octubre 2017
"Santa Muerte" 11-S 1986 3-D 3D Accion ACI Mundo ACI Prensa ACI Prensa Vaticano ACI Vida Familia Adolescencia Africa Agencia Zenit Agenzia Fides AICA Ajedrez Aleteia Alfareros America colonial Amistad Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1925 Año 1928 Año 1930 Año 1931 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1936 Año 1937 Año 1938 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año de la Misericordia Año1933 Año1993 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apk Aplicaciones Android APP en Play Store Arquidiócesis de Morelia Artes Marciales Articulos Athenas Venica Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Baloncesto Banda Cuisillos Basado en hecho reales Basado en hechos reales Bazar de la Fe Beato Anacleto González Flores OFS Belico Beto Cervantes Bioética Biografico Bolsa y Negocios Bomberos Boxeo Brujeria Brújula Franciscana Bulas Canonizaciones Cantos y Alabanzas Capitulos Capitulos Regionales Cardenales Carta a los Corintios Carta Apostólica Catastrofes Catequesis Catequesis del Papa Cecilia Celinés Díaz Centro de Estudios Catolicos Centro Televisivo Vaticano Ciencia ficcion Ciencia ficción Cine épico Cine familiar Cine Mexicano Cine mudo Cine religioso CIOFS Circo Clarisas Coches/Automoviles Cocina Colaboradores Colegios y Universidad Colombia Colonialismo Columna Comedia Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia Romántica Comic Comisaría de Tierra Santa en Salvatierra Conferencia del Episcopado Mexicano Congresos Conquista de America Constituciones de la OFS Coro Cantaré Coronilla a la Divina Misericordia Cortometraje Crimen Cristianos Perseguidos Cristo Cristo te llama Cuentos Cyberpunk Defensa de la familia Demonología Deporte Descargable Desde la Fe Dinosaurios Diocesis de Apatzingán Diocesis de Celaya Diocesis de Mexico Diocesis de Papantla Diocesis de San Andres Tuxtla Diocesis de San Felipe Diócesis de Toluca Diócesis de Veracruz Directorio Discapacidad Disney Divina Misericordia Documental Dr. Carlos Álvarez Cozzi Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romantico Drama social Ecos Seráficos Edad Media Eduardo Verastegui Ejercito El Cancionero Catolico El Hermano Asno El Papa El Papa en México El santo del día El video del Papa Elecciones Elena Lorenzo Rego Enfermedad Enseñanza Epoca invernal Esclavitud Escritos de San Francisco de Asís Escritos de Santa Clara Espiritualidad Esquela Eutanasia Evangelio Evangelio del dia Evangelio del dia en audio Evangelio del dia en texto Evangelios Apócrifos Evangelización en México y América Eventos Extraterrestres Facebook Familia Familia Franciscana Fantastico Fátima TV featured Ficticio Fieles Difuntos Fin del mundo Florecillas de San Francisco Formación Permanente Forum Libertas Franciscanismo Franciscano de la Mancha Franciscanos Fray Gabriel Fray Ignacio Larrañaga Fray Jose Pérez OFM Fray Richard Fray Rodi Cantero TOR Frayñero Fuentes Biograficas Fundación Callejeros de la Misericordia Futbol Futbol americano Gatos Gore Gran Depresion Guadalupe Radio TV Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra Cristera Guerra de Bosnia Guerra de Independencia Americana Guerra de la Independencia Española Guerra de Secesión Guerra Fria Hebreos Hermana Glenda Hermanas Diocesanas Historia de la Iglesia en México Historia de la OFS Historia del Franciscanismo Historias cruzadas Historico Holocausto Homosexualidad Homosexualismo Ideologia de Género II Guerra Mundial Imagenes Infancia Infantil Infocatolica InfoRIES Informativo de Radio Vaticano Inglés Inmigracion Inquisición Insectos Intriga Jesed Jesucristo Jesus Rodríguez Jon Carlo Jornada Vocacional Juegos olimpicos JUFRA Junta Ejecutiva Nacional Juntos por Mexico Kerigma Sacra La Biblia La Homilía del día La Santa Misa Libros Liturgia Liturgia de las Horas Lobby Abortista Lobby Gay Lopez Obrador Lourdes TV Luis Enrique Ascoy Luz del Nuevo Amanecer Magia Manga Manual para Laicos Franciscanos Marco Antonio Solís Marionetas Marvel Comics Mayra Alejandra Barajas Medicina Mediometraje Melodrama Mensajes Mickey Mouse Miniserie de TV Minutpos para Dios Misioneras Clarisas Mitologia Mitología Mons. Cristóbal Ascencio García Monstruos Montez de Durango Musica Musical Naturaleza Navidad Nazismo New Age Noticias Noticias Globales Novela Novena a la Divina Misericordia Novenas Nuestra Señora del Pueblito Nuevo Testamento Obispo de Apatzingan Obispos OFM OFM Capuchinos OFM Conventuales OFM de Jalisco OFM Michoacán OFS de Mexico OFS en Mexico Oraciones Ordenaciones Ortodoxos Padre Damián Padre Fortea Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Ivo Flores Padre Joni Padre Pedro Brassesco Pajaros Palabra de Dios Palabra del Obispo Panegírico Papas Parroquia Latino Partituras Patinaje sobre hielo Paz y Bien para los hermanos de hoy Pedofilia Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Perros/Lobos Pinterest Pobreza Policiaco Politica Posguerra Española Precuela Predicaciones Prehistoria Preseminarios Primeros Cristianos Profesiones Promocion Vocacional Protestantes Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán Proyecto de Amor Punto de Vista Purisima Concepcion Queretaro Racismo Radio Radiovaticano Reflexión del Domingo Reflexiones Region Santa Maria del Pueblito Regla Regla Comentada Religion Religión Religion en Libertad Remake Retiros Espirituales Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Ricardo Montaner Ritual de la OFS Road Movie Robots Roedores Romance Rugby Sacerdotes Sacramentos Sagrado Corazón de Jesús Salmos San Antonio de Padua San Leonardo de Puerto Mauricio San Pablo Sanacion Interior Santa Clara Santa Margarita María Alacoque Santo del día en audio Santo Domingo de Guzman Santo Rosario Santoral Franciscano Santos y Beatos de la OFS Satira Seccion Infantil Sectas Secuela Secuestros Semillas para la Vida Seminario Franciscano Serie de TV SIAME SIDA Siervas Siervos de Dios Siglo IV Siglo X Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIV Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Siglo XX Simios Sistema de Informacion de Vaticano Sistema de Informacion del Vaticano Sor Lorena OSC Sound by Four Spin-off Steampunk Submarinos Superhéroes Supervivencia Surrealismo Taizé Tarimoro Teatro Telefilm Television Catolica Televisión Católica Templo de San Francisco - Celaya Terrorismo Thiago Brado Thriller Thriller futurista Toma de Cordón Toma de Escapulario Toros Trabajo/Empleo Trenes Trenes/Metros Valle de la Misericordia Valores Vejez Venezuela Veracruz Viacrucis Viajes en el tiempo Vida Primera de San Francisco - Celano Vida Rural Vida Rural Norteamericana Vidas de Beatos Vidas de Santos Videos Vikingos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Virgen María Vocaciones Franciscanas Volcanes Watoto Child Care Ministries Western Whatsapp Yuli y Josh

20:39:00
REDACCIÓN CENTRAL, 31 Oct. 17 (ACI).- "Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre su recuerdo se evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios", decía San Agustín. Cada 2 de noviembre la Iglesia recuerda con mucho cariño a los fieles difuntos y por ello te recomendamos estas oraciones por las almas de tus familiares que ya partieron a la Casa del Padre.

Por un niño

Señor, tú que conoces nuestra profunda tristeza por la muerte del (de la) niño(a) N., concede a quienes acatamos con dolor tu voluntad de llevártelo(a), el consuelo de creer que vive eternamente contigo en la gloria. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por un joven

Concede, Señor, la felicidad de la gloria eterna a tu siervo(a) N. a quien has llamado de este mundo cuando el vigor de la juventud embellecía su vida corporal; muestra para con él (ella) tu misericordia y acógelo(a) entre tus santos en el canto eterno de tu alabanza. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por los padres y abuelos

¡Oh Dios! Nos mandaste honrar padre y madre. Por tu misericordia, ten piedad de mi padre (madre) y no recuerdes sus pecados. Que yo pueda verlo (la) de nuevo en el gozo de eterno fulgor. Te lo pido por Cristo nuestro Señor. Amén.

En caso de accidente o suicidio

Escucha, Señor, las súplicas de tu pueblo unidas a las lágrimas de dolor que sentimos por la muerte inesperada de nuestro(a) hermano(a) N., y haz que alcance tu misericordia y goce para siempre de la luz de aquella patria en que no hay más sufrimiento ni muerte. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oración en el cementerio el día de los fieles difuntos

La costumbre de visitar los cementerios el día de difuntos es una buena oportunidad para orar por ellos y afirmar nuestra fe en la resurrección. Proponemos para esta ocasión la siguiente celebración.

A/. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. T/. Amén.

A/. Bendigamos al Señor que, por la resurrección de su Hijo, nos ha hecho nacer a una esperanza viva. T/. Bendito seas por siempre, Señor.

A/. Hermanos: Todos tenemos familiares y amigos que han muerto. Hoy los recordamos a ellos y a todos los que han fallecido y los encomendamos a la misericordia de Dios. En este cementerio nos unimos para afirmar nuestra fe en Cristo que ha vencido la muerte y nuestra esperanza de que él vencerá también nuestra muerte y nos reunirá con nuestros seres queridos en su reino de gloria. Que esta celebración nos anime a ser fieles al Señor y a seguir los buenos ejemplos que nuestros familiares nos dejaron en su vida. Comencemos reconociendo nuestros pecados ante el Señor (momentos de silencio).

Tú que resucitaste a Lázaro del sepulcro, SEÑOR, TEN PIEDAD. Tú que has vencido la muerte y has resucitado, CRISTO, TEN PIEDAD. Tú que nos has prometido una vida eterna contigo, SEÑOR, TEN PIEDAD.

A/. El Señor todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. T/: Amén.

L/. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (6, 3-4. 8-9).

“Hermanos: Los que por el bautismo nos incorporamos a Cristo, fuimos incorporados a su muerte. Por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte para que, así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una vida nueva... Por tanto, si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con él; pues sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más; la muerte ya no tiene dominio sobre él”. Palabra de Dios. T/. Te alabamos, Señor.

A/. Hermanos: Invoquemos con fe a Dios Padre todopoderoso que resucitó de entre los muertos a su Hijo Jesucristo para la salvación de todos.

Para que afiance al pueblo cristiano en la fe, la 28 esperanza y el amor, roguemos al Señor. Todos: TE LO PEDIMOS, SEÑOR. Para que libere al mundo entero de todas sus injusticias, violencias y signos de muerte, roguemos al Señor. Para que acoja e ilumine con la claridad de su rostro a todos los que han muerto en la esperanza de la resurrección, roguemos al Señor. Para que reciba en su reino a N. y N. (se pueden decir nombres) y a todos los difuntos de nuestras familias, roguemos al Señor. Para que nuestra visita y nuestras ofrendas de flores, velas y comida sean signos de nuestra fe en la vida más allá de la muerte, roguemos al Señor. Para que la fe en Cristo mueva nuestros corazones para dar frutos de solidaridad y de justicia, roguemos al Señor.

A/. Oremos, hermanos, como Jesús mismo nos enseñó.

T/. Padre nuestro... Dios te salve María... Gloria al Padre...

A/. El Dios de todo consuelo, que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de su Hijo ha dado a los creyentes la esperanza de resucitar, derrame sobre nosotros su bendición. T/. Amén.

A/. Él nos conceda el perdón de nuestras culpas a los que vivimos en este mundo y otorgue a los que han muerto el lugar de la luz y de la paz. T/. Amén.

A/. Y a todos nos conceda vivir eternamente felices con Cristo, al que proclamamos resucitado de entre los muertos. T/. Amén.

A/. Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre. T/. Amén.

A/. Dales, Señor, el descanso eterno T/. Y brille para ellos la luz perpetua.

A/. Que las almas de todos los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz. T/. Amén.

18:39:00
REDACCIÓN CENTRAL, 31 Oct. 17 (ACI).- Una de las tradiciones más comunes vinculadas a la celebración de Halloween es la decoración de calabazas. Y con ocasión de esta celebración previa a la Fiesta de Todos los Santos, en redes sociales han difundido una forma de hacerlas “católicas”.

La editorial católica Ignatius Press difundió a través de su cuenta de Instagram cuatro fotos de calabazas talladas con figuras y símbolos católicos.

En las calabazas fotografiadas se puede ver a Cristo, la Virgen María y del Sagrado Corazón de Jesús.

 

Some of the best carved pumpkins. Happy Halloween! ------- #pumpkin #halloween #happy

Una publicación compartida de Ignatius Press (@ignatius_press) el

31 de Oct de 2017 a la(s) 1:12 PDT

Ignatius Press destacó las fotos como “algunas de las mejores calabazas talladas. ¡Feliz Halloween!”.

Halloween es una fiesta controversial por los frecuentes símbolos de muerte, terror y demonios que suelen rodearla.

Respecto a la posibilidad de participar en fiestas de Halloween, el famoso teólogo español José Antonio Fortea, experto en demonología, alentó a usar el “sentido común” y señaló que, en el caso de los niños, “no podemos decir taxativamente que es demoniaco, porque hay padres que realmente creen en Jesús, buenos católicos, que se limitan a poner un buen disfraz a su hijo, a una pequeña celebración en el colegio y ya está”.

“Claro, hay otros casos en los que el disfraz es tremendamente monstruoso, lleno de sangre, de vísceras, de cicatrices, eso es desagradable, eso no lo veo moralmente neutro”, precisó.

También te puede interesar:

El Padre Fortea sobre Halloween: ¿Un católico puede disfrazarse y participar? https://t.co/HEL10Q3Y2c

— ACI Prensa (@aciprensa) 27 de octubre de 2017

17:34:00
LIMA, 31 Oct. 17 (ACI).- El Obispo del Vicariato de Puerto Maldonado (Perú), Mons. David Martínez de Aguirre, afirmó que la Iglesia local ya está preparando a la población y comunidades nativas para recibir el mensaje pastoral que llevará el Papa Francisco cuando visite la Amazonía peruana el 19 de enero de 2018.

“Estamos preparando que la visita del Santo Padre sea dentro de la importancia pastoral, el carácter pastoral de la visita del Papa Francisco”, afirmó el Prelado.

En una reciente conferencia de prensa, el Obispo indicó que para ello “estamos organizando un evento de tres días” y que comenzará el miércoles 17 de enero de 2018 mostrando una Iglesia local, el 18 con “una Iglesia que se siente parte de la Amazonía” y finalmente el viernes 19 “una Iglesia universal con la presencia del pastor universal que es el Papa Francisco”.

Mons. Martínez de Aguirre indicó que el Pontífice tendrá ese día “un encuentro con los pueblos indígenas” en el coliseo cerrado del Instituto Tecnológico Jorge Basadre, debido a que en enero es temporada de lluvia. “Se prevé un aforo de unos 3.500 nativos de las diferentes etnias, de los diferentes pueblos de la geografía”, señaló.

Sin embargo, se tiene previsto que las personas que se encuentren en la explanada puedan seguir el evento a través de pantallas gigantes.

“Posteriormente (el Papa) tendrá una bendición, también un saludo a toda la población de Madre de Dios, a todos los peregrinos que vengan del sur del Perú y de otros vicariatos, de otros países vecinos como Brasil y Bolivia”.

Luego Francisco hará “una visita privada al Hogar el Principito, que es un hogar de niños, niñas, adolescentes en situación vulnerable”. “Acá se van a juntar con otros hogares que existen en la ciudad como es el Hogar Santa Marta, el Hogar Los Milagros” y otros más.

El obispo aseguró que el Pontífice quiere “dar un mensaje de esperanza” a la Amazonía. “El Papa Francisco está recordándonos: no se trata de una crisis social y una crisis ambiental, sino se trata de una sola crisis socio-ambiental, y el Papa quiere escuchar el grito de la tierra y el grito de los pobres y ahí quiere mandar un mensaje claro de solidaridad”, afirmó.

“Como obispo tengo la ilusión y el sueño de que esta visita del Santo Padre (…) sea un despertar de nuestra Iglesia, de una Iglesia que se comprometa con la realidad de nuestros pueblos, con la realidad socio ambiental que estamos viviendo (…), a ser capaces de iluminarlo con la Palabra de Dios”, señaló.

El Papa Francisco visitará Perú del 18 al 21 de enero de 2018 bajo el lema “Unidos por la esperanza” y estará en las ciudades de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima. Previamente habrá visitado Chile del 15 al 18 del mismo mes.

También te puede interesar:

Esta es la oración oficial para la visita del Papa Francisco al Perú https://t.co/Sz1rmXyznu

— ACI Prensa (@aciprensa) 14 de agosto de 2017

16:10:00
CIUDAD DE MÉXICO, 31 Oct. 17 (ACI).- El tradicional “altar de muertos”, costumbre mexicana que cada año se elabora también en la Catedral Metropolitana de México, está dedicado este año a las apariciones de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac, en 1531.

El Servicio Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME) indicó que el tradicional altar se instaló este año frente a la Capilla de los Ángeles, y ocupa una superficie de alrededor de 5 metros cuadrados, con una decena de figuras de cerca de 75 centímetros.

Entre las figuras destacan la de San Juan Diego, vidente de Guadalupe, algunos frailes franciscanos –primeros evangelizadores de México–, las flores de Cempasúchil, así como velas y otros adornos.

Foto: SIAME.

El altar fue realizado este año por Isabel Aguilar Oros, especialista en decoración.

Los tradicionales altares de muertos son muy comunes en México, con ocasión del día de los Fieles Difuntos, el 2 de noviembre. La Iglesia Católica acompaña la celebración, pero ha advertido de diversas desviaciones.

En noviembre de 2016, el sacerdote mexicano Rogelio Alcántara explicó en un artículo, publicado en el SIAME, que un altar de muertos será lícito si tiene un sentido cristiano y si permite recordar que “puedo hacer por mis difuntos una gran obra de misericordia: orar a Dios Trino por su salvación; hacer una buena confesión y participar en la Santa Misa para ganar por ellos la indulgencia plenaria”.

Foto: SIAME.

El P. Alcántara lamentó que en muchas localidades, la fiesta del 2 de noviembre se celebra de “modo sincretista. Como si se deseara, no al modo de la fe, sino al de los antiguos mexicas, entrar ese día ‘en contacto’ con los muertos”.

También te puede interesar:

México: ¿Puede un católico celebrar el 2 de noviembre con un altar de muertos? https://t.co/jHrDK4YYG1

— ACI Prensa (@aciprensa) 1 de noviembre de 2016

15:43:00
MÉXICO D.F., 31 Oct. 17 (ACI).- Cercanos al día de los fieles difuntos, algunas personas se preparan para celebrar a la llamada “Santa Muerte”, en diversos lugares de Estados Unidos y México, como en Ciudad Juárez, donde se ha incrementado el número de adeptos.

La "Santa Muerte" es una falsa devoción difundida en distintos lugares de México y otros países de América Latina. Es representada con una calavera adornada, según el gusto personal de los adeptos.

Narcotraficantes, delincuentes, ex convictos o secuestradores se acercan a esta controvertida imagen para pedir por el éxito de sus delitos. Este culto blasfemo también está vinculado a prácticas de brujería.

En el 2012, integrantes de la secta asesinaron en Sonora (México) a dos niños de 6 y 7 años, y una mujer de 55. Ambos murieron degollados como ritual de sacrificio dedicado a la “Santa Muerte”.

Recientemente el vocero de la Diócesis de Veracruz en México, P. Víctor Díaz, recordó que “la muerte no es santa. Aquí no hay ninguna Santa Muerte porque Cristo ha venido a vencer la muerte y al pecado, por eso nosotros debemos de celebrar el recuerdo de nuestros fieles difuntos que están en la Gracia de Dios”.

La falsa “Santa Muerte” también es conocida como San La Muerte, Señor de la Buena Muerte, Señor de la Paciencia, San Justo Nuestro Señor de la Buena Muerte, Nuestro Señor de Dios y la Muerte, San Esqueleto, Ayucaba, Señor que Todo Lo Puede, San Severo de la Muerte o El Santito.

También te puede interesar:

8 razones por las que el culto a la “Santa Muerte” es incompatible con la fe católica https://t.co/q4pYKSNgMo

— ACI Prensa (@aciprensa) 24 de octubre de 2017

 

15:43:00
NUEVA YORK, 31 Oct. 17 (ACI).- El Obispo de Arlington, Mons. Michael Francis Burbidge, hizo un pedido de oración por las víctimas del atropello y tiroteo de esta tarde en el Bajo Manhattan, Nueva York. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio lo ha calificado como un atentado terrorista.

En conferencia de prensa esta tarde, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, señaló que el "cobarde acto de terror" ha dejado al menos 8 muertos y más de una decena de heridos.

This was a cowardly act of terror. It was intended to break our spirit. But New Yorkers are resilient. We will be undeterred.

— Bill de Blasio (@NYCMayor) 31 de octubre de 2017

“Hagamos una pausa para rezar por aquellos muertos y heridos en Bajo Manhattan, mientras pedimos a Dios que nos cuide en nuestra hora de necesidad y siempre”, escribió Mons. Burbidge en su cuenta en la red social Twitter.

Let us pause to pray for those killed and injured in Lower Manhattan as we ask God to watch over us in our hour of need and always.

— Bishop Burbidge (@BishopBurbidge) 31 de octubre de 2017

En un comunicado preliminar, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) señaló que esta tarde en Manhattan “un vehículo entró a la vía peatonal y de bicicletas en la calle West, a pocas cuadras al norte de la calle Chambers”.

“El vehículo golpeó a muchas personas en el camino. Hay varios muertos y numerosos heridos”.

El NYPD señaló que el vehículo causante de las muertes siguió con rumbo sur hasta “golpear a otro vehículo”.

“El sospechoso salió del vehículo mostrando armas de fuego de imitación”, por lo que los policías abrieron fuego.

“El sospechoso está en custodia”, añadió el NYPD.

Las autoridades subrayaron que “toda información es preliminar porque la investigación está en curso”.

La Catedral de San Patricio, en Nueva York, aseguró que "nos unimos en oración por las víctimas del trágico incidente de esta tarde, por sus familias y por la familia más grande de Nueva York".

We unite in #prayer for the victims of this afternoon’s tragic incident, for their families, and the greater family of #NewYork. #peace pic.twitter.com/utZVMB4ap7

— StPatsNYC (@StPatsNYC) 31 de octubre de 2017

Noticia en desarrollo.

También te puede interesar:

Arzobispo de Los Ángeles propone el poder del amor para reconciliar a Estados Unidos https://t.co/0ycs8FIx0b

— ACI Prensa (@aciprensa) 24 de septiembre de 2017

15:10:00
VATICANO, 31 Oct. 17 (ACI).- En una reciente entrevista que será transmitida el miércoles 1 de noviembre, el Papa Francisco contó que en ocasiones se duerme cuando reza.

“Cuando voy a rezar algunas veces me duermo. Lo hacía también Santa Teresita del Niño Jesús. Ella decía que al Señor, a Dios, al Padre le gusta cuando uno se duerme” rezando.

Así lo dijo el Santo Padre en el programa “Padre nostro” (Padre nuestro) en el que dialoga con el P. Marco Pozza, capellán de la cárcel de Padua, como parte de una iniciativa de la Secretaría para las Comunicaciones de la Santa Sede y TV2000.

En el diálogo, cuyo fragmento adelanta hoy TV2000, el Papa también recuerda que en el salmo “129, 130, uno pequeño, se dice que se está ante Dios como un niño en brazos de su padre. Esta es una de las muchas maneras en las que el nombre de Dios es santificado: sentirme niño en sus brazos”.

Con frecuencia, prosigue el Papa, “decimos ser cristianos, decimos que tenemos un padre, pero vivimos como… no digo como animales, sino como personas que no creen ni en Dios ni en el hombre, sin fe”.

“Vivimos también haciendo el mal, vivimos no en el amor sino en el odio, en las competencias, en las guerras”, prosiguió el Pontífice.

El nombre de Dios, cuestionó el Santo Padre, “¿es santificado en los cristianos que luchan entre ellos por el poder? ¿Es santificado en la vida de aquellos que pagan a un sicario para librarse de un enemigo? ¿Es santificado en la vida de quienes no se encargan de sus propios hijos? No, allí no se santifica el nombre de Dios”.

Los diálogos del P. Pozza con el Papa y con diversos personajes de la cultura y el espectáculo hacen parte de un libro titulado “Padre nostro”, de la editorial Rizzoli y la Librería Editora Vaticano, que saldrá a la venta en Italia el próximo 23 de noviembre.

También te puede interesar:

VIDEO: ¿Santa Teresita de Lisieux envió estas rosas al Papa Francisco en México? - via @aciprensa https://t.co/3DmiDfMZut

— EWTN Español (@EWTNespanol) 15 de febrero de 2016

14:44:00
SANTIAGO, 31 Oct. 17 (ACI).- Los Obispos del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECH) presentaron la carta pastoral “Chile, un hogar para todos” en la que reflexionan sobre las problemáticas del país y proponen “ideas, desde el Evangelio, para construir una sociedad más justa y fraterna, más humana e inclusiva, donde nadie se sienta ajeno o excluido”.

El documento fue presentado este martes 31 de octubre por Mons. Santiago Silva, Presidente de la CECH, quien recordó que este mismo día se celebran 60 años de la aprobación de la institución por parte del Papa Pío XII.

“Agradecemos al Señor por este regalo de la comunión y sinodalidad que nos ha permitido a los pastores de la Iglesia en Chile discernir juntos, los mejores aportes a la patria que amamos”, dijo Mons. Silva.

La presentación se realizó en presencia de autoridades de gobierno, las Fuerzas Armadas y de Orden, organizaciones civiles y de la Iglesia; a pocos días de las elecciones presidenciales y parlamentarias que se realizarán el 19 de noviembre, y en preparación para la visita del Papa Francisco a Chile en enero de 2018.

“Chile un hogar para todos” fue elaborada en el marco de las actuales Orientaciones Pastorales “Iglesia que escucha, anuncia y sirve", vigentes hasta el 2020, y es continuación de la carta pastoral “Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile” presentada en 2012.

En el texto, los obispos tocan diversos temas como los jóvenes, los niños, la familia, los pueblos originarios, los inmigrantes, la pobreza y la política, entre otros.

“Todos somos habitantes de este Hogar que es la casa común donde cada uno tiene su lugar. Decir hogar nos inspira calidez y acogida. El hogar es mesa familiar en que compartimos cariño, la vida, la comida. Así soñamos esta patria nuestra: como un hogar común”, describe el texto.

Para ello, todos los actores sociales deben tener “una mirada equilibrada, justa y prudente” que “ponga a la persona humana como centro de los esfuerzos comunes, alejándonos de las visiones meramente ideológicas o economicistas”.

“Se hace urgente una modernización de la vida política y sus instituciones para que sean en verdad democráticas y puedan enfrentar los grandes problemas estructurales”, dicen los obispos.

“La fe en Dios y en Jesucristo ilumina los principios morales que son insustituible fundamento estable en que se apoya el orden interno y externo de la vida privada y pública, el único que puede engendrar y salvaguardar la prosperidad de los Estados”.

“En este hogar para todos, es lógico y razonable que cada uno de sus componentes aportemos lo propio con humildad y apertura”.

“Pensar que todo da lo mismo o todo vale igual solo lleva a la dispersión y a un relativismo individualista incapaz de generar comunidad. El uso de la razón nos permite buscar y encontrar la verdad. Y es en comunidad donde la persona humana encuentra su plena realización, iguales en dignidad y complementarios en su realización”.

“Quiera el Señor que la visita del Papa Francisco alimente esta esperanza y nos renueve en el propósito de humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile, de hacer florecer el desierto de la mano del derecho a una vida digna para toda persona”, expresaron los prelados.

“Porque somos una Iglesia que escucha, anuncia y sirve, nos ponemos a disposición del país para dar lo mejor de nosotros, que es la alegría del Evangelio, para que el nombre de Chile siempre evoque nuestro hogar”, concluye la carta pastoral.

Lea la carta pastoral AQUÍ

También te puede interesar:

 

El Papa alienta a obispos de Chile en su lucha contra despenalización del aborto https://t.co/S1NrjWwqyY

— ACI Prensa (@aciprensa) 21 de febrero de 2017



 

 

14:14:00
MADRID, 31 Oct. 17 (ACI).- Representantes de Derecho a Vivir y CitizenGo presentaron 132.431 firmas, recogidas en 50 países, ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra (Suiza) para proteger el derecho a nacer del concebido.

Según explican en una nota de prensa, “la Comisión de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra pretende arrogarse el derecho de reformar el artículo 6 del Pacto Internacional por los Derechos Civiles y Políticos tratando de promover el aborto nada menos que como derecho”.

El artículo 6 del Pacto Internacional afirma que “el derecho a la vida es inherente a la persona. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente”.

En ese artículo se precisa también que “no se impondrá la pena de muerte por delitos cometidos por personas de menos de 18 años de edad, ni se la aplicará a las mujeres en estado de gravidez”.

Sin embargo, con la reforma del artículo el aborto pasaría a ser un derecho.

Estados Unidos, Australia y Japón expresaron su malestar sobre esta posible aprobación del aborto como derecho.

Según explican desde Derecho a Vivir, la modificación que se propone en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU “defiende el aborto y promueve el aborto eugenésico, incumpliendo lo dispuesto en la Convención Internacional de Personas con Discapacidad y considera que cada Estado debe garantizar esta práctica contra la vida del concebido”.

Para evitar la aprobación de esta modificación que contemplaría el aborto como un derecho, la asociación Derecho a Vivir entregó más de 132 mil firmas junto con un extenso documento titulado “Consideraciones de Derecho a Vivir al Comentario General Nº36 sobre el artículo 6 del pacto internacional por los derechos civiles y políticos” en donde piden que se mantenga la protección del derecho a la vida del nonato.

Desde Derecho a Vivir también aseguraron que realizarán un seguimiento pormenorizado del avance de la comisión.

Puede leer el documento completo “Consideraciones de Derecho a Vivir al Comentario General Nº36 sobre el artículo 6 del pacto internacional por los derechos civiles y políticos” AQUÍ.

También te puede interesar: 

“El aborto es un asesinato”, afirma nuevo Arzobispo de Tucumán en Argentina https://t.co/XU9GngfRFW

— ACI Prensa (@aciprensa) 26 de agosto de 2017

13:27:00

(InfoCatólica) El sello postal de 1 euro emitido por la Oficina Filatélica de la Santa Sede muestra en primer plano a Jesús Crucificado, y en el fondo «una vista dorada e intemporal de la ciudad de Wittenberg», según la descripción del Vaticano.

Y añade:

«Con una disposición penitencial, arrodillándose respectivamente a la izquierda y derecha de la cruz, Martín Lutero tiene la Biblia, fuente y destino de su doctrina, mientras que Felipe Melanchthon, teólogo y amigo de Martín Lutero, y uno de los principales protagonistas de la reforma, sostiene en la mano la Confesión de Augsburgo (Confessio Augustana), la primera presentación pública oficial de los principios del protestantismo escritos por él».

Let's block ads! (Why?)

13:11:00

(ZENIT – 31 Oct. 2017).- “Ay de aquellos que predican el Reino de Dios con la ilusión de no ensuciarse las manos”, ha observado el Papa Francisco esta mañana en Santa Marta.

Homilía del Papa Francisco en la Misa celebrada esta mañana, 31 de octubre de 2017,en la capilla de la Casa de Santa Marta, inspirándose en el episodio evangélico de San Lucas en el que Jesús compara el Reino de Dios con el granito de mostaza y la levadura.

Francisco ha exhortado a “ensuciarse las manos”: Es verdad que si se echa la semilla, se la pierde, y que si se mezcla la levadura, “me ensucio las manos”, porque “siempre hay alguna pérdida al sembrar el Reino de Dios”.

El Santo Padre afirmó que el granito de mostaza y la levadura son elementos pequeños, y sin embargo, “tienen dentro un poder” que los hace crecer. Así sucede con el Reino de Dios: su poder viene desde dentro.

Asimismo, el Papa reflexionó a partir de la Carta de San Pablo a los Romanos, propuesta en la Primera Lectura, que pone de manifiesto las tensiones existentes en la vida: sufrimiento que –como dijo el Papa– “no son comparables a la gloria que nos espera”.

De manera –continuó Francisco– que se trata “de una tensión entre sufrimiento y gloria”. Y en estas tensiones hay “una expectativa ardiente” hacia una “revelación grandiosa del Reino de Dios”. Una expectativa que no es sólo nuestra, sino también de la creación, sometida a la caducidad “como nosotros” y “tendente hacia la revelación de los hijos de Dios”. A la vez que la fuerza interna que “nos conduce con esperanza hacia la plenitud del Reino de Dios”, es la del Espíritu Santo.

“Es precisamente la esperanza la que nos lleva a la plenitud. La esperanza de salir de esta cárcel, de esta limitación, de esta esclavitud, de esta corrupción, y llegar a la gloria: un camino de esperanza. Y la esperanza es un don del Espíritu. Es precisamente el Espíritu Santo que está dentro de nosotros y conduce a esto: a una cosa grandiosa, a una liberación, a una gran gloria. Por esta razón Jesús dice: ‘Dentro de la semilla de mostaza, de aquel grano pequeñísimo, hay una fuerza que desencadena un crecimiento inimaginable’”.

El Papa, como de costumbre hace, ha invitado a hacerse algunas preguntas, en este caso, ha animado a los presentes a “interrogarnos, hoy, si creemos que allí, en la esperanza, está el Espíritu Santo con quien hablar”.

13:11:00

«Carmelita portugués, primeramente esposo y padre. Con un remedo de la prodigiosa Excalibur, y amparado por la Virgen, obtuvo grandes victorias. Fue bienhechor de los pobres, artífice de conventos y monasterios»  

En esta festividad de Todos los Santos, la Iglesia celebra también la vida de este portugués, aclamado fervorosamente en su país que lo festeja el 6 de noviembre.

Nació el 24 de junio de 1360, se cree que en Cernache de Bonjardím, Portugal. Pertenecía a la nobleza, ya que era hijo del caballero Álvaro Gonçalves Pereira, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, gran prior del hospital que esta obra había establecido en el convento de Flor da Rosa. Álvaro tuvo diez hijos. Nuño fue fruto de una unión ilícita, pero al año de nacer lo reconoció legalmente. Ello permitió al muchacho disfrutar de los beneficios que le proporcionaba su ilustre ascendencia. Su infancia transcurrió entre las tropas que estaban al mando de su padre y los libros de caballerías, que hacían furor en la época, sin perder la inocencia de la que estaba adornado. La historia de su vida tiene poco que envidiar a las literarias. Porque el pequeño Nuño, imbuido por las gestas de los caballeros de la Tabla Redonda que las obras ponían a su alcance, se enamoró de los altos ideales impregnados de pureza que atisbaba en los personajes. Soñaba con emularlos, proteger el santo Grial empuñando en sus manos un remedo de la prodigiosa «Excalibur», y convertirse en otro héroe defensor de su país. De hecho, su madre cariñosamente le llamaba «mi Galaaz», nombre de uno de los adalides del rey Arturo.

Realmente, Nuño era valeroso y, como tal, a los 13 años fue armado caballero y designado paje de la reina Leonor Teles. En su corazón ansiaba la vida celibial, pero cuando tenía 16 años, su padre, con la venia del rey, determinó que contrajese matrimonio con Leonor de Alvim, una joven y acaudalada viuda sin descendencia. Tuvieron tres hijos; los dos varones fallecieron en el parto, sobreviviendo la niña, Beatriz, que sería la esposa del primer duque de Bragança, Alfonso, hijo del rey Juan I. Leonor murió en 1388 al poco tiempo de dar a luz a esta única hija, cuya educación fue confiada por su progenitor a la abuela de la niña.

Históricamente, la muerte del rey Fernando I de Portugal vino acompañada de graves conflictos. Partió de este mundo sin dejar herederos varones y Juan, maestro de Avis –hijo, aunque fuera natural, de Pedro I de Portugal, como lo era el legítimo Fernando–, se vio obligado a luchar por la corona de su país contra el rey Juan I de Castilla que pretendía el gobierno luso. La armadura con la que había sido investido caballero Nuño era del maestro de Avis; mantenían una estrecha cercanía. Así que éste lo designó condestable, otorgándole el título nobiliario de conde de Ourém. Al frente de las tropas, Nuño le apoyó en sus aspiraciones monárquicas, y obtuvo varias victorias, algunas de las cuales por ser tan memorables han pasado a los anales de la historia portuguesa como la batalla de los Atoleiros, y especialmente las de Aljubarrota y Valverde. Nuño ya era un gran militar y luchaba con una potente espada, que se conserva, en la que mandó grabar: «Excelsus super omnes gentes Dominus» (El Señor se eleva sobre todos los pueblos), y en la que inscribió, junto a la cruz y una flor de lis, el nombre de María.

El convento del Carmen fue mandado construir por él en terrenos de su propiedad en cumplimiento de la promesa efectuada tras ganar la batalla de Aljubarrota. Porque en medio de los conflictos bélicos, este héroe no abandonaba las prácticas de piedad. Vivía de manera tan ejemplar que invitaba a proceder honestamente a quien se hallaba a su lado. Adoraba al Santísimo Sacramento, sentía una profunda devoción por la Eucaristía, y por la Virgen María, a la que consideraba indudable protectora en el combate y artífice de sus victorias, oraba fervientemente, socorría caritativamente a los pobres, y no consentía gestos licenciosos a su alrededor. Jamás tuvo reparos en mostrar a todos el signo externo de su fe plasmando impresos los rostros de Cristo crucificado, de la Virgen María, del apóstol Santiago y de san Jorge en el estandarte que llevaba. Muchas iglesias y monasterios se deben a su generosidad.

Beatriz falleció en 1414. En agosto de 1422 el santo ingresó en la Orden carmelita, justamente en el convento que él había mandado erigir en Lisboa, aunque su deseo hubiera sido recluirse en una comunidad alejada de Portugal. No pudo hacerlo porque don Duarte, hijo del rey, no lo consintió. Era un hombre eminentemente mariano, y en el hecho de elegir el Carmelo para pasar allí el resto de sus días, pesó su devoción por la Santísima Virgen. Al dar este paso, se desprendió de todos sus bienes y tomó el nombre de fray Nuño de Santa María. No quiso para sí ninguna prebenda; eligió ser un simple «donado» escogiendo una apartada y humilde celda para llevar a cabo su intensa ofrenda de amor. No solo mantuvo intactos los pilares que hasta entonces habían jalonado su vida espiritual, sino que acentuó su oración, ayuno y penitencias, siendo ejemplar en la vivencia de la observancia. Los religiosos vieron en sus virtudes un modelo a seguir. Murió con fama de santidad el 1 de abril de 1431 acompañado de su entrañable amigo, el monarca Juan I, y de grandes personalidades del reino. Fue beatificado por Benedicto XV el 23 de enero de 1918 y canonizado por Benedicto XVI el 26 de abril de 2009.

13:02:00

(InfoCatólica) Mons. Garita recuerda que la verdad sobre el ser humano y la institución familiar es la que indica la Biblia. El prelado asegura que la dignidad del hombre como criatura creada a imagen del Creador lleva a la Iglesia a no ser ajena a nada de lo que sea verdaderamente humano.

El obispo recuerda la familia es «núcleo fundamental de la sociedad y célula necesaria e indispensable para el crecimiento, desarrollo y realización integral de la persona humana».

Asimismo, el prelado costarricense defiende «el derecho-deber que los padres de familia poseen para elegir, discernir y decidir en torno a los contenidos educativos que sus hijos reciben en el centro educativo que han elegido»

Amigas y amigos, hermanas y hermanos:

En espíritu de unidad, solidaridad y comunión, como Iglesia Católica Diócesis de Ciudad Quesada, nos hacemos presentes en esta marcha cívica en favor de la vida y la familia. Partiendo de la Sagrada Escritura, reconocemos y afirmamos la voluntad de Dios, en su proyecto creador y salvífico, patente ya desde el Génesis: «hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza (…) Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer (…) y los dos formarán una sola carne» (cfr. Gen 1, 26-27; 2, 24).

Partiendo desde estas verdades bíblicas -expresión de la voluntad de Dios- tengo que decir que para la Iglesia Católica nada hay verdaderamente humano que le resulte ajeno o indiferente. Nada hay esperanzador que no merezca nuestra atención y promoción. Nada hay que favorezca la dignidad humana que no ocupe máxima atención y mueva nuestro compromiso a su favor.

Y nada está más en la entraña y el corazón de nuestra preocupación eclesial que el trío de temas que hoy nos ocupan en esta marcha cívica, esto es, la vida, la familia y la educación integral de las nuevas generaciones.

1.-La vida:

La vida de cada quien nos resulta extremadamente importante, la vida de todos y sin distinción alguna, la vida desde la concepción hasta la muerte natural, pues es sagrada e inviolable. Y no se trata de una vida cualquiera. Nos resulta esencial la vida en crecimiento, con sentido, en situación de desarrollarse a plenitud y ello, justamente, porque cuenta con las condiciones suficientes para que eso sea posible gracias al empeño del Estado y de las diferentes instancias de la sociedad civil que tienen como finalidad la promoción del bien común, a partir del reconocimiento individual de la dignidad de cada persona.

2.- La familia:

El Papa Francisco ha hablado de la familia como «gran riqueza social» (Papa Francisco, mensaje al I Congreso Latinoamericano sobre Pastoral Familiar, Panamá agosto 2014) que permite y facilita al ser humano pasar siempre de la soledad que carcome a la comunión que plenifica a cada quien. Igualmente, valoramos la familia como aquella que hace más fácil pasar del individualismo poco cristiano a la solidaridad que completa nuestra vocación en cuanto seres sociales (cfr. Mons. Vincenzo Paglia, idem, Panamá agosto 2014). La familia es, pues, núcleo fundamental de la sociedad y célula necesaria e indispensable para el crecimiento, desarrollo y realización integral de la persona humana.

Es «la hora de la familia», ha repetido el Papa Francisco varias veces. Quisiera repetirlo yo también en esta ocasión. Pero no de cualquier modo de valorar a la familia. Es esta la hora de una familia fuerte y con lazos sólidos y en armonía, con un vínculo estrecho a Dios que también es familia como nos lo muestra la Revelación. Es la hora de una familia que al andar su ruta sea celosa de ella misma, sepa vigilar sus derechos y se anime a reclamarlos cuando se vean comprometidos de alguna manera.

Es la hora de una familia-iglesia doméstica que comprenda la importancia de la fe en su seno, de una educación que los padres deben poder escoger y direccionar según sus criterios éticos y espirituales. Es la hora de una familia que sepa acoger, defender y promover la vida, que vive la comprensión, que sabe ser verdaderamente tolerante y que enseña valores y se compromete en la construcción de una sociedad mejor para todos.

3.-La educación integral de las nuevas generaciones:

Dado que los padres tienen derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos (cfr. Declaración de los derechos humanos de 1948, art. 26,3), pues ellos les han transmitido el don de la vida y son, por tanto, sus primeros y principales educadores (cfr. Congregación para la Educación Católica, Carta circular de la Congregación para la Educación Católica sobre la enseñanza de la religión en la escuela, n. 2), deseo también reafirmar, en esta oportunidad, el derecho-deber que los padres de familia poseen para elegir, discernir y decidir en torno a los contenidos educativos que sus hijos reciben en el centro educativo que han elegido, en función de que se les brinde una educación integral y no en contradicción con las convicciones religiosas y filosóficas que posean y vivan en la familia (cfr. Protocolo adicional al Convenio para la protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales de París, del 20 de marzo de 1952, art. 2).

Para concluir, además de agradecer esta oportunidad para compartir con ustedes estas reflexiones, quiero insistir en el hecho de que la Iglesia tiene como unos de sus grandes propósitos el cuido y la promoción de todo lo realmente humano, lo mismo que marcar un norte en positivo para que cada persona viva su vida con plenitud y gozo. Como punto final, pero no menos importante, quiero afirmar también con claridad que nunca en el corazón de la Iglesia ni en el mío ni de ningún fiel está presente espíritu alguno de ataque o discriminación, pues ello, en definitiva, tampoco cupo ni cabrá jamás en el Corazón de Cristo, rostro misericordioso del Padre.

Muchas gracias y que Dios les bendiga.

Monseñor José Manuel Garita Herrera

Obispo Ciudad Quesada

Domingo 29 de octubre, 2017

Let's block ads! (Why?)

12:44:00
REDACCIÓN CENTRAL, 31 Oct. 17 (ACI).- El P. Samuel Bonilla, conocido en redes sociales como el Padre Sam, anunció una “vigilia digital” para la noche del 31 de octubre, “en reparación a Jesús Sacramentado por todas las ofensas que recibe en estos días”.

La vigilia se realizará como Facebook Live en la página del Padre Sam, a partir de las 10:00 p.m. (hora de Ciudad de México).

En declaraciones para ACI Prensa, el sacerdote explicó que “todo empezó con un video que hice sobre Halloween”.

“Dejando de lado los orígenes de dicha fiesta, y las distintas discusiones, una cosa es segura: la noche del 31 de octubre, muchos aprovechan para hacer el mal. Y así quise pasar de la teoría a la práctica”.

El Padre Sam indicó que “ya que muchos profanan la Eucaristía, atacan iglesias, ofenden a Jesús, esa noche, decidí convocar a una vigilia digital”.

En esta vigilia, dijo, distintos miembros del equipo de sus redes sociales “haremos oraciones de reparación. Entre ellas, Hora Santa, Coronilla de la Divina Misericordia, Santo Rosario y alabanzas”.

“Se trata de unirnos en oración, vía Facebook Live, para consolar a Jesús que sufre cuando caemos en pecado. Y siguiendo el ejemplo de los santos, que dicen que la reparación es de las prácticas más perfectas de amar”, señaló.

También te puede interesar:

8 cosas que todo cristiano debe saber sobre Halloween https://t.co/ChkPWuD1Eo

— ACI Prensa (@aciprensa) 18 de octubre de 2016

12:42:00

(ZENIT – 31 Oct. 2017).- “Hoy no podemos distinguir ser religioso de ser `interreligioso´” ya que “una relación positiva entre religiones parece una necesidad absoluta”, dijo el cardenal Pietro Parolin desde Zagreb, donde se reunió con líderes religiosos croatas con motivo de su visita al país del 29 al 31 de octubre de 2017.

En su intervención publicada por L’Osservatore Romano en italiano del 1 de noviembre, el “número 2” del Vaticano expresó la urgencia de “compartir las riquezas espirituales de uno mismo y valorar lo que une, incluidas las diversas creencias”. “Esto requiere una evolución valiente” y una “aceptación sincera del otro”, ya que la ignorancia “a menudo ha sido un motivo de intolerancia, lucha y división”.

En el país que históricamente muestra una “coexistencia sostenible de la cultura latina, bizantina e islámica”, el cardenal recordó que “los croatas fueron los primeros eslavos en convertirse al Evangelio” y que el cristianismo juega en el país un “papel irremplazable”. “Croacia es un modelo de pluralismo donde la conciencia de las raíces espirituales de uno no se ha debilitado”.

En un diálogo con los obispos, Mons. Parolin también habló de la dictadura comunista, que de 1945 a 1990 “hizo todo lo posible por cortar el vínculo entre el pueblo de Croacia y la Santa Sede, al hacer de la Iglesia el objeto de una persecución sistemática”. Rindió homenaje a la fidelidad cristiana: “ni los campos de concentración ni el ateísmo sistemático” podían “borrar” la “madurez de esta Iglesia”.

El cardenal instó a los obispos a “proteger y desarrollar este patrimonio” para que “la identidad cristiana de Croacia no solo tenga un pasado y un presente, sino también un futuro”.

Finalmente, el Secretario de Estado agradeció al Arzobispo de Zagreb, el Cardenal Bozanić, y al Obispo de Požega, Mons. Škorčević, “por el trabajo realizado en la Comisión Mixta de Expertos de Croacia y Serbia para una revisión de la figura del Beato Cardenal Alojzije Stepinac. Este fue un gesto muy ecuménico hacia los hermanos ortodoxos. Estoy encantado de que hayan llegado al final del trabajo con la alegría y la esperanza de una concordia más profunda “.

Durante su visita, escribe el Vaticano todos los días, el cardenal Parolin se reunió con la presidenta Kolinda Grabar-Kitarović y el primer ministro Andrej Plenković.

12:32:00

EL Prior General de la Orden de san Agustín ha escrito una «Carta a las Hermanas y Hermanos de la Orden», con motivo de los 500 años de la así mal llamada «reforma luterana», en la que con una claridad meridiana, señala unas buenas luces para orientarse en el desconcierto que se ha originado en torno a ese acontecimiento:

«Sola Scriptura, sola gratia, sola fide. Las consecuencia de la percepción luterana llevan a la negación del libre albedrío, a la innovación dogmática de los sacramentos, al rechazo de la misa como sacrificio, a la negación del sacerdocio ministerial, a la demolición del magisterio y de la jerarquía eclesiástica, a la demonización del papado. Sin embargo, Lutero se muestra sorprendentemente servil a los príncipes protestantes y se manifiesta un apasionado defensor del legítimo orden social y político, incluso a un alto precio. Su postura en la Guerra de los Campesinos (1524-1525) nos ofrece buena muestra de ellos y constituye uno de los rasgos más discutido del reformador.»

Y en unos párrafos anteriores subraya : «Lutero no solo abandonó la Orden, sino que abominó de la vida religiosa con todas sus fuerzas, rechazó las prácticas ascéticas y de piedad, el rezo del breviario y otras obligaciones, modificó radicalmente la teología sacramentaria, condenó los votos y promovió el abandono (en algunos casos incluso con violencia, añado yo) y la fuga masiva de los consagrados. El daño causado a la Orden y a la vida religiosa en Alemania fue enorme».

En un artículo reciente en «La Nuova Bussola Quotidiana», el card. Gerhad L. Müller se lamente de la confusión que se está originando en diversos ámbitos, también eclesiásticos, en torno a Lutero. Y subraya con toda claridad, por si todavía fuera preciso aclararlo, que lo que hizo Lutero no fue, en absoluto, una reforma; fue una destrucción, una «revolución» y que, por lo tanto, no tiene ningún sentido afirmar, como alguno por desgracia ha hecho, que Lutero «fue un acontecimiento del Espíritu Santo»:

«Lutero ha negado la Eucaristía; el carácter de sacrificio del sacramento, y ha negado la real conversión de la sustancia del pan y del vino en la sustancia del Cuerpo y de la Sangra de Cristo. Además, ha definido el orden Episcopal, sacramento del Orden, un invención del Papa».

«Es inaceptable afirmar que la reforma de Lutero fue un acontecimiento del Espíritu Santo. Al contrario, fue contra el Espíritu Santo».

Nadie niega que Lutero promovió el acercamiento del pueblo fiel a la Sagrada Escritura, que desde entonces las versiones del Evangelio a las lenguas habladas en todos los países, que se había comenzado a hacer casi 100 años antes- se multiplicaron.

Como parte de ese desconcierto ante lo que se dice aquí y allá -quizá con muy buena voluntad de salvar barreras- señalo sencillamente unas frases que he encontrado recientemente en las páginas de un buen semanario católico.

Se habla de «luteranos que empiezan a volver a la piedad eucarística». Los luteranos que llegan a tener fe en la presencia real y sacramental de Cristo en la Eucaristía, se unen a la Iglesia. Ya lo han hecho varios grupos, y seguirán haciéndolo. Al cabo de algún tiempo de comenzar la revuelta, ni Lutero ni Calvino, ni Zwinglio, ni los he les han seguido han creído en esa «Presencia sacramental». Para ellos, a lo más era un «recuerdo de la cena del Señor»; un gesto que «significa una cierta presencia de Jesús en el pan consagrado». O sea, si unimos esto a la destrucción del sacerdocio, ese «pan consagrado» no es apenas algo más que un «pan bendito» Cristo no está allí «realmente presente con su Cuerpo, con su Sangre, con su Alma, con su Divinidad». No hay ninguna Eucaristía. Que ese movimiento luterano actúa hacia una mayor veneración del pan consagrado; bendito sea. Rezamos para que clamen al Señor y les conceda la Fe en la Eucaristía.

El prior de los Agustinos , después de afirmar que para Lutero «no es posible la retractación porque no asume la posibilidad de equivocación o de error», añade: «Es significativa su fijación en la figura del papa, que va evolucionando desde el acatamiento reverente hasta la animadversión y aborrecimiento, hasta desembocar en el odio de sus últimos años. Son verdaderamente tristes sus exagerados insultos y agresiones a la Iglesia de Roma (papista, según su particular terminología). Leer esos textos nos llena de dolor». Le llegó a llmar, incluso, «anticristo».

En el semanario se habla de una especie de peregrinación que lleva por título: «Con Lutero a casa del Papa»- Quizá les podría iluminar más el camino, si dijesen «Volvamos a la casa del Papa»; y dejar a Lutero en la tumba.

Y por último, para no hacer demasiado largas estas líneas, en un artículo de Roma, se insinúa que en este 500 aniversario del cisma herético -esa es la palabra, aunque él no lo dice, y parece que hoy se ha borrado del diccionario- sería oportuno avanzar en el diálogo con los protestantes, haciendo entre otras cosas: «revalorizar a los grandes personajes en la historia de la Iglesia, como Lutero», como si Lutero hubiese predicado la «verdad».

¿El camino para acercar a muchos pecadores a la Iglesia, a Cristo, es el de «revalorizar a Judas»?

Ni conmemoración, ni celebración alguna. Penitencia, y petición de perdón al Señor por todo el daño ocasionado en estos 500 años. Y oraciones. Yo uno las mías a las de toda la Iglesia pidiendo al Espíritu Santo que mueva el corazón de muchos protestantes, que ya han corregido los errores y las desviaciones dogmáticas y morales de Lutero, para que acojan todo el tesoro de Fe y de Tradición de la Iglesia Católica, y podamos así vivir en la unidad querida por el Fundador de la Iglesia, Nuestro Señor Jesucristo.

Ernesto Juliá, sacerdote

Publicado originalmente en Religión Confidencial

Let's block ads! (Why?)

12:17:00

El 31 de octubre de 2017, último día del año de conmemoración ecuménica común de la Reforma, estamos muy agradecidos por los dones espirituales y teológicos recibidos a través de la Reforma, conmemoración que compartimos juntos y con nuestros asociados ecuménicos del mundo entero. Asimismo, pedimos perdón por nuestros fracasos, las formas en que los cristianos han herido el Cuerpo del Señor y se han ofendido unos a otros durante los 500 años transcurridos desde el inicio de la Reforma hasta hoy.

Nosotros, luteranos y católicos, estamos profundamente agradecidos por el camino ecuménico que hemos recorrido juntos en los últimos 50 años. Esa peregrinación, sostenida por nuestra oración común, el culto y el diálogo ecuménico, redundó en la eliminación de prejuicios, una mayor comprensión mutua y la identificación de decisivos acuerdos teológicos. Frente a tantas bendiciones a lo largo del camino, elevamos nuestros corazones en alabanza al Dios Trino por la misericordia recibida.

En este día damos una mirada retrospectiva a un año de notables eventos ecuménicos que comenzó el 31 de octubre de 2016 con la oración común luterano-católico romana en Lund, Suecia, en presencia de nuestros asociados ecuménicos. Durante la presidencia de ese servicio, el papa Francisco y el obispo Munib A. Younan, entonces presidente de la Federación Luterana Mundial, firmaron una declaración conjunta que recoge el compromiso de seguir recorriendo juntos el camino ecuménico hacia la unidad por la que oraba Cristo (cf. Juan 17.21). Ese mismo día, nuestro servicio conjunto a quienes necesitan nuestra ayuda y solidaridad también se vio fortalecido por una declaración de intención entre Caritas Internationalis y la Federación Luterana Mundial – Servicio Mundial.

El papa Francisco y el presidente Younan declararon juntos: «Muchos miembros de nuestras comunidades anhelan recibir la Eucaristía en una mesa como expresión concreta de la unidad plena. Sentimos el dolor de quienes comparten su vida entera, pero no pueden compartir la presencia redentora de Dios en la mesa de la Eucaristía. Reconocemos nuestra conjunta responsabilidad pastoral para responder al hambre y la sed espirituales de nuestro pueblo de de ser uno en Cristo. Anhelamos que sea sanada esta herida en el Cuerpo de Cristo. Este es el propósito de nuestros esfuerzos ecuménicos, que deseamos que también progresen mediante la renovación de nuestro compromiso con el diálogo teológico.»

Las bendiciones de este año de conmemoración incluyen el hecho de que por primera vez, luteranos y católicos hayan considerado la Reforma desde una perspectiva ecuménica, lo que dio lugar a un nuevo enfoque de los acontecimientos del siglo XVI que llevaron a nuestra separación. Reconocemos que si bien el pasado no se puede cambiar, su influencia sobre nosotros hoy en día se puede transformar para que sea un estímulo al crecimiento de la comunión y un signo de esperanza a fin de que el mundo supere la división y la fragmentación. Una vez más, resultó claro que lo que tenemos en común es mucho más que aquello que nos divide.

Nos alegra que la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación, firmada en un acto solemne por la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica Romana en 1999, también fuera firmada en 2006 por el Consejo Metodista Mundial y por la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas en este año de conmemoración. Además, hoy mismo será acogida y recibida por la Comunión Anglicana en una ceremonia solemne en la abadía de Westminster. Sobre esta base nuestras comuniones cristianas pueden construir un vínculo más estrecho de consenso espiritual y testimonio común en el servicio del evangelio.

Reconocemos con gratitud, los numerosos eventos de oración y culto comunes que luteranos y católicos celebraron junto con sus asociados ecuménicos en distintas partes del mundo, los encuentros teológicos y las publicaciones significativas que dieron sustancia a este año de conmemoración.

De cara al futuro, nos comprometemos a seguir nuestro camino común, guiados por el Espíritu de Dios, hacia la mayor unidad de acuerdo a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo. Con ayuda de Dios, pretendemos discernir a través de la oración nuestra comprensión de la Iglesia, la Eucaristía y el Ministerio, buscando un consenso sustancial que permita superar las restantes diferencias que existen entre nosotros. Con profunda alegría y gratitud, confiamos en «que el que comenzó en [nosotros] la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Filipenses 1.6)

Let's block ads! (Why?)

12:16:00

(ZENIT – 31 Oct. 2017).- El Papa Francisco recibirá al presidente de la República de Moldavia, Igor Dodon, en la mañana del sábado 4 de noviembre de 2017, en el Vaticano.

Esta será la primera visita del presidente, que asumió el cargo en diciembre de 2016

La última audiencia de un jefe de estado moldavo en el Vaticano se remonta a 2010, cuando Benedicto XVI recibió al presidente del Parlamento de Moldavia, el presidente en funciones Mihai Ghimpu. El encuentro fue una oportunidad para destacar “la contribución positiva de la misión cumplida por la Iglesia Católica en Moldavia en beneficio de toda la población”.

Con una mayoría cristiana ortodoxa, Moldavia tiene unos 20.000 católicos, alrededor del 1% de la población.

© Traducción de ZENIT, Rosa Die

12:14:00
MADRID, 31 Oct. 17 (ACI).- Entre las numerosas iniciativas para recuperar el verdadero sentido de la Solemnidad de Todos los Santos y de la Conmemoración de todos los Fieles Difuntos, la Fundación EUK Mamie – HM Televisión ha presentado un vídeo con la “Oración por las almas del purgatorio”.

Según explican, quieren enseñar a los fieles “que cada una de nuestras palabras, acciones y omisiones tienen resonancias eternas” y que “nadie entra en el Cielo sin antes haberse perfectamente purificado”.

Además, precisan en un comunicado que con este vídeo pretenden difundir la costumbre de rezar por los difuntos y recitar esta oración “que un día podemos necesitar que la recen por nosotros”.

ORACIÓN A LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO:

“Esposas muy queridas del Señor,
que encerradas en la cárcel del purgatorio sufrís indecibles penas,
careciendo de la presencia de Dios hasta que los purifiquéis,
como el oro en el crisol, de las reliquias que os dejaron las culpas.
Con cuanta razón, desde aquellas voraces llamas,
clamáis a vuestros amigos pidiendo misericordia.
Yo me compadezco de vuestro dolor y quisiera tener caudal suficiente
para satisfacer por vosotras a la Justicia Divina.
Pero siendo más pobre que vosotras mismas,
apelo a la piedad de los justos,
a los ruegos de los bienaventurados,
al tesoro inagotable de la Iglesia,
a la intercesión de María Santísima
y al precio infinito de la Sangre de Jesucristo.
Concédeles Señor, a esas pobres almas, el deseado consuelo y descanso,
pero confío también, almas agradecidas,
que tendré en vosotras poderosas medianeras
que me alcancen del Señor gracia con que deteste mis culpas,
adelante en virtud, sojuzgue mis pasiones
y llegue a la eterna bienaventuranza por toda la eternidad.
Amén”.

También te puede interesar: 

VIDEO: Experto propone 5 criterios básicos para entender qué es el purgatorio https://t.co/BjbL0C3C0Y

— ACI Prensa (@aciprensa) 9 de noviembre de 2016

11:57:00

Los pueblos, como los individuos, tienen su propia identidad que se fundamenta en su su memoria, es decir, en su historia. Mirar al pasado no es, pues, otra cosa que mirarse a sí mismo y saberse. La invocación y el recuerdo del pasado, su constante actualización es la condición para construir el futuro de este pueblo. Por esta razón, todo pueblo, o incluso todo grupo social por reducido que sea, ha de escoger entre la tradición o la voluntad de suicidio.

Bajo esta perspectiva se comprende claramente que ningún pueblo del mundo puede ser definido como un pueblo «progresista». Tal calificativo es necesariamente falso y sólo puede ser una manera de disimular una tentación o seducción, cuyo final inevitable es la muerte de este pueblo. Nadie puede apuntarse al futuro por la sencilla razón de que es inexistente. Las metas que habrán de realizarse en el futuro lo son verdaderamente en la medida en que son ya ahora una realidad. Esto pasa con las sociedades exactamente igual que con las personas.

No es posible proyectarse hacia el futuro sin una actual memoria de su pasado que muestre la verdadera potencia en que consiste el ser de este pueblo.

Cuando aplicamos este principio general a Cataluña en el momento presente entendemos que no se puede hablar de su futuro, presentarlo como un programa de acción sin fundamentarlo en su pasado glorioso. Es evidente que en toda historia hay que distinguir lo anecdótico de lo sustancial o, mejor dicho, hay que distinguir lo creativo, lo fecundo, lo aglutinador, de lo mimético, estéril y desintegrador.

Lo primero son las glorias de un pueblo, lo segundo son sus debilidades. La política se apoya sobre la historia de tal manera que ninguna política sensata puede hacerse en nombre del futuro, el cual no solamente no es todavía, sino que nadie conoce como será. Este último aspecto es tan verdadero que una reflexión sobre las falsas profecías sería ya por sí sola una enorme lección no sólo de prudencia política sino de conocimiento de la verdadera realidad de un país, de manera que más que hacer real lo posible la política debería consistir en hacer posible lo real, es decir, no empeñarse en negar la realidad para justificar la validez de un pseudo programa político, sino dejar a los grandes ideales que han dado ya su fruto, seguir fecundando la vida de cada pueblo y dando frutos de creatividad, de estabilidad y de verdadero progreso social.

Es con esta intención que nuestra revista se ocupa de temas históricos y, en particular, como lo ha hecho varias veces, de la historia de Cataluña, de sus instituciones, de sus hombres, de sus proyecciones verdaderamente universales. Con el mismo espíritu nos oponemos y advertimos sobre la vacuidad de los mitos de una pretendida Cataluña inexistente tanto antes como ahora, para cuya realización es absolutamente necesario prescindir de la más evidente y palpable –porque la historia deja huella– realidad histórica. Hasta tal punto es patente este olvido del ser de Cataluña que se ha puesto como ideal de Cataluña la catalanidad, la propia identidad, o sea, el ser «uno mismo» en lugar de ser algo. Un algo, una historia, unos hechos, unas gestas, unos hombres y unas instituciones que sistemáticamente se olvidan o positivamente se rechazan.

Planteadas así las cosas Cataluña se vacía, de hombres y de ideas, de creencias y de instituciones, y se hace exclusivamente apta para el resentimiento. Ni lo sensato, ni lo heroico, cosas que pueden ir juntas en la historia de Cataluña, son ahora punto de referencia de nuestro ser de catalanes. Por obra y gracia de la dialéctica marxista somos ahora un pueblo «colonizado», «oprimido», que no tiene otra identidad que la de su «autodeterminación» –idea, por cierto, que puede determinar una actitud de futuro pero es metafísicamente incapaz de constituir el ser de ningún pueblo porque pertenece al modo de acción y no al contenido del mismo, que es de lo que se trata. Cataluña es ahora, según esta perspectiva, como un pueblo africano que busca su independencia y que hace consistir en ella su ser nacional. Para hacer una revolución, como la que se pretende hacer en Cataluña, es preciso negar sistemáticamente toda nuestra realidad hasta el punto de definimos como a un pueblo que «lucha» sin decirmos por qué lucha. La actitud de definir a Cataluña, de manera romántica, como un pueblo que ha luchado por conservar su identidad, sin decir en qué ha consistido ésta, es servir Cataluña en bandeja a los genios de la Revolución, a los teóricos y técnicos de la Revolución. Es elegir la voluntad de suicidio por negarse a reconocer lo que realmente somos.

José Mª Petit Sullá  fue colaborador de la revista CRISTIANDAD y publicó en ella este artículo en el nº 585 de diciembre de 1979. La misma revista lo ha reproducido en el nº 1035 de octubre 2017.

Let's block ads! (Why?)

11:26:00

Entrevista a Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola, Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), sobre las emergencias en México, después de los sismos y los huracanes que abatieron a México en septiembre de 2017.

¿Podría darnos un panorama general de la situación que vive el pueblo de México luego de los desastres pasados?

Ya pasaron cuarenta días del sismo del 19 de septiembre en México y las primeras reacciones fueron entusiastas, de apoyo y servicio. Especialmente en los lugares donde hubo derrumbes se mantuvo un espíritu muy fuerte de los mexicanos, en todo el país inmediatamente se crearon centros de acopio y se enviaron tráilers y gran cantidad de víveres a los diferentes sitios afectados.

Es importante que tomemos conciencia que estos terremotos fueron distintos al ocurrido en 1985, donde hubo más muertes, pero donde sólo se afectaron dos ciudades: Ciudad de México y Ciudad Guzmán. Ahora este terremoto con sus miles de réplicas afectó a diez estados del país, que se traduce a veinte diócesis de la Iglesia mexicana. Con casi 500 pérdidas humanas y un sin número de desplazados, miles de casas destruidas, aproximadamente 150 mil construcciones afectadas y en el caso de nuestra Iglesia, más de 1700 templos dañados. Este terremoto dejó afectaciones que van a durar mucho tiempo y la reconstrucción de casas posiblemente tomará años, la Emergencia Primera, no es nada más un mes, sino al menos unos seis meses.

Todavía hay municipios en el estado de Oaxaca en dónde sigue temblando y lloviendo, donde se dificultan los procesos de rehabilitación y reconstrucción.

¿Cuáles son los ámbitos en los que la Iglesia va participar en la reconstrucción?

Vamos a participar de manera particular en la reconstrucción del tejido social, lo que concierne a la pastoral social y en las diferentes áreas como son: familia, jóvenes, niños, talleres de paz, atención a los necesitados, la solidaridad, la cooperación, la cultura de la paz, la evangelización, los valores cristianos y por otra parte; aunque la reconstrucción material le toca al gobierno y en cierta medida a la sociedad civil, también la Iglesia participará en la construcción de casas derrumbadas, de la misma forma en que lo hizo llevando la ayuda primaria a las comunidades como fue: refugio, comida y ropa, ¡ahí seguiremos de la mano del gobierno y la sociedad!.

¿Por cuánto tiempo la Secretaria General va estar vinculada a la etapa de reconstrucción?

Como Secretario General nuestra labor es de coordinación de los servicios pastorales, es decir; de las Comisiones y Dimensiones Episcopales; así como vincular a las Provincias, Diócesis y organizaciones sociales, civiles, universidades y gobierno. Desde luego que la coordinación también es con las Conferencias Episcopales de otros países, es una coordinación a nivel nacional e internacional. De tal manera, que parte del trabajo natural de la Secretaría General es la vinculación, entonces creo que estaremos presentes todo el tiempo que sea necesario, coadyuvando la reconstrucción del tejido social y la ayuda al pueblo mexicano.

¿Cuáles son las acciones concretas que se necesitan de los fieles católicos en la reconstrucción?

Los problemas de México tienen que ver con la cuestión de los valores y antivalores; la corrupción la impunidad, la violencia, la falta de empleo y de educación. Son múltiples factores, así como los graves problemas del tráfico de personas, de armas, de droga, un tema que está muy metido en nuestro país, nos hace estar como Iglesia y como sociedad muy alertas, pero sin dejar de hacer lo que nos toca. Tanto a los maestros, la educación; al gobierno, gobernar con honestidad y buscando el bien del pueblo y a la Iglesia; cumpliendo su misión que es evangelizar y que es ayudar a la gente a elevar su nivel de vida humano y espiritual.

Toda la sociedad estamos llamados a cumplir nuestro deber, cada quien en su trinchera, cumpliendo cabalmente lo que nos toca hacer con los valores de la honestidad, la justicia, de la paz, del amor y el perdón a los hermanos.

Es importante que la sociedad no olvide, no enfríe el ánimo de servicio porque la emergencia continúa en distintos niveles, no solamente las casas destruidas, escuelas y templos afectados, todavía hay mucha gente que padece y la cual hay que apoyar para que pueda levantarse y seguir llevando su forma de vida incluso de una mejor manera; a nivel justicia, de acceso a otro tipo de condiciones de vida, trabajar fuerte para evitar los vicios que tenemos de injusticias, corrupción e impunidad. No permanecer ni fríos, ni indiferentes, sino con un alto compromiso de servicio y ayuda a los demás en todas las áreas en las cuales estamos, cada uno trabajando.

¿Cómo se le está comunicando al Papa Francisco de las acciones de la Iglesia ante esta emergencia?

Estamos en total comunicación con la Nunciatura, a través de ellos mantenemos una comunicación permanente sobre los incidentes, el Sr. Nuncio ha estado presente en algunas Diócesis afectadas, e incluso tiene programados recorridos como es el caso del próximo tres de noviembre en la diócesis de Cuernavaca, en el estado Morelos. De esta forma él tiene de primera mano la información de lo que sucede en México y esta información la lleva al Vaticano. Por otra parte; también tenemos contacto con el área de Comunicación del Vaticano, a quienes compartimos artículos de lo que sucede nuestro país.

¿De qué forma se abordará el tema de los sismos en la próxima Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano?

Estamos contemplando entregar un informe de la acción de la Iglesia ante los sismos, un protocolo también de actuación ante la emergencia y un plan de acción en unión con Cáritas Mexicana.

Mensaje final

Al pueblo de México, nuestra palabra de aliento para que no claudiquemos en el trabajo, para que nuestro país sea mejor y viva en condiciones de justicia de respeto, de justicia y de paz, cultivando los valores, educando en la formación humana a nuestros niños y jóvenes.

Al pueblo de España, nuestra cercanía ante la situación difícil que atraviesa, pedimos a Dios que los ilumine, los proteja y los bendiga.

© Texto de Janet Guadalupe Pedraza, México

11:17:00

Enrique Soros es periodista, argentino, y vive en Washington. Es miembro de CLAdeES, Centro Latinoamericano de Evangelización Social. El autor trabaja en prensa entre el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y la Conferencia Episcopal de EEUU, coordina el proyecto digital pastoral del CELAM y trabaja con el CELAM en diversos proyectos. Es periodista, contribuye con diversos medios internacionales, como Zenit y AICA.

—-

Para muchos estadounidenses, Halloween (se pronuncia “halouín, con acento en la i) es una de las fiestas más de familia que tiene el país. Los disfraces se van preparando por semanas, se ven zapallos con caras recortadas frente a las casas, van cayendo las hojas multicolores de los árboles que dan vida a las ciudades, a los pueblos, marcando esta época del año con un sello muy especial que queda grabado en el corazón de niños y adultos. La creatividad se despierta en los jardines del frente de las casas, con telas de araña, brujas, galeras negras, monstruos, héroes,  fantasmas y muñecos divertidos de todos los colores y formas.

El 31 de octubre, a la tarde, cuando va cayendo el sol, los barrios se llenan de niños y familias que salen a recorrer el barrio en busca no solo de dulces, sino también de una sana diversión, amistad, ilusiones, felicidad, risa. Muchos, disfrazados de príncipes, de bomberos, de reyes. Otros de monstruos, de fantasmas, de piratas. Oficinas, edificios públicos y privados, y sin duda, también escuelas católicas y parroquias (evidentemente no todas) decoran sus paredes con figuras alusivas a Halloween. Muchas personas disfrazadas hacen guardia frente a sus casas con recipientes llenos de dulces, para darle a los niños que se acerquen a requerirlos. Luego de dos o tres horas de recorrido, todos vuelven a sus casas con la alegría de haber compartido una noche de aventura en familia. Y los niños podrán disfrutar de los dulces por un largo tiempo.

En 20 años de residencia en Estados Unidos, jamás he visto nada que sea distinto a lo expresado arriba. Jamás vi nada negativo.

Fines de octubre es también la época en la que, desde las redes sociales o desde donde puedan, algunos católicos aprovechan para demonizar esta festividad. “Yo no celebro Halloween. Soy católico”, reza uno de los tantos banners que pululan por las redes. Se percibe un  síndrome: El del absolutismo religioso. Halloween proviene de las palabras All hallow’s eve, que significa víspera de todos los santos. Los antiguos anglosajones le quitaron el sentido religioso y le dieron una impronta pagana. Bien, esos son los orígenes. Es verdad que hoy en día, hay quienes, en proporción muy pocos, aprovechan estas fiestas para fines non sanctos, pero eso no quita que en Estados Unidos, se trate en su gran mayoría, de una divertida, muy divertida fiesta familiar.

Hay evangélicos fanáticos, que absolutizan desde un versículo de la Biblia, hay católicos fanáticos que absolutizan desde una frase de la doctrina. El Papa Francisco se desvive por que aprendamos a dejar hablar al Espíritu Santo en nuestras almas, y que no nos cerremos en conceptos cerrados. En un encuentro con el movimiento de Schoenstatt, afirmaba que para conocer la realidad, se aleja de la zona segura y se va a la periferia, para analizarla en su integridad. Y afirmaba en el cierre del Sínodo de las Familias, que “los verdaderos defensores de la doctrina no son los que defienden la letra sino el espíritu.” Con la misma pasión, el P. José Kentenich hablaba del pensar, amar y vivir orgánicos, lo que se contrapone a un pensar, amar y vivir mecanicista. Lo orgánico analiza los diversos elementos del todo, y da a cada parte el valor que tiene, integrándolos al conjunto. Lo mecánico toma solo una parte y niega los demás elementos que hacen al todo.

Existe hoy una corriente llamada Hollywins, donde se sugiere vestirse de algún santo, o de religiosa o sacerdote. Una idea muy bonita. Pero surge un invonveniente cuando se absolutize como si fuera la única opción, y quizás no sea muy pedagógica, cuando el niño no lo disfruta. Hay 365 días en el año para transmitir valores profundos a nuestros hijos. ¿Cuál es el temor de que se vista de monstruo, de fantasma o de pirata, si eso es lo que le dejamos ver todos los días en la televisión como algo normal? ¿No será acaso más sano que se disfrace con lo que más le guste, que participe de las cosas divertidas (mientras que no sean inconvenientes) del mundo, de la forma que él más lo disfrute, sin que por ello pierda el más mínimo respeto a los valores que le transmitimos? Todos los días tenemos para transmitirles valores religiosos desde nuestra propia esencia, y para evangelizar el mundo, tenemos que estar en el mundo, palpitar con el mundo, sin perder un ápice nuestros valores.

Si disfrazarse del “Hombre Araña”, de bruja o de fantasma pone en juego los valores religiosos de nuestros hijos, pues quizás sea momento de evaluar la forma en que los estamos educando en la fe. Para que la fe de nuestros hijos sea fuerte y resistente, es esencial probarla desde que son pequeños, no haciéndolos vivir en una burbuja que los aleje del mundo, sino dejándolos que participen de diversos eventos, que aunque no tengan origen cristiano, como la mayoría de las actividades que realizan, que les permitan sentirse parte, divertirse con amigos, y a la vez aprendiendo a no negociar valores esenciales. Al estar en el mundo, y al vibrar con él, se abren maravillosos momentos para compartir y transmitir valores.

Es interesante que los ciudadanos comunes, solo escuchamos cosas feas sobre Halloween, de aquellos que lo demonizan, no de quienes lo festejan. Y otra cosa: Nunca se escucha de un detractor de Halloween decir: “yo opino tal cosa”. Siempre decretan. El título ideal de sus artículos es “Por qué un católico no debe celebrar Halloween”.

Ser católico es ser universal, cristiano, fiel a la doctrina, pero amplios de mente. La conjunción “o” destruye. La conjunción “y”, une, y puede poner cada cosa en su lugar. Nos puede dar un mejor lugar para cumplir con nuestra misión de cristianos.

Es Estados Unidos Halloween es una fiesta familiar y comunitaria tradicional, que cala en muchas almas. En Latinoamérica está la reticencia de importar esta festividad que nada tiene que ver con nuestra tradición latina. Y aquí, en mi opinion, vale el mismo principio. Discernir. Si invitan a nuestros hijos a una fiesta de disfraces el 31 de octubre por Halloween, pues ¿cuál es el problema? Que se diviertan, que se integren. ¿Qué tiene de malo? Salvo, claro, que no se trate de la ingenuidad que expreso arriba. No necesitamos hacer nada para promocionar esta fiesta, pero tampoco es bueno combatirla de cuajo.

Hay cosas malas que no se pueden frenar, y hay otras cosas que tampoco se pueden frenar, que en sí, no son ni buenas ni malas, donde la maldad o la bondad dependen del corazón de quienes las practican, no del objeto en sí. A las primeras, estamos llamados a rechazarlas. A las segundas, mejor utilizarlas, sin denostarlas, para integrarnos a un mundo muy diverso, en el que definitivamente tenemos que estar, para cumplir con nuestra misión. Por muchos siglos hemos decretado, señalado, excluido, y nos hemos aislado. Es la mejor fórmula para gestar adolescentes ateos. Lo compruebo todos los días en la pastoral familiar.

Ojalá que con Francisco aprendamos a decretar menos, a abrazar más, y a darle más importancia a la conversión de nuestros corazones. Que tengamos la humildad de sentir y afirmar que tenemos mucho por aprender, que no tenemos una respuesta elaborada para todo. Y que aprendamos a discernir, lo cual significa  dejar al Espíritu Santo que nos inspire para que sepamos mejor qué hacer en cada caso.

11:01:00

(ZENIT – 31 Oct. 2017).- La fachada de esta basílica evidencia “la capacidad del ser humano de levantarse, de volver a esperar, a mirar al cielo, y con la fuerza de esta mirada, regresar a la tierra”, dijo en la homilía el Cardenal Pietro Carolin, Secretario de Estado del Vaticano.

Mons. Pietro Parolin celebró la Eucarística en el primer aniversario del terremoto en Nursia, Italia, el domingo, 29 de octubre de 2017, delante de la fachada de la basílica de San Benito.

“La fachada de esta basílica, enjaulada en el andamiaje de reconstrucción” –señaló Mons. Parolin– es el emblema del terremoto, pero “evidencia, aún más, la capacidad del ser humano de levantarse, de volver a esperar, a mirar al cielo, y con la fuerza de esta mirada, regresar a la tierra”.

Así, el cardenal exhortó: “Y poner toda la inteligencia, la habilidad, la imaginación y el esfuerzo al servicio de un rescate coral, para levantar, junto con las paredes de las casas, de los lugares de trabajo y de las iglesias, también la moral de las personas y de las comunidades y la alegría de vivir”.

Publicamos a continuación la homilía que el Secretario de Estado el cardenal Pietro Parolin ha pronunciado  esta mañana durante la celebración eucarística misa delante de la fachada de la basílica de San Benito en Nursia, en el primer aniversario del terremoto.:

Homilía del Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado

Excelencias,
Distinguidas Autoridades,
Queridos sacerdotes,
Queridos ciudadanos de Nursia,
Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Nos hemos reunido hoy para esta celebración eucarística delante de la fachada de la basílica de San Benito, un año después del terremoto en Valnerina que, después de las primeras sacudidas del 24 de agosto, entre el 26 y 30 de octubre del año 2016 trastornó el ritmo normal de la vida de estas tierras, ricas en arte, belleza paisajística y tradiciones culturales, que han encontrado su mayor inspiración en la fe cristiana. Una fe vivida y testimoniada a través de los siglos que ha moldeado estas colinas y estos espacios que favorecen la meditación y la contemplación y que ha plasmado tanto las conciencias como la arquitectura de vuestras plazas e iglesias.

La belleza de la creación y la laboriosidad del hombre que la cuida, la sucesión armoniosa de valles, ríos, lagos y montañas y el trabajo del hombre que construye sabiamente pueblos y ciudades, están siempre insertados en el gran misterio del universo, deben enfrentarse con la vehemencia de las fuerzas naturales, que se presentan la mayor parte de las veces como oportunidades y riquezas que hay que administrar con sabiduría y, a veces se expresan, en cambio,  como una fuerza destructiva, que no podemos predecir con precisión ni gobernar por completo.

El terremoto manifiesta una de estas fuerzas y nos recuerda que, aunque podemos hacer mucho para limitar sus efectos, nuestra existencia está sujeta a la inmensidad de las fuerzas cósmicas. Nos recuerda, sobre todo, que la creación – hermosa y digna de nuestra admiración – nos lleva al Creador y que el ser humano está en sus manos, conducido por Él a un destino definitivo de salvación, de paz y  felicidad, donde no habrá ni terremotos del suelo ni ansiedades del alma y todos llegaremos a la meta.

La fachada de esta basílica, enjaulada en el andamiaje de reconstrucción, es el emblema del terremoto, pero evidencia, aún más, la capacidad del ser humano de levantarse, de volver a esperar, a mirar al cielo, y con la fuerza de esta mirada, regresar a la tierra y poner toda la inteligencia, la habilidad, la imaginación y el esfuerzo al servicio de un rescate coral, para levantar, junto con las paredes de las casas, de los lugares de trabajo y de las iglesias, también la moral de las personas y de las comunidades y la alegría de vivir.

Las lecturas de este XXX domingo del Tiempo Ordinario nos ayudan. Hay un hilo común que las une y que es precisamente la estrecha relación entre amor a Dios y amor al prójimo, entre la contemplación y la acción, entre la adoración de Nuestro Señor, y la plena disposición para servir al hombre, a ser ,cada uno para su prójimo, testimonio visible de caridad.

Como hemos escuchado en el  pasaje del Evangelio de San Mateo que acabamos de proclamar, el mandamiento más grande tiene una forma dual indivisible: una confirma la verdad y la necesidad de la otra.

No se puede realmente amar al prójimo si no se  ama al Señor, si no se le concede el primer lugar, si explícita o implícitamente, no se reconoce que dependemos  de alguien mucho más grande  que nosotros que está en el origen de nuestro ser y al que encontraremos plenamente al final de nuestra peregrinación terrenal.

Sin esa paz interior que viene de saberse amado por Dios y de estar reconciliados con El, el amor al prójimo  está expuesto  al riesgo de  grave distorsión y parcialidad. Sin amor a Dios, amar  al enemigo resulta  inconcebible, y también se hace muy difícil amar  al que está alejado y es  diferente de nosotros. Al final, resulta incluso difícil amar de forma inteligente a las personas cercanas a nosotros,  a nosotros mismos y a la  creación en la que estamos inmersos y en la que nos movemos. Cuando falta una sólida relación con Dios terminamos, efectivamente, no soportando  ni nuestros límites, ni las heridas y las dificultades que conlleva la existencia misma.

Por otro lado, sin embargo,  un  amor a Dios que quisiera aislarse del ser humano, sería en cambio su negación más obvia. Si Dios envió a su Hijo al mundo para salvarlo, si la cruz muestra la cumbre del amor  de Dios por los seres humanos, ¿Cómo puede un creyente en Dios no amar a los seres humanos? ¿Cómo no darse cuenta de que la prueba más segura de nuestro amor a Dios, que  no vemos, es el amor, la compasión, la ternura por el ser humano que  encontramos todos los días?

Como afirmaba el apóstol Santiago: “¿De qué sirve, hermanos míos que alguien diga: “Tengo fe” si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarle la fe ? Si un hermano o una hermana están desnudos y carecen del sustento diario  y alguno de vosotros les dice: “Idos en paz, calentaos y hartaos ‘,pero no les dais  lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe, si no tiene obras está realmente muerta”.(Santiago 2: 14-17) .

A su vez, San Juan Crisóstomo advertía: “¿Queréis de verdad honrar el cuerpo de Cristo? No consintáis que sea despreciado en sus miembros, es decir en los pobres, que no tienen ropas para cubrirse. No le honréis aquí con vestidos de seda y fuera le dejéis perecer de frío y desnudez… El cuerpo de Cristo que está en el altar no necesita preciosos manteles, sino un alma pura; los pobres, sin embargo, sí requieren mucho”. (Homilía número 5 sobre  el Evangelio de San Mateo) .

Los fariseos, eruditos, pero bloqueados e incapaces de abrirse a la plenitud de la verdad, creían que ponían en apuros a Jesús con su pregunta sobre cuál era el mandamiento más grande. La respuesta del Señor, en cambio, pone frente al espejo toda conciencia que dice creer en Dios y la invita a confirmar su fe con la misericordia, la bondad, la generosidad hacia el prójimo que pasa necesidades y hacia todos.

Los  fariseos, como todos los que usan como escudo la observancia  literal de leyes y  tradiciones para traicionar imperturbables el verdadero espíritu, son los que se verán en apuros;  son  invitados  a vivir plenamente el amor de Dios y del prójimo, si quieren llamarse realmente religiosos.

Tras los desastres naturales, después de que se desataran los  elementos, se desataron también  la generosidad, el altruismo, la carrera a dar el tiempo, la energía y el dinero propios para ayudar a las personas más afectadas y necesitadas. En esa ocasión, la totalidad de los poderes públicos, en sinergia con las organizaciones de la sociedad civil y los individuos, pusieron en marcha una acción conjunta para llevar ayudas.

Pienso concretamente en los esfuerzos de diferentes instituciones públicas, empezando por  la Protección Civil y  por los diferentes organismos locales y estatales, en la solidaridad mostrada a la Iglesia de Spoleto-Norcia por el Santo Padre, de parte de  la Santa Sede, de varias diócesis y de la Conferencia Episcopal; pienso en la generosidad de las parroquias, institutos  y asociaciones religiosas y, de manera especial, en el apoyo y la cercanía que os ha demostrado  la Caritas diocesana y nacional. Pienso en los muchos  ciudadanos que han dado su aportación.

También ha sido muy significativo el compromiso de las más altas instituciones europeas para financiar la reconstrucción de esta basílica, que parte del reconocimiento del papel insustituible del cristianismo para Europa y de la cultura que ha sido capaz de inspirar.

La generosidad que invariablemente se encuentra el día después  de los desastres, también representa una expresión implícita de la fe, que parte del reconocimiento de ser todos hermanos y hermanas a los que hay que ayudar a recuperarse de las dificultades. Cada gesto de caridad contiene dentro de sí la semilla de la fe y la luz de la esperanza.

Digo esto no para dar a toda costa una interpretación religiosa de cada gesto de bondad, sino porque, cuando nos encontramos con la generosidad y la caridad, también se percibe el buen aroma de Dios, el suave aroma de su presencia. Quién está movido por la caridad, aunque no lo haya sentido plenamente, está movido por Dios, porque Dios es amor, es amor subsistente que se entrega libremente.

Desde este lugar tan altamente simbólico hago un llamamiento a todas las instituciones civiles, eclesiales y privadas para que cooperen con presteza y perseverancia, en sintonía con las poblaciones afectadas, para que la sinergia demostrada en los primeros días después del terremoto continúe y, todavía más, se intensifique, para terminar las obras proyectadas y las ya comenzadas, agilizando en lo posible los trámites. Tenemos que esforzarnos  para evitar la despoblación de diversos burgos, ya en muchas ocasiones heridos por los eventos telúricos  en las últimas décadas, con lesiones y desprendimientos generalizados.

Espero, por lo tanto, una acción unida y decisiva que mueva los recursos y la inteligencia para reconstruir, junto con las casas y las iglesias, también el estado de ánimo de las personas, para vencer el miedo y la resignación, dos desastres invisibles, y sin embargo, casi tan graves como un terremoto.

Queridos hermanos y hermanas, tengo el placer de traeros los saludos y la bendición del Santo Padre Francisco, unidos a su oración y a su afecto.

El Papa, recordando la visita que hizo a San Pellegrino de Nursia el 4 de octubre de 2016 y la audiencia a las poblaciones víctimas del terremoto del 5 de enero, os anima a continuar el camino, a que no os dejéis abatir por las dificultades, sino a mirar con esperanza al futuro. Os exhorta a tomar del ejemplo de vuestra historia la fuerza que siempre os ha llevado a levantaros después de cada prueba, por muy difícil que fuera.

El Santo Padre, mientras os desea a todos que superéis lo antes posible – mediante el compromiso y la solidaridad de tantos hermanos y hermanas – las consecuencias del seísmo,   os exhorta a dirigiros con confianza filial al Señor Jesús y a su Madre María, a abrirles sin vacilación la puerta del corazón y de la mente para recibir, junto con el consuelo del Señor, la energía necesaria para llevar a cabo con determinación y coraje la obras de reconstrucción.

Así sea.

© Librería Editorial Vaticano

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget