2019
"Santa Muerte" 11-S 1986 3-D 3D Accion ACI Mundo ACI Prensa ACI Prensa Vaticano ACI Vida Familia Adolescencia Africa Agencia Zenit Agenzia Fides AICA Ajedrez Aleteia Alfareros America colonial Amistad Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1925 Año 1928 Año 1930 Año 1931 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1936 Año 1937 Año 1938 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año de la Misericordia Año1933 Año1993 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 APP en Play Store Arquidiócesis de Morelia Artes Marciales Articulos Athenas Venica Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Baloncesto Banda Cuisillos Basado en hecho reales Basado en hechos reales Bazar de la Fe Beato Anacleto González Flores OFS Belico Beto Cervantes Bioética Biografico Bolsa y Negocios Bomberos Boxeo Brujeria Brújula Franciscana Bulas Canonizaciones Cantos y Alabanzas Capitulos Capitulos Regionales Cardenales Carta a los Corintios Carta Apostólica Catastrofes Catequesis Catequesis del Papa Cecilia Celinés Díaz Centro de Estudios Catolicos Centro Televisivo Vaticano Ciencia ficcion Ciencia ficción Cine épico Cine familiar Cine Mexicano Cine mudo Cine religioso CIOFS Circo Clarisas Coches/Automoviles Cocina Colaboradores Colegios y Universidad Colombia Colonialismo Columna Comedia Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia Romántica Comic Comisaría de Tierra Santa en Salvatierra Conferencia del Episcopado Mexicano Congresos Conquista de America Constituciones de la OFS Coro Cantaré Coronilla a la Divina Misericordia Cortometraje Crimen Cristianos Perseguidos Cristo Cristo te llama Cuentos Cyberpunk Defensa de la familia Demonología Deporte Descargable Desde la Fe Dinosaurios Diocesis de Apatzingán Diocesis de Celaya Diocesis de Mexico Diocesis de Papantla Diocesis de San Andres Tuxtla Diocesis de San Felipe Diócesis de Toluca Diócesis de Veracruz Directorio Discapacidad Disney Divina Misericordia Documental Dr. Carlos Álvarez Cozzi Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romantico Drama social Ecos Seráficos Edad Media Eduardo Verastegui Ejercito El Cancionero Catolico El Hermano Asno El Papa El Papa en México El santo del día El video del Papa Elecciones Elena Lorenzo Rego Enfermedad Enseñanza Epoca invernal Esclavitud Escritos de San Francisco de Asís Escritos de Santa Clara Espiritualidad Esquela Eutanasia Evangelio Evangelio del dia Evangelio del dia en audio Evangelio del dia en texto Evangelios Apócrifos Evangelización en México y América Eventos Extraterrestres Facebook Familia Familia Franciscana Fantastico Fátima TV featured Ficticio Fieles Difuntos Fin del mundo Florecillas de San Francisco Formación Permanente Forum Libertas Franciscanismo Franciscano de la Mancha Franciscanos Fray Gabriel Fray Ignacio Larrañaga Fray Jose Pérez OFM Fray Richard Fray Rodi Cantero TOR Frayñero Fuentes Biograficas Fundación Callejeros de la Misericordia Futbol Futbol americano Gatos Gore Gran Depresion Guadalupe Radio TV Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra Cristera Guerra de Bosnia Guerra de Independencia Americana Guerra de la Independencia Española Guerra de Secesión Guerra Fria Hebreos Hermana Glenda Hermanas Diocesanas Historia de la Iglesia en México Historia de la OFS Historia del Franciscanismo Historias cruzadas Historico Holocausto Homosexualidad Homosexualismo Ideologia de Género II Guerra Mundial Imagenes Infancia Infantil Infocatolica InfoRIES Informativo de Radio Vaticano Inglés Inmigracion Inquisición Insectos Intriga Jesed Jesucristo Jesus Rodríguez Jon Carlo Jornada Vocacional Juegos olimpicos JUFRA Junta Ejecutiva Nacional Juntos por Mexico Kerigma Sacra La Biblia La Homilía del día La Santa Misa Libros Liturgia Liturgia de las Horas Lobby Abortista Lobby Gay Lopez Obrador Lourdes TV Luis Enrique Ascoy Luz del Nuevo Amanecer Magia Manga Manual para Laicos Franciscanos Marco Antonio Solís Marionetas Marvel Comics Mayra Alejandra Barajas Medicina Mediometraje Melodrama Mensajes Mickey Mouse Miniserie de TV Minutpos para Dios Misioneras Clarisas Mitologia Mitología Mons. Cristóbal Ascencio García Monstruos Montez de Durango Musica Musical Naturaleza Navidad Nazismo New Age Noticias Noticias Globales Novela Novena a la Divina Misericordia Novenas Nuestra Señora del Pueblito Nuevo Testamento Obispo de Apatzingan Obispos OFM OFM Capuchinos OFM Conventuales OFM de Jalisco OFM Michoacán OFS de Mexico OFS en Mexico Oraciones Ordenaciones Ortodoxos Padre Damián Padre Fortea Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Ivo Flores Padre Joni Padre Pedro Brassesco Pajaros Palabra de Dios Palabra del Obispo Panegírico Papas Parroquia Latino Partituras Patinaje sobre hielo Paz y Bien para los hermanos de hoy Pedofilia Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Perros/Lobos Pinterest Pobreza Policiaco Politica Posguerra Española Precuela Predicaciones Prehistoria Preseminarios Primeros Cristianos Profesiones Promocion Vocacional Protestantes Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán Proyecto de Amor Punto de Vista Purisima Concepcion Queretaro Racismo Radio Radiovaticano Reflexión del Domingo Reflexiones Region Santa Maria del Pueblito Regla Regla Comentada Religion Religión Religion en Libertad Remake Retiros Espirituales Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Ricardo Montaner Ritual de la OFS Road Movie Robots Roedores Romance Rugby Sacerdotes Sacramentos Sagrado Corazón de Jesús Salmos San Antonio de Padua San Leonardo de Puerto Mauricio San Pablo Sanacion Interior Santa Clara Santa Margarita María Alacoque Santo del día en audio Santo Domingo de Guzman Santo Rosario Santoral Franciscano Santos y Beatos de la OFS Satira Sectas Secuela Secuestros Semillas para la Vida Seminario Franciscano Serie de TV SIAME SIDA Siervas Siervos de Dios Siglo IV Siglo X Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIV Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Siglo XX Simios Sistema de Informacion de Vaticano Sistema de Informacion del Vaticano Sor Lorena OSC Sound by Four Spin-off Steampunk Submarinos Superhéroes Supervivencia Surrealismo Taizé Tarimoro Teatro Telefilm Television Catolica Televisión Católica Templo de San Francisco - Celaya Terrorismo Thiago Brado Thriller Thriller futurista Toma de Cordón Toma de Escapulario Toros Trabajo/Empleo Trenes Trenes/Metros Valle de la Misericordia Valores Vejez Venezuela Veracruz Viacrucis Viajes en el tiempo Vida Primera de San Francisco - Celano Vida Rural Vida Rural Norteamericana Vidas de Beatos Vidas de Santos Videos Vikingos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Virgen María Vocaciones Franciscanas Volcanes Watoto Child Care Ministries Western Whatsapp Yuli y Josh

DÉCIMO SEXTO DOMINGO TIEMPO COMÚN

Ciclo C

Textos: Gn 18, 1-10a; Col 1, 24-28; Lc 10, 38-42

Antonio Rivero, L.C. Doctor en Teología Espiritual, profesor en el Noviciado de la Legión de Cristo en Monterrey (México) y asistente del Centro Sacerdotal Logos en México y Centroamérica, para la formación de sacerdotes diocesanos.

Idea principal: La hospitalidad es virtud fruto de un corazón caritativo y misericordioso, y al practicarla, entramos en contacto con Dios.

Síntesis del mensaje: No olvidéis la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” (Hebreos 13, 2). Así pues, la hospitalidad no siempre es sólo para los de la familia en la fe, sino también para aquellos que no lo son. Es fácil ser hospitalario con aquellos que conocemos –familiares y amigos-, pero Jesús dijo: “Si amáis a los que os aman. ¿No hacen también lo mismo los publicanos” (Mt 5, 46)? Debemos brindar hospitalidad como un feliz privilegio, no como una carga (1 Pe 4, 9). ¿Dios nos hospedará? El salmo pregunta: “Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?”. Y da la respuesta: el que practica la justicia, el que no calumnia, el que no hace mal a nadie, el que no practica la usura.

Puntos de la idea principal:

En primer lugar, Abraham es ejemplo de hospitalidad (1ª lectura). En los hogares orientales se debía la hospitalidad, aun para forasteros desconocidos. El huésped podía gozar de esta hospitalidad sin la más mínima obligación de pago. La Biblia está llena de ejemplos de hospitalidad. En su defensa, Job alegó que siempre había estado atento a las necesidades de los viajeros (Job 31, 31- 32). Lot acogió a dos de ellos, sin saber, al principio, que eran ángeles (19, 1-3). Tan seriamente consideraba su obligación hacia sus huéspedes, que para protegerlos estuvo dispuesto a sacrificar la pureza de sus hijas (Gn 19, 4-8). Los israelitas recibieron la orden de proteger a los extranjeros y ser hospitalarios con ellos (Lv 19, 33, 34). San Pablo habría tenido estos incidentes en mente cuando aconsejó a los cristianos a ser hospitalarios, porque al serlo, sin saber algunos habían hospedado a ángeles (He 13, 2). Eliseo y su criado eran huéspedes frecuentes de una mujer sunamita, que finalmente hizo construir una habitación para él (2 R 4,8-10, 13). Y hoy nos sale el ejemplo de hospitalidad de Abraham. Es la escena que inmortalizó el pintor ruso Andréi Rublev con su ícono trinitario, junto a la encina de Mambré. Abraham tiene con ellos todos los cuidados que una hospitalidad oriental puede pensar: agua para los pies, descanso a la sombra, un pan recién amasado, un buen plato de carne, leche cuajada…Los visitantes le agradecen la hospitalidad prometiendo al anciano matrimonio que van a tener un hijo. Dios se muestra generoso con quien es hospitalario.

En segundo lugar, la familia de Betania es también ejemplo de hospitalidad (evangelio). La vida apostólica de Jesús es agotadora. Por eso sabe tomarse un descanso y tocar en la puerta de amigos, gozar de la sana amistad y de la hospitalidad de esta familia de Betania. Cada una de las hermanas le regala cosas distintas y complementarias. Marta, buena ama de casa, es más activa, preocupada por ofrecer a su huésped una comida digna. ¿Quién no hubiera hecho esto? María prefiere estar sentada a los pies del Señor, escuchando sus palabras. Sabemos lo que pasó: Marta se queja y Jesús deja bien claro el primado de la oración y de la escucha, pero sin despreciar la acción hospitalaria de Marta, tan necesaria. Hay dos modos muy distintos de acoger a Jesús como huésped: está el modo activo de Marta, que se preocupa de hacer un montón de cosas por Él; y está el modo sereno de María, que le acoge poniéndose a sus pies para escucharle. Jesús nos dice que esta segunda manera es más importante. A un huésped se le honra mejor escuchándole atentamente. Y Jesús no es cualquier huésped. Él es la Palabra del Padre. Palabra que instruye y anima. Palabra que fortalece y sostiene. Palabra que interpela y corrige. Importante, pues, darnos tiempo todos los días en la oración para acoger en el corazón a este Huésped-Palabra, escucharle, dialogar con Él. Pero, y es curioso, Jesús entra como huésped y termina como anfitrión, habiéndonos llenado el alma de ánimo para comunicarlo a nuestros hermanos, invitándoles a acoger a tan digno huésped divino. Actividad, sí; no activismo y ajetreo loco. Contemplación, sí; no ensimismamiento ni huida de la realidad. El ejemplo nos lo da el mismo Cristo. ¿Su horario? Oración en la mañana y en la noche; y durante el día, dedicación apostólica.

Finalmente, nosotros debemos también ser ejemplos de hospitalidad con nuestros hermanos. En un mundo tan inhóspito y que facilita tan poco la comunicación cara a cara, por varias causas, una de las cuales son los instrumentos que llevamos en el bolsillo: teléfono, whatsapp, etc., nos urge reconquistar este valor. ¿A quién debemos ofrecer hospitalidad? A todos los que pasen a nuestro lado y que vengan con buenas intenciones. ¿Por qué debemos ser hospitalarios? Porque es a Cristo a quien acogemos en la persona de nuestro hermano. ¿Para qué debemos ser hospitalarios? Para imitar a Cristo, para recibir toda clase de bendiciones de arriba y, sobre todo, recibir de Él su abrazo en el cielo, cuando nos hospede al final de nuestra vida terrena. ¿Cómo debe ser nuestra hospitalidad? Gratuita, respetuosa, atenta, generosa, sincera. ¿Cuáles serían algunos detalles de hospitalidad para nosotros? Nos responde el salmo de este domingo: practicar la justicia, no calumniar ni difamar, no hacer mal a nadie, no practicar la usura. La lista de detalles puede prolongarse: estar abierto a la escucha de ese hermano que nos habla, darle un pedazo de nuestra conversación positiva y motivadora, saber comprender los defectos evidentes, echarle una mano en algo que necesita, acoger con bondad a quien toca la puerta de nuestra casa. El encuentro con el hermano es un encuentro con Dios. Es como una “teofanía”: el Señor se nos apareció. Tal vez llevaremos una sorpresa cuando el Juez, Cristo Jesús, nos diga al final: “a Mí me lo hicisteis”.

Para reflexionar: ¿Tengo un espíritu acogedor, hospitalario? ¿O tengo bien trancada la puerta de mi casa y de mi corazón? ¿Tengo la escucha de la Palabra como prioridad en mi vida, antes de toda actividad doméstica, acción caritativa o de promoción humana? ¿Sé compaginar las dos cosas: la acción caritativa y la oración contemplativa?

Para rezar: Jesús, cuántas veces he dejado a un lado mi oración para darle vuelo a mi imaginación: programando, planeando los grandes proyectos que podría llevar a cabo, pero olvidando que lo único que puede garantizar el éxito apostólico es que Tú seas la parte central de cualquier esfuerzo. Permite que nunca olvide que mi misión proviene de tu inspiración, que inicia y se sostiene sólo con tu gracia, que desde el principio y hasta el final todo debe ser por Ti y para Ti.



«Obispo mártir del comunismo en Checoslovaquia, murió en prisión por causa de la fe, defensor de los judíos, reconocido ‘Justo entre las Naciones’ por el Yad Vashem»

Este prelado, que murió siendo prisionero por defender la fe, logró lo que se propuso al asumir la sede de su diócesis: «Con la ayuda de Dios, yo quiero ser un padre de los huérfanos, de los pobres y consuelo de los afligidos». En él se cumplió el vaticinio de Pío XI cuando el 29 de marzo de 1927 le recibió en audiencia y le obsequió con una cruz pectoral de oro, diciéndole: «Esta cruz es sólo un débil símbolo de las pesadas cruces que Dios enviará sobre ti, hijo mío, en tu trabajo como obispo».

Nació el 17 de julio de 1888 en Ruské Peklany, localidad cercana a Prešov, Eslovaquia. Su padre era un sacerdote de la iglesia greco-católica (bizantina). Estudió en Cigelka, Bardejov y Prešov. En esta última ciudad cursó estudios de teología, que completó en el seminario de Budapest. Llevado de su gran devoción por el Sagrado Corazón, se había consagrado a él y diariamente reiteraba su promesa diciendo: «Todas las oraciones, sacrificios y cruz las ofrezco para compensar los pecados de todo el mundo». Fue ordenado junto a su hermano en 1911 y durante unos meses auxilió a su padre.

Un año más tarde comenzó a asumir misiones que permitían vislumbrar una carrera imparable. Fue prefecto de una escuela-hogar infantil, instructor de religión de centros docentes de secundaria, coadjutor en Sabinov, y canciller del obispado, entre otras. Pero él ambicionaba una vida escondida. Y en 1922 tomó una decisión, acogida con sorpresa por quienes le conocían: ingresó en el monasterio de San Nicolás, en Chernecha Hora, perteneciente a la Orden de san Basilio el Grande. Emitió los votos al año siguiente y eligió el nombre de Pablo. Pensaba que la austeridad del claustro era la vía más excelente para poder servir a Dios. Pero la Providencia actuó en una línea distinta de la que soñó, y en 1926 fue nombrado administrador apostólico de la eparquía de Prešov.

Su afán por consolar a todos, como enseguida anunció, debió vivirlo con tanto celo que la gente terminó reconociéndole como un «hombre de corazón de oro». Se sentía orgulloso de sus raíces eslavas, y su primera carta pastoral fue dedicada al 1100 aniversario del nacimiento del apóstol que evangelizó su país, san Cirilo. Fue director del apostolado de la oración, fuente de la que se alimentaba junto con la Eucaristía. Pasaba gran parte de la noche en la capilla, delante del Sagrario. Esa entrega orante explicaba la dilatación milagrosa del tiempo; revertía en multitud de acciones apostólicas. En 1927 fue designado obispo titular de Harpasa y consagrado en la basílica de san Clemente de Roma. En 1939 pusieron bajo su responsabilidad la administración apostólica de Mukačevo. Su acción pastoral tuvo tal repercusión que se convirtió en un «aguijón en la carne» para el gobierno eslovaco. Presentó su renuncia, pero el papa no la admitió. Es más, en 1940 le nombro obispo titular de Prešov, y en 1946 asumió la jurisdicción de la iglesia greco-latina de toda Checoslovaquia. Como tenía gran devoción por María puso a la eparquía, y a sí mismo, bajo la protección de la Virgen de Klokočov.

Fue adalid de la causa judía, prestó ayuda a los refugiados y prisioneros, y liberó a presos de los campos de concentración. Por todo ello los servicios de seguridad eslovacos lo tenían en el punto de mira. Antiguos miembros de la Iglesia católica que se habían pasado al otro bando no ocultaban su hostilidad por su labor; no entendieron el ósculo fraterno que depositó públicamente en la frente de los judíos que se habían convertido. En 1950 el gobierno comunista lo detuvo, y lo recluyó en la cárcel. En un simulacro de juicio fue procesado y condenado a cadena perpetua. Los judíos escribieron al presidente checo, pero fue en balde. Los opresores trataron de disuadirle ofreciéndole la posibilidad de salir del país, pero él lo rechazó. Sabía que se jugaba la vida; antes le habían ido aislando del clero y de los fieles. Le temían porque sus obras de caridad, su esfuerzo para promover la vida espiritual y fortalecer la fe católica era algo que había calado hondamente en gran parte del pueblo. Ahí estaban las obras de un gran apóstol: parroquias nuevas, orfanatos, escuelas católicas, colegios, textos de espiritualidad, etc. Siempre apoyando a los huérfanos, jóvenes, comunidades y prensa religiosas. Una labor prodigiosa.

Cuando le propusieron renunciar a la fe católica y separarse de la Sede Apostólica manifestó: «Tengo 62 años, sacrificaré mis bienes y mi residencia, pero no negaré mi fe de ningún modo porque quiero salvar mi alma…». Lo trasladaron de prisión en prisión para engañar a la gente, haciendo creer que no estaba preso. Le obligaron a realizar trabajos humillantes, fue maltratado psicológicamente y sometido a crueles torturas, recluido en celdas de aislamiento, etc. No se quejó. Rezaba y decía misa clandestinamente. En 1953 mediante amnistía conmutaron su pena de cadena perpetua a 25 años de prisión, pero no quiso acogerla. Al cumplir los 70 de vida Pío XII le felicitó con un telegrama asegurándole que no olvidaría nunca a tan heroico hijo. Había ido enfermando de gravedad. Y cuando le condujeron a la clínica de Brno, después de haber pasado por la consulta de varios médicos que decían no haber hallado nada en su organismo, se le diagnosticó cáncer terminal.

Murió en la prisión eslovaca de Leopoldov el 17 de julio de 1960, justamente el día de su 72 cumpleaños, habiendo podido confesarse y recibir los sacramentos. Llevaba diez de martirio en los que había asegurado: «La persecución y el sufrimiento sólo fortalecerá nuestra fe y acercarnos más a Cristo y a su Iglesia». «Yo no odio a mis enemigos. Quiero acercarlos a Cristo, por supuesto, no por la fuerza o el engaño, sino por el amor y la verdad». El gobierno lo rehabilitó en 1990. Juan Pablo II lo beatificó el 4 de noviembre de 2001. En 2007 fue reconocido «Justo entre las Naciones» por el Yad Vashem.



REDACCIÓN CENTRAL, 16 Jul. 19 (ACI Prensa).- Según la tradición, un 16 de julio de 1251, San Simón Stock, superior en ese entonces de los Carmelitas, se encontraba en profunda oración rogando por sus religiosos perseguidos cuando la Virgen se le apareció con el hábito de la Orden en la mano y le entregó el escapulario.

Tiempo después la devoción a la Virgen del Carmen fue floreciendo y la espiritualidad carmelita se extendió por varios lugares del mundo.

La Fiesta de Nuestra Señora del Carmen, que se celebra cada 16 de julio, es además símbolo del encuentro entre la Antigua y la Nueva Alianza porque fue en el monte Carmelo (que en vocablo hebreo significa jardín) donde el profeta Elías defendió la fe del pueblo escogido contra los paganos.

Se dice que Elías y Eliseo permanecieron en el Monte Carmelo y con sus discípulos vivieron de manera contemplativa, como eremitas en oración. A mediados del siglo XII de nuestra era, San Bertolo fundó la ermita de la Orden del Carmelo y varios sacerdotes latinos fueron a vivir al Carmelo como eremitas.

Por el 1205 San Alberto, patriarca de Jerusalén, entregó a los eremitas del Carmelo una regla de vida, que fue aprobada por el Papa Honorio III en 1226. Ellos tenían la misión de vivir en la forma de Elías y de María Santísima, a quien veneraban como la Virgen del Carmen.

En el Siglo XIII, el Papa Inocencio IV concedió a los carmelitas el privilegio de ser incluidos entre las órdenes mendicantes junto con los franciscanos y dominicos. Los carmelitas han pasado por algunas reformas, siendo la más grande la que hicieran Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. A través de los siglos esta espiritualidad ha dado muchos santos a la Iglesia.

Más información en los siguientes enlaces:

Origen de la devoción a la Virgen del Carmen y el Monte Carmelo El Escapulario de la Virgen del Carmen Testimonios sobre el Escapulario de la Virgen del Carmen Promesas de la Virgen del Carmen Consagración a la Virgen del Carmen Virgen del Carmen: Patrona de los Marineros La orden Carmelita La Orden Carmelita en la Enciclopedia Católica Oraciones a la Virgen del Carmen Novena a la Virgen del Carmen Especial de la Virgen del Carmen

, 15 Jul. 19 (ACI Prensa).- Las diócesis de Valdivia y Puerto Montt en el sur de Chile entregaron este 15 de julio más de 1.500 litros de agua a la Diócesis de Osorno para afrontar la emergencia sanitaria que vive la región.

Al mediodía del jueves 11 de julio, los ciudadanos de Osorno quedaron sin suministro de agua ya que una de las plantas distribuidoras de la empresa Essal se filtraron más de 1.100 litros de petróleo.

Unos 48 mil hogares en la ciudad y sus alrededores quedaron sin el vital elemento y deberán esperar hasta el próximo miércoles 17 para su reposición.

La empresa informó que fue un “error humano” y dispuso camiones aljibes en varias de las zonas afectadas. En tanto, las autoridades investigan el hecho para determinar la responsabilidad y penas correspondientes.

En medio de la emergencia, las diócesis cercanas enviaron agua para que sea distribuida a través de las parroquias a las personas más vulnerables como adultos mayores, enfermos y comedores solidarios.

Tal es el caso de la Capilla Nuestra Señora de Czestochowa que brinda unas 200 raciones de comida a personas sintecho.

El Administrador Apostólico de Osorno, Mons. Jorge Concha Cayuqueo, agradeció la gestión de los administradores apostólicos de los diócesis cercanas, cuya ayuda “justo hoy, en que el Evangelio nos habla del Buen Samaritano”.

 

(DesdelaFe/InfoCatólica) Ante la polémica generada por algunas iglesias cristianas y evangélicas que se han ofrecido a distribuir entre sus fieles la Cartilla Moral del escritor y diplomático Alfonso Reyes, promovida desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la Iglesia católica ha expresado su postura a través de diferentes voces.

El Evangelio es el compendio de la moral católica

Así, el sacerdote Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, afirmó que el Evangelio compendia cualquier tipo de cartilla moral. «Nosotros tenemos muy claro que nuestro código de ética y nuestra ‘cartilla moral’ es el Evangelio».

En conferencia de prensa ante medios locales, Priego Rivera consideró que la Cartilla Moral que promueve el gobierno federal puede servirle a personas que no tienen ninguna religión y necesitan un código de ética, «pero en la Iglesia católica, desde hace 2000 años, tenemos este código, y no lo vamos a dejar».

«Yo veo bien que el gobierno se preocupe por fomentar los valores; sin embargo, la Iglesia ayudará en lo que pueda, pero siempre teniendo presente que nuestra ‘cartilla moral’ es el Evangelio. Si nos regalan el otro, por supuesto que lo recibiremos y lo leeremos, pero no lo cambiamos ni lo sustituimos», apuntó.

La prioridad de la Iglesia católica es evangelizar

En entrevista para Desde la fe, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), monseñor Alfonso Miranda Guardiola, aseguró que la prioridad para la Iglesia católica es la evangelización, y en ello se están enfocando «nuestra vida, entrega, pasión, energía, recursos y fuerzas».

El secretario general de la CEM consideró que el país jamás podrá caminar bien si no participan todos los actores: sociedad civil, gobierno e Iglesias. «En la Iglesia católica –dijo– tenemos una conciencia clara de la necesidad de participar, aportando todo lo que tenemos en doctrina, fe y recursos pastorales por el bien de México, pero también en el tema tan ansiado, tan anhelado, de la construcción de paz; no podemos dejar de aportar en la construcción de paz que tanto necesita México, por tantas muertes, tanta violencia y tantos desaparecidos.»

En este sentido, Miranda Guardiola consideró que la familia es clave: «Los papás tienen la libertad de elegir la educación de los hijos y de inculcar los valores esenciales familiares para la formación y madurez de los hijos. Ahí cada papá y cada mamá tiene una irrenunciable e irremplazable responsabilidad que tiene que cumplir con toda el alma y toda la mente. La Iglesia promueve toda esa formación, acompañamiento y enseñanza de los valores», concluyó.

Editorial Desde la fe

Jóvenes asaltantes, niños que se drogan, padres que abandonan, familias que se rompen, funcionarios que son corruptos, empleados que mienten, sociedades sumergidas en el egoísmo y en los vicios.

El panorama que vive México no es sencillo, y menos cuando parece más fácil replicar acciones y esquemas al margen de la ley y los valores, que enfrentar al mal con principios sólidos de ética y moralidad.

En días pasados comenzó la distribución de una Cartilla Moral entre los habitantes del país, un texto recuperado de los años cincuenta, escrito por Alfonso Reyes, en el que se invita a los ciudadanos a dialogar con sus familias acerca de la moral, la ética y los valores que necesitamos para construir una sociedad mejor.

La preocupación gubernamental por fortalecer los valores en la familia y la ética en el campo laboral sin duda es positiva, pero la tarea primordial de todo gobernante es el establecimiento auténtico y estable de un Estado de Derecho.

El fomento de valores y la promoción ética debe reconocerse y alentarse como tarea principal de los padres de familia, y de las instituciones o grupos que ayudan en su responsabilidad. Al hacerlo desde una instancia de gobierno se corre el peligro de la banalización y puede tomar el derrotero de la demagogia.

La creación o manejo de documentos con nombres llamativos, ocupando palabras que después serán devaluadas o manipuladas, o que sean utilizadas para justificar una política pasajera, sólo conducirá a quitarles importancia y peso: terminarán desechadas de nuestro diccionario familiar o usadas sin propósito real. Cuidado, entonces, con el uso de la palabra «moral», y más cuando a las vistas es anticipo de otro documento que recibirá el nombre de Constitución Moral.

La Iglesia católica no tiene como tarea evaluar, validar o descalificar este tipo de caminos; pero al ser parte de esta sociedad, tiene como misión hacer valer su aportación como agente social y ubicar en sus dimensiones y alcances los valores y principios que propone.

Junto con el valor fundamental de la vida –sin ella no tiene cabida ningún otro derecho– la Iglesia sigue afirmando el papel básico de la familia como formadora de personas, como escuela de virtudes, como santuario de la vida, donde se encuentran los elementos necesarios para desarrollarse e integrarse a la sociedad y la cultura.

Si nuestro gobierno quiere alentar una Cartilla Moral, bien haría en seguir respaldando la institución familiar natural, debidamente constituida, pues ningún otro ambiente sería más propicio y eficaz para que el ciudadano adquiera los valores que le acompañen de por vida. Imaginar que con un texto típico se solucionen nuestros problemas éticos, sería como mostrarle una receta al enfermo esperando –sólo con eso– su pronta curación.

Qué es la «Cartilla Moral»

Escrita por el mexicano Alfonso Reyes en el año 1944, a solicitud del entonces secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, la «Cartilla Moral» incluye preceptos morales que tiene que ver con el amor a la naturaleza, a la Patria.

El documento que se entrega desde principios de año incluye una presentación que fue escrita por López Obrador, quien aseguró que es un documento para promover una forma de vivir sustentada en el amor a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la Patria y a la humanidad.

Esta versión que entrega el gobierno federal es parte de los materiales seleccionados para los Programas Emergentes de Actualización del Maestro y Reformulación de Contenidos y Materiales Educativos, pero también se hará llegar a la población a través de integrantes de iglesias evangélicas quienes repartirán ejemplares de manera gratuita en eventos masivos y casa por casa.

Sao Paulo, 15 Jul. 19 (ACI Prensa).- Después de ser empujado desde el estrado donde celebraba una Misa el domingo 14 de julio, en Brasil, el P. Marcelo Rossi grabó un video para informar que se está recuperando gracias a la intercesión de la Virgen María.

El P. Rossi fue empujado por una mujer no identificada que subió al estrado donde el sacerdote celebraba la Misa de clausura del campamento espiritual “Por Hoje Não vou mais pecar” (Por hoy no voy a pecar más), mejor conocida por las siglas PHN (Por Hoje Não). El evento se realizó ayer 14 de julio en el municipio de Cachoeira Paulista, en Sao Paulo.

En un video subido a su canal de YouTube el lunes 15, el P. Rossi dijo: “Realmente, no hay explicación, únicamente la Madre. Dios es asombroso. Gracias Señor. Gracias a Dios, estoy aquí; para servirte, más que nunca, a la guerra, porque se ha visto la furia del enemigo, pero Dios es más grande”.

El P. Rossi aseguró que su recuperación es “un milagro”.

“No me golpeé la cabeza, ni la columna vertebral. Todo el mundo sabe que tengo un problema con mi columna. Me lastimé mucho la pierna, pero todo se arregló. Estoy bien, gracias a Dios, y solo puedo agradecer una vez más a la Madre que se pone al frente”, dijo.

Además, el presbítero afirmó que después de la caída y el dolor del impacto, la fuerza que lo ayudó a levantarse no fue suya, sino divina.

“Luego de todo lo sucedido, si el enemigo está furioso, permanecerá por más tiempo, porque yo lucharé más, porque María se pone al frente con Jesús y pisa la cabeza de la serpiente. Más que nunca, he tenido la experiencia del milagro de la Madre”, dijo el sacerdote, enfatizando que el enemigo está furioso con esta frase: “María pasa por delante y pisa la cabeza de la serpiente”.

Más adelante, el P. Rossi advirtió que “desafortunadamente, muchas personas son títeres en manos del enemigo” a través de “la envidia, la difamación, la calumnia”.

En ese sentido, aconsejó acudir a la Biblia y a la oración.

“Te confieso que el 14 de julio de 2019, PHN, nunca será olvidado. Y de nuevo, el año que viene, estaré allí. El enemigo está furioso, estamos salvando a los jóvenes de las fuerzas del mal”, dijo sobre el evento que reunió a unas 50 mil personas en la Comunidad Canção Nova. 

“Recuerda, Dios ha ganado, ¡Dios es más grande!”, concluyó.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

 

REDACCIÓN CENTRAL, 15 Jul. 19 (ACI Prensa).- Sor Lucía, una de las videntes de la Virgen de Fátima que luego se haría religiosa carmelita, reveló que la Virgen del Carmen estuvo en la aparición ocurrida en Portugal el 13 de octubre de 1917, revelando así que “el escapulario y el rosario son inseparables”.

Según el relato recogido por el sitio Ordem do Carmo em Portugal, el 13 de octubre de 1917, tras la última aparición de la Virgen de Fátima, también aparecieron ante los pastorcitos San José, el Niño Jesús, Nuestra Señora de los Dolores; y luego a la Virgen del Carmen.

Este suceso lo contó la misma Sor Lucía al sacerdote carmelita Donald O’Callaghan en septiembre de 1949. La religiosa le dijo que la Madre de Dios no le dijo nada sobre el escapulario, pero sí le dijo que “vendría como Nuestra Señora del Carmelo, y su interpretación era que la devoción del escapulario agradaba a la Virgen y que Ella deseaba que se propagara”.

Al preguntarle luego sobre si la vidente creía que el escapulario era parte del mensaje de Fátima, Sor Lucía respondió que ciertamente “el escapulario y el rosario son inseparables” ya que “el escapulario es un signo de consagración a Nuestra Señora”.

El 11 de febrero de 1950, el Papa Pío XII animó a “colocar en primer lugar, entre las devociones marianas, el escapulario que está al alcance de todos”.

Más tarde, en la fiesta de la Asunción de la Virgen de ese año, Sor Lucía volvió a hablar sobre la aparición de la Virgen del Carmen y el escapulario, pero esta vez lo hizo con el P. Howard Raffterty, también carmelita.

El sacerdote dijo que “en muchos libros sobre Fátima, los autores no consideran al escapulario como parte integrante del mensaje”. “Ah, hacen mal, Nuestra Señora quiere que todos usemos el escapulario”, refirió la religiosa.

Sor Lucía indicó que con lo hecho por el Papa Pío XII, “ahora ya el Santo Padre lo confirmó a todo el mundo diciendo que el escapulario es señal de consagración” y “nadie puede estar en desacuerdo”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Digital

Redacción Central, 15 Jul. 19 (ACI Prensa).- El noviazgo es una etapa muy rica e intensa donde la pareja se prepara para el matrimonio, en el que existen una serie de desafíos a los que se debe hacer frente, especialmente en un mundo erotizado, materialista y alejado de Dios.

Ante esta situación que se presenta como un reto para los católicos, ACI Prensa entrevistó a Emma Rodríguez y a Didier Masis, un matrimonio originario de Costa Rica que es autor del Blog de Emma y Didier donde escriben sobre temas como el amor verdadero y el noviazgo. Esta psicóloga de 28 años y este filósofo de 36 llevan tres años de matrimonio y también dan charlas en escuelas, universidades, iglesias y congresos.

Aquí las 10 claves para vivir un noviazgo en clave católica.

1. Vivir en castidad

Emma indicó que en el noviazgo es importante vivir en castidad, absteniéndose de tener relaciones sexuales, porque esta virtud “te enseña a ordenar y a reflexionar si tus acciones están orientadas a amar verdaderamente o a usar a la otra persona”.

“La castidad no es cerrarse al amor humano, sino abrirse al amor divino para que me ayude a orientar mis deseos”, comentó.

Por su parte, Didier indicó que ser casto y esperar al matrimonio para tener relaciones sexuales “es darle un sentido al mandamiento del amor: aprender a amar a Dios sobre todas las cosas. También implica saber cuánto me conozco, me amo y me valoro”.    

Para fortalecer esta virtud, ambos aconsejaron ir con frecuencia a los sacramentos y vivirlos plenamente.

2. Crecer juntos en la fe

Didier destacó que el noviazgo es una oportunidad para que la pareja crezca en la fe. Para lograrlo, ambos pueden hacer una lista de prácticas espirituales que pueden realizar juntos.

Algunas son orar en pareja, y si ambos viven lejos pueden llamarse por WhatsApp o Skype para realizar la Lectio Divina o rezar alguna otra oración.

“No se debe olvidar que la relación más importante es la que tienes con Dios. Hay que hablar con Él y escucharlo”, agregó Emma.

Emma comentó también que sería ideal que la pareja haga un retiro espiritual juntos por lo menos una vez al año.

Esto ayudará a “discernir sobre su camino porque el noviazgo no significa que ya te casaste. Es un discernimiento para saber si esa persona es aquella con la que se formará una familia”.

3. Ponerse metas para crecer personalmente

Didier señaló que el noviazgo “tiene que ir creciendo, las personas tenemos que ir creciendo, un noviazgo que se estanca no madurará. El noviazgo debe tener metas y propósitos”.

Ambos recomendaron que la pareja se puede trazar objetivos para cumplir en una semana o al mes.

Algunos son leer libros espirituales, visitar un asilo de ancianos, ayudar a una causa de la parroquia, rezar juntos todos los días o ir a la Hora Santa y ofrecerla por todos los noviazgos y matrimonios, entre otros.

4. Construir la confianza y una sólida amistad

En el noviazgo es muy importante construir la confianza y esta se basa en una buena amistad.

“Hemos notado que hoy en día las parejas se saltan etapas y no saben ser amigos. La amistad es la base de una buena relación. De ella se desprende la confianza y la transparencia. Las parejas se saltan todo eso y entran inmediatamente en una relación en la que emocionalmente están prácticamente casados uno con el otro”, señaló Emma.

Didier añadió que en una relación los celos “son el síntoma de las carencias que tengo y de experiencias que no he sanado”.

5. No idealizar a la otra persona

Didier indicó que en el noviazgo se suele mostrar a la otra persona lo mejor de uno como si fuera “una imagen retocada con Photoshop”.

“Tenemos que dejar pasar la ilusión para mostrarnos como somos en realidad, para dar a conocer nuestros valores, para conversar seriamente con la otra persona sobre lo que es importante para su vida”, expresó.

“No hay que olvidar lo que Jesús nos dijo: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’. Si uno se ama y se acepta no hay necesidad de vender falsas ilusiones”, dijo.

6. No encerrarse

Emma y Didier indicaron que el noviazgo “no se trata de encerrar al otro y vivir pegado como un parásito. Se trata de compartir con otros y eso enriquece la relación”.

“Recomiendo que invites a la otra persona a tu mundo. Que conozca a tu familia, a tus amigos. Incluso habrá espacios donde saldrá solo uno de los dos. Por ejemplo, Didier y yo tenemos amigos en común. Él conoce a todas mis amigas y yo conozco a todos sus amigos”, comentó Emma.

Añadió que si cada uno decide salir con sus amigos “eso no quiere decir que me ame menos, sino que él tiene necesidad de relacionarse con sus amigos o familia y yo también”.  

7. La mejor forma de afrontar las peleas

En el noviazgo no todo es color de rosa. La pareja también pelea: lo importante es aprender a manejar las emociones y comprender al otro.

“Después de una pelea fuerte recomiendo hacer silencio y esperar a que las aguas se calmen. Cuando nos enojamos lo primero que aparece es la lengua. Hay que tener control sobre las palabras que decimos porque pueden herir a la otra persona”, aconsejó Emma.

También recomendó “ponerse en los zapatos del otro porque a veces uno cree que tiene la razón. Añadió que “hay que pedir al Espíritu Santo que te ayuda a traer la paz en ese momento”.

8. Cuestionar la relación (no es malo)

Tal vez habrá un momento en el que te preguntes si tu pareja realmente es la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida.

Emma comentó que es bueno dudar y cuestionar porque “el noviazgo es el tiempo donde tienes que hacerte preguntas”.

Ambos recomendaron hacerse estas preguntas como las siguientes: ¿Compartimos los mismos valores?, ¿Estoy dispuesto a casarme con esa persona que tiene estas cualidades y defectos?, ¿Por qué estamos llevando este noviazgo?, ¿Me he amado a mí mismo y te he amado a ti? y ¿He sido un puente para que esa persona se encuentre con Dios?

9. Aprender a perdonar

Si uno aprende a perdonar en el noviazgo podrá hacerlo en el matrimonio. Emma recordó que todos los seres humanos son frágiles y cometen errores. “Tarde o temprano la otra persona me va a fallar así como yo le fallaré”.

Aclaró que “perdonar no significa aceptar. Puede suceder que la persona te trató mal, te fue infiel, te agredió. Tú puedes perdonarla como un gesto de caridad hacia el otro y para mostrar que no quieres seguir lastimándote”, recomendó.  

10. ¿Y qué pasa si mi pareja está alejada de la fe?

Emma indicó que es importante “plantearse si mi proyecto de vida involucra que mi pareja no sea ‘tan’ católica como yo lo soy”.

Si el otro, por distintas razones, está alejado de Dios, entonces “no descuides tu fe. La relación con Dios es lo más importante que uno tiene en la vida. Además, el testimonio arrastra”.

“Si la otra persona te ve enamorado o enamorada de Dios llegará un punto en el que empezará a preguntarse qué es lo que te da esa felicidad y esa paz”.

“Si Dios quiere que ustedes se unan en matrimonio genial, pero si tu testimonio hace que la otra persona se acerque a Dios también es una bendición”, afirmó.

Bonus: Para aquellos que aún no encuentran al amor de su vida

No tengas miedo de esperar y reza por tu futuro esposo (a)

Si sientes que tu llamado es el matrimonio, pero aún no aparece esa persona especial debes tener paciencia.

Emma indicó que es importante tener confianza en que Dios vela por todos tus anhelos. “Hay que aprender a comprender que nuestros tiempos no son los tiempos de Dios. Nosotros solemos apresurarnos. Dios no se olvida de ti”.

“Ninguna persona, por más que la ames, va a llenar los vacíos como Dios. Si estando soltero tu corazón no se siente lleno con el infinito amor de Dios, menos lo estará con una criatura igual a ti”, destacó la bloguera.

Didier añadió que “la soltería es un tiempo que se debe disfrutar para crecer y sanar. Tienes que abrirte para escuchar la voz de Dios y saber cuál es el camino que debo seguir en mi vida”.

(ZENIT – 15 julio 2019).- Ante la posibilidad de firma de un acuerdo entre el presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Guatemala, Jimmy Morales, que implicaría el compromiso para Guatemala de ejercer la función de tercer país seguro, la Conferencia Episcopal de este país difundió un comunicado el pasado 13 de julio de 2019 para manifestar sus impresiones y realizar un par de peticiones.

En dicho texto, titulado “Mi padre fue un arameo errante (Dt 26,5), en primer lugar, los obispos confiesan su preocupación ante las consecuencias que podría acarrear dicha alianza, ya que consideran que agravaría más “la difícil situación de los migrantes en nuestro país, personas que buscan en el Norte las oportunidades que aquí les son negadas”.

Por otro lado, consideran que las iniciativas del gobierno deberían “centrarse en su responsabilidad de proveer con un mínimo de oportunidades de vida digna a la población”.

En segundo lugar, se muestran convencidos de que el país no sería capaz de absorber “a la población migrante que venga de otros países y con los que nos obligaríamos a mantener y a proveer de seguridad, atención en salud, albergues adecuados, y eventualmente fuentes de trabajo”.

Asimismo, trasmiten su inquietud ante la falta de transparencia frente a un asunto tan relevante para el país y su temor ante “una imposición evidente que mostraría cesión de soberanía y damnificaría grandemente al pueblo de Guatemala”

Por todo ello, los miembros del episcopado de Guatemala solicitan que se renuncie a firmar un acuerdo como este porque menoscaba “el bien y soberanía misma del país” y que el tema de la migración “tanto en nuestros propios migrantes como en los que atraviesan nuestro territorio, sea considerado como asunto de primerísima importancia tanto para el sector público como para toda nuestra sociedad”.

De acuerdo a las informaciones ofrecidas por CNN en español, ayer, domingo 14 de julio, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala otorgó un amparo provisional que dictamina que el presidente Jimmy Morales no podría formalizar dicho convenio con Estados Unidos sin el mecanismo correspondiente, ya que esto va contra la normativa vigente.

Tercer país seguro

Según explica BBC Mundo, la idea de “tercer país seguro” surge a raíz de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados que se firmó en 1951, en Ginebra (Suiza).

El concepto, resumidamente, implica que, cuando una persona abandona su país para solicitar asilo en otro, este segundo país puede negarse a recibirlo y remitirlo a un tercero que considere que puede darle las mismas atenciones.

Según la Convención de Ginebra, hay unas condiciones mínimas que un país debe cumplir para poder tener esa categoría. La fundamental es que garantice que los solicitantes de asilo no van a ser retornados a su país de origen, esto es, que se respete el principio de “no devolución”.

Además, deben asegurar: el derecho a la vivienda, seguridad social, servicios médicos, empleo y educación; el derecho a la reunificación familiar; y que los solicitantes presentan un vínculo cercano con ese tercer país.



(ZENIT – 15 julio 2019).- Según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede el pasado sábado, 13 de julio de 2019, el Papa Francisco ha nombrado 9 miembros de la Congregación para el Clero.

Se trata de 4 cardenales: Sérgio da Rocha, arzobispo de Brasilia (Brasil), Anders Arborelius, obispo de Estocolmo (Suecia), Giuseppe Petrocchi, arzobispo de L’Aquila (Italia) y Baltazar Enrique Porras Cardozo, administrador apostólico sede vacante y ad nutum Sanctae Sedis de Caracas y arzobispo de Mérida (Venezuela).

Y de 5 obispos y arzobispos: Filippo Iannone, presidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, Milton Luis Tróccoli Cebedio, obispo de Maldonado-Punta del Este (Uruguay), Michel Aupetit, arzobispo de París (Francia), Robert Francis Prevost, obispo de Chiclayo (Perú) y Juan de la Caridad García Rodríguez, arzobispo de San Cristóbal de La Habana (Cuba).

Estos nombramientos permiten a los dicasterios de la Curia Romana trabajar a partir de las realidades representadas por sus miembros y favorecer el intercambio de experiencias entre las Iglesias locales.

Con Anita Bourdin



(ZENIT – 15 julio 2019).- El próximo sábado, 20 de julio de 2019, se reanudarán las actividades de los expertos que trabajan en el caso de Emanuela Orlandi, en el Cementerio Teutónico, dentro del Estado Vaticano.

Este mismo equipo de investigación descubrió el pasado jueves, 11 de julio de 2019, que no hay rastro de los restos mortales de Emanuela en ninguna de las dos tumbas abiertas, en las que se creía que estaban enterradas las princesa Sophie von Hohenlohe y Carlota Federica de Mecklemburgo, ni tampoco se hallaron los cadáveres ni las urnas funerarias de dichas personas.

“Dado que es posible que los restos de las dos princesas hayan sido trasladados a otro lugar adecuado en Campo Santo, se han llevado a cabo los consiguientes controles con los trabajadores competentes para determinar la situación de los entornos adyacentes a las tumbas”, describió el pasado sábado Alessandro Gisotti, director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano. “Estas inspecciones condujeron a la identificación de dos osarios colocados bajo el suelo de un área dentro del Colegio Pontificio Teutónico, cerrado por una trampilla”.

En este marco, se abrirán dichos osarios el próximo sábado, a las 9 horas, según lo previsto. Al encontrarlos, fueron “sellados para el posterior examen”, con intención de “recuperar los materiales óseos almacenados en ellos, siempre dentro del marco y de la forma requerida por las actividades de investigación”, ha explicado Gisotti.

Investigaciones documentales y logísticas

Son resultados de las investigaciones tanto de carácter documental como logístico, que mostraban –como aparece en las actas del Pontificio Colegio Teutónico– que entre los años sesenta y setenta del siglo pasado se llevaron a cabo trabajos de ampliación del propio Colegio. En ese período se trabajó en toda la zona del cementerio y en la construcción del Colegio Teutónico.

La Oficina del Promotor de Justicia del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, en las personas del Promotor profesor Gian Piero Milano y de su viceprofesor Alessandro Diddi, ha ordenado, por lo tanto, “mediante una medida especial”, que estas operaciones se lleven a cabo “en presencia de los expertos de la Oficina y de los designados por la familia Orlandi, así como del personal especializado del Cuerpo de Gendarmería y de los mismos trabajadores ya empleados”, indicó el director ad interim de la Oficina de Prensa Vaticana.



(ZENIT – 15 julio 2019).- El Papa Francisco erigió la Provincia Eclesiástica de Florencia (Colombia), elevando la diócesis de Florencia a Iglesia Metropolitana y asignándole como sufragáneas las diócesis de Mocoa-Sibundoy y San Vicente del Caguán.

Igualmente, el Santo Padre nombró arzobispo metropolitano de Florencia a Mons. Omar de Jesús Mejía Giraldo, hasta ahora obispo de Florencia.

Así informó la Oficina de la Santa Sede el pasado sábado, 13 de junio de 2019.

Mons. Omar de Jesús Mejía Giraldo

Nació en 1966 en El Santuario (Colombia). Fue ordenado sacerdote en 1991 y estudió filosofía y teología en el Seminario Mayor Nacional “Cristo Sacerdote” en la ciudad colombiana de La Ceja.

Se licenció en filosofía y ciencias religiosas en la Universidad Católica de Oriente de Rionegro y en teología dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

A lo largo de su trayectoria ha ocupado diferentes cargos entre los que se encuentran el de formador en el Seminario diocesano “Nuestra Señora”, el de delegado diocesano para la pastoral juvenil y vocacional, el de vicario parroquial en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen en El Carmen de Viboral y el de director del departamento para la pastoral en la Universidad Católica de Oriente de Rionegro.

Ejerció, además, como vicerrector del Seminario Nacional “Cristo Sacerdote” en la Ceja y desde 2008 pasó a ser rector del mismo.

Actualmente forma parte de la Comisión Episcopal de Estado Laical de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

El 11 de Julio de 2013 monseñor Omar de Jesús Mejía Giraldo tomó posesión de la diócesis de Florencia.



(ZENIT – 15 julio 2019).- El pasado sábado, 13 de julio de 2019, falleció el cardenal Paolo Sardi, de la Diaconía de Santa María Auxiliadora en la Vía Tuscolana.

Su muerte se produjo a los 84 años, después de una breve enfermedad, en el hospital Gemelli de Roma.

Al conocer la noticia de su fallecimiento, el Papa Francisco envió un telegrama a Pietro Angelo Sardi en el que el Pontífice transmitió sus condolencias a él, a su esposa y a la comunidad diocesana de Acqui.

El Papa agradeció el “testimonio edificante” del cardenal que puso la mayor parte de su vida al servicio de la Santa Sede: “Su espíritu sacerdotal, su preparación teológica, sus dones de ingenio y sabiduría aplicados en el trabajo asiduo y discreto”, constituyen una valiosa aportación “al magisterio de san Pablo VI, Juan Pablo I, san Juan Pablo II y Benedicto XVI”.

Igualmente, el Santo Padre une su oración “a la de los numerosos fieles que diariamente se acercaban al altar de la basílica vaticana donde celebraba la misa”.

“Fiel a su lema episcopal, ‘Esto Vigilans’”, prosiguió el Papa, “fue un siervo bueno y vigilante”.

Exequias

Hoy, lunes 15 de julio, a las 10:30 horas, en la basílica de San Pedro, han tenido lugar las exequias del cardenal Paolo Sardi, celebradas por el cardenal Tarsicio Bertone, junto con los cardenales, obispos y arzobispos.

Durante la homilía, según informa Vatican News, el cardenal Bertone ha indicado: “La muerte tan repentina del cardenal Paolo Sardi nos afecta íntima y profundamente y se convierte en motivo de meditación y examen de conciencia sobre el sentido de la vida, sobre la grandeza y la fragilidad de nuestra vida: la grandeza de la vocación de ministerio, del sacramento de la caridad de Cristo Pastor; fragilidad porque cuelga de un hilo de tiempo y un fragmento de materia que es nuestro maravilloso cuerpo”.

Igualmente, ha destacado que Mons. Paolo Sardi ha sido maestro de la teología moral, contribuyendo “a la formulación y difusión de la enseñanza moral del Papa San Juan Pablo II”.

Entre los documentos de dicho pontificado, el purpurado ha hablado sobre la encíclica Veritatis Splendor que el cardenal Sardi “ilustró y explicó en sus numerosas comunicaciones a los fieles, demostrando que los términos ‘Verdad’, ‘Libertad’, ‘Conciencia’ y ‘Ley’ se entienden completamente solo dentro del horizonte cristiano apropiado, es decir, cuando la Verdad se convierte en Rostro en Cristo, la Libertad es concebida como un don de Dios, la Conciencia se convierte en la del Hijo ante el Padre y la Ley es considerada expresión del nuevo mandamiento del amor”.

Al final de la Eucaristía, el Santo Padre ha presidido el rito de la Ultima Commendatio y de la Valedictio.

Cardenal Paolo Sardi

El cardenal Paolo Sardi nació el 1 de septiembre de 1934 en Ricaldone, Piamonte (Italia) y fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1958.

Se licenció en teología y en derecho canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana. También fue licenciado en derecho por la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán.

Enseñó teología moral en Turín hasta 1976, cuando fue llamado a Roma para trabajar en la Secretaría de Estado en la primera sección de asuntos generales, coordinando la oficina que edita los textos y discursos del Papa.

En 1996 fue nombrado arzobispo titular de Sutri y nuncio apostólico con funciones especiales. El Papa Juan Pablo II lo ordenó el 6 de enero de 1997.

Ejerció como vice-camarlengo de la Santa Iglesia Romana desde 2004 a 2011. En 2009 fue en pro-patrono de la Soberana Orden Militar de Malta, cargo que ocupó hasta noviembre de 2014.

Benedicto XVI lo creó cardenal en el Consistorio del 20 de noviembre de 2010 de la Diaconía de Santa María Auxiliadora en la Vía Tuscolana.

Participó en el cónclave de marzo de 2013, que eligió al actual Papa Francisco.



un

Sydney (Agencia Fides) - "Miles de ciudadanos celebraron el Domingo de los Aborígenes y de los habitantes del Estrecho de Torres en las parroquias de toda Australia. Desde el caos de las grandes ciudades hasta la tranquilidad de las comunidades remotas, católicos e indígenas se sentaron lado a lado, como signo de unidad". Así lo expresó a la Agencia Fides la Junta del Consejo Católico Nacional Aborigen e Isleño del Estrecho de Torres (NATSICC, por sus siglas en inglés), el Consejo de Católicos Australianos que representan a los pueblos nativos, a propósito de la celebración, en todo el país, del día dedicado a ellos, el pasado 7 de julio.
Las diferentes comunidades católicas locales, explicaron los representantes del Consejo, han participado activamente con varias iniciativas: "en Adelaida, el presidente del NATSICC, John Lochowiak, dio la bienvenida a la catedral a una representación del pueblo Kaurna y dirigió la ceremonia del humo, un ritual típico de los aborígenes australianos, para purificarse y luego comenzar la misa. En La Perouse, el sacerdote jesuita y amigo de las Primeras Naciones, el padre Frank Brennan, dedicó una misa especial al evento en la Iglesia de la Reconciliación, que fue creada precisamente para reunir a personas de cultura aborigen en la Iglesia católica, a través de la liturgia y de la formación. El jesuita presentó a la anciana Elsie Heiss, a quien este año se le otorgó el ‘Premio NATSICC al Servicio a la Comunidad’, un premio otorgado por su compromiso continuo con la Iglesia y con su gente".
Celebrado a principios de julio, el domingo de los aborígenes y los habitantes de la isla del Estrecho de Torres representa una cita fija en el calendario de la Iglesia australiana. Este año, en su mensaje de preparación a la jornada, los obispos pidieron que se preste especial atención al problema del suicidio entre los miembros de estas poblaciones, fenómeno muy extendido sobre todo entre los más jóvenes: "Esta realidad es triste e inaceptable. Para nosotros los cristianos, Jesús vino para dar vida plena. Nos llama a trabajar juntos con amor y respeto y a buscar una solución a este trágico problema", escribió la Conferencia Episcopal. (LF) (Agencia Fides 15/7/2019).


Compartir:

Bien Hoa (Agencia Fides) - El capítulo general de la Orden de Predicadores (OP), conocido como Dominicos, que actualmente se celebra en Vietnam, en Bien Hoa, eligió el pasado13 de julio a Gerard Timoner III como nuevo maestro de la Orden de Predicadores. Perteneciente a la provincia dominicana de Filipinas, Fray Gerardo Francisco Timoner III, de 51 años es el primer asiático en ser elegido maestro de los dominicos, 88º sucesor de Santo Domingo de Guzmán, por los próximos nueve años.
El hermano Timoner, que fue socio del maestro para Asia-Pacífico, es oriundo de Camarines Norte, provincia de la región de Bicon, en Luzón, Filipinas, donde nació el 26 de enero de 1968. Se graduó en filosofía en el Centro Dominicano Filipino de Estudios Internacionales en 1991 y en teología en la Universidad de Santo Tomás en 1994. Fue ordenado sacerdote en 1995. Obtuvo su doctorado en 2004 en la Universidad Católica de Nijmegen, Holanda. En 2014 el papa Francisco lo nombró miembro de la Comisión Teológica Internacional. Entre otros cargos, fue prior de la provincia de Filipinas, vicerrector y vicerrector de la Universidad de Santo Tomás de Manila y rector del seminario central de la misma universidad.
El 290º Capítulo General de los dominicos tiene lugar en el Seminario de Xuan Loc, Vietnam, del 7 de julio al 4 de agosto. Es el segundo Capítulo General que se celebra en Asia, el primero fue en Filipinas en 1977. Asisten 104 capitulares con derecho a voz y voto, y 17 invitados en representación de las diferentes ramas de la Familia Dominicana y de la Curia. Los Dominicos se dedican principalmente al ministerio de la predicación en diversas formas: misiones populares, retiros espirituales, cursos de formación religiosa, comunicación social, enseñanza y estudio, investigación científica y cultural, y publicación. Según el Anuario Pontificio, la orden tiene 557 conventos y 5.747 frailes, de los cuales 4.299 son sacerdotes[ (SL) (Agencia Fides 15/7/2019).


Compartir:

Ciudad de Guatemala (Agencia Fides) - En vísperas de un probable acuerdo entre el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, y el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, sobre el tema migratorio que convertiría a Guatemala en "el tercer país seguro" para los solicitantes de asilo que esperan a que su solicitud sea desviada a los Estados Unidos, la Conferencia Episcopal Guatemalteca (CEG), en una declaración recibida por la Agencia Fides, así lo solicita: "Que se desista de firmar acuerdos que serían seriamente perjudiciales para el bien y la soberanía del propio país; la cuestión de la migración, tanto para nuestros migrantes como para los que transitan por nuestro territorio, es considerada de suma importancia, tanto por el sector público como por todas nuestras sociedades".
El comunicado, firmado por el presidente y secretario de la CEG, el 13 de julio, lleva el título del versículo bíblico "Mi padre era un arameo errante" (Dt 26,5). En el texto, los obispos expresan "su enorme preocupación por las consecuencias de este acuerdo, que agravaría aún más la difícil situación de los migrantes en nuestro país, personas que buscan en el norte las oportunidades que se les niegan aquí. La acción del gobierno debe centrarse en su responsabilidad de proporcionar a la población un mínimo de oportunidades para una vida digna".
Además, la CEG está convencida de que Guatemala no podría absorber a los migrantes de otros países y a aquellos que se verían obligados a esperar aquí una respuesta de los Estados Unidos, proporcionándoles seguridad, atención sanitaria, vivienda adecuada y posibles fuentes de empleo.
Finalmente, los obispos expresan "su gran preocupación por la falta de transparencia con la que se ha tratado el tema, cuando es de gran importancia pública y concierne a todo el país" y el temor "ante una imposición obvia que significaría una cesión de soberanía y causaría graves daños al pueblo de Guatemala". (SL) (Agencia Fides 15/7/2019).


Compartir:

lunes, 15 julio 2019

SMA

Luanda (Agencia Fides) - "Nuestras comunidades en Angola están profundamente involucradas y tocadas por el secuestro del padre Pier Luigi Maccalli. Nuestro pueblo sufre esta ausencia con nosotros, y espera con fe su regreso", dijo a la Agencia Fides el padre Ceferino Cainelli, misionero en Angola, recientemente elegido nuevo ptovincial de los misioneros italianos de la Sociedad para las Misiones Africanas (SMA).
"El padre Walter Maccalli, hermano mayor del padre Gigi secuestrado en Níger hace 10 meses (ver Fides 17/9/2018), fue durante 14 años misionero de la SMA en Angola hasta el año pasado. Para nosotros en Angola, pensar en el p. Gigi es pensar también en el p. Walter", continúa diciendo el p. Cainelli. "Los dos hermanos Maccalli son 'misioneros de corazón', como decía nuestro fundador, monseñor De Brésillac. Llevan la misión en el corazón y en la sangre. Por eso, en Angola, hablar del secuestro del p. Gigi significa estar unidos de una manera muy especial con Walter y su familia. Particularmente en las parroquias de los Padres SMA de Kikolo y Panguila, diócesis de Caxito, la gente sigue rezando en las diversas comunidades y esperando su rápida liberación. Su secuestro nos invita a vivir la misión hasta el final al servicio del Reino de Dios, donde un día todos nosotros, hombres y mujeres del mundo, podremos llamarnos y reconocernos como hermanos y hermanas. Las comunidades cristianas siguen rezando y ofreciendo su sacrificio por la liberación. La gente se muestra cercana a nosotros, a menudo preguntándonos si hay noticias de él, y mostrando su apoyo discreto y caritativo".
En su relato a Fides, el p. Ceferino habla también de la reciente visita ad limina de los obispos angoleños al papa. "Los obispos fueron la voz de nuestro pueblo angoleño y no tuvieron miedo de poner de relieve los problemas y desafíos de la Iglesia y de la sociedad de hoy. La situación de pobreza de tantos de nuestros hermanos y hermanas es una de las grandes preocupaciones que nuestro episcopado lleva en su corazón. El papa Francisco animó, a través de nuestros pastores, a toda la Iglesia de Angola a seguir trabajando por la justicia, la paz y la reconciliación. El papa invitó a toda la Iglesia angoleña a comprometerse en la búsqueda de soluciones que ayuden a construir una sociedad más justa y fraterna. Una nueva política por parte del gobierno muestra cambios positivos. Como Iglesia tendremos que repensar, reflexionar y comprometernos para llegar a ese espacio común en el que todos podamos vivir como miembros de una misma familia".
El nuevo provincial recordó también que este año se ha celebrado en Angola el 50º aniversario de la creación de la Conferencia Episcopal de Angola y Santo Tomé (CEAST). "Entre las urgencias pastorales de la Iglesia angoleña, en la que opera la SMA, hay una gran necesidad de invertir recursos en la formación de los laicos: jóvenes, catequistas, líderes comunitarios, líderes de grupos y movimientos", insistió el padre Ceferino. "Este desafío está motivado por su gran deseo de formación, así como por su gran disponibilidad. Siendo una iglesia joven y dinámica, son muchos los jóvenes que responden con alegría y generosidad a la llamada a seguir a Jesucristo en la vocación sacerdotal y religiosa".
"El discernimiento, acompañamiento y formación de estas vocaciones es otro de los desafíos de nuestra misión. La Iglesia angoleña, bajo la responsabilidad de sus pastores, está invirtiendo fuerzas y medios para responder a esta invitación, y continúa caminando con confianza en las huellas del Buen Pastor", concluye el padre Cainelli. (CC/AP) (Agencia Fides 15/7/2019 Agencia Fides).


Compartir:

Twitter

El obispo auxiliar de la archidiócesis de Santo Domingo, monseñor Jesús Castro Marte

Santo Domingo (Agencia Fides) – El obispo auxiliar de la archidiócesis de Santo Domingo, monseñor Jesús Castro Marte, advirtió que podría producirse un "desequilibrio de estabilidad democrática" en el país luego de los enfrentamientos políticos entre el gobierno y los miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que se oponen a una enmienda constitucional para permitir la reelección del actual presidente Danilo Medina. "Si los enfrentamientos y las controversias públicas continúan, incluso con la amenaza de violencia, podría haber un desequilibrio en la estabilidad democrática del país, con graves consecuencias para la paz y la tranquilidad social", dijo la Presule en un programa en la televisión católica Televida.
Ante las preguntas de periodistas y representantes de los diversos sectores de la vida nacional, Mons. Castro Marte declaró que la Iglesia Católica está lista para mediar en el conflicto que surgió en torno a la posibilidad de modificar la Constitución solo para permitir que el Presidente Medina se postule. la tercera vez consecutiva en las elecciones de 2020. "Pedimos a los líderes políticos que tengan sentido común y respeto por la ley", dijo el Obispo Auxiliar, que también es rector de la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD).
Mons. Castro Marte dijo que los partidos desempeñan un papel clave en el desarrollo democrático de nuestra sociedad, pero "si pierden los horizontes ideológicos que los identifican, entonces distorsionan su esencia ante las personas que buscan representar". Luego afirmó que, para los partidos políticos y la sociedad, es hora de decir "¡Basta!" A los conflictos, divisiones y confrontaciones para intereses particulares, en lugar de eso debemos cultivar la sinceridad, la verdad y la armonía. Finalmente, pidió a los líderes de los partidos políticos que se centraran en el país y las necesidades de la gente, evitando las oscuras realidades que dañan el proceso democrático.
En la nota enviada a la Agencia Fides, se informa que a través de las estaciones de radio de la Arquidiócesis de Santo Domingo y el canal de televisión Televida, la Iglesia ha pedido prudencia y comprensión a la clase política y ha pedido a los católicos que oren para que La tranquilidad y la paz permanecen en la nación. Mons. Castro Marte concluyó diciendo que en la población dominicana existe preocupación y ansiedad, junto con el temor de que la situación se torne violenta debido a disputas y enfrentamientos públicos entre los líderes de la clase política.
En estos días, la población tendrá que decidir si tomar las calles con la oposición en contra de la propuesta de cambiar la constitución o esperar las declaraciones del presidente actual que ha prometido pronunciarse sobre el asunto. Sin embargo, la tensión también es alta debido a las declaraciones del Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, con respecto a esta propuesta de cambiar la constitución, que siempre es un riesgo para la democracia. Los políticos dominicanos se dividieron: un grupo respondió diciendo que se trata de un asunto político dentro del país y no aceptan ninguna interferencia externa en este sentido, el otro afirma que no ve ninguna injerencia en estas declaraciones.
(CE) (Agencia Fides 15/07/2019)


Compartir:

VATICANO, 15 Jul. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco presidió este lunes 15 de julio el rito de la “Ultima Commendatio” y del “Valedictio” tras las exequias por el Cardenal Paolo Sardi, falleció el pasado 13 de julio a los 84 años.

Los funerales estuvieron presididos por el Secretario de Estado Emérito, Cardenal Tarcisio Bertone, en el interior de la Basílica de San Pedro del Vaticano. En la homilía, el Cardenal Bertone destacó la colaboración del Cardenal Sardi en la elaboración de textos y discursos de San Juan Pablo II y Benedicto XVI, y su último encargo como patrono de la Orden de Malta en 2009.

El Cardenal Paolo Sardi nació en la ciudad italiana de Ricaldone, región de Piamonte, el 1 de septiembre de 1934. Realizó sus estudios de secundaria y preparatoria en el seminario de Acqui y la introductoria en el seminario de Turín. Finalmente, se trasladó a Roma para realizar sus estudios de Teología.

En Roma, a partir de octubre de 1954, se formó en la facultad de teología de la Pontificia Universidad Gregoriana, donde obtuvo la licenciatura en teología en junio de 1958.

En ese mismo mes, recibió la ordenación sacerdotal y, a continuación, continuó sus estudios en la facultad de derecho canónico de la misma Universidad Gregoriana, donde se graduó en 1963.

Finalizados sus estudios en Roma, regresó a su diócesis donde impartió la enseñanza de teología moral en el seminario a la vez que se encargaba de servicios pastorales en las parroquias de la diócesis.

Realizó estudios de derecho en Milán y enseñó teología en Turín hasta 1976. En ese año, fue requerido para ofrecer sus servicios en la Secretaría de Estado. Allí, desempeñó su labor en la primera sección (Asuntos Generales). En 1990 fue responsable de la sección y en 1992 fue vice asesor.

En su encargo, coordinó a oficina que colaboraba con el Papa en la redacción de textos y discursos. Además, celebraba periódicamente por las mañanas la Santa Misa en la Basílica de San Pedro, en el altar donde está enterrado el Papa Juan XXIII.

El 10 de diciembre de 1996, fue nombrado Arzobispo titular de Sutri, y Nuncio Apostólico con funciones especiales. El 6 de enero de 1997 recibió la ordenación episcopal en manos de San Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro.

Años después, el 23 de octubre de 2004, fue nombrado vice camarlengo de la Santa Iglesia Romana, hasta el 22 de enero de 2011. En este cargo, colaboró con el entonces Cardenal Camarlengo Eduardo Martínez Somalo en las obligaciones relacionadas con el cónclave de abril de 2005, en el que es elegido Benedicto XVI.

Casi cinco años después, el Papa Benedicto XVI lo creó cardenal en el Consistorio del 20 de noviembre de 2010 de la Diaconía de Santa María Auxiliadora en la Vía Tuscolana.

Luego, el 6 de junio de 2009 se convirtió en “Pro-patrono” de la Soberana Orden Militar de Malta (Patrono desde el 30 de noviembre de 2010) cargo que desempeñó hasta noviembre de 2014.

El Cardenal Sardi participó en el cónclave de marzo de 2013 que eligió al Papa Francisco.

 

«La “virgen sacerdote”, fundadora y defensora de la Iglesia perseguida. Fue la artífice de la Congregación de las Hermanas de las Escuelas Cristianas de la Misericordia con el objetivo de educar a los jóvenes y auxiliar a los pobres»

En esta festividad de la Virgen del Carmen, el santoral incluye, entre otros, la celebración de esta francesa. Una mujer intrépida y valerosa, probada en su fe durante décadas, que tuvo la gracia de contemplar en su intensa y dilatada existencia los frutos de sus desvelos: cerca de cuarenta conventos e iglesias impulsadas por ella. No escatimó esfuerzo alguno, contribuyendo a su construcción, en algunos casos, con sus propias manos. Una imagen de la Piedad venerada en la parroquia de su localidad natal, de la que se prendaron sus ojos infantiles, fue uno de los pilares de su espiritualidad y apostolado.

Julie Françoise Catherine nació el 28 de noviembre de 1756 en Barfleur, Normandía. El bellísimo paraje costero y las riveras del mar cuajadas de pescadores fueron el paisaje que enmarcó una parte de su vida. Era la primogénita de siete hermanos. Sus padres, campesinos con buenos recursos, no pudieron acompañarla mucho tiempo en este mundo; ambos murieron pronto. Seguramente no tuvieron noticia de que a los 9 años, cuando hizo la primera comunión, esta hija llamada a dar gloria a Dios había ofrecido su castidad. Cursó estudios con las benedictinas de Valognes quienes viendo su piedad y aplicación, junto a otras cualidades y virtudes, se fijaron en ella soñando con una nueva vocación a insertar en sus filas. Julie había tomado la decisión de consagrarse a Dios, pero una vez adquiridos los conocimientos las dejó. Y a la edad de 18 años abrió en Barfleur una primera escuela de carácter gratuito dirigida a la educación de las niñas sin recursos. No contaba con el estallido de la Revolución francesa que se produjo cinco años más tarde, interfiriendo en el pulso de la sociedad y en sus proyectos.

¡Quién iba a pensar que esta joven tendría tantos arrestos como para encabezar una especie de resistencia a favor de los sacerdotes perseguidos! Pero es lo que sucedió. Actuando con perspicacia se hizo una experta en el modo de socorrer a los clérigos; abrió vías para que pudieran huir a Inglaterra. Milagrosamente se libró de ser capturada. Esta labor clandestina, que hizo de ella una gran líder defensora de la Iglesia oprimida, le permitió obtener el permiso correspondiente para custodiar la Eucaristía en su propio domicilio, y a administrarla incluso a quienes se hallaban en trance de muerte. Que una mujer recibiera esta facultad era algo insólito en la época, y la gente comenzó a denominarla «la virgen sacerdote». Habilitó un espacio debajo de la escalera, a manera de capilla, donde mantenía a buen resguardo la reserva eucarística; un lugar donde los sacerdotes oficiaban la misa. Durante cuatro años puso todo su empeño para que la fe no se malograra. Impartía catequesis a niños y adultos, al tiempo que encabezaba y alentaba a la realización de obras caritativas. En 1798 se comprometió como terciaria franciscana y tomó el nombre de María Magdalena.

Tras algún que otro contratiempo surgido en torno a su labor, se trasladó a Cherbourg para colaborar con un proyecto docente. Contó con el respaldo del sacerdote Abbé Cabart, ya que ambos confluían en similar afán: educar a los jóvenes en la fe y conducirlos a Dios. Julie deseaba extender su labor a los pobres. Y en 1805, de común acuerdo, abrieron una escuela que la santa puso bajo el amparo de la Virgen, Madre de Misericordia. Dos años más tarde, el 8 de septiembre de 1807, emitió los votos junto a otras colaboradoras, fundando las Hermanas de las Escuelas Cristianas de la Misericordia con el objetivo de educar a los jóvenes y auxiliar a los pobres. Su espíritu franciscano se traslucía en su generosidad y el ímpetu apostólico enriquecido por su intensa oración. Y su vida ascética se caracterizaba por una severa austeridad. Incluía disciplinas como los cilicios, ayunos estrictos de cuatro días de duración –no se permitía más que una comida diaria–, y por lecho tenía una cruz de madera, por mencionar algunas de las rigurosas penitencias que se impuso. Externamente se añadieron otras mortificaciones como las dificultades que tuvo que afrontar para seguir sosteniendo la fundación. «Obediencia hasta la muerte» era su consigna, fruto de su recogimiento, signo de su caridad.

La comunidad se vio obligada a iniciar una peregrinación por diversas localidades: Octeville L’Avenel, Tamerville, Valognes… Parecía que en ningún lugar podían afincarse. En 1832 adquirió una ruinosa abadía benedictina en Saint-Sauveur-le-Vicomte, y allí se establecieron. Su restauración fue costosísima para la santa y para sus hermanas. Había querido que sus hijas, con ella al frente, se implicaran personalmente en el trabajo; cualquiera que fuera les sería útil. La tareas agrícolas y la costura, entre otros, asumidos por la comunidad les servía para poder seguir haciendo el bien a los necesitados a través de la docencia. Aportaron su buen hacer a la reedificación del edificio. Entonces Julie tenía 76 años, que en esa época, con un índice de vida escuálido, se podía considerar toda una anciana.

Nunca se desanimó y luchó lo que hizo falta con tenacidad, confiando en la divina Providencia, sin dudar de que la fundación llegaría a buen puerto, aunque hubo momentos en los que le sugirieron disolverla. En el inicio la obra estuvo orientada a la enseñanza; después, Roma les propuso hacer extensiva su labor al cuidado de los enfermos, y la fundadora acogió con gozo la demanda. Su vida, que había sido agraciada con diversos dones, culminó en el convento de Saint-Sauveur-le-Vicomte el 16 de julio de 1846. Iba camino de 90 años. Pío X la beatificó el 17 de mayo de 1908. Pío XI la canonizó el 24 de mayo de 1925.



(ZENIT/InfoCatólica) El pasado mes de noviembre durante la conmemoración de los perseguidos por el nombre de Cristo, Mons. Eamon, arzobispo de Armagh, administrador apostólico de la diócesis de Dromore y primado de toda Irlanda, señaló su intención de honrar a los mártires del pasado, del presente y del mañana con la erección de una estatua de san Oliver Plunkett en la catedral de San Patricio de Armagh.

En diciembre de 2018, el arzobispo Eamon viajó a Irak y se reunió con el arzobispo Bashar Warda en Erbil, para escuchar y ver de primera mano los estragos que se han producido a los cristianos de esa región. El arzobispo Eamon escribió recientemente a la Iglesia de Sri Lanka y a la de Burkina Faso en África, ofreciendo su solidaridad a través de la oración a las Iglesias locales, después del asesinato de cristianos durante el culto a principios de este año.

El arzobispo Eamon encargó la estatua de san Oliver Plunkett, que presentó el 9 de julio de 2019, después de la Misa. Esta ha sido fundida en bronce por el escultor de Dublín Dony MacManus.

La estatua, de 7 pies de altura, representa a san Oliver en el momento de su martirio. El santo es lanzado en la pose de Ecce Homo (es decir, «He aquí al hombre», como en la Crucifixión de Jesús). San Oliver está de pie, vistiendo su cruz pectoral, con las manos atadas a la espalda, agarrando suavemente la palma del mártir, que desciende hasta el palio del arzobispo, dejando claro que el martirio de san Oliver está relacionado con su episcopado. El escultor ha plasmado cuidadosamente la realidad de que san Oliver se ofreció a sí mismo como mártir por la fe y esto se muestra en los rasgos faciales, representando a un hombre de coraje y santidad, de carne y hueso.

San Oliver Plunkett

San Oliver Plunkett (1 de noviembre de 1625 – 1 de julio de 1681) fue arzobispo católico de Armagh y primado de toda Irlanda. Cada año tiene lugar la celebración de san Oliver en su lugar de nacimiento, frente a las ruinas de la antigua iglesia de Loughcrew, Oldcastle, Co Meath; en su santuario de Drogheda, Co Louth, y en otros lugares asociados con él en toda Irlanda y en el mundo.

Estudió en el Colegio Irlandés de Roma y trabajó en la Congregación para la Evangelización de los Pueblos del Vaticano. En 1669 fue nombrado arzobispo de Armagh por el Papa Clemente IX. El arzobispo Oliver Plunkett mantuvo su labor en Irlanda ante la persecución y fue arrestado y juzgado por traición en Londres. Fue ahorcado y descuartizado en Tyburn el 1 de julio de 1681. Se convirtió en el último mártir católico que murió en Inglaterra. Oliver Plunkett fue beatificado en 1920 y canonizado por el Papa Pablo VI en 1975, siendo el primer nuevo santo irlandés en casi 700 años.

Cada año miles de peregrinos visitan el santuario nacional de San Oliver en la Iglesia de San Pedro, Drogheda, para venerar sus reliquias y conocer la extraordinaria vida y ministerio del santo. Los peregrinos oran por los enfermos y afligidos, por la familia y los amigos. Se dirigen convenientemente a san Oliver –martirizado por la fe en un momento de agitación política, religiosa y social– para pedir su intercesión para proteger la fe y llevar la paz a las zonas de persecución en el país y en el extranjero. Junto con los santos Patrick, Brigid y Malachy, san Oliver Plunkett es un santo patrón de la arquidiócesis de Armagh.

A continuación se expone la homilía del Arzobispo Eamon

***

Catedral de San Patricio, Armagh

El pasado mes de noviembre, durante la Misa para recordar a los cristianos perseguidos, anuncié mi esperanza de un santuario aquí en la catedral de san Patricio, en Armagh, a nuestro antiguo arzobispo, san Oliver Plunkett, para ayudarnos a recordar en la oración a todos aquellos que son perseguidos por su fe.

San Oliver fue nombrado arzobispo de Armagh en este día, hace 350 años, el 9 de julio de 1669. Durante muchos años, el pueblo de Drogheda y sus alrededores en Louth y Meath han mantenido fielmente vivo su recuerdo; la Iglesia de San Pedro de Drogheda seguirá siendo el Santuario Nacional de san Oliver Plunkett, donde se veneran sus reliquias. Pero en este importante año, creo que es apropiado que reconozcamos a san Oliver de una manera especial aquí en nuestra catedral, y, a través de él, honremos a todos los mártires de «ayer, hoy y mañana».

Encargamos al artista nacido en Dublín, Dony MacManus, la preparación de la escultura de bronce que será desvelada, bendecida y dedicada esta noche al final de la Misa.

Le pregunté a Dony si esta podía inspirar tanto la devoción como la admiración por el coraje y la serenidad mostrada por san Oliver ante una ejecución tan horrible. En segundo lugar, deseaba que su obra hablara de la realidad de la persecución cristiana hoy; pero, sobre todo, le pedí a Dony que nos ayudara a ver, en esta escultura de san Oliver, el rostro de nuestro Salvador Jesucristo, que humildemente dio su vida por nosotros en la cruz.

Estoy agradecido a Dony por haber aportado todos los talentos que Dios le ha dado a esta tarea, y también por la forma en que ha enfocado su trabajo en la oración. También doy las gracias a tantas personas de toda Irlanda y más allá que han hecho posible esta comisión con sus oraciones y su apoyo financiero.

En los días, meses y años venideros, innumerables visitantes de la catedral tendrán la oportunidad de compartir los frutos de los esfuerzos de Dony. Esta escultura es mucho más que una obra de arte. Confío en que nos atraiga a la oración por nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo que están sufriendo por su fe; y espero que de esa manera todos nos sintamos llamados a dar testimonio más fuerte en nuestra vida diaria de Jesucristo, que nos amó «hasta la muerte».

La vida y la muerte de san Oliver nos revelan el rostro de Cristo. En su canonización del 12 de octubre de 1975, el Papa Pablo VI -ahora San Pablo VI- dijo que «el amor sacrificial de Jesucristo, el Buen Pastor, se refleja y se manifiesta en este nuevo Santo». Contó que san Oliver es «para el mundo entero, un auténtico y destacado ejemplo del amor de Cristo… Él entregó su vida por amor, y así se asoció libremente y de manera íntima a los sufrimientos de Cristo. De hecho, sus últimas palabras fueron: ̏En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu. Señor Jesús, recibe mi alma˝».

Los historiadores relatan que el arzobispo Oliver era un pastor devoto, atento a la santificación de su clero y entusiasta de la educación y la instrucción cristiana de los jóvenes. Su mensaje fue de paz y reconciliación. El Papa Pablo VI lo describió como un «predicador vigilante de la fe católica» y un «campeón de la caridad pastoral».

Cuatro años más tarde, san Juan Pablo II que, como cardenal de Cracovia, había estado en la canonización de Oliver, vino a Drogheda y veneró las nuevas reliquias del santo.

Allí expresó: San Oliver «era el defensor de los oprimidos y el abogado de la justicia, pero nunca toleraría la violencia. Para los hombres violentos, su palabra era la palabra del apóstol Pedro: ̏Nunca devuelvas lo que está mal con otro˝ (1 Pt 3: 9). Como mártir de la fe, selló, con su muerte, el mismo mensaje de reconciliación que había predicado durante su vida. En su corazón no había rencor, porque su fuerza era el amor de Jesús, el amor del Buen Pastor que da su vida por su rebaño. Sus últimas palabras fueron palabras de perdón para todos sus enemigos».

Y esto es tan cierto. En la horca de Tyburn, Londres, en 1681, Oliver comenzó su mensaje final rechazando los cargos fraudulentos y los falsos testimonios que se habían presentado contra él. Pero, después, sus palabras se orientaron hacia el perdón. El arzobispo Oliver declaró:

«Les perdono de todo corazón, y también a los jueces, que al negarme el tiempo suficiente para traer mis registros y testigos de Irlanda, expusieron mi vida a un peligro evidente. También perdono a todos los que me han traído desde Irlanda para que me juzguen aquí, donde es moralmente imposible para mí tener un juicio justo. Finalmente perdono a todos los que concurrieron directa o indirectamente a quitarme la vida; y pido perdón a todos aquellos a los que he ofendido por pensamiento, palabra o acción».

Queridos hermanos y hermanas, es evidente que el arzobispo Oliver, con su vida y su muerte, se ha hecho «semejante a Cristo» (Romanos 8,29). Él era el verdadero pastor, descrito por el profeta Ezequiel en la Primera Lectura de esta noche, que mantiene a su rebaño a la vista, lo rescata de la niebla y de las tinieblas, lo recoge, busca a los perdidos, recupera a los descarriados, venda a los heridos, fortalece a los débiles.

Fue también el «siervo de Dios» descrito por san Pablo en la segunda lectura, que muestra «una gran fortaleza en los momentos de sufrimiento». Sabemos que el arzobispo Oliver tuvo que huir para salvar su vida y esconderse muchas veces -experimentó grandes peligros, hambre y encarcelamiento- pero fue paciente en todas sus pruebas, «preparado para el honor o la desgracia».

Mi esperanza es que cuando la gente sienta que su fe está siendo puesta a prueba o que se está debilitando, visiten el santuario de san Oliver aquí en la catedral y encuentren fortaleza y curación. Quiero que la gente venga aquí para experimentar el amor y la cercanía de Dios cuando la vida los está deprimiendo, y están perdiendo la esperanza, ya sea en sus relaciones o en su vocación. Invito a la gente a visitar el santuario de san Oliver cuando tengan miedo de lo que les espera, o cuando estén preocupados por la dirección que los miembros de su familia están tomando en la vida. Que todos los que vengan aquí miren la estatua de San Oliver y ganen serenidad, coraje, sabiduría y esperanza para sí mismos y para los demás. Recordad, el día de la canonización de san Oliver, el Papa Pablo VI dijo: «El mensaje de Oliver Plunkett ofrece una esperanza mayor que la vida actual; muestra un amor más fuerte que la muerte».

San Oliver experimentó esa esperanza y ese «amor más grande» imitando a Jesús nuestro Salvador, quien voluntariamente dio su vida en la colina del Calvario para el perdón de los pecados. Hoy en día, en todo el mundo, la gente está viviendo sus vidas inspirada por esa misma esperanza y ese «amor más grande» que sólo Cristo puede traer. En algunas partes del mundo, nuestros hermanos y hermanas en Cristo están encontrando fuerzas para soportar el sufrimiento, o incluso la muerte, por su fe – las noticias de los últimos meses de Sri Lanka y Burkina Faso nos recuerdan que la persecución y el martirio no son algo del pasado, sino una realidad cruel para muchos de nuestros hermanos cristianos, de todas las tradiciones y denominaciones.

Jesús dijo a sus discípulos: «Si el mundo te odia, recuerda que me odiaba a mí antes que a ti». Se dice que los cristianos hoy en día no solo son perseguidos por «odio a la fe» (odium Fidei), sino también por «odio al amor» (odium amoris), porque se levantan en nombre de Cristo por la paz, la reconciliación, la justicia y la defensa de los pobres. Los cristianos están siendo castigados por dar testimonio de los derechos humanos y la dignidad; son condenados en algunos lugares por llegar a los explotados, a los refugiados y a los migrantes, a los viajeros y a los marginados de la sociedad; están siendo insultados y ridiculizados por defender la vida de los más vulnerables e inocentes, incluidas las vidas de los niños no nacidos.

Mi oración de esta noche es que nunca olvidemos a san Oliver Plunkett, y a todos los «mártires de ayer, hoy y mañana», y que escuchemos con más fuerza en nuestros corazones la llamada personal a la santidad y al testimonio que se ofrece a cada cristiano. Espero que este nuevo santuario de san Oliver en la catedral nos inspire a todos a aceptar nuestras propias cruces y sacrificios diarios, y nos anime a ser más fuertes en nuestra fe, más firmes en nuestra esperanza y más activos en nuestra caridad. Así, como san Oliver Plunkett, nosotros también nos transformaremos más plenamente, día a día, en la semejanza de Cristo.

San Oliver Plunkett, ruega por nosotros. Amén.

(Zenit/InfoCatólica) Ayer domingo, desde la ventana de su despacho que da a la Plaza san Pedro, el Papa Francisco se ha dirigido a los fieles y peregrinos reunidos para rezar el Ángelus y ha comentado la parábola del Buen Samaritano, evangelio del día (cf. Lc 10,25-37).

Comenzó recordando el contexto de la parábola narrada por Jesús, asegurando que «es una de las parábolas más bellas del Evangelio... se ha convertido en un paradigma de la vida cristiana.. en el modelo de cómo debe actuar un cristiano»

«Interrogado por un doctor de la ley sobre lo que es necesario para heredar la vida eterna, Jesús le invita a encontrar la respuesta en las Escrituras: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo» (v. 27). Había sin embargo, diferentes interpretaciones de quién debe entenderse como «prójimo». De hecho el hombre sigue preguntando, «¿Quién es mi próximo?» (v. 29). En este punto Jesús responde la parábola, esta hermosa parábola.

El protagonista de la breve narración es un samaritano que a lo largo del camino encuentra a un hombre robado y golpeado por ladrones y se ocupa de él. Sabemos que los judíos trataban a los samaritanos con desprecio, considerándolos extraños al pueblo elegido. Por lo tanto, no es una coincidencia que Jesús escogiera precisamente a un samaritano como el personaje positivo de la parábola. De esta manera quiere vencer el prejuicio, mostrando que incluso un extraño, incluso uno que no conoce al verdadero Dios, y no asiste a su templo, es capaz de comportarse de acuerdo a su voluntad, sintiendo compasión por su hermano necesitado y socorriéndolo con todos los medios a su alcance».

Antes que él, recordó, «un sacerdote y un levita ya habían pasado por ese mismo camino, pero al ver al pobre hombre en el suelo, habían pasado de largo sin detenerse, probablemente para no contaminarse con su sangre».

Jesús, por lo tanto, propone como modelo al samaritano, afirmó, porque «este hombre, amando a su hermano como a sí mismo, muestra que ama a Dios con todo su corazón y con todas sus fuerzas… y expresa al mismo tiempo la verdadera religiosidad y la plena humanidad»

«Después de contar esta bella parábola, Jesús se volvió una vez más hacia el doctor que le había preguntado: «¿Quién es mi prójimo?. Y le dice: «¿Cuál de estos tres te parece que ha sido un prójimo del que cayó en manos de ladrones?»... Nos hace entender que no somos nosotros los que, sobre la base de nuestros criterios, definimos quién es el prójimo y quién no, sino es la persona necesitada que debe ser capaz de reconocer quién es su prójimo, es decir, «quién tuvo compasión de él».

Tener comprensión, no dejarse llevar por el egoísmo, aseguró el Papa, es la clave:

La capacidad de compasión se ha convertido en la piedra de comparación del cristiano, más bien, de la enseñanza de Jesús. Jesús mismo es la compasión del Padre por nosotros. Si vas por la calle y ves a un vagabundo tirado allí y pasas sin mirarlo o piensas: «Está bajo el efecto del vino. Es un borracho,» pregúntate a ti mismo no si ese hombre está borracho, sino si tu corazón no se ha endurecido, si tu corazón no se ha convertido en hielo.

Esta conclusión de Jesús indica que la misericordia hacia una vida humana en estado de necesidad es el verdadero rostro del amor. Así se llega a ser el verdadero discípulo de Jesús y se manifiesta el rostro del Padre: «Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso» (Lc 6,36). Y Dios, nuestro Padre, es misericordioso, porque tiene compasión; es capaz de tener esta compasión, de acercarse a nuestro dolor, a nuestro pecado, a nuestros vicios y a nuestras miserias.

Que la Virgen María nos ayude a comprender y sobre todo a vivir cada vez más el vínculo inseparable que hay entre el amor a Dios nuestro Padre y el amor concreto y generoso por nuestro hermanos, y que nos de la gracia de tener y de crecer en la compasión.

REDACCIÓN CENTRAL, 15 Jul. 19 (ACI Prensa).- "El gozo espiritual es la mejor señal de que la gracia habita en un alma", escribió una vez San Buenaventura, Doctor de la Iglesia, conocido como “Doctor Seráfico” por sus escritos encendidos de fe y amor al Señor. 

San Buenaventura nació en Italia por el 1221. Después de tomar el hábito de la orden franciscana, estudió en la Universidad de París (Francia). Más adelante enseñó teología y Sagrada Escritura en ese mismo centro de estudios.

Dedicaba mucho tiempo a la oración y su rostro alegre y sereno era el reflejo de su alma. Sin embargo, empezó a considerarse indigno, lleno de faltas, y algunas veces se abstenía de comulgar, a pesar que su alma lo deseaba con todo su amor.

Pero Dios le mostró su misericordia y tuvo una revelación divina en la que recibió la comunión. Desde aquel día, San Buenaventura comulgó normalmente y luego se preparó a recibir el orden sacerdotal.

Compuso su “Comentario sobre las sentencias de Pedro Lombardo”, que es una gran suma de teología escolástica. "La manera como se expresa sobre la teología, indica que el Espíritu Santo hablaba por su boca”, decía el Papa Sixto IV de esta obra.

Por ese tiempo se desencadenó un ataque de algunos profesores de la Universidad de París contra los franciscanos, producto de la envidia e incomodidad que generaban los éxitos pastorales de la vida santa de los miembros de la orden.

El Papa intervino y después de una investigación se les devolvió sus cátedras a los hijos de San Francisco. En 1257 San Buenaventura y Santo Tomás de Aquino recibieron el título de doctores.

San Buenaventura es elegido superior general de los frailes menores y asume una orden desgarrada entre los que pedían una severidad inflexible y los que deseaban que se mitigase la regla original. De esta manera, el Santo empezó a escribir la vida de san Francisco de Asís.

En una ocasión Santo Tomás de Aquino fue a visitar a Buenaventura cuando escribía sobre “el pobre de Asís”. Al llegar lo encontró en su celda en plena contemplación y Santo Tomás se retiró diciendo: “Dejemos a un Santo trabajar por otro Santo”. Esta obra biográfica se llamó “La Leyenda Mayor”.

Fue nombrado Cardenal Obispo de Albano y llamado inmediatamente a Roma. El Papa Gregorio X le encomendó la preparación de los temas del Concilio ecuménico de Lyon sobre la unión con los griegos ortodoxos, en la que participó activamente.

Renunció a su cargo de superior general de la orden y poco tiempo después partió a la Casa del Padre la noche del 14 al 15 de julio de 1274 en Lyon.

Más información en el siguiente enlace:

Biografía

LIMA, 14 Jul. 19 (ACI Prensa).- El Arzobispo de Piura en Perú, Mons. José Antonio Eguren, afirmó que la píldora del día siguiente tiene un potencial efecto abortivo por lo cual hace parte de la cultura de muerte.

Así lo indicó el Prelado en declaraciones a ACI Prensa al presentar el congreso internacional “La familia, la vida y el Acontecimiento Guadalupano” que se realizará en Piura del 13 al 15 de agosto.

“Creo que este acento de nuestro congreso de tratar los temas de la familia y la vida a la luz del acontecimiento guadalupano cobra actualidad porque vemos con dolor que recientemente un juzgado ha ordenado al Ministerio de Salud que informe y distribuya gratuitamente la píldora del día siguiente o anticonceptivo oral de emergencia, que bien sabemos es abortivo porque impide la implantación del embrión en el vientre materno”, explicó el Prelado.

Por ello, precisó Mons. Eguren, “hemos querido darle al congreso este giro de vida porque son constantes las amenazas que hay contra ella actualmente. Estamos viviendo en una cultura de muerte que propone constantemente el crimen abominable del aborto, incluida la píldora del día siguiente”.

Con el congreso internacional, que tendrá entre sus ponentes a Mons. Eduardo Chávez, fundador del Instituto de Estudios Guadalupanos en México, “queremos recordar que la vida humana es sagrada e inviolable desde la concepción hasta la muerte natural”.

Sobre la imagen de la Guadalupana, Mons. Eguren explicó que “el cinto marca el embarazo de la Virgen. Se localiza arriba del vientre. Cae en dos extremos trapezoidales que en el mundo náhuatl representaban el fin de un ciclo y el nacimiento de una nueva era. En la imagen simboliza que con Jesucristo se inicia una nueva era tanto para el viejo como para el nuevo mundo”.

“Y la flor de cuatro pétalos que es el símbolo principal en la imagen de la Virgen y representa la presencia de Dios. Nuestra Señora de Guadalupe es la Madre de Dios y la flor de cuatro pétalos marca el lugar donde se encuentra Nuestro Señor Jesucristo: su vientre purísimo”, agregó.

“Las amenazas contra la vida son constantes y creo que tomar consciencia de la sacralidad de la vida es hoy en día una tarea urgente para defender al niño por nacer”, subrayó el Arzobispo en el diálogo con ACI Prensa.

El pasado 2 de julio el Primer Juzgado Especializado de Lima, presidido por el juez David Suárez Burgos, declaró fundada la demanda de Violeta Cristina Gómez para que el Ministerio de Salud (MINSA) distribuya la píldora del día siguiente.

El juez Suárez Burgos ya se había pronunciado sobre el caso en 2016 con una resolución que ordenaba la distribución de la píldora. La sentencia del 2 de julio la ratifica.

En el 2009 el Tribunal Constitucional (TC) del Perú invalidó la distribución de la píldora del día siguiente en los centros de salud pública y ordenó al Ministerio de Salud que se abstenga de desarrollar esta política, porque no se ha descartado el potencial efecto abortivo del fármaco.

La sentencia del 2 de julio contradice lo señalado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), agencia del Gobierno de Estados Unidos.

La FDA ha determinado que la píldora del día siguiente, además de evitar la ovulación y la fertilización, impide la implantación de un óvulo ya fecundado (embrión) en el endometrio, produciendo un aborto.

Al respecto, Mons. Eguren dijo a ACI Prensa que “custodiar el sagrado tesoro de toda vida humana, rechazando el aborto y protegiendo al niño por nacer, es el mejor modo de prevenir cualquier forma de violencia, y el camino más seguro para construir una genuina cultura de paz”.

Informes e inscripciones para el congreso internacional en Piura en el correo electrónico: secretaria@arzobispadodepiura.org  

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget