mayo 2015
"Santa Muerte" 11-S 1986 3-D 3D Accion ACI Mundo ACI Prensa ACI Prensa Vaticano ACI Vida Familia Adolescencia Africa Agencia Zenit Agenzia Fides AICA Ajedrez Aleteia Alfareros America colonial Amistad Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1925 Año 1928 Año 1930 Año 1931 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1936 Año 1937 Año 1938 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año de la Misericordia Año1933 Año1993 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apk Aplicaciones Android APP en Play Store Arquidiócesis de Morelia Artes Marciales Articulos Athenas Venica Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Baloncesto Banda Cuisillos Basado en hecho reales Basado en hechos reales Bazar de la Fe Beato Anacleto González Flores OFS Belico Beto Cervantes Bioética Biografico Bolsa y Negocios Bomberos Boxeo Brujeria Brújula Franciscana Bulas Canonizaciones Cantos y Alabanzas Capitulos Capitulos Regionales Cardenales Carta a los Corintios Carta Apostólica Catastrofes Catequesis Catequesis del Papa Cecilia Celinés Díaz Centro de Estudios Catolicos Centro Televisivo Vaticano Ciencia ficcion Ciencia ficción Cine épico Cine familiar Cine Mexicano Cine mudo Cine religioso CIOFS Circo Clarisas Coches/Automoviles Cocina Colaboradores Colegios y Universidad Colombia Colonialismo Columna Comedia Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia Romántica Comic Comisaría de Tierra Santa en Salvatierra Conferencia del Episcopado Mexicano Congresos Conquista de America Constituciones de la OFS Coro Cantaré Coronilla a la Divina Misericordia Cortometraje Crimen Cristianos Perseguidos Cristo Cristo te llama Cuentos Cyberpunk Defensa de la familia Demonología Deporte Descargable Desde la Fe Dinosaurios Diocesis de Apatzingán Diocesis de Celaya Diocesis de Mexico Diocesis de Papantla Diocesis de San Andres Tuxtla Diocesis de San Felipe Diócesis de Toluca Diócesis de Veracruz Directorio Discapacidad Disney Divina Misericordia Documental Dr. Carlos Álvarez Cozzi Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romantico Drama social Ecos Seráficos Edad Media Eduardo Verastegui Ejercito El Cancionero Catolico El Hermano Asno El Papa El Papa en México El santo del día El video del Papa Elecciones Elena Lorenzo Rego Enfermedad Enseñanza Epoca invernal Esclavitud Escritos de San Francisco de Asís Escritos de Santa Clara Espiritualidad Esquela Eutanasia Evangelio Evangelio del dia Evangelio del dia en audio Evangelio del dia en texto Evangelios Apócrifos Evangelización en México y América Eventos Extraterrestres Facebook Familia Familia Franciscana Fantastico Fátima TV featured Ficticio Fieles Difuntos Fin del mundo Florecillas de San Francisco Formación Permanente Forum Libertas Franciscanismo Franciscano de la Mancha Franciscanos Fray Gabriel Fray Ignacio Larrañaga Fray Jose Pérez OFM Fray Richard Fray Rodi Cantero TOR Frayñero Fuentes Biograficas Fundación Callejeros de la Misericordia Futbol Futbol americano Gatos Gore Gran Depresion Guadalupe Radio TV Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra Cristera Guerra de Bosnia Guerra de Independencia Americana Guerra de la Independencia Española Guerra de Secesión Guerra Fria Hebreos Hermana Glenda Hermanas Diocesanas Historia de la Iglesia en México Historia de la OFS Historia del Franciscanismo Historias cruzadas Historico Holocausto Homosexualidad Homosexualismo Ideologia de Género II Guerra Mundial Imagenes Infancia Infantil Infocatolica InfoRIES Informativo de Radio Vaticano Inglés Inmigracion Inquisición Insectos Intriga Jesed Jesucristo Jesus Rodríguez Jon Carlo Jornada Vocacional Juegos olimpicos JUFRA Junta Ejecutiva Nacional Juntos por Mexico Kerigma Sacra La Biblia La Homilía del día La Santa Misa Libros Liturgia Liturgia de las Horas Lobby Abortista Lobby Gay Lopez Obrador Lourdes TV Luis Enrique Ascoy Luz del Nuevo Amanecer Magia Manga Manual para Laicos Franciscanos Marco Antonio Solís Marionetas Marvel Comics Mayra Alejandra Barajas Medicina Mediometraje Melodrama Mensajes Mickey Mouse Miniserie de TV Minutpos para Dios Misioneras Clarisas Mitologia Mitología Mons. Cristóbal Ascencio García Monstruos Montez de Durango Musica Musical Naturaleza Navidad Nazismo New Age Noticias Noticias Globales Novela Novena a la Divina Misericordia Novenas Nuestra Señora del Pueblito Nuevo Testamento Obispo de Apatzingan Obispos OFM OFM Capuchinos OFM Conventuales OFM de Jalisco OFM Michoacán OFS de Mexico OFS en Mexico Oraciones Ordenaciones Ortodoxos Padre Damián Padre Fortea Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Ivo Flores Padre Joni Padre Pedro Brassesco Pajaros Palabra de Dios Palabra del Obispo Panegírico Papas Parroquia Latino Partituras Patinaje sobre hielo Paz y Bien para los hermanos de hoy Pedofilia Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Perros/Lobos Pinterest Pobreza Policiaco Politica Posguerra Española Precuela Predicaciones Prehistoria Preseminarios Primeros Cristianos Profesiones Promocion Vocacional Protestantes Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán Proyecto de Amor Punto de Vista Purisima Concepcion Queretaro Racismo Radio Radiovaticano Reflexión del Domingo Reflexiones Region Santa Maria del Pueblito Regla Regla Comentada Religion Religión Religion en Libertad Remake Retiros Espirituales Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Ricardo Montaner Ritual de la OFS Road Movie Robots Roedores Romance Rugby Sacerdotes Sacramentos Sagrado Corazón de Jesús Salmos San Antonio de Padua San Leonardo de Puerto Mauricio San Pablo Sanacion Interior Santa Clara Santa Margarita María Alacoque Santo del día en audio Santo Domingo de Guzman Santo Rosario Santoral Franciscano Santos y Beatos de la OFS Satira Seccion Infantil Sectas Secuela Secuestros Semillas para la Vida Seminario Franciscano Serie de TV SIAME SIDA Siervas Siervos de Dios Siglo IV Siglo X Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIV Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Siglo XX Simios Sistema de Informacion de Vaticano Sistema de Informacion del Vaticano Sor Lorena OSC Sound by Four Spin-off Steampunk Submarinos Superhéroes Supervivencia Surrealismo Taizé Tarimoro Teatro Telefilm Television Catolica Televisión Católica Templo de San Francisco - Celaya Terrorismo Thiago Brado Thriller Thriller futurista Toma de Cordón Toma de Escapulario Toros Trabajo/Empleo Trenes Trenes/Metros Valle de la Misericordia Valores Vejez Venezuela Veracruz Viacrucis Viajes en el tiempo Vida Primera de San Francisco - Celano Vida Rural Vida Rural Norteamericana Vidas de Beatos Vidas de Santos Videos Vikingos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Virgen María Vocaciones Franciscanas Volcanes Watoto Child Care Ministries Western Whatsapp Yuli y Josh

21:29:00
BUENOS AIRES, 31 May. 15 (ACI).- Con las palabras del Papa Francisco “Todo lo que se comparte se multiplica”, Cáritas Argentina realizará su Colecta Anual del 13 al 14 de junio. Para que este gesto sea signo de fraternidad, Mons. Oscar Ojea, Presidente de Cáritas Argentina, animó a “compenetrarse en el sufrimiento del otro”.

Para Cáritas Argentina la solidaridad “es un acto que incluye al que da y al que recibe; es acercar una oportunidad para que el que la reciba pueda también aportar a la comunidad aquello que realmente esté a su alcance”.

En su nota de prensa, la organización caritativa destaca algunos testimonios como el de Elva Peralta de Contrera, voluntaria de Cáritas en la Parroquia Nuestra Señora de la Luz (Chimbas, San Juan). Ella está casada, es madre de tres hijos y hace ocho años descubrió que era celíaca (intolerancia permanente a la cebada, centeno, gluten del trigo, y probablemente avena).

"En ese momento lo tomé como una enfermedad. Me tomó mucho tiempo asumirlo, lo que es la dieta y todo lo que conlleva. Gracias a Dios lo fui superando y hoy puedo decir que no es una enfermedad sino un estilo de vida diferente”, afirma Elva.

Esto le hizo pensar en otras personas que pasan por su misma situación, participó en un taller de “Cáritas San Juan” para diseñar proyectos y no dudó en iniciar una actividad solidaria para producir alimentos destinados a vecinos celíacos de escasos recursos.

En este sentido “la Colecta de Cáritas convoca a realizar un gesto económico concreto para poder multiplicar las historias de vida como el de Elva”, destaca el comunicado.

Cáritas Argentina está presente en más de 3.500 parroquias, capillas y centros misionales, y cuenta con el servicio de 32.000 voluntarios. Procura dar respuestas integrales a las problemáticas de la pobreza desde los valores de la dignidad y la justicia social.

A su vez sostiene y desarrolla iniciativas relacionadas con micro-emprendimientos productivos y de autoconsumo, capacitación laboral, planes de inclusión educativa, formación en ciudadanía, centros comunitarios de atención integral, jardines maternales, entre otros.

La organización caritativa también asume tareas en prevención y atención de emergencias climáticas y trabajo con personas en situación de calle, junto a otras acciones de tipo asistencial, conforme a necesidades y lugares específicos.

Más información en: http://www.caritas.org.ar/colecta2015/La_Colecta.htm

19:00:00
ORLANDO, 31 May. 15 (ACI/EWTN Noticias).- El Instituto Pastoral del Sureste de Estados Unidos (SEPI) celebrará su encuentro provincial el 20 de junio de este año. La importancia del evento radica en que se presentarán las bases para el próximo V Encuentro Nacional de Pastoral.

El encuentro provincial se realizará en la parroquia Holy Family, en Orlando, desde las 8:30 a.m. (hora local).

En un mensaje remitido a ACI Prensa, los organizadores destacaron que el encuentro es importante para quienes tienen a su cargo la pastoral hispana en sus parroquias, como líderes catequéticos y de ministerios apostólicos.

El costo del evento es de 25 dólares, e incluye desayuno, almuerzo y el material de trabajo.

La Misa de apertura del encuentro será presidida por el Obispo de Orlando, Mons. John Noonan.

Para más información, puede escribir a: llopez@sepi.us

18:05:00
VATICANO, 31 May. 15 (ACI).- “Ustedes son los pequeños héroes de la vida”, les dijo el Papa Francisco el viernes a los padres y a sus hijos gravemente enfermos con quienes se encontró en la Casa Santa Marta, y les agradeció por su coraje de oponerse al aborto, que quiere imponer la cultura del descarte siguiendo “la regla de los mafiosos”, que cuando hay “un problema”, lo resuelven “haciéndolo fuera”.

En el encuentro había unos 20 niños, de entre 7 y 14 años, pero también algunos pequeños de 2 o 3 años; acompañados por sus padres y por voluntarios y responsables de UNITALSI, una organización nacional italiana que transporta a los enfermos a Lourdes (Francia) y a otros santuarios. Los niños formaban parte de la iniciativa “El Tren de la Alegría”.
La Santa Sede informó que durante el encuentro, el Pontífice escuchó el testimonio del padre de Andrea María, un niño enfermo. El papá “dio su testimonio y de su esposa, contando el difícil embarazo y la experiencia de acogida de Andrea María, no obstante su grave enfermedad, rechazando el consejo de que se le abortara”.

El padre “dijo de estar convencido de que ‘Dios los ha llamado como padres a una vocación de amor más grande. Aquel de ser padres no una, sino dos veces: por naturaleza humana y por haber sido escogidos para acompañar a un hijo especial, don especial de Dios’”.

Este testimonio fue recogido por el Papa Francisco, quien reflexionó sobre por qué sufren los niños e invitó a los padres y a los menores a buscar el consuelo y la fortaleza en la mirada amorosa de Dios.

“La Trinidad, la Eucaristía, la gracia de Dios, el sufrimiento de los niños son un misterio. Y se puede entrar en el misterio solamente si el Padre nos mira con amor. Yo de verdad no sé qué cosa decirles porque tengo tanta admiración por su fortaleza, por su coraje. Tú has dicho que les habían aconsejado el aborto. Han dicho: ‘No, que venga, tiene derecho a vivir’. Nunca, nunca se resuelve un problema haciendo fuera a una persona. Nunca. Esta es la regla de los mafiosos: ‘Hay un problema, lo hacemos fuera…’ Nunca”, expresó el Santo Padre.

En ese sentido, Francisco criticó nuevamente a la sociedad actual que no respeta la dignidad de los enfermos. “El hecho que en un mundo donde es tan cotidiano vivir la cultura del descarte, lo que no anda bien se descarta, ustedes llevan esta situación así, me permito decirlo – pero no quiero hacer una lisonja, no, lo digo de corazón- esto es heroicidad. Ustedes son los pequeños héroes de la vida”.

El Papa también transmitió su cercanía a los padres. “Los acompaño con el corazón en este camino, que es un camino de coraje, que es un camino de cruz, y también un camino que me hace bien, me hace bien su ejemplo. Y les agradezco de ser así valientes. Tantas veces, en mi vida, fui cobarde, y su ejemplo me ha hecho bien. ¿Por qué sufren los niños? Es un misterio. Se debe llamar a Dios como el niño llama a su papá y dice: ‘¿Por qué? ¿Por qué?’, reclamar la mirada de Dios, que la única cosa que nos dirá es: ‘Mira mi Hijo, también Él’”.

“El Señor no nos dirá palabras, pero sentiremos su mirada sobre nosotros y esto nos dará fuerza (…). No tengan temor de preguntarle a Dios: ‘¿Por qué?’; provocarle: ‘¿Por qué?’, siempre que estén con el corazón abierto a recibir su mirada de Padre. La única explicación que podrá darte será: ‘También mi Hijo sufrió’. Pero aquella es la explicación. La cosa más importante es la mirada. Y su fuerza está ahí: la mirada amorosa del Padre”, afirmó el Papa.

El texto completo del Papa se encuentra en https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-a-ninos-enfermos-no-tengan-miedo-de-preguntar-a-dios-por-que-27835/

17:02:00
Santiago Mata

Siete mártires de la guerra civil española nacieron un 1 de junio: un sacerdote secular tarraconense, un carmelita barcelonés y otro zamorano, una dominica alicantina, un lasaliano turolense, un paúl burgalés y una hermana de la Doctrina Cristiana de Valencia.

Dijeron que volvería antes de una hora
Josep Bru Boronat, de 53 años y natural de Mont-roig del Camp (Tarragona), se ordenó sacerdote en 1908, y en la última etapa fue capellán del Instituto Pere Mata de Reus y de los hermanos de La Salle de Cambrils, además de ecónomo de Belianes (Lleida). Al estallar la guerra se refugió en la masía Carles Roig de Reus, donde vivía su hermano Miguel. A las 16 horas del 27 de julio se presentaron cuatro milicianos y obligaron a su hermano a buscar al hermano cura, o lo quemaban todo. Compareció el sacerdote con toda serenidad y sin oponer resistencia. Mientras se lo llevaban, prometían a sus familiares que solo iba a declarar ante el comité de Riudoms y que antes de una hora volverían. Subieron en un coche, y en la carretera de Vinyols le hicieron bajar, mientras le decían: “¿Nos prometes que no escaparás? Pues, anda adelante”. Y a los pocos pasos le dispararon dejándolo muerto en la cuneta. Media hora más tarde lo recogió un camión y enterró en la fosa común del cementerio de Reus. Fue beatificado en 2013.

Pedro Ferrer Marín (fray Pedro María), de 27 años y oriundo de Mataró (Barcelona), era uno de los 12 carmelitas calzados de la comunidad de Tárrega asesinados en Cervera (Lleida) el 29 de julio de 1936 y beatificados en 2007 (ver artículo del 21 de diciembre).

Dispuestas al martirio, rezaban por sus perseguidores
María del Carmen Zaragoza Zaragoza, de 48 años y natural de Villajoyosa (Alicante), profesó en 1918 y era portera en la congregación de las dominicas de Santa Catalina de Siena de Barcelona, hoy perteneciente a la congregación de la Enseñanza de la Inmaculada. Ella y Antonia Adrover Martí (sor María Rosa, profesó en 1922 y era sacristana), estuvieron acogidas en hogares amigos; rezaban por la conversión de sus perseguidores y manifestaban disponibilidad para el martirio. El 7 de agosto les visitó la priora y les entregó una cantidad de dinero para irse a Valencia, residencia de sus familiares. Aquel mismo día salieron a la calle. Apresadas en la noche del 7 al 8 de agosto fueron conducidas por la carretera de Molins de Rei y, en el término municipal de Vallirana (Barcelona), en el bosque de Lladoner, asesinadas. Las beatificaron en 2007.


Intuyeron que era religioso - Matan a un hemipléjico y a su sobrino
Pedro José Cano Cebrián (hermano Arístides Marcos de las Escuelas Cristianas), de 30 años y nacido en Villalba de los Morales (Teruel), era escolástico lasaliano desde 1922 y estaba en el aspirantado de Benicarló cuando se cerró en 1931, por lo que pasó a Manlleu. Al estallar la revolución y no tener familiares en el bando republicano, fue a Benicarló, y pasó un día en casa de los parientes del hermano Rafael José, pero ante el peligro que suponían los registros, decidió volver a Barcelona y se presentó a pedir un salvoconducto. Los milicianos intuyeron que era religioso y le siguieron de lejos. A las afueras de la ciudad le asesinaron, dejando el cadáver abandonado, hasta que lo recogió una ambulancia de la Cruz Roja. Fue beatificado en 2013.

Patricio Gellida Llorach (el hermano Rafael José cuya familia hospedó al hermano Arístides), de sesenta y cinco años, había vestido el hábito lasaliano en 1897. Vivió en muchas casas, y tras ser diez años director de la Escuela del Patronato de Tarragona, pasó al internado de la misma ciudad y en 1933 a Bonanova, donde sufrió una hemiplejia de la que se recuperaba en Sant Feliu de Guixols, cuando estalló la revolución. El hermano Rafael decidió marchar con su familia, y allí lo detuvieron el 14 de agosto junto a su sobrino José Gellida, empleado del Colegio Escolapio de Barcelona. Sus parientes llevaron un colchón a la cárcel a las 21 horas, pero los carceleros no permitieron que lo dejaran porque «no lo necesitaba». En algún momento de esa noche, subieron al hermano Rafael y su sobrino a un camión y los asesinaron en la carretera de Valencia. Un ejecutor apodado El Gallinero declaró que murieron gritando «¡Viva Cristo Rey!».

Ángelo Reguillón Lobato (fray Ángel María), de 19 años y oriundo de Pajares de la Lampreana (Zamora), fue uno de los ocho carmelitas de la antigua observancia asesinados el 18 de agosto de 1936 en Carabanchel Bajo (Madrid) y beatificados en 2013 (ver artículo del 2 de febrero).

Fortunato Velasco Tobar, de 30 años y natural de Tardajos (Burgos), vivía en la comunidad vicenciana (Congregación de la Misión) de Alcorisa (Teruel), de la que ya fueron asesinados el hermano Aguirre el 30 de julio y un padre el 2 de agosto. Había hecho los votos en 1925 y fue ordenado sacerdote en 1931, marchando a estudiar un año a Potters Bar (Inglaterra), para trabajar luego en Munguía, Teruel y Alcorisa. Según el relato de Manuel Herranz, único estudiante (“apostólico”) que había quedado con los paúles en Alcorisa, el padre Velasco pasó la noche del 29 de julio en la cárcel donde estaban detenidos muchos del pueblo, entre ellos dos sacerdotes, el Coadjutor de Alcorisa y el Párroco de Más de las Matas. Por la mañana, escribió esta carta:
“30 de julio de 1936. Querido Herranz: Te escribo desde la prisión para comunicarte alguna cosilla. Ayer tarde, después de llegar las milicias, huyeron todos menos Aguirre y yo. Llegaron las milicias, nos entregamos, hicieron mil destrozos. [...]. A nosotros nos echan la culpa de todo el Movimiento; por tanto, estoy esperando me fusilen de un momento a otro. Ruega por mí. […] Recuerdos a la tía Simona, a todos y que rueguen por mí; moriré mártir en defensa de la fe. Di también al P. López que avise a mi familia. Esto no lo escribas hasta que haya correspondencia y sepas de cierto que he muerto. Yo ya me he ofrecido a Dios, para que se haga su santa voluntad. Fortunato Velasco. Adiós”.
A las dos de la tarde, empezó un juicio público. Sacaban a los presos, uno a uno, al balcón del Ayuntamiento y un tal Sebastián Vicente, hijo del alguacil, gritaba:
—Aquí tenéis a… (nombre y apellido). No se trata de exterminar una planta, un árbol, un animal; es un semejante a nosotros el que vamos a sentenciar; no es un ser cualquiera, que se mata y nada se trastorna; es un hombre, cuya vida, una vez quitada, no se le puede volver… Decid, pues, vosotros si se le debe sentenciar a muerte.
Si la respuesta era afirmativa, volvía a hacer las mismas reflexiones hasta tres veces (hubo 13 fusilados ese día). Cuando tocó el turno a Velasco, lo sentenciaron a muerte:
—Sí. Que no se le dé libertad, porque es fraile.
—No porque sea fraile hay que fusilarle; hay que probar que haya hecho armas contra nosotros.
De esa forma se salvó Velasco, y como al resto, le dijeron: “Bien, camaradas, ahora a trabajar por la prosperidad de la República”. Le acogió en su casa el coadjutor, mosén Paco. Varias personas le visitaban pidiendo confesión; entre ellos el apostólico, “alegrándose mucho de verme y pasando un buen rato por las tardes con él entretenidos hasta el anochecer, que yo me marchaba a casa del Sr. Manuel”.
El día 17 de agosto corrió por el pueblo el rumor de que por la carretera de Andorra (pueblo) venían “camionetas de fascistas, y como tenían por norma vengar con el fusilamiento de derechistas las bajas habidas en cualquier parte, a medianoche se llevaron al padre Velasco, para que con su vida pagara las que de ellos se perdieran en aquel trance. Mas el rumor resultó infundado, y al padre le perdonaron la vida: “En una de las visitas que le hice (cinco días antes de su muerte), me dijo con pena: ¡Que la Santísima Virgen no quiera que yo sea mártir; pues pude haber sido fusilado anoche, cuando me llamaron a las doce!”
Al anochecer del 23, supo que Velasco había sido encarcelado, y le llevó la cena a las Escuelas Públicas, habilitadas para cárcel. El padre era el único preso en su celda: “Al verlo tan animado, durante la cena, y pensando yo lo poco que duraría tal vez su encarcelamiento, me eché a llorar; mas él me consoló con estas palabras:
—No importa que yo muera; tú ten ánimo y valor.
Al despedirnos, sacó del bolsillo de la chaqueta unos lentes con su estuche y una cadena del reloj (éste se lo quitaron, al encarcelarlo, con el poco dinero que llevaba encima), diciéndome: Toma esto; guárdalo corno recuerdo; no me han dejado nada más.”
Aquella noche, cuatro milicianos lo fusilaron en el cementerio. Según las indagaciones de su superior, padre Dionisio Santamaría, lo sacaron “a medianoche” del 24 en un camión. Varias mujeres comentarían, según oyó sor Concepción Gutiérrez, Hija de la Caridad:
—”¡Hay que ver ese frailucho, qué valiente. No tenía miedo a nada ni a nadie, con estar solo; diciendo, al morir: ¡Viva Cristo, Rey! La Religión no muere. A mí me podéis matar, pero a Dios no. ¡Algún día seréis juzgados por ese Dios mismo, en cuya mano caeréis!”
El estudiante Manuel, transcribe a su vez como últimas frases:
—Yo voy a morir; pero la Religión no morirá. ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva España! Perdono a mis enemigos. Fue beatificado en 2013.

Paula de San Antonio (hermana María Gracia), de 67 años y natural de Valencia, fue una de las 15 hermanas de la Doctrina Cristiana asesinadas el 20 de noviembre de 1936 en el picadero de Paterna (ver artículo del aniversario) y beatificadas en 1995.

EL MÁRTIR DE CADA DÍA: la aplicación para teléfono móvil con las biografías de los 1.524 mártires del siglo XX en España beatificados o canonizados, disponible para Android, iPhone y Windows Phone.
Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (
Amazon y Casa del Libro).

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

13:05:00
VATICANO, 31 May. 15 (ACI).- El Papa Francisco tuvo el viernes un emotivo encuentro con un grupo de niños gravemente enfermos y sus padres en la Casa Santa Marta, a quienes invitó a buscar en la mirada amorosa de Dios el consuelo y la fortaleza para afrontar la adversidad; y además contó una breve historia para aquellas personas que creen que el Padre no los escucha o que no está listo para venir en su ayuda.

En el encuentro había unos 20 niños, de entre 7 y 14 años, pero también algunos pequeños de 2 o 3 años; acompañados por sus padres y por voluntarios y responsables de UNITALSI, una organización nacional italiana que transporta a los enfermos a Lourdes (Francia) y a otros santuarios. Los niños formaban parte de la iniciativa "El Tren de la Alegría".

Francisco había reflexionado sobre por qué sufren los niños y los había invitado –junto a sus padres - a hacer esta pregunta a Dios. “Cuando los niños crecen, llegan a una cierta edad en la cual no comprenden bien cómo es el mundo, hacia los dos años, más o menos. Y comienzan a hacer preguntas: ‘Papá, ¿por qué? Mamá, ¿por qué?’. Y cuando el papá o la mamá comienzan a explicar, no escuchan. Hacen otro ‘¿por qué?’. ‘¿Y por qué ello? Y ellos no quieren escuchar la explicación. Solamente, con este ‘¿por qué?’, reclaman para ellos la mirada del papá y de la mamá”.

“Nosotros podemos preguntar al Señor: ‘Pero Señor, ¿por qué? ¿Por qué los niños sufren? ¿Por qué este niño? El Señor no nos dirá palabras, pero sentiremos su mirada sobre nosotros y esto nos dará fuerza”, afirmó el Papa.

En ese sentido, dijo que uno de sus secretarios personales, Mons. Joannis Gaid, “me hizo la sugerencia de contarles una historia. Quizá les ayudará a mirar al Señor”:

“Había un niño que jugaba. El papá lo miraba desde la ventana del tercer piso y el niño quería mover una piedra grande, pero no podía, pesaba mucho. Después el niño, inteligente, agarró un instrumento de fierro para moverla y no podía, después llamó a sus compañeros para moverla, pero no podían porque era una piedra pesada. Y ellos querían moverla para jugar en ese lugar. Al final el papá que miraba desde la ventana salió, y con mucha fuerza y con una herramienta de fierro sacó la piedra. Y el niño reprochó al papá: ‘Pero papá, tú viste que yo no podía moverla’ – ‘Sí’- ‘¿Y por qué no viniste antes? – ‘Porque no me llamaste’”.

“No olviden esto: llamar al Señor. Él sabrá cómo vendrá, cuándo vendrá, y esta será su consolación”, aseguró el Papa.

El texto completo del Papa Francisco se encuentra en https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-a-ninos-enfermos-no-tengan-miedo-de-preguntar-a-dios-por-que-27835/

11:29:00
Agencia Zenit

San Francisco de Asís dará el título a la nueva encíclica

El director de la Librería Editora Vaticana, padre Giuseppe Costa, adelantó que el documento papal dedicado a la protección de la creación se presentará a mediados de junio y se titulará "Laudato sii"

Roma, 31 de mayo de 2015 (ZENIT.org) Staff Reporter | 0 hits

“Laudato sii” (Alabado seas) podría ser el título de la próxima encíclica del papa Francisco dedicada a la protección de la creación, que se publicaría a mediados del mes de junio, dijo ayer por la tarde el director de la Librería Editora Vaticana (LEV), padre Giuseppe Costa, en declaraciones a la agencia SIR de la Conferencia Episcopal Italiana. “Muchas editoriales en el extranjero se han interesado ya por la publicación de la encíclica en sus países”, aseguró el sacerdote salesiano.

El posible nombre del documento papal está tomado del Cántico de las Criaturas de san Francisco de Asís, que fue escrito en dialecto de Umbria en torno al 1226, y es considerado el texto más antiguo de la literatura italiana. En este célebre poema, el Poverello glorifica al Señor y loa las maravillas de la creación.

El 13 de marzo del 2013, el cardenal Jorge Mario Bergoglio se convirtió en el primer pontífice que tomaba el nombre de Francisco, lanzando de ese modo un primer mensaje al mundo.“Para mí [Francisco de Asís] es el hombre de la pobreza, el hombre de la paz, el hombre que ama y custodia la creación; en este momento, también nosotros mantenemos con la creación una relación no tan buena, ¿no? Es el hombre que nos da este espíritu de paz, el hombre pobre”, explicó a los periodistas.

En la homilía de la Misa de inauguración de su pontificado ante dignatarios de todo el planeta, el Santo Padre afirmó que el fundador de la Orden Franciscana “nos enseña a tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el medio ambiente en que vivimos”. En este sentido, invitó a los presentes a “ser custodios de la naturaleza creada, del proyecto de Dios inscrito en la naturaleza; custodios de los demás y custodios del medio ambiente”. Y pidió que “no dejemos que los signos de destrucción y de muerte se sumen al caminar de nuestro mundo”.

Durante el vuelo de regreso de Corea del Sur, el Pontífice comentó también a los periodistas que el primer borrador de la encíclica, elaborado por el equipo del cardenal Peter Turkson, resultaba demasiado voluminoso, pues incluía contribuciones de muchos expertos. Así, el Papa adelantó que el texto final sería mucho más breve y dejaría de lado las discusiones, porque “una encíclica debe ser magisterial, basada en certezas. Las hipótesis se pueden mencionar en las notas como tales hipótesis, pero no en el cuerpo de la encíclica, que es un documento doctrinal y requiere certeza”.

Francisco nunca ha ocultado su enorme preocupación ante el que considera uno de los más grandes desafíos de la humanidad, la custodia de la creación. En la audiencia general del 21 de mayo de 2014, subrayó que “la creación no es una propiedad, de la cual podemos disponer a nuestro gusto; ni, mucho menos, es una propiedad sólo de algunos, de pocos”. “La creación es un don, es un don maravilloso que Dios nos ha dado para que cuidemos de él y lo utilicemos en beneficio de todos, siempre con gran respeto y gratitud”, insistió entonces.

El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, habló recientemente con el Papa sobre su esperada encíclica dedicada a la ecología. Tras su encuentro con el Santo Padre en el Vaticano, el dirigente de Naciones Unidas señaló que este documento “transmitirá al mundo que proteger nuestro medio ambiente es un imperativo moral urgente y un deber sagrado para toda la gente con fe y conciencia”.

11:29:00
Agencia Zenit

Beato Juan Bautista Scalabrini - 1 de junio

«Mártir de la verdad, padre de los migrantes y apóstol del catecismo. Fue obispo de Piacenza, fundador de los Misioneros de San Carlos (Scalabrinianos), y cofundador de las Hermanas Apóstoles del Sagrado Corazón»

Madrid, 31 de mayo de 2015 (ZENIT.org) Isabel Orellana Vilches | 0 hits

Se definió a sí mismo diciendo que era: «uno que se pone de rodillas ante el mundo para implorar como una gracia el permiso de hacerle el bien». Perfecta descripción de este defensor de la «unidad en la verdad». Nació en Fino Mornasco, Como, Italia, el 8 de julio de 1839. Pertenecía a una familia de clase media. Era el tercero de ocho hermanos. El rezo comunitario del rosario, la devoción materna por Cristo crucificado y por María, entre otras, fueron lecciones inolvidables que aprendió en su hogar, aunque en sus hermanos calaron de forma desigual. Uno estuvo a punto de ser encarcelado por temas económicos, y otro tuvo que emigrar perdiendo la vida en la travesía. Los restantes destacaron en la política y en la universidad. Sus hermanas estuvieron cerca de él. Una alumbró a dos sacerdotes, y la benjamina respaldó generosamente sus proyectos y fue artífice de otros. Por su afán en compartir la fe con sus amigos, mientras estudiaba en el Instituto, se veía que estaba abocado a la consagración.

A los 18 años su padre le condujo al seminario. Fue ordenado en 1863 con un expediente impecable, impregnado de su grandeza humana y espiritual. Versado en ciencias modernas, políglota, inquieto e inteligente, cifró su afán evangelizador en el continente asiático. Contaba con la bendición materna que rogó hincándose de rodillas. Pero el prelado le disuadió diciéndole: «Tus Indias están en Italia». Comenzó siendo coadjutor de una modesta parroquia, misión breve porque el obispo pronto le encomendó otras. En 1867 se produjo una epidemia de cólera y por su heroica acción con los damnificados fue galardonado civilmente. Ese mismo año fue designado vicerrector del seminario; sería también su rector. Allí ejerció la docencia.

En esa época tomó contacto con el beato Luigi Guanella, que se ocupaba de los emigrantes, y con dos científicos: Serafino Balestra, admirable por su labor con los sordomudos, y Antonio Stoppani que era, además, escritor. Los tres dejaron su huella en él. Y otro tanto sucedió con Jeremías Bonomelli, entonces arcipreste de Lovere, que sería nombrado obispo. Ambos se influenciaron entre sí compartiendo similares afanes. En 1870 fue nombrado párroco de San Bartolomé. Su quehacer apostólico y formativo era extraordinario. Fundó un jardín de infantes, promovió la obra de San Vicente destinada a niños enfermos y creó un oratorio para jóvenes. Se ocupó de los sordomudos a los que ayudó de manera decisiva aplicando el método fonético de su amigo Balestra. También se implicó activamente en temas socio-laborales teniendo siempre como trasfondo el elemento espiritual. Allí escribió un catecismo para niños y dictó una serie de conferencias sobre el Concilio Vaticano I que no pasaron desapercibidas para Pío IX.

No tenía más que 36 años cuando ocupó la sede episcopal de Piacenza a la que fue elevado en 1876. Durante casi tres décadas actuó como un pastor infatigable, ejemplar. Tenía la agenda repleta con la administración de sacramentos, predicación, asistencia y educación al clero y a su grey. Visitó cinco veces las 365 parroquias de la diócesis a pie o a caballo, ya que aún no había llegado el progreso. Realizó tres sínodos, reformó los estudios eclesiásticos, consagró doscientas iglesias, etc. Y se preocupó por infundir en todos el amor por la comunión frecuente y la Adoración Perpetua. En 1895, junto al padre Giuseppe Marchetti, fundó la congregación de Hermanas Apóstoles del Sagrado Corazón.

Pero su acción más representativa la llevó a cabo con los emigrantes. Conocía perfectamente el drama del éxodo de los que partían de Italia con el ideal americano en sus corazones y la esperanza de una vida mejor. Muchos hallaron frustrados sueños y fe. Viendo el peligro que corrían de perderla, en 1887 instituyó la congregación de los Misioneros de San Carlos (Scalabrinianos), aprobada por León XIII, para darles asistencia religiosa y humana. A él se debe el traslado de santa Francisca Javier Cabrini a América en 1889 para socorrer a niños, huérfanos y enfermos italianos. El beato nunca abandonó a sus emigrantes. Visitó a los que se hallaban en América del Norte y del Sur en dos ocasiones.

Su consigna fue: «Hacerme todo a todos para ganarlos a todos para Cristo». Y ciertamente lo consiguió. Tuvo dilección por los pobres, especialmente los «vergonzosos» (personas que gozaron de gran posición venidos a menos por la crisis), así como por los prisioneros. Fundó un instituto para sordomudos, organizó la asistencia a las obreras del arroz, impulsó la sociedad de mutuo socorro, asociaciones de obreros, cajas rurales y cooperativas. Con sus propios bienes rescató del hambre a millares de campesinos y obreros. Para ello vendió sus caballos, así como el cáliz y la cruz pectoral obsequios de Pío IX. Fue el creador del primer Congreso catequético nacional, y fundador de la primera revista italiana de catequesis. ¿El secreto? Sus numerosas horas de adoración ante el Santísimo Sacramento. Decía que la oración «es la parte más viva, más fuerte, más poderosa del apostolado».

Era un apasionado de la cruz que solía apretar junto a su pecho suplicando: «Haz que me enamore de la cruz», y de María, de la que hablaba con vehemencia en las homilías que pronunciaba. Impulsor de las peregrinaciones a santuarios marianos, donó las joyas de su madre para coronar a la Virgen. A su paso fue dejando el sello de su amor por la Iglesia y el pontífice. Llevaba trazada en sus labios la bendición del perdón. Es memorable y profético el discurso que pronunció en el «Catholic Club» de Nueva York en 1901 sobre la emigración. El 1 de junio de 1905 falleció agotado por tantas fatigas. Antes exclamó: «¡Señor, estoy listo. Vamos!». Juan Pablo II lo beatificó el 9 de noviembre de 1997 denominándolo «mártir de la verdad», aunque ya era mundialmente conocido como el «padre de los Migrantes», y «apóstol del Catecismo», título otorgado por Pío IX. En 1961, alumbradas por su enseñanza, nacieron las Misioneras Seglares Escalabrinianas.

11:12:00
ROMA, 31 May. 15 (ACI/EWTN Noticias).- Un nuevo escándalo de corrupción golpeó el corazón del mundo del deporte tan sólo unos días antes de que las autoridades de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) eligieran a su nuevo presidente. Una autoridad vaticana ha destacado la importancia de que distintos sectores de la sociedad ayuden a fomentar un “fútbol limpio”.

En la madrugada del miércoles 27 de junio, la Policía Suiza detuvo a siete altos responsables de la FIFA, órgano que gobierna las federaciones de fútbol en todo el mundo.

Los detenidos han sido acusados de recibir sobornos  y comisiones de representantes de medios y firmas de promoción deportivas por más de cien millones de dólares, según informó el Ministerio de Suiza. A cambio, los que ofrecían los pagos recibían derechos mediáticos y de publicidad en conexión con torneos de fútbol en América Latina.

La autoridad suiza lleva el caso de la mano de la Fiscalía de Nueva York (Estados Unidos).

A pesar del escándalo, que motivó que la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA) solicitara que sean aplazadas las elecciones, estas se realizaron. Joseph Blatter, ganador de la contienda, se mantiene así por quinto periodo consecutivo como presidente de la FIFA.

El Vaticano, desde hace un tiempo, sigue con especial atención el mundo del deporte, desarrollando iniciativas que subrayan aún más la importancia que tiene para adolescentes y jóvenes, así como para los adultos. Por ello, no es ajeno a todo lo que acontece en este ámbito.

En declaraciones para ACI Prensa, el Subsecretario del Pontificio Consejo de la Cultura y Director de la sección Cultura y Deporte, Mons. Melchor Sánchez de Toca, se preguntó: “¿Hay quien que sorprende de esta noticia?”. “Cada año por estas fechas hay un nuevo escándalo de corrupción que viene del mundo del deporte, del fútbol o de otros. Son los grandes males que afligen al deporte”.

Mons. Sánchez de Toca recordó que otras veces se ha producido también “corrupción, violencia en los estadios con incluso víctimas, dopaje de los deportistas, partidos amañados, mercantilización del deporte, abusos a menores en los vestuarios...”.

La autoridad vaticana destacó que “el deporte es la expresión de lo más noble que hay en el hombre y al mismo tiempo de su degeneración” y “como la degeneración de todas las cosas buenas, esto también presenta su peor lado”.

“Creo que es evidente que el mundo del deporte solo no es capaz de superar esos problemas, sino que hacen falta alianzas entre los distintos sectores de la sociedad”. Por ejemplo “en Italia existe una red de 7 mil oratorios en las parroquias que son auténticas escuelas de un fútbol limpio”, subrayó.

Hace pocas semanas el Papa Francisco habló precisamente de la aportación del deporte a la sociedad. Al recibir a dirigentes y atletas de la sociedad deportiva del Lazio (zona sur de Roma) el 7 de junio pasado, afirmó que “en realidad, el verdadero deporte favorece la construcción de un mundo más fraterno y solidario, contribuyendo a la superación de situaciones de injusticia y de un malestar humano y social”.

“Gracias a Dios tenemos los ejemplos buenos de hombres y mujeres deportistas, también grandes campeones, que no han dejado nunca de vivir la fe y el servicio al prójimo”, añadió el Papa en esa ocasión.

El Santo Padre también ha alertado a menudo de la tentación de caer en la corrupción. Muchos recordarán lo que manifestó en octubre de 2014 en una audiencia con juristas de varias partes del mundo: “la corrupción es un mal más grande que el pecado. Más que perdonado, este mal debe ser curado”. Además, denunció que en la actualidad “la corrupción se volvió natural, al punto de llegar a constituir un estado personal y social ligado a la costumbre, una práctica habitual en las transacciones comerciales y financieras, en las licitaciones públicas, en toda negociación que involucra agentes del Estado”.

Sobre el mal de la corrupción volvió a hablar Francisco el 25 de mayo de este año en la homilía de la Misa matutina en la Casa Santa Marta. “El apego a las riquezas es el inicio de todo tipo de corrupción, por doquier: corrupción personal, corrupción en los negocios, también la pequeña corrupción comercial, la de aquellos que quitan 50 gramos al peso justo, corrupción política, corrupción en la educación… ¿Por qué? Porque aquellos que viven apegados al propio poder, a las propias riquezas, creen que están en el paraíso. Están cerrados, no tienen horizonte, no tienen esperanza. Y al final, deberán dejar todo”.

“Hay un misterio en la posesión de las riquezas”, agregó. Y esto sucede porque “las riquezas tienen la capacidad de seducir, de llevarnos a una seducción y de hacernos creer que estamos en un paraíso terrenal”.

Para terminar, expuso cuáles son las consecuencias y qué debe hacer una persona a la que Dios le da riquezas: “el apego a las riquezas nos da tristeza y nos hace estériles. Digo ‘apego’, no digo ‘administrar bien las riquezas’, porque las riquezas son para el bien común, para todos. Y si el Señor a una persona se las da es para que las utilice para el bien de todos, no para sí mismo, no para que las encierre en su corazón, que después con esto se vuelve corrupto y triste”.

10:00:00
VATICANO, 31 May. 15 (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco propuso hoy a los fieles confiarse a la Virgen María, y pedirle ayuda para que cada familia sea una “casa de acogida”.

El Santo Padre recordó, al presidir el rezo del Ángelus de hoy, que el mes de mayo es el de la Virgen María y solicitó confiarse a ella para que “nos guíe de la mano; nos ayude a acoger en los acontecimientos del mundo los signos de la presencia de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo; nos de amor por el Señor Jesús con todo el corazón para caminar hacia la visión de la Trinidad”.

“La pedimos también que ayude a la Iglesia, que sea misterio de comunión, para ser siempre comunidad hospitalaria, donde cada persona, especialmente pobre y marginada, pueda encontrar acogida y sentirse hija de Dios, querida y amada”.

Luego de rezar el Ángelus, Francisco se refirió otra vez a Santa María pidiendo que “la Virgen ayude a cada familia a ser ‘casa de acogida’”.

También recordó que en la ciudad francesa de Bayona hoy fue proclamado beato el sacerdote Louis-Edouard Cestac, fundador de las Hermanas Siervas de María. “Que su testimonio de amor a Dios y al prójimo y por la Iglesia nos dé un nuevo estímulo para vivir con alegría el Evangelio de la caridad.

Por último, y como Obispo de Roma, invitó a los fieles a la procesión el próximo jueves del Corpus Domini, en la tarde de Roma, en la Plaza de San Juan de Letrán, donde también celebrará la Santa Misa “y adoraremos al Santísimo Sacramento caminando hasta la plaza de Santa María la Mayor”.

“Les invito desde ahora a participar en este solemne acto público de fe y de amor a Jesús Eucaristía, presente en medio de su pueblo”.

Desde que comenzara el mes de mayo, Mes de María, el Santo Padre se ha referido en varias ocasiones a la Virgen. En la primera audiencia general del mes, el día 6, alentó a los jóvenes y enfermos a buscar refugio en la Madre de Dios en los momentos difíciles y especialmente en este mes mariano: “Un pensamiento particular dirijo a los jóvenes, a los enfermos y a los jóvenes esposos. El viernes pasado hemos iniciado el mes mariano. Que la Madre de Dios, queridos jóvenes, sea su refugio en los momentos más difíciles; que los sostenga, queridos enfermos, para afrontar con coraje su cruz cotidiana, y sea su referencia, queridos jóvenes esposos, para que su familia sea un hogar doméstico de oración y recíproca comprensión”.

10:00:00
VATICANO, 31 May. 15 (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco, al presidir el rezo del Ángelus desde la ventana del estudio Pontificio, explicó el significado de la fiesta de la Santísima Trinidad que se celebra este domingo. Un misterio que invita a vivir el amor hacia el prójimo, sin egoísmos y así “testimoniar de acuerdo a la belleza del Evangelio”, “compartiendo alegrías y sufrimientos, aprendiendo a pedir y conceder el perdón, valorizando los diversos carismas bajo la guía de los pastores”.

Esta comunión, dijo, “es la vida de Dios, el misterio de amor del Dios Vivo”, un misterio que nos lo ha revelado Jesús.

El Papa explicó que “la Trinidad es comunión de Personas divinas, las cuales son una con la otra, una para la otra, una en la otra”.

“Él nos ha hablado de Dios como Padre; nos ha hablado del Espíritu Santo; y nos ha hablado de Sí mismo como Hijo de Dios”, pero también “envió a sus discípulos a evangelizar a la gente” y a bautizarla “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Es un mandato que “lo dirige también a cada uno de nosotros que, por la fuerza del Bautismo, hacemos parte de su Comunidad” y en relación a la solemnidad de este día “nos renueva la misión de vivir la comunión con Dios y entre nosotros sobre el modelo de la trinidad”.

El Santo Padre subrayó que, por tanto, “estamos llamados a vivir no los unos sin los otros, sobre o contra los otros” sino “los unos con los otros, por los otros y en los otros” ya que “esto significa acoger y testimoniar de acuerdo a la belleza del Evangelio; vivir el amor recíproco y hacia todos, compartiendo alegrías y sufrimientos, aprendiendo a pedir y conceder el perdón, valorizando los diversos carismas bajo la guía de los pastores”.

En resumen, “se nos ha confiado la tarea de edificar comunidades eclesiales que sean siempre más familia, capaces de reflejar el esplendor de la Trinidad y de evangelizar no solo con las palabras, sino con la fuerza del amor de Dios que habita en nosotros”.

El Santo Padre destacó que “el camino de la vida cristiana es, en efecto, un camino esencialmente ‘trinitario’” en el que “el Espíritu Santo nos guía a la plena conciencia de las enseñanzas de Cristo, de su Evangelio; y Jesús, a su vez, vino al mundo para hacernos conocer al Padre, para guiarnos a Él, para reconciliarnos con Él”.

Francisco aseguró que todo en la vida cristiana vive en torno al misterio trinitario y pidió entonces “mantener siempre alto el ‘tono’ de nuestra vida, recordándonos para qué fin, para qué gloria existimos nosotros, trabajamos, luchamos, sufrimos”. Pero también a qué “inmenso premio estamos llamados”.

El Papa explicó que “este misterio abraza toda nuestra vida y todo nuestro ser cristiano y nos lo recordamos cada vez que hacemos el signo de la cruz: ‘en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo’. Y Ahora les invito –dijo– a hacer todos juntos con voz fuerte este signo de la cruz, ¡todos juntos!: ‘en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo’.

El Papa recordó que el mes de mayo es el de la Virgen María y alentó a confiarse a ella para que “nos guíe de la mano; nos ayude a acoger en los acontecimientos del mundo los signos de la presencia de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo; nos de amor por el Señor Jesús con todo el corazón para caminar hacia la visión de la Trinidad”.

“Le pedimos también ayudar a la Iglesia, que sea misterio de comunión, para ser siempre comunidad hospitalaria, donde cada persona, especialmente pobre y marginada, pueda encontrar acogida y sentirse hija de Dios, querida y amada”, dijo.

08:19:00
Agencia Zenit

El Papa en el Ángelus: 'El misterio de la Trinidad abraza nuestra vida'

Texto completo. Francisco invita a elevar el tono, recordando para qué existimos, trabajamos, luchamos y sufrimos. Además, recuerda el testimonio de amor del nuevo beato Louis Edouard Cestac

Vatican City, 31 de mayo de 2015 (ZENIT.org) Staff Reporter | 0 hits

En la solemnidad de la Santísima Trinidad, el papa Francisco rezó este domingo la oración del Ángelus desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico, ante una multitud que le atendía en la Plaza de San Pedro.

Dirigiéndose a los fieles y peregrinos venidos de todo el mundo, que le acogieron con un largo y caluroso aplauso, el Pontífice les dijo:

"Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! ¡Buen domingo!

Hoy celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad, que nos recuerda el misterio del único Dios en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La Trinidad es comunión de personas divinas, las cuales son una con la otra, una para la otra y una en la otra: esta comunión es la vida de Dios, el misterio de amor del Dios Vivo. Y Jesús nos ha revelado este misterio. Él nos ha hablado de Dios como Padre; nos ha hablado del Espíritu; y nos ha hablado de sí mismo como Hijo de Dios. Y así nos ha revelado este misterio. Y cuando, resucitado, ha enviado a los discípulos a evangelizar a las gentes, les dijo que los bautizaran “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Este mandato, Cristo lo confía en todo tiempo a la Iglesia, que ha heredado de los Apóstoles el mandato misionero. Lo dirige también a cada uno de nosotros, que, gracias al Bautismo, formamos parte de su comunidad.

Por lo tanto, la solemnidad litúrgica de hoy, al tiempo que nos hace contemplar el misterio estupendo del cual provenimos y hacia el cual vamos, nos renueva la misión de vivir la comunión con Dios y vivir la comunión entre nosotros, basados en el modelo de esa comunión de Dios. Estamos llamados a vivir no los unos sin los otros, encima o contra los otros, sino los unos con los otros, por los otros y en los otros. Esto significa acoger y testimoniar concordes la belleza del Evangelio; vivir el amor recíproco y hacia todos, compartiendo alegrías y sufrimientos, aprendiendo a pedir y conceder el perdón, valorizando los diversos carismas, bajo la guía de los pastores. En una palabra, nos ha encomendado la tarea de edificar comunidades eclesiales que sean cada vez más familia, capaces de reflejar el esplendor de la Trinidad y de evangelizar, no sólo con las palabras, sino con la fuerza del amor de Dios, que habita en nosotros.

La Trinidad, como mencionaba, es también el fin último hacia el cual está orientada nuestra peregrinación terrenal. El camino de la vida cristiana es, en efecto, un camino esencialmente 'trinitario': el Espíritu Santo nos guía al conocimiento pleno de las enseñanzas de Cristo. Y también nos recuerda lo que Jesús nos ha enseñado. Y Jesús, a su vez, ha venido al mundo para hacernos conocer al Padre, para guiarnos hacia Él, para reconciliarnos con Él. Todo, en la vida cristiana, gira alrededor del misterio trinitario y se cumple en orden a este misterio infinito. Intentemos, por tanto, mantener siempre elevado el 'tono' de nuestra vida, recordándonos para qué fin, para cuál gloria existimos, trabajamos, luchamos, sufrimos. Y a cuál inmenso premio estamos llamados.

Este misterio abraza toda nuestra vida y todo nuestro ser cristiano. Lo recordamos, por ejemplo, cada vez que hacemos la señal de la cruz: en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Y ahora los invito a hacer todos juntos, y en voz alta, esta señal de la cruz ¡todos juntos! 'En nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo'.

En este último día del mes de mayo, el mes mariano, nos encomendamos a la Virgen María. Ella, que más que cualquier otra criatura, ha conocido, adorado, amado el misterio de la Santísima Trinidad, nos guíe de la mano; nos ayude a percibir, en los eventos del mundo, los signos de la presencia de Dios, Padre e Hijo y Espíritu Santo; nos obtenga amar al Señor Jesús con todo el corazón, para caminar hacia la visión de la Trinidad, meta maravillosa a la cual tiende nuestra vida. Le pedimos también que ayude a la Iglesia a ser, misterio de comunión, a ser siempre una Iglesia comunidad hospitalaria, donde toda persona, especialmente pobre y marginada, pueda encontrar acogida y sentirse hija de Dios, querida y amada.

Al término de estas palabras, el Santo Padre rezó la tradicional oración mariana:

Angelus Domini nuntiavit Mariae...

Al concluir la plegaria, el Pontífice recordó que este domingo es proclamado beato el sacerdote Louis-Edouard Cestac:

"Hoy en Bayonne, Francia, es proclamado beato el sacerdote Louis Edouard Cestac, fundador de las Religiosas Siervas de María; su testimonio de amor a Dios y al prójimo es para la Iglesia un nuevo aliciente para vivir con alegría el Evangelio de la caridad".

A continuación, llegó el turno de los saludos que tradicionalmente realiza el Santo Padre:

"Saludo a todos, queridos romanos y peregrinos: las familias, los grupos parroquiales, las asociaciones, las escuelas. De manera particular, saludo a los fieles de La Valletta (Malta); Cáceres (España) y Michoacán (México); los procedentes de Caltanissetta, Soave, Como, Malonno y Persico Dosimo; el grupo de Bovino, con los “Caballeros de Valleverde”. Saludo a los chicos que han recibido o se preparan para recibir la Confirmación, animándoles a ser gozosos testigos de Jesús".

El Obispo de Roma se refirió también a una peregrinación mariana en Polonia:

"Al término del mes de mayo me uno espiritualmente a las muchas expresiones de devoción a María Santísima; de modo particular menciono la gran peregrinación de los hombres al Santuario de Piekary, en Polonia, que tiene como tema: “La familia: casa acogedora”.  

Hoy hay muchos polacos en la Plaza, ¿eh? ¡Muchos! ¡Déjense ver!

La Virgen ayude a toda familia a ser 'casa acogedora'".

Asimismo, invitó a participar en la tradicional procesión del Corpus Chisti, que se llevará a cabo el próximo jueves en Roma:  

"El próximo jueves, en Roma, viviremos la tradicional procesión del Corpus Christi. A las 19, en la Plaza de San Juan de Letrán, celebraré la Santa Misa, y entonces adoraremos al Santísimo Sacramento caminando hasta la Plaza de Santa María la Mayor. Les invito desde ahora a participar en este solemne acto público de fe y amor a Jesús Eucaristía, presente en medio de su pueblo".

Al despedirse, el Papa invitó a los fieles presentes a santiguarse:

"Antes de terminar, hacemos una vez más el signo de la cruz en voz alta, todos, 'en nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo', recordando el misterio de la Santísima Trinidad".

Como de costumbre, Francisco concluyó su intervención diciendo:

"Les deseo a todos un buen domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!"

(Texto traducido y transcrito del audio por ZENIT)

© Copyright - Libreria Editrice Vaticana

08:19:00
Agencia Zenit

Contemplativos en medio de nosotros

'Palabra y Vida' del arzobispo de Barcelona

Barcelona, 31 de mayo de 2015 (ZENIT.org) Staff Reporter | 0 hits

Los contemplativos viven entre nosotros. Por su estilo de vida los vemos muy poco. Han hecho una opción por el silencio y la oración en su entrega a Dios. La vida de los contemplativos y las contemplativas, es decir, la de los monjes y las monjas de clausura, suscita sorpresa y curiosidad en nuestro ambiente social, tan fuertemente marcado por la secularización. ¿Qué sentido tiene esta vida? Cuando estamos celebrando el quinto centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús, podemos afirmar que la vida de estas personas nos recuerda la primacía que debería tener Dios en la vida de cada uno de nosotros.

Julien Green, un novelista cristiano, hace años se preguntaba: "¿Cuántas personas hay entre nosotros que hayan experimentado el sentimiento de la presencia de Dios?" Al hombre de hoy, inmerso en la desazón y el ruido, apenas le queda tiempo para probar el gusto sabrosísimo de la oración y de la presencia de Dios en su vida. Sin embargo, hay hombres y mujeres que se sienten llamados a dedicar toda su vida a la oración, al trabajo y a la vida de comunidad en el seno de un monasterio contemplativo. Son personas que han tomado esta decisión para toda la vida y son muy felices.

En este tiempo nuestro de escasez de vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa activa o apostólica, es muy significativo que no faltan las peticiones de ingreso en la vida de los monasterios. Son jóvenes que aman la vida, son solidarios con los hermanos y están comprometidos en la transformación del mundo. Su vida contemplativa en un monasterio no es de ninguna manera una evasión del mundo, un desentenderse de la sociedad. La vida contemplativa es expresión del amor a Dios y no se puede amar auténticamente a Dios sin amar a la humanidad.

La vida contemplativa realiza plenamente a las personas que han recibido esta vocación, porque Dios llena maravillosamente todos nuestros anhelos. ¿Has visitado alguna vez una comunidad contemplativa? Es una buena experiencia, que interpela y suscita muchas preguntas como éstas: ¿Qué valor damos a Dios en nuestra vida? ¿Qué relación creemos que existe entre Dios y la creación, entre Dios y la vida? ¿Qué valor damos a la oración y al silencio en nuestra vida personal y familiar?

Los contemplativos y las contemplativas son muy necesarios para la Iglesia y para la sociedad. Aunque parece una paradoja, estas personas que han dejado el mundo son muy solidarias y están muy cerca de las necesidades eclesiales y de las inquietudes, las tristezas y los sufrimientos de los hombres y las mujeres, sus hermanos. Son personas que viven con los ojos puestos en Jesucristo y con el corazón abierto a las necesidades de los hermanos. Nos llevan a todos en su oración y en su impetración ante Dios. Este domingo dedicado a la Santísima Trinidad, la Iglesia nos propone recordar a estas personas que rezan y nos muestran la primacía que Dios debe tener en la vida de todos los cristianos.

+ Lluís Martínez Sistach
Cardenal arzobispo de Barcelona

08:19:00
Agencia Zenit

La Limosna

Catequesis para la familia

Madrid, 31 de mayo de 2015 (ZENIT.org) Staff Reporter | 1 hit

La limosna o colecta en dinero o especies, forma parte de las ofrendas.

“También se puede presentar dinero y otras donaciones para los pobres o para la iglesia que los mismos fieles pueden presentar o que pueden ser recolectadas en la iglesia y que se colocarán en el sitio oportuno de la mesa eucarística”. (1)

Este momento es el más oportuno para enseñar a los más pequeños la solidaridad con los hermanos que sufren o que carecen de lo más indispensable para vivir.

En muchos templos es común que no solo se de limosnas en dinero sino también en alimentos, que reparte caritas de la Parroquia a los ancianos y enfermos o a las personas necesitadas.

Sería conveniente enseñar a los niños a privarse de pequeños gustos durante la semana, para que con lo ahorrado se entregue el domingo como limosna, durante la colecta, ya sea en comida que no se eche a perder o con dinero.

Se coloca cerca del altar una gran canasta para recolectar los donativos en comida, y los niños pasan a dejar su limosna en especie.

Esto es una respuesta a la pregunta que muchos pequeños se hacen, ¿Cómo puedo ayudar a los pobres o a la Iglesia si no trabajo, ni tengo dinero?

También se trata de enseñar a compartir de lo poco que tenemos y no solo dar lo que nos sobra. Recordemos el pasaje de la viuda: “En aquel tiempo, alzando Jesús la mirada, vio a unos ricos que echaban sus donativos en el arca del Tesoro; vio también a una viuda pobre que echaba allí dos moneditas, y dijo: De verdad os digo que esta viuda pobre ha echado más que todos. Porque todos éstos han echado como donativo de lo que les sobraba, ésta en cambio ha echado de lo que necesitaba, todo cuanto tenía para vivir”. (2)

Después los primeros cristianos también compartían sus bienes. “Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. (3)

Que este acto nos enseñe a vivir en comunión de bienes con la Santa Madre Iglesia y con los más necesitados.

(1) INSTRUCCIÓN GENERAL DEL MISAL ROMANO N° 73 párrafo 4°.

(2) San Lucas 21, 1-4.

(3) Hechos, 2, 44-45.

Por: Maria del Rayo

05:56:00
REDACCIÓN CENTRAL, 31 May. 15 (ACI).- La Virgen María es la doncella escogida por Dios para ser la Madre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre Nuestra. Su nombre, que en hebreo es Miriam, significa señora, princesa. Al concluir el mes mariano, siete canciones dedicadas a la Reina del Cielo y con reflexiones de la Lumen Gentium, constitución dogmática sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II.

1.- “Queriendo Dios, infinitamente sabio y misericordioso, llevar a cabo la redención del mundo, ‘al llegar la plenitud de los tiempos, envió a su Hijo, nacido de mujer, ... para que recibiésemos la adopción de hijos’ (Ga 4, 4-5)”. Lumen Gentium 52.

2.- “Redimida de modo eminente, en previsión de los méritos de su Hijo, y unida a Él con un vínculo estrecho e indisoluble, está enriquecida con la suma prerrogativa y dignidad de ser la Madre de Dios Hijo, y por eso hija predilecta del Padre y sagrario del Espíritu Santo”. Lumen Gentium 53.

3.- “La Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de culpa original, terminado el decurso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y fue ensalzada por el Señor como Reina universal con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo”. Lumen Gentium 59.

4.- “Uno solo es nuestro Mediador según las palabra del Apóstol: ‘Porque uno es Dios, y uno también el Mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, que se entregó a sí mismo para redención de todos’ (1 Tm 2, 5-6). Sin embargo, la misión maternal de María para con los hombres no oscurece ni disminuye en modo alguno esta mediación única de Cristo, antes bien sirve para demostrar su poder”. Lumen Gentium 60.

5.- “Con su amor materno se cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía peregrinan y hallan en peligros y ansiedad hasta que sean conducidos a la patria bienaventurada. Por este motivo, la Santísima Virgen es invocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora”. Lumen Gentium 62.

6.- “La Virgen fue en su vida ejemplo de aquel amor maternal con que es necesario que estén animados todos aquellos que, en la misión apostólica de la Iglesia, cooperan a la regeneración de los hombres”. Lumen Gentium 65.

7.- “Ofrezcan todos los fieles súplicas apremiantes a la Madre de Dios y Madre de los hombres para que ella, que ayudó con sus oraciones a la Iglesia naciente, también ahora, ensalzada en el cielo por encima de todos los ángeles y bienaventurados, interceda en la comunión de todos los santos ante su Hijo hasta que todas las familias de los pueblos, tanto los que se honran con el título de cristianos como los que todavía desconocen a su Salvador, lleguen a reunirse felizmente, en paz y concordia, en un solo Pueblo de Dios, para gloria de la Santísima e indivisible Trinidad”. Lumen Gentium 69.

03:49:00
REDACCIÓN CENTRAL, 31 May. 15 (ACI).- Cada 31 de mayo la Iglesia celebra la Fiesta de la Visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel. Con este mensaje de caridad de la Madre de Dios es que se concluye el mes mariano.

Según narran los evangelios, el ángel Gabriel le dijo a María que así como ella iba a ser la Madre de Jesús, su prima Isabel también estaba encinta de Juan el Bautista y la Virgen fue en ayuda de su pariente durante tres meses.

De este relato evangélico surgen dos importantes oraciones: la segunda parte del Avemaría y el canto del Magníficat.

Cuando Isabel oyó el saludo de María, “el niño saltó en su seno. Entonces Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó a grandes voces: ‘¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! Pero ¿cómo es posible que la madre de mi Señor venga a visitarme? Porque en cuanto oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno’”.

María, la sierva humilde y fraterna que siempre está dispuesta a atender a todos que la necesitan, respondió alabando a Dios por sus maravillas: “Proclama mi alma la grandeza del Señor; se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava…”

San Bernardo de Claraval señalaba que “desde entonces María quedó constituida como un ‘Canal inmenso’ por medio del cual la bondad de Dios envía hacia nosotros las cantidades más admirables de gracias, favores y bendiciones”.

Más información sobre esta fiesta en: http://www.aciprensa.com/Maria/visitacion.htm

01:09:00
Javier Garralda Alonso

Sólo podremos dar unas breves pinceladas (para quien quiera profundizar en su apasionante vida, en el texto nos referimos a tres libros). Se llamaba Alejandro García-Durán de Lara y nació en Barcelona el año 1935. Aunque en Méjico, su tierra de adopción, era más bien conocido por el Padre Chinchachoma (“cabeza pelada”).

Ingresó en la orden de los escolapios con 18 años. Él mismo cuenta que saliendo con una chica que le gustaba, en Barcelona, siente la llamada de Dios y pasando el tiempo en la compañía invisible del Señor llega tarde a casa, pero agradece que su padre no le riñera ese día y no estropease así esas horas de felicidad.

Le pide a Dios que le conceda ocuparse de los niños (Ver El Cielo que tú me das, por Mª del Socorro Altamirano, 2005). Y el Señor le escuchó y le hizo más adelante padre de un ejército de niños abandonados, los chicos de la calle, los “callejeros”, en Méjico.

En 1961, en la orden de los escolapios, es ordenado sacerdote (ver Obras Completas, de Alejandro García-Durán, 2012). Tomó parte muy activa en la ayuda en Tarrasa a las víctimas de las graves inundaciones de 1962 e impulsó la construcción de casas e infraestructuras para los damnificados. (Ver Chinchachoma, por D. Turón y P. García-Sedas, 2008).

Más tarde llega a Méjico (1972) y en 1974 inicia con un solo niño que recoge en su comunidad lo que serán los hogares-providencia para niños “callejeros”, que serán prácticamente su propio hogar compartiendo en todo la vida de los niños de la calle.

Para comprender de qué abismo salen estos “callejeros”, los “chavos”, contemos una experiencia: Un día, en una iglesia, uno de los niños pregunta al padre de quién es una imagen y el padre le contesta: “de la Virgen María, tu madre del Cielo”. Y el niño con gesto dolorido exclama: “otra no”: No resulta difícil adivinar que su madre terrena lo maltrataba duramente: Se trata de niños vendidos, maltratados, encaminados a la droga, prostituidos, violados, para los que la calle, con su dureza, es una relativa liberación.

El P. Chinchachoma es realmente un padre para sus “chavos”. En una ocasión, una niña llorando le cuenta que le han escupido. Y él la abraza y le felicita efusivamente como si hubiera recibido un regalo, diciéndole: “Has ingresado en el club más selecto, en el mejor, pues a Cristo le escupieron” (cito de memoria).

Él fiaba en la providencia de Dios y compartía todo con sus niños desheredados. Cuando era un día de una fiesta especial les invitaba a comer a uno de los mejores restaurantes al que iba sin dinero, pero normalmente algún comensal le mandaba un recado: “Dígale al Padre que todo está pagado”. Cuentan que nunca les faltó comida en sus hogares a pesar de que los niños acogidos se multiplicaron.

Fue incomprendido y perseguido, a veces llegaba herido al hogar, pero no quería decir quién había sido: “ya les he perdonado”. Amaba a todo el mundo, como Jesús, incluso, y especialmente, a sus enemigos. Fue calumniado y trataron de condenarle, aunque uno de los chavos al que quisieron comprar para que declarara falsamente contra él se negó, seguramente porque le consideraba su padre.

Por obediencia regresó a España, pero no pasó mucho tiempo sin que regresara a Méjico con sus chavos.

De sus niños acogidos muchos lograron estudiar y son excelentes profesionales, que recuerdan al P. Alejandro como un verdadero padre; los testimonios de sus “hijos” son realmente conmovedores. Cuando un chavo recaía en la droga o robaba, etc. nunca los castigaba sino que blandiendo su cinturón se auto-flagelaba diciendo que castigaba al mundo cruel en sus carnes, y los chavos lloraban y se regeneraban mucho más que con el más elocuente discurso.

Fallece en 1999, de repente, en un aeropuerto de Colombia donde había ido a ayudar a los niños marginados de ese país. Una oleada de cariño, dolor y oración acompañó su óbito con 64 años. Los tíos y tías, colaboradores, nos han dejado entrañables testimonios (destaquemos el ya citado de Mª Socorro Altamirano).

Ya queda claro que la fuente de su incansable entrega a los callejeros era su fe. Era una fe torrencial, y, por ese desbordamiento, en sus palabras a veces bordea la falta de respeto y la blasfemia. Su grito desgarrado a Dios es amor, amor al mismo Dios, a Cristo, y amor hasta dar la vida por esos niños no amados, enfrentados desde su corta infancia a una dureza inhumana.

Y en su último escrito, llegado providencialmente hasta nosotros, realizado durante su estancia en una comunidad escolapia en Roma, nos trasmite serenidad y nos lega una teología escrita con el corazón, que termina con un “Dios, todo lo has hecho bien”, lo que ejemplifica antes con su diálogo con Dios en que le pregunta: ¿Por qué no hiciste un mundo perfecto? Y Dios le responde: “Entonces tú no existirías”. Así Dios porque los ama permite su vida imperfecta y la vida rota de sus chavos, los cristos escupidos, vendidos, los cristos rotos. Y Cristo, sufriendo más que nadie, se hace responsable de esos niños víctimas de una sociedad que se juzga buena. Dios se abaja y se hace responsable de las víctimas de este mundo cruel. Y amando a estos cristos rotos se ama a Cristo y con Él al Padre Santo, en el Espíritu de Amor.

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

00:07:00
REDACCIÓN CENTRAL, 31 May. 15 (ACI).- La Santísima Trinidad, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, tres personas un solo Dios verdadero, es la solemnidad litúrgica que la Iglesia Universal celebra hoy.

El Papa Francisco en 2013 al explicar a unos niños las tres personas de la Santísima Trinidad les dijo que “el Padre crea el mundo, Jesús nos salva ¿y el Espíritu Santo qué hace? Nos ama, nos da el amor”.

El misterio de la Trinidad no se puede entender precisamente porque es un misterio, Santa Juana de Arco afirmaba que “Dios es tan grande que supera nuestra ciencia”, por tanto supera el entendimiento humano.

En una oportunidad San Agustín caminaba por la playa cuando observó a un niño que hacía un hoyo en la arena, y el santo le preguntó qué intentaba hacer, el niño le dijo que pensaba meter toda el agua del mar en ese hoyo.

San Agustín, admirado, le dijo: “pero ¡¿no te das cuenta que es imposible?!”, el niño le contestó que “es más posible meter toda el agua del mar en este agujero que intentar meter el misterio de la Trinidad en tu cabeza”.

El santo irlandés, San Patricio, para explicar este misterio lo comparaba con una hoja de trébol. Decía que cada hoja es diferente, pero las tres forman el trébol, y que lo mismo pasa con Dios donde cada persona es Dios y forman la Santísima Trinidad.

Oración a la Santísima Trinidad de la Beata Isabel de la Trinidad

Dios mío, Trinidad que adoro, ayúdame a olvidarme enteramente de mí mismo para establecerme en ti, inmóvil y apacible como si mi alma estuviera ya en la eternidad; que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de ti, mi inmutable, sino que cada minuto me lleve más lejos en la profundidad de tu Misterio. Pacifica mi alma. Haz de ella tu cielo, tu morada amada y el lugar de tu reposo. Que yo no te deje jamás solo en ella, sino que yo esté allí enteramente, totalmente despierta en mi fe, en adoración, entregada sin reservas a tu acción creadora.

Más información en: http://www.aciprensa.com/fiestas/trinidad/index.html

17:39:00
VATICANO, 30 May. 15 (ACI).- ¿Por qué sufren los niños?, fue la pregunta sobre la que reflexionó el Papa Francisco durante el emotivo encuentro de ayer viernes en la Casa Santa Marta con unos 20 niños gravemente enfermos -acompañados de sus padres y voluntarios-, que participan del “Tren de la Alegría”. El Pontífice dijo que la respuesta a esta interrogante es un misterio, pero que el consuelo y la fortaleza para seguir adelante las encontrarán en la mirada amorosa de Dios Padre.

Hay una pregunta “cuya explicación no se aprende en la catequesis”, señaló el Papa. “Es la pregunta que tantas veces me he hecho, y tantos de ustedes, tanta gente se la hace: ‘¿Por qué sufren los niños?’. Y no hay explicaciones. También esto es un misterio. Solo miro a Dios y pregunto: ‘¿Pero por qué?’. Y mirando la Cruz: ‘¿Por qué tu Hijo y ellos? ¿Por qué?’. Es el misterio de la Cruz”, indicó.

En el encuentro también estaban voluntarios y responsables de UNITALSI, una organización nacional italiana que transporta a los enfermos a Lourdes (Francia) y a otros santuarios.

Los niños eran 20, entre 7 y 14 años, pero también algunos pequeños de 2 o 3 años. Una niña de nombre Mascia le dijo al Papa unas palabras, recordando el encuentro del 31 de mayo de 2013 también con niños enfermos. La menor recordó a todos los que estaban presentes, algunos niños que ahora están en el cielo y le aseguró que todos han rezado mucho por el Papa, como les había pedido.

A continuación el texto completo del Papa, en el cual también agradeció a un padre y a su esposa por haber sido valientes y rechazar abortar a su hijo enfermo, tal como les habían “aconsejado”:

“Cuando en la catequesis nos han enseñado la Santísima Trinidad, nos han dicho que era un misterio: que sí, está el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo, pero que comprenderlo todo no se podía. Es cierto, tenemos las pruebas de que es verdad, pero comprenderlo es otra cosa. Las pruebas las tenemos. También aquí, si miramos a Jesús, la Eucaristía, en aquel pedazo de pan está Jesús, es verdad. Pero ¿cómo así? No entendemos cómo puede…pero es verdad, es Él. Es un misterio, decimos. Es así, si hacemos algunas otras preguntas de la catequesis, no podemos explicar profundamente, pero tenemos las pruebas.

Hay también una pregunta cuya explicación no se aprende en la catequesis. Es la pregunta que tantas veces me he hecho, y tantos de ustedes, tanta gente se la hace: ‘¿Por qué sufren los niños?’. Y no hay explicaciones. También esto es un misterio. Solo miro a Dios y pregunto: ‘¿Pero por qué?’. Y mirando la Cruz: ‘¿Por qué tu Hijo y ellos? ¿Por qué?’. Es el misterio de la Cruz. Tantas veces pienso en la Virgen, cuando le han dado el cuerpo muerto de su Hijo, todo herido, escupido, ensangrentado, sucio. ¿Y qué hizo la Madre? ‘¿Llévatelo?’. No, lo abrazó, lo acarició. También la Virgen no comprendía. Porque ella, en aquel momento, recordó aquello que el ángel le había dicho: ‘Será Rey, será grande, será profeta…’; y dentro de sí, seguramente, con aquel cuerpo así herido entre los brazo, con tanto sufrimiento antes de morir, dentro de sí seguramente habría tenido deseo de decirle al ángel: ‘¡Mentiroso! Fui engañada’. También ella no tenía respuesta.

Cuando los niños crecen, llegan a una cierta edad en la cual no comprenden bien cómo es el mundo, hacia los dos años, más o menos. Y comienzan a hacer preguntas: ‘Papá, ¿por qué? Mamá, ¿por qué?’. Y cuando el papá o la mamá comienzan a explicar, no escuchan. Hacen otro ‘¿por qué?’. ‘¿Y por qué ello? Y ellos no quieren escuchar la explicación. Solamente, con este ‘¿por qué?’, reclaman para ellos la mirada del papá y de la mamá. Nosotros podemos preguntar al Señor: ‘Pero Señor, ¿por qué? ¿Por qué los niños sufren? ¿Por qué este niño?

El Señor no nos dirá palabras, pero sentiremos su mirada sobre nosotros y esto nos dará fuerza. No tengan miedo de preguntar, también de provocar al Señor. ‘¿Por qué?’. Quizá no llegará alguna explicación, pero su mirada de Padre te dará la fuerza para seguir adelante. Y te dará también aquella cosa extraña de la cual ha hablado este hermano en su doble experiencia: un sentimiento diverso, un sentimiento extraño (El Papa se refiere al testimonio dado por el papá de un niño enfermo). Y quizá este sentimiento de ternura hacia su niño enfermo será la explicación, porque es la mirada del Padre. No tengan temor de preguntarle a Dios: ‘¿Por qué?’; provocarle: ‘¿Por qué?’, siempre que estén con el corazón abierto a recibir su mirada de Padre. La única explicación que podrá darte será: ‘También mi Hijo sufrió’. Pero aquella es la explicación. La cosa más importante es la mirada. Y su fuerza está ahí: la mirada amorosa del Padre.

‘Pero él que es obispo –ustedes pueden hacer la pregunta-, que ha estudiado tanta teología, ¿no tiene nada más que decirnos?’. No. La Trinidad, la Eucaristía, la gracia de Dios, el sufrimiento de los niños son un misterio. Y se puede entrar en el misterio solamente si el Padre nos mira con amor. Yo de verdad no sé qué cosa decirles porque tengo tanta admiración por su fortaleza, por su coraje. Tú has dicho que les habían aconsejado el aborto. Han dicho: ‘No, que venga, tiene derecho a vivir’. Nunca, nunca se resuelve un problema haciendo fuera a una persona. Nunca. Esta es la regla de los mafiosos: ‘Hay un problema, lo hacemos fuera…’ Nunca.

Los acompaño así como son, como siento. Y de verdad no siento una compasión momentánea, no. Los acompaño con el corazón en este camino, que es un camino de coraje, que es un camino de cruz, y también un camino que me hace bien, me hace bien su ejemplo. Y les agradezco de ser así valientes. Tantas veces, en mi vida, fui cobarde, y su ejemplo me ha hecho bien. ¿Por qué sufren los niños? Es un misterio. Se debe llamar a Dios como el niño llama a su papá y dice: ‘¿Por qué? ¿Por qué?’, reclamar la mirada de Dios, que la única cosa que nos dirá es: ‘Mira mi Hijo, también Él’.

El hecho que en un mundo donde es tan cotidiano vivir la cultura del descarte, lo que no anda bien se descarta, ustedes llevan esta situación así, me permito decirlo – pero no quiero hacer una lisonja, no, lo digo de corazón- esto es heroicidad. Ustedes son los pequeños héroes de la vida. He escuchado tantas veces la gran preocupación de papás y mamás como ustedes y estoy seguro que es la de ustedes: que (mi hijo) no se quede solo en la vida, que (mi hija) no se quede sola en la vida. Quizá es la única ocasión en la cual los padres piden al Señor llamar primero al hijo, para que no se quede solo en la vida. Esto es amor.

Les agradezco su ejemplo. No sé qué cosa más decir, de verdad, porque estas cosas me impresionan tanto. También yo no tengo respuesta. ‘Pero él es Papa, ¡debe saber todo!’. No, sobre estas cosas no hay respuestas, solamente la mirada del Padre. Y después, ¿qué cosa hago yo? Rezo por ustedes, por estos niños, por aquel sentimiento de alegría, de dolor, todo mezclado, del cual ha hablado nuestro hermano. Y el Señor sabe consolar este dolor en modo especial. Que dé Él la consolación justa a cada uno de ustedes, aquella que necesitan.

Gracias por la visita, ¡gracias, gracias!

El Padre Joannis (Mons. Gaid, uno de sus dos secretarios personales del Papa, que han acompañado el grupo), que es un poco especial, ustedes lo conocen, me hizo la sugerencia de contarles una historia. Quizá les ayudará a mirar al Señor.

Había un niño que jugaba. El papá lo miraba desde la ventana del tercer piso y el niño quería mover una piedra grande, pero no podía, pesaba mucho. Después el niño, inteligente, agarró un instrumento de fierro para moverla y no podía, después llamó a sus compañeros para moverla, pero no podían porque era una piedra pesada. Y ellos querían moverla para jugar en ese lugar. Al final el papá que miraba desde la ventana salió, y con mucha fuerza y con una herramienta de fierro sacó la piedra. Y el niño reprochó al papá: ‘Pero papá, tú viste que yo no podía moverla’ – ‘Sí’- ‘¿Y por qué no viniste antes? - “Porque no me llamaste”.

No olviden esto: llamar al Señor. Él sabrá cómo vendrá, cuándo vendrá, y esta será su consolación. Recen también por mí. Gracias. Recemos a la Virgen: Ave María…”

17:08:00
VATICANO, 30 May. 15 (ACI/EWTN Noticias).- “Laudato si” (Alabado seas) es el nombre de la próxima encíclica del Papa Francisco sobre la ecología y sería publicada a mediados de junio, dijo el director de la Librería Editrice Vaticana, Giuseppe Costa, durante la entrega del premio Cardenal Michele Giordano la tarde de este sábado en Roma (Italia).

“Son muchas editoriales en el extranjero que se han interesado ya por la publicación de la encíclica en sus países”, ha declarado el director de la editorial oficial del Vaticano, en declaraciones a la agencia SIR de la Conferencia Episcopal Italiana.

El título “Laudato si” está tomado del Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís, el santo del que el Papa Francisco ha elegido llevar su nombre.

Como se recuerda, el Santo Padre se refirió a este documento durante el vuelo de regreso de Seúl a Roma, tras concluir su histórica visita a Corea del Sur en agosto de 2014.

En aquella ocasión dijo que sobre la encíclica ha conversado mucho con el Cardenal Peter Turkson, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, quien se encarga de estos temas en el Vaticano.

"Sobre esta encíclica he hablado mucho con el Cardenal Turkson y también con otros. Le he pedido al Cardenal que reúna todas las contribuciones y ya las recibí. Una semana antes del viaje (a Corea), no, en realidad cuatro días antes me entregaron un primer borrador que es así de grande, diría un tercio más grande que la (exhortación apostólica) Evangelii Gaudium" que en su versión regular en español tiene 142 páginas, señaló en agosto de 2014.

El Santo Padre precisó que escribir una encíclica sobre ecología "no es algo sencillo porque, en relación a la protección de la creación y el estudio de la ecología humana, se puede hablar con cierta certeza hasta cierto punto pero luego aparecen las hipótesis científicas, algunas de las cuales son ciertas y otras no".

"En una encíclica como ésta eso debe ser magisterial. Debe estar basada solo en certezas, en cosas que son seguras. Si el Papa dice que el centro del universo es la tierra y no el sol, se equivocaría al decir algo científico que no es correcto. Eso también es verdad aquí".

Francisco explicó entonces que para todo "necesitamos hacer el estudio, para cada numeral, y creo que se irá haciendo más pequeña, pero yendo a la esencia eso es lo que podemos afirmar con certeza".

Ciertamente, concluyó el Pontífice, "se puede indicar en las notas que esto y esto son hipótesis, comentarlo como un dato informativo, pero no en el cuerpo de la encíclica que es doctrinal y que requiere ser cierto".

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget