzo Rego Enfermedad Enseñanza Epoca invernal Esclavitud Escritos de San Francisco de Asís Escritos de Santa Clara Espiritualidad Esquela Eutanasia Evangelio Evangelio del dia Evangelio del dia en audio Evangelio del dia en texto Evangelios Apócrifos Evangelización en México y América Eventos Extraterrestres Facebook Familia Familia Franciscana Fantastico Fátima TV featured Ficticio Fieles Difuntos Fin del mundo Florecillas de San Francisco Formación Permanente Forum Libertas Franciscanismo Franciscano de la Mancha Franciscanos Fray Gabriel Fray Ignacio Larrañaga Fray Jose Pérez OFM Fray Richard Fray Rodi Cantero TOR Frayñero Fuentes Biograficas Fundación Callejeros de la Misericordia Futbol Futbol americano Gatos Gore Gran Depresion Guadalupe Radio TV Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra Cristera Guerra de Bosnia Guerra de Independencia Americana Guerra de la Independencia Española Guerra de Secesión Guerra Fria Hebreos Hermana Glenda Hermanas Diocesanas Historia de la Iglesia en México Historia de la OFS Historia del Franciscanismo Historias cruzadas Historico Holocausto Homosexualidad Homosexualismo Ideologia de Género II Guerra Mundial Imagenes Infancia Infantil Infocatolica InfoRIES Informativo de Radio Vaticano Inglés Inmigracion Inquisición Insectos Intriga Jesed Jesucristo Jesus Rodríguez Jon Carlo Jornada Vocacional Juegos olimpicos JUFRA Junta Ejecutiva Nacional Juntos por Mexico Kerigma Sacra La Biblia La Homilía del día La Santa Misa Libros Liturgia Liturgia de las Horas Lobby Abortista Lobby Gay Lopez Obrador Lourdes TV Luis Enrique Ascoy Luz del Nuevo Amanecer Magia Manga Manual para Laicos Franciscanos Marco Antonio Solís Marionetas Marvel Comics Mayra Alejandra Barajas Medicina Mediometraje Melodrama Mensajes Mickey Mouse Miniserie de TV Minutpos para Dios Misioneras Clarisas Mitologia Mitología Mons. Cristóbal Ascencio García Monstruos Montez de Durango Musica Musical Naturaleza Navidad Nazismo New Age Noticias Noticias Globales Novela Novena a la Divina Misericordia Novenas Nuestra Señora del Pueblito Nuevo Testamento Obispo de Apatzingan Obispos OFM OFM Capuchinos OFM Conventuales OFM de Jalisco OFM Michoacán OFS de Mexico OFS en Mexico Oraciones Ordenaciones Ortodoxos Padre Damián Padre Fortea Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Ivo Flores Padre Joni Padre Pedro Brassesco Pajaros Palabra de Dios Palabra del Obispo Panegírico Papas Parroquia Latino Partituras Patinaje sobre hielo Paz y Bien para los hermanos de hoy Pedofilia Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Perros/Lobos Pinterest Pobreza Policiaco Politica Posguerra Española Precuela Predicaciones Prehistoria Preseminarios Primeros Cristianos Profesiones Promocion Vocacional Protestantes Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán Proyecto de Amor Punto de Vista Purisima Concepcion Queretaro Racismo Radio Radiovaticano Reflexión del Domingo Reflexiones Region Santa Maria del Pueblito Regla Regla Comentada Religion Religión Religion en Libertad Remake Retiros Espirituales Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Ricardo Montaner Ritual de la OFS Road Movie Robots Roedores Romance Rugby Sacerdotes Sacramentos Sagrado Corazón de Jesús Salmos San Antonio de Padua San Leonardo de Puerto Mauricio San Pablo Sanacion Interior Santa Clara Santa Margarita María Alacoque Santo del día en audio Santo Domingo de Guzman Santo Rosario Santoral Franciscano Santos y Beatos de la OFS Satira Seccion Infantil Sectas Secuela Secuestros Semillas para la Vida Seminario Franciscano Serie de TV SIAME SIDA Siervas Siervos de Dios Siglo IV Siglo X Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIV Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Siglo XX Simios Sistema de Informacion de Vaticano Sistema de Informacion del Vaticano Sor Lorena OSC Sound by Four Spin-off Steampunk Submarinos Superhéroes Supervivencia Surrealismo Taizé Tarimoro Teatro Telefilm Television Catolica Televisión Católica Templo de San Francisco - Celaya Terrorismo Thiago Brado Thriller Thriller futurista Toma de Cordón Toma de Escapulario Toros Trabajo/Empleo Trenes Trenes/Metros Valle de la Misericordia Valores Vejez Venezuela Veracruz Viacrucis Viajes en el tiempo Vida Primera de San Francisco - Celano Vida Rural Vida Rural Norteamericana Vidas de Beatos Vidas de Santos Videos Vikingos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Virgen María Vocaciones Franciscanas Volcanes Watoto Child Care Ministries Western Whatsapp Yuli y Josh

VATICANO, 15 Sep. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco mostró su satisfacción por los avances dados por Ucrania y Rusia para alcanzar la paz con el intercambio de prisioneros realizado el pasado 7 de septiembre.

Tras presidir el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Santo Padre se dirigió a los fieles congregados bajo el Palacio Apostólico y expresó su deseo de que se ponga fin a la guerra que afecta al este de Ucrania y que se alcance una paz duradera.

“La semana pasada tuvo lugar un intercambio de prisioneros largamente esperado entre la Federación Rusa y Ucrania. Me alegro por las personas liberadas, los cuales han podido abrazar a sus seres queridos, y continúo rezando por un rápido fin del conflicto y por una paz duradera en Ucrania oriental”, fueron las palabras del Pontífice.

Ucrania y Rusia dieron un importante paso para alcanzar la paz en las regiones orientales de Ucrania con el intercambio de prisioneros, 35 ucranianos y 35 rusos, cuya liberación se enmarca en las conversaciones de paz de Minsk y del cuarteto de Normandía.

Ucrania mantiene un largo conflicto civil con las regiones separatistas y pro rusas del este del país desde el año 2014, cuando una serie de protestas ciudadanas en Kiev, capital de Ucrania, derrocó al gobierno pro ruso del país, un suceso calificado de golpe de Estado por Rusia.

VATICANO, 15 Sep. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco recordó, durante el Ángelus que presidió en la Plaza de San Pedro del Vaticano, a la joven laica italiana Benedetta Bianchi Porro, proclamada beata ayer en una ceremonia presidida por el Cardenal Giovanni Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

“Ayer en Forlì fue proclamada beata Benedetta Bianchi Porro, fallecida en 1964 con solo 28 años. Toda su vida estuvo marcada por la enfermedad y el Señor le dio la gracia de soportarla e, incluso, de transformarla en testimonio luminoso de fe y de amor”, fueron las palabras pronunciadas por el Pontífice.

Benedetta Bianchi Porro padeció desde su adolescencia una poliomielitis que le produjo graves secuelas físicas y una rara enfermedad degenerativa que terminaría causándole una parálisis total y, finalmente, la muerte.

Breve biografía de la beata Benedetta Bianchi Porro

Benedetta Bianchi Porro nació el 8 de agosto de 1936 en la pequeña localidad italiana de Dovadola. Desde el mismo momento de su nacimiento padeció problemas de salud. Sin embargo, fue la poliomielitis diagnosticada a los tres meses la que le marcó el resto de su vida.

Como consecuencia de esa enfermedad, su pierna derecha quedó más corta que la izquierda, y se vio obligada a someterse a numerosas intervenciones quirúrgicas. Aunque sobrevivió a la poliomielitis, Benedetta sufrió nuevos problemas de salud a lo largo de la adolescencia: problemas de oído, malformaciones en la espalda, entre otros.

Con el tiempo quedaría prácticamente sorda y debería recurrir a un bastón para poder caminar. A pesar de esos problemas físicos, se matriculó en Medicina, aunque no llegó a finalizar los estudios.

Sus problemas de salud empeoraron, y las numerosas pruebas médicas no conseguían obtener un diagnóstico claro. Finalmente, fue ella misma quien, gracias a los conocimientos adquiridos en la Facultad de Medicina, consigue diagnosticarse la enfermedad de Von Recklinghausen, una rara enfermedad degenerativa e incurable.

Para tratar de frenar la enfermedad la sometieron a una cirugía en la cabeza, pero un error médico le causa una parálisis de la mitad izquierda del rostro. Poco después pierde los sentidos del gusto, el olfato y el tacto.

A pesar de su enorme sufrimiento físico, Benedetta no pierde su vida interior, que no deja de crecer con intensidad. Atraviesa períodos de penumbra espiritual que consigue superar y salir más fortalecida.

En 1961 ya estaba prácticamente paralizada en una cama, donde pasará sus últimos cuatro años de vida. 

Falleció el 23 de enero de 1964. El 7 de noviembre de 2018, el Papa Francisco autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos la promulgación del decreto para su beatificación.

 

VATICANO, 15 Sep. 19 (ACI Prensa).- “Aquí, Jesús recibe a pecadores y los invita a su mesa”. Esa frase, procedente del Evangelio de San Lucas, es la que el Papa Francisco propuso, este domingo 15 de septiembre durante el rezo del Ángelus en el Vaticano, colocar en la entrada de las iglesias para recordar el sentido del mensaje evangélico.

El Santo Padre explicó en su enseñanza que Jesús convierte las críticas que recibía por parte de algunos contemporáneos suyos en anuncios evangélicos. Como ejemplo, citó el episodio del Evangelio de este domingo en el que se narra cómo le criticaban por ir en compañía de publicanos y pecadores.

La frase despectiva que le dedican, “este acoge a pecadores y come con ellos”, se convierte en “un anuncio maravilloso”. “Jesús acoge a los pecadores y come con ellos”. Eso mismo es lo que hace con nosotros en cada Misa, en cada iglesia: Jesús está contento de recibirnos a su mesa, donde se ofrece a sí mismo por nosotros”.

“Esa frase la podríamos escribir sobre las puertas de nuestras iglesias: ‘Aquí, Jesús recibe a pecadores y los invita a su mesa’”.

Francisco subrayó que el corazón del Evangelio es “el amor infinito de Dios por nosotros, pecadores”. “Dios salva con el amor, no con la fuerza; proponiendo, no imponiendo”, señaló el Santo Padre.

Así lo explica el mismo Jesús en las parábolas que expuso como respuesta a las críticas que recibía: la parábola del pastor que tiene cien ovejas y, al perder una, deja a las otras noventa y nueve para rescatar a la perdida. O la parábola de la mujer que tiene diez monedas, pierde una y barre la casa entera para encontrarla. Y, finalmente, la parábola del hijo pródigo.

De esas parábolas se puede aprender que “nos equivocamos cuando nos creemos justos, cuando pensamos que los malos son los demás. No nos creamos buenos”, advirtió el Pontífice, “porque solos, sin la ayuda de Dios, que es bueno, no sabemos derrotar al mal”.

“¿De qué modo se derrota al mal? Acogiendo el perdón de Dios. Ocurre cada vez que acudimos a la confesión: allí recibimos el amor del Padre que vence nuestro pecado”.

El Papa Francisco concluyó: “Dios acaba con el mal, nos hace nuevos por dentro y, de esa manera, hace renacer en nosotros la alegría”.

 

«Este extremeño es considerado el padre de los pobres y ‘ladrón’ del purgatorio. Desempeñó su admirable acción caritativa en Lima como limosnero y portero del convento de los dominicos»

Nació en Ribera del Fresno, Badajoz, España, el 2 de marzo de 1585. Huérfano de padre y madre a los 4 años, se crió junto a unos tíos. Ella ya le había legado su mejor patrimonio enseñándole a rezar las primeras oraciones. Pasó la infancia cuidando el rebaño de un rico hacendado, dejándose arrebatar por la belleza del entorno en el que percibía la presencia de Dios. Los olivos daban cobijo a sus ardientes plegarias elevadas a la Virgen mientras desgranaba las cuentas del rosario. América era una voz que llamaba no solo a los intrépidos conquistadores extremeños, sino también a los misioneros. Y Juan sentía correr por sus venas esa vocación. Uno de esos días en los que trabajaba como pastor, un niño que decía llamarse Juan Evangelista había sembrado este afán en su corazón, diciéndole: «Téngote que llevar a unas tierras muy remotas y lejanas», y desde ese instante se dispuso interiormente a cumplir la voluntad divina. A los 20 años evocando este hecho singular, aunque ignoraba el alcance sobrenatural de esta visita, dejó a sus parientes.

Durante diecinueve años trabajó como agricultor en distintos puntos del Sur de España. Era un emigrante que buscaba serenamente ese lugar que Dios había destinado para él, mientras seguía rezando el Santo Rosario y dando testimonio a todos con su humildad, sencillez, generosidad y alegría; repartía entre los pobres casi todas las ganancias. Juan Evangelista continuaba siendo su ángel de la guarda particular y en Sevilla le rescató de ciertos peligros en los que pudo haber quedado atrapado debido a su ingenuidad. Partió a Jerez de la Frontera y trabó contacto con los dominicos quienes le invitaron a unirse a la comunidad. Pero él, que tenía singulares experiencias místicas, con toda rotundidad decía: «No está de Dios que yo lo sea aquí». En esta ciudad gaditana, en la que ya había dejado la huella de su caridad, entró al servicio de un adinerado marinero, y en 1619 desde Sanlúcar se embarcó con él al Nuevo Mundo.

Al llegar a Cartagena de Indias el armador le dio su salario, pero le abandonó a su suerte. Juan era un iletrado, y dado que no sabía ni leer ni escribir, ya no le servía para los negocios. Al verse desamparado, oró ante una imagen de María en la Iglesia de los dominicos. Y al día siguiente, después de haber constatado por sí mismo el trato ignominioso que recibían los esclavos y de sentir indecible compasión por ellos, buscó trabajo en el puerto. Después, viajó por Perú, pasando por Pasto y Quito, hasta que llegó a Lima en 1620, tras un viaje efectuado a pie y en mula de varios meses de duración. Le sostuvo la Eucaristía y el rezo diario del rosario. Lo primero que hizo fue buscar a los dominicos. Fray Martín de Porres le franqueó la entrada. Era el primer encuentro de dos santos que siguieron caminos casi paralelos. Durante un tiempo, Juan trabajó al servicio de un ganadero como pastor siempre sin dejar de rezar el rosario; solía pedir por los difuntos; por eso se le llama «el ladrón del purgatorio». Un día Juan Evangelista le dijo: «Tu puesto no es el de pastor. Vete al convento de la Magdalena, de la Orden de Predicadores, y pide el hábito de hermano».

Inserto como hermano lego en la comunidad de los dominicos de Santa María Magdalena, tomó los hábitos en 1622. Espiritualmente fue probado con diversas tentaciones. Defectos como la soberbia, la vanidad, acusaciones acerca de la intencionalidad que le guiaba a vivir en el convento (le acusaban de perseguir su comodidad), incitaciones contra la castidad, visión de los placeres que le aguardaban fuera…, todo ello pugnaba por apoderarse de su mente conminándole a abandonar su vocación. La gracia de Cristo le ayudó a purificarse fortaleciendo una decisión que emprendió en acto de fe y que no hizo sino robustecerse. Designado portero conventual, tuvo como guía a fray Pablo de la Caridad. Y de ese lugar recoleto hizo un paraíso particular para los pobres, los explotados y oprimidos, los enfermos, los abandonados, los que precisaban consuelo… Todos los que acudían allí hallaban lo preciso en este hombre humilde y desprendido, que pasaba las noches en oración, haciendo penitencia y dando incansables muestras de exquisita caridad, al punto de que grandes personalidades de la nobleza, incluido el virrey de Lima, le confiaban sus cuitas deseosos de recibir sus inspirados consejos. Entregó todo a Cristo, ofreciéndole su tendencia natural a pasar por la vida sin notoriedad alguna, íntimo afán que su pública misión como portero le impedía. Y eso justamente, al exigir de él gran esfuerzo, lo agradecía a Dios.

Cuando manifestó: «El portero de un convento es el espejo de la comunidad. Conforme es el portero, son los religiosos que moran en ella», sabía bien lo que decía. Las buenas y las pésimas acciones de una sola persona impregnan toda la convivencia y traspasan los muros del recinto. Cada una ha de saber que es testigo para el mundo. Y Juan estaba expuesto a ser examinado por las constantes visitas que recibían los religiosos de la Recoleta, a quienes franqueaba la puerta. Lo que veían en él fácilmente podían atribuirlo al resto de sus hermanos. Por tanto, lo que afirmó era una apreciación religiosa, profunda, que había brotado en su meditación. Iba llegándole el fin, y atrás dejaba también una vida entregada a los pobres en los que reconocía a Cristo; para ellos pidió por las calles de Lima, además de alentarlos en la fe. Su burrito, que había amaestrado, le traía las limosnas que recogía él solo cuando Juan no podía salir. En estos desvalidos pensaban sus hermanos de comunidad cuando vieron que iba helándose su aliento. Ante el comentario de lo que podría ser de ellos con su orfandad, Juan les tranquilizó: «Con que tengan a Dios, sobra todo lo demás». Fue agraciado, entre otros dones, con el de milagros. Murió el 16 de septiembre de 1645 mientras la comunidad honraba a María con la Salve Regina. Gregorio XVI lo beatificó el 22 de octubre de 1837. Pablo VI lo canonizó el 28 de septiembre de 1975.



El Papa recordó este mediodía, en los saludos al final del rezo mariano una de las primeras acciones que están haciendo Rusia y Ucrania para solucionar el conflicto entre ambas naciones. El sábado pasado, Rusia y Ucrania completaron un esperado intercambio de presos, al liberar a más de treinta detenidos de cada parte, lo que supone “un primer paso” hacia la normalización de las relaciones entre ambos países, indicó el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski. En su alocución el Papa expresó su alegría por este hecho.

“La semana pasada se llevó a cabo el tan esperado intercambio de prisioneros entre la Federación de Rusia y Ucrania. Me alegro por las personas liberadas, que han podido volver a abrazar a sus seres queridos, y continúo rezando por un rápido final del conflicto y por una paz duradera en el este de Ucrania”.

“Hemos dado el primer paso (…) ahora tenemos que dar todos los demás” para poner fin a la guerra que comenzó hace cinco años en el este de Ucrania entre rebeldes prorrusos apoyados por Moscú y el Ejército ucraniano, señaló Zelenski.  El mandatario se refirió a los Acuerdos de Minsk firmados en 2015 para poner fin al conflicto en el Donbás y a los esfuerzos en marcha por parte de París y Berlín para que los líderes de Rusia y Ucrania retomen las conversaciones de paz en el formato conocido como Normandía (Ucrania, Rusia, Alemania y Francia).

Dos nuevos beatos: ejemplos hacia nuestra santidad

Francisco en sus saludos, mencionó las dos beatificaciones una ayer y otra hoy. La de ayer en la ciudad italiana de Forlì, fue proclamada beata Benedetta Bianchi Porro, quien murió en 1964 con solo 28 años.

“Toda su vida estuvo marcada por la enfermedad, y el Señor le dio la gracia para soportarla, de hecho, para transformarla en un testimonio luminoso de fe y amor”.

Y hoy en Limburg (Alemania) es proclamado Beato Padre Riccardo Henkes, un sacerdote palotino, asesinado por odio a la fe en Dachau en 1945.

“El ejemplo de estos dos valientes discípulos de Cristo también apoya nuestro viaje a la santidad”.

Por último, el Papa saludó a todos los fieles presentes en la plaza de San Pedro, romanos y peregrinos de diferentes países: familias, grupos religiosos, asociaciones. A los fieles de Honduras y Bolivia; jóvenes empresarios africanos comprometidos en trabajar juntos, harambe, por el futuro de África; y la peregrinación de automóviles eléctricos desde Polonia”.

“Y a los militares reunidos en memoria del Siervo de Dios Padre Gianfranco Chiti; a las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor; los fieles de Montecchio Emilia con sus amigos venezolanos; y los confirmandos de Crotone. Saludo al grupo UNITALSI y bendigo la gran peregrinación nacional a Lourdes que tendrá lugar en los próximos días”.

Let's block ads! (Why?)

En su alocución previa al rezo mariano de hoy domingo, el Papa retomó el Evangelio de hoy, que comienza diciendo que algunos criticaban a Jesús, por estar con recaudadores de impuestos y pecadores. El Papa nos recuerda que, en cada misa, en cada iglesia, Jesús da la bienvenida a los pecadores y come con ellos, es feliz de recibirlos en su mesa, donde se ofrece por nosotros.

Dios no se resigna le importas tú

En el Evangelio, Jesús les responde con tres parábolas: la de la oveja y la moneda pérdidas y la del hijo pródigo. Sobre estas parábolas, el Papa nos dice que Dios no se resigna, a él realmente importamos.

“A él realmente le importas tú, que aún no conoces la belleza de su amor, tú que aún no has recibido a Jesús en el centro de tu vida, tú que no puedes vencer tu pecado”.

Sólo con Dios podemos vencer al mal

Nadie puede reemplazarnos en el corazón de Dios, somos valiosos para Dios. Dios nos espera, no se cansa ni se desanima, cada uno de nosotros es aquel hijo que vuelve a abrazar. Y aunque hayamos cometido demasiados errores, el Papa nos anima diciendo que no tenemos que tener miedo, Dios nos ama y sabe que solo su amor puede cambiar nuestras vidas.

No es un dios riguroso es un Dios misericordioso

Dios no es un dios riguroso que “derrota al mal con el poder en lugar del perdón, dijo más adelante el Pontífice, Dios salva con misericordia, con amor no con la fuerza, se propone sin imponerse.

Para perdonar es necesario dejar de lado la pretensión de creernos justos, y que los malos son los demás. Es necesario, dijo el Papa, sentir la necesidad de ir al Señor, que nos está esperando para perdonarnos.

“Muchas veces nos equivocamos cuando creemos que tenemos razón, y pensamos que los malos son los demás. El Papa aseveró: “No nos creamos buenos, porque solos, sin la ayuda de Dios que es bueno, no sabemos cómo vencer el mal”. El mal se vence aceptando el perdón de Dios.”

Sucede cada vez que vamos a confesarnos: allí recibimos el amor del Padre que vence nuestro pecado: no hay más, Dios lo olvida. No como nosotros, afirmó Francisco, que después de decir “no pasa nada”, en la primera oportunidad nos recordamos con los intereses de las faltas sufridas. No, Dios cancela el mal, nos hace nuevos por dentro y nos trae alegría. Ánimo, con Dios ningún pecado tiene la última palabra.

Let's block ads! (Why?)

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget