marzo 2019
"Santa Muerte" 11-S 1986 3-D 3D Accion ACI Mundo ACI Prensa ACI Prensa Vaticano ACI Vida Familia Adolescencia Africa Agencia Zenit Agenzia Fides AICA Ajedrez Aleteia Alfareros America colonial Amistad Animacion Animales Aniversarios Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1925 Año 1928 Año 1930 Año 1931 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1936 Año 1937 Año 1938 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año de la Misericordia Año1933 Año1993 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Apk Aplicaciones Android APP en Play Store Arquidiócesis de Morelia Artes Marciales Articulos Athenas Venica Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Baloncesto Banda Cuisillos Basado en hecho reales Basado en hechos reales Bazar de la Fe Beato Anacleto González Flores OFS Belico Beto Cervantes Bioética Biografico Bolsa y Negocios Bomberos Boxeo Brujeria Brújula Franciscana Bulas Canonizaciones Cantos y Alabanzas Capitulos Capitulos Regionales Cardenales Carta a los Corintios Carta Apostólica Catastrofes Catequesis Catequesis del Papa Cecilia Celinés Díaz Centro de Estudios Catolicos Centro Televisivo Vaticano Ciencia ficcion Ciencia ficción Cine épico Cine familiar Cine Mexicano Cine mudo Cine religioso CIOFS Circo Clarisas Coches/Automoviles Cocina Colaboradores Colegios y Universidad Colombia Colonialismo Columna Comedia Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia Romántica Comic Comisaría de Tierra Santa en Salvatierra Conferencia del Episcopado Mexicano Congresos Conquista de America Constituciones de la OFS Coro Cantaré Coronilla a la Divina Misericordia Cortometraje Crimen Cristianos Perseguidos Cristo Cristo te llama Cuentos Cyberpunk Defensa de la familia Demonología Deporte Descargable Desde la Fe Dinosaurios Diocesis de Apatzingán Diocesis de Celaya Diocesis de Mexico Diocesis de Papantla Diocesis de San Andres Tuxtla Diocesis de San Felipe Diócesis de Toluca Diócesis de Veracruz Directorio Discapacidad Disney Divina Misericordia Documental Dr. Carlos Álvarez Cozzi Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama romantico Drama social Ecos Seráficos Edad Media Eduardo Verastegui Ejercito El Cancionero Catolico El Hermano Asno El Papa El Papa en México El santo del día El video del Papa Elecciones Elena Lorenzo Rego Enfermedad Enseñanza Epoca invernal Esclavitud Escritos de San Francisco de Asís Escritos de Santa Clara Espiritualidad Esquela Eutanasia Evangelio Evangelio del dia Evangelio del dia en audio Evangelio del dia en texto Evangelios Apócrifos Evangelización en México y América Eventos Extraterrestres Facebook Familia Familia Franciscana Fantastico Fátima TV featured Ficticio Fieles Difuntos Fin del mundo Florecillas de San Francisco Formación Permanente Forum Libertas Franciscanismo Franciscano de la Mancha Franciscanos Fray Gabriel Fray Ignacio Larrañaga Fray Jose Pérez OFM Fray Richard Fray Rodi Cantero TOR Frayñero Fuentes Biograficas Fundación Callejeros de la Misericordia Futbol Futbol americano Gatos Gore Gran Depresion Guadalupe Radio TV Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra Cristera Guerra de Bosnia Guerra de Independencia Americana Guerra de la Independencia Española Guerra de Secesión Guerra Fria Hebreos Hermana Glenda Hermanas Diocesanas Historia de la Iglesia en México Historia de la OFS Historia del Franciscanismo Historias cruzadas Historico Holocausto Homosexualidad Homosexualismo Ideologia de Género II Guerra Mundial Imagenes Infancia Infantil Infocatolica InfoRIES Informativo de Radio Vaticano Inglés Inmigracion Inquisición Insectos Intriga Jesed Jesucristo Jesus Rodríguez Jon Carlo Jornada Vocacional Juegos olimpicos JUFRA Junta Ejecutiva Nacional Juntos por Mexico Kerigma Sacra La Biblia La Homilía del día La Santa Misa Libros Liturgia Liturgia de las Horas Lobby Abortista Lobby Gay Lopez Obrador Lourdes TV Luis Enrique Ascoy Luz del Nuevo Amanecer Magia Manga Manual para Laicos Franciscanos Marco Antonio Solís Marionetas Marvel Comics Mayra Alejandra Barajas Medicina Mediometraje Melodrama Mensajes Mickey Mouse Miniserie de TV Minutpos para Dios Misioneras Clarisas Mitologia Mitología Mons. Cristóbal Ascencio García Monstruos Montez de Durango Musica Musical Naturaleza Navidad Nazismo New Age Noticias Noticias Globales Novela Novena a la Divina Misericordia Novenas Nuestra Señora del Pueblito Nuevo Testamento Obispo de Apatzingan Obispos OFM OFM Capuchinos OFM Conventuales OFM de Jalisco OFM Michoacán OFS de Mexico OFS en Mexico Oraciones Ordenaciones Ortodoxos Padre Damián Padre Fortea Padre Hugo Valdemar Romero Ascencion Padre Ivo Flores Padre Joni Padre Pedro Brassesco Pajaros Palabra de Dios Palabra del Obispo Panegírico Papas Parroquia Latino Partituras Patinaje sobre hielo Paz y Bien para los hermanos de hoy Pedofilia Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Perros/Lobos Pinterest Pobreza Policiaco Politica Posguerra Española Precuela Predicaciones Prehistoria Preseminarios Primeros Cristianos Profesiones Promocion Vocacional Protestantes Provida Provincia Eclesiastica de Morelia Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán Proyecto de Amor Punto de Vista Purisima Concepcion Queretaro Racismo Radio Radiovaticano Reflexión del Domingo Reflexiones Region Santa Maria del Pueblito Regla Regla Comentada Religion Religión Religion en Libertad Remake Retiros Espirituales Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Ricardo Montaner Ritual de la OFS Road Movie Robots Roedores Romance Rugby Sacerdotes Sacramentos Sagrado Corazón de Jesús Salmos San Antonio de Padua San Leonardo de Puerto Mauricio San Pablo Sanacion Interior Santa Clara Santa Margarita María Alacoque Santo del día en audio Santo Domingo de Guzman Santo Rosario Santoral Franciscano Santos y Beatos de la OFS Satira Seccion Infantil Sectas Secuela Secuestros Semillas para la Vida Seminario Franciscano Serie de TV SIAME SIDA Siervas Siervos de Dios Siglo IV Siglo X Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIV Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Siglo XX Simios Sistema de Informacion de Vaticano Sistema de Informacion del Vaticano Sor Lorena OSC Sound by Four Spin-off Steampunk Submarinos Superhéroes Supervivencia Surrealismo Taizé Tarimoro Teatro Telefilm Television Catolica Televisión Católica Templo de San Francisco - Celaya Terrorismo Thiago Brado Thriller Thriller futurista Toma de Cordón Toma de Escapulario Toros Trabajo/Empleo Trenes Trenes/Metros Valle de la Misericordia Valores Vejez Venezuela Veracruz Viacrucis Viajes en el tiempo Vida Primera de San Francisco - Celano Vida Rural Vida Rural Norteamericana Vidas de Beatos Vidas de Santos Videos Vikingos Virgen de Guadalupe Virgen Maria Virgen María Vocaciones Franciscanas Volcanes Watoto Child Care Ministries Western Whatsapp Yuli y Josh

Vaticano, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- El Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, dio esperanza a los católicos tras afirmar que Dios nunca abandona a su Iglesia a pesar de los escándalos en su interior y de la crisis moral que atraviesa el mundo occidental.

“Hoy todo es oscuro, difícil, pero independientemente de las dificultades por las que pasemos, solo hay una persona que puede venir a rescatarnos. Es la resurrección del Hijo de Dios que da esperanza en la oscuridad”, dijo el Cardenal Sarah en una extensa entrevista concedida al semanario francés Valeurs actuelles el 27 de marzo, en la que también defendió la primacía papal, el celibato sacerdotal y la importancia de la unidad cristiana.

Sarah enfatizó que la “gran misión divina” de la Iglesia es “llevar a los hombres a Cristo, que es nuestra esperanza”.

El Cardenal Sarah escribió un nuevo libro con Nicolas Diat sobre la “profunda crisis espiritual, moral y política en el mundo contemporáneo”, el cual ha sido publicado en francés y lleva por título: “Se acerca la noche y ya está cayendo el día”.

El título del libro fue tomado de una línea del Evangelio de Lucas, en el que Cristo resucitado se encuentra con sus discípulos en el camino a Emaús: “Quédate con nosotros, Señor, se acerca la noche y ya está cayendo el día”.

Al articular la confusión moral que afecta a las sociedades occidentales, el Cardenal también señaló la providencia de Dios al proporcionar pontífices que dirigen a la Iglesia en tiempos difíciles.

“Dios vio que el mundo se estaba hundiendo en una confusión fatal. Para prepararnos para esta situación, Dios nos ha dado papas sólidos”, explicó el Cardenal Sarah. Luego, enumeró los dones particulares que los últimos cuatro pontífices dieron a la Iglesia.

Dios “nos dio a Pablo VI, quien defendió la vida y el amor verdadero, a pesar de una oposición muy fuerte con la encíclica Humanae Vitae”, dijo el Purpurado.

Dios nos dio a Juan Pablo II, cuya vida misma “era un Evangelio viviente”, y enseñó que la unión de la fe y la razón son una “luz que guía al mundo hacia una verdadera visión del hombre”.

Mientras que Benedicto XVI dio un regalo al mundo enseñando con “claridad, profundidad y precisión sin paralelo”.

“Hoy, Él nos da a Francisco, que literalmente quiere salvar el humanismo cristiano. Dios nunca abandona a su Iglesia”, aseguró el Cardenal Sarah.

Cuando se le preguntó acerca de la sinodalidad, dijo: “Cristo fundó una Iglesia cuyo modo de gobierno es jerárquico. La primera persona a cargo de la Iglesia es el Papa. La primera persona a cargo de la Iglesia local es el obispo en su diócesis y no la conferencia episcopal, que es útil para intercambiar (puntos de vista), no para imponer una dirección”.

El Cardenal también advirtió que las contradicciones entre las diferentes conferencias de obispos sobre enseñanzas morales no sirven a la unidad y la fe católicas.

“Una conferencia episcopal no tiene autoridad legal o competencia en el campo de la doctrina”, señaló.

Luego, recordó a grandes obispos de la historia como San Ambrosio y San Agustín, que “no pasaron su tiempo en reuniones, comisiones y viajes constantes”, porque un “obispo debe estar con su gente, enseñar a su gente, amar a su gente”.

“La verdadera reforma tiene que ver con nuestra propia conversión. Si no nos cambiamos a nosotros mismos, todas las reformas estructurales serán inútiles. Laicos, sacerdotes, cardenales, todos debemos regresar a Dios”, agregó el Cardenal Sarah.

Más adelante, destacó las vidas de San Francisco de Asís y Santa Teresa de Calcuta, como ejemplos de reforma, que “transformaron la Iglesia al vivir el Evangelio de manera radical”.

El Purpurado dijo que la responsabilidad principal por el colapso de la fe en Occidente “debe ser asumida por los sacerdotes”. En ese contexto, recordó las décadas en que, según él, los confesionarios estaban vacíos, la liturgia se desacralizó y la doctrina no se enseñaba en las universidades y seminarios católicos.

“Claramente, hay una gran mayoría de sacerdotes que permanecen fieles a su misión de enseñar, la santificación y el gobierno. Pero también hay un pequeño número que cede a la tentación mórbida y villana de alinear a la Iglesia con los valores de las sociedades occidentales de hoy”, dijo el Cardenal Sarah.

El Cardenal Sarah defendió el celibato en el sacerdocio, calificándolo como una de las “mayores riquezas de la Iglesia”.

“El abandono del celibato agravaría aún más la crisis de la Iglesia y disminuiría la posición del sacerdote, quien está llamado a ser no solo otro Cristo, sino un Cristo pobre, humilde y soltero”, acotó.

Finalmente, el Cardenal también enfatizó la importancia de una comunidad unida para enfrentar los desafíos del mundo secularizado, que a menudo se opone al “camino de Cristo”.

“De ahora en adelante, para defender nuestra creencia, para ser sólidos, debemos apoyarnos unos a otros en la fe, caminar como una comunidad unida alrededor de Cristo”, concluyó.

MADRID, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- En la entrevista difundida este 31 de marzo por el canal español La Sexta, el Papa Francisco aseguró que siente “mucho dolor” y no llega a entender a quienes cierran la puerta a los migrantes.

Consultado sobre qué le pasa por la cabeza al saber de quienes se niegan a acoger a los migrantes, el Santo Padre dijo que “por la cabeza nada, no entiendo. Por el corazón, mucho dolor”.

“No entiendo la insensibilidad, o no entiendo la injusticia”, dijo. “Injusticia de guerra, injusticia de hambre, injusticia de explotación, que hace que una persona migre buscando cosas mejores. Y la injusticia de quien le cierra la puerta”.

Para el Papa, “la actitud fundamental” que se debe tener frente a los migrantes “es el corazón abierto, porque incluso es la actitud cristiana, la de la Biblia. Ya en el Antiguo Testamento, en Deuteronomio (dice) recibirás y tratarás bien al migrante, porque no te olvides que vos fuiste migrante en Egipto”.

“El humano tiene que tener el corazón abierto”, insistió.

El Santo Padre señaló además que “el primer paso es recibir, el segundo es acompañar, el tercero es promoverlo al migrante y para integrarlo, el cuarto paso”.

“Si no se dan estos cuatro pasos, el recibir es incompleto: lo recibís y lo dejás en la calle y sigue siendo migrante explotado”.

El Papa precisó sin embargo que “también un país tiene que preguntarse sobre la capacidad de estos cuatro pasos. El solo recibir y dejarlos en la calle es horrible, es una falta de respeto grande a la persona. Entonces si yo no puedo recibirlos con todo esto, y ahí está la unión de los países, que va más allá de la Unión Europea. Países que no están en la Unión Europea están recibiendo”.

Incluso, señaló, países pobres “se las arreglan para recibir e integrar a su manera”.

El Santo Padre lamentó que “la Madre Europa se volvió demasiado abuela, ¿viste?, se envejeció de golpe”, y subrayó que el problema de más grande de ese continente “es que se olvidó cuando después de las guerras sus hijos iban a golpear las puertas de América, América del Norte, América del Sur, se olvidó”.

“Junto a eso, el problema es que no crece. Estamos viviendo un invierno demográfico grave. No sé en España qué índice de crecimiento tienen, acá estamos bajo cero, en Italia. Entonces qué hacemos. Es grave el problema de Europa, como que se ha ensimismado, no tienen hijos, no recibe migrantes”.

El Papa criticó además la retención en el puerto de Barcelona de un barco de la fundación Open Arms, que rescata migrantes náufragos en el Mediterráneo, desde enero de este año por parte de gobierno español.

“Me parece mal”, dijo, y “una injusticia muy grande, porque ¿para qué se hace? Para que (los migrantes que habitualmente rescatan) se ahoguen”.

Luego se refirió al muro que construirá el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su frontera con México. “El que levanta un muro termina prisionero del muro que levantó, eso es ley universal”, aseguró.

“Y eso se da en el orden social y en el orden personal. Si vos levantás un muro en tu persona, terminás prisionero de ese muro que levantaste. Sí, defiendo mi autonomía, sí, pero te quedás solo como un hongo”.

“La alternativa son los puentes, levantar puentes”, señaló.

Al ser consultado por el cerco con filos cortantes que separa el sur de España de Marruecos, para evitar que los migrantes africanos crucen a Europa, el Papa dijo que “pienso que si mi mamá o mi hijo o mi hermano necesitado y todo se arriesga a pasar y le pasa eso, lo viviría con mucho dolor. Y cada uno de los que hace eso es mi madre, mi hijo, mi hermano”.

“Es tal la inconciencia que parece lo más natural, nos hemos acostumbrado a esto. El mundo se olvidó de llorar. Esto es lo más inhumano que hay. Esto demuestra hasta dónde es capar de descender la humanidad de una persona”, dijo.

A los católicos que se oponen a la inmigración, les alentó a “que lean el Evangelio y que sean coherentes”.

VATICANO, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- En el vuelo de regreso de Marruecos a Roma, el Papa Francisco criticó la “superficial condena mediática” contra los sacerdote acusados de abusos sexuales sin respetar la presunción de inocencia, y por tanto sin que el delito haya sido probado, arruinando la vida de los presbíteros que son declarados inocentes.

Al ser consultado sobre el caso del Cardenal francés Philippe Barbarin, cuya renuncia no aceptó hace unos días, el Papa explicó que su decisión “es importante porque va contra la superficial condena mediática. ‘Ah, has hecho esto’, pero mira ¿qué cosa dice el juez? ¿Qué dice la jurisprudencia mundial? Que si una causa está abierta está la presunción de inocencia. Tal vez no es inocente, pero está la presunción”.

“Muchas veces… una vez he hablado del caso de España, donde la condena mediática arruinó la vida de algunos sacerdotes que luego fueron juzgados inocentes. Antes de hacer una condena mediática, piénselo dos veces”, agregó este 31 de marzo.

En la rueda de prensa que concedió en el vuelo papal, el Santo Padre respondió así a una pregunta sobre “el Cardenal Barbarin, hombre de Iglesia, que ha presentado su dimisión” al cargo de Arzobispo de Lyon.

El 7 de marzo el Cardenal Barbarin anunció a la prensa su decisión de dimitir al cargo, luego que un tribunal francés lo condenó a seis meses de prisión, exentos de cumplimiento, por no denunciar los abusos sexuales contra menores cometidos por un sacerdote en las décadas de 1970 y 1980.

El Purpurado, que se ha declarado inocente, comunicó su decisión personalmente al Papa el 18 de marzo durante una reunión privada en el Vaticano. Sin embargo, el Santo Padre no le aceptó la renuncia.

En el vuelo de regreso de Marruecos, Francisco dijo que “yo no puedo aceptarla moralmente porque, jurídicamente, también en la jurisprudencia mundial, clásica, está la presunción de inocencia durante el tiempo en que la causa esté abierta”.

“Él ha apelado y la causa está abierta. Luego, cuando el segundo tribunal dé la sentencia, veremos qué cosa sucede, pero siempre tener la presunción de inocencia”, indicó el Papa.

El Pontífice explicó que el Cardenal francés “ha dicho ‘me retiro, me despido voluntariamente y dejo al vicario general gestionar la arquidiócesis hasta que el tribunal dé la sentencia final”.

Aunque el Santo Padre no aceptó la renuncia del Cardenal, este decidió retirarse voluntariamente del gobierno de la Arquidiócesis de Lyon que dejó a cargo del vicario general, P. Yves Baumgarten.

MADRID, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- En diálogo con el periodista español Jordi Évole del canal La Sexta, el Papa Francisco explicó que su interés en la lucha contra los abusos sexuales por parte del clero no es “ocupar espacios” en la prensa, sino “iniciar procesos sanadores”.

El Santo Padre se manifestó además a favor de denunciar ante las autoridades los casos de abusos, y recordó que “eso es lo que salió en la cumbre”.

Ante los críticos y desencantados por las conclusiones de la cumbre que convocó en febrero de este año para abordar el drama de los abusos sexuales por parte del clero, el Papa dijo que “los entiendo”, pues “uno busca a veces resultados que sean hechos concretos en el momento”.

“Por ejemplo, si yo hubiera ahorcado 100 curas en la Plaza San Pedro, abusadores: qué bien, ya hay un hecho concreto. Hubiera ocupado espacio. Y mi interés no es ocupar espacio, sino iniciar procesos sanadores”, señaló.

“Las cosas concretas de la cumbre fueron iniciar procesos y eso lleva su tiempo”, reiteró.

Sin embargo, insistió que “de todas maneras comprendo a la gente que se ha quedado insatisfecha, porque cuando hay un error de por medio vos tenés que callar, rezar, llorar, acompañar y punto”.

“Pero iniciar procesos es la manera para que sea irreversible la cura. Si vos hoy ocupás un espacio, pasa el tiempo se va la noticia y mañana se repite la cosa”, señaló.

El Papa también destacó que desde que explotaron los escándalos en Boston, Estados Unidos, en 2002, la mentalidad de encubrimiento que existía en la Iglesia frente a los abusos sexuales ha cambiado.

La forma de pensar en el pasado, dijo, era “cubrir, tapar, evitar males futuros”, pero “la misma estadística, por ejemplo, esas que han tomado en algunos lugares de 70 años hasta acá, vos te das cuenta que desde la época de Boston en adelante disminuyen notablemente, pero notablemente las cosas en la misma Iglesia”.

“Eso quiere decir que se ha tomado una conciencia distinta, un modo de proceder distinto”.

Con los casos de abusos, dijo, “al cubrir, se propaga”. Pero “una vez que entra la cultura del destape, las cosas no se propagan”.

RABAT, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- El hermano Jean Pierre Schumacher es el último superviviente del asesinato de los monjes cistercienses del Monasterio de Tibhirine (Argelia), actualmente tiene 95 años y todavía recuerda la unidad que se vivía en el monasterio.

En el año 1996, durante las revueltas de Argelia, un grupo de terroristas entraron en el monasterio de Tibhirine y secuestraron y asesinaron a 7 de sus compañeros.

#PopeFrancis greeting Pere Jean Pierre, the only survivor of the Tibherine community in #Algeria. The 7 monks were beatified as martyrs last year on Dec. 8. Photo by @blancaruizanton #PopeinMorocco #PapaEnMarruecos #PopeFrancisInMorocco #Catholic pic.twitter.com/ljGrOqNY88

— EWTN Vatican (@EWTNVatican) 31 de marzo de 2019

 

 

El hermano Jean Pierre se salvó porque era el portero del monasterio y los asaltantes no entraron en la portería, sino que fueron directamente al interior del convento para secuestrar a la comunidad. También se salvó otro monje, el P. Amédée, que falleció recientemente.

El hermano Jean Pierre ahora vive en el monasterio de Notre-Dame del Atlas Kasbah Myirem, en Midelt (Marruecos), por eso participó en el encuentro con religiosos, sacerdotes y personas consagradas en la catedral de Rabat (Marruecos) presidido por el Papa Francisco.

En unas declaraciones tras el encuentro con el Papa, el hermano Jean Pierre aseguró que lo que más recuerda de sus hermanos en Tibhirine es “la vida en comunidad, la unidad y la vida juntos. La comunidad era la principal preocupación del P. Christian de Chergè y Luc”.

El P. Christian de Chergè era el superior del monasterio de Tibhirine.

Los 7 religiosos asesinados en 1996 fueron beatificados el pasado 8 de diciembre en Orán (Argelia). Fue la primera y única beatificación que se ha celebrado en este país en su historia.

En ese sentido, el hermano Jean Pierre explicó que “ese día fue tremendamente importante sobre todo porque con su beatificación, los hermanos se unían a tantos mártires de Argelia”.

Además, afirmó que “el mensaje de estos mártires para el mundo es, como ha dicho el Papa, vivir la fraternidad universal, sobrepasar las diferencias y trabajar juntos por el bien”.

La cruz erigida en la Misa de clausura que el Papa Francisco celebró en el estadio Moulay Abdullah de Rabat, es una réplica de la que se encontraba en el monasterio de los mártires de Tibhirine.

“Esta cruz es fruto de la inspiración de todos los hermanos, pero fue realizado por el P. Christian, que quería un Jesús vivo en el crucifijo y que hace referencia a los misterios de la Cruz”, afirmó. 

 

MADRID, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- En la entrevista con el periodista español Jordi Évole, difundida este 31 de marzo por La Sexta, el Papa Francisco recordó que el Vaticano medió “varias veces” para lograr la paz en Venezuela.

El Santo Padre señaló que “la Santa Sede medió”, pero él no hizo “juicio de valor, eso claro,  personalmente”.

“Sí hablé con (el expresidente de España, José Luis) Rodríguez Zapatero cuando ya la cosa estaba por terminar”.

“De acá de la Santa Sede fueron dos. Primero fue Mons. (Emil Paul) Tscherrig y luego Mons. (Claudio Maria) Celli. Estuvo en el grupo de mediación y bueno la cosa fracasó, no anduvo”, lamentó.

Sin embargo, el trabajo de mediación en Venezuela no quedó ahí. “Después hubo conatos de la Santa Sede. Incluso hubo comunicaciones de la Secretaría de Estado, no es ‘nunca’, ni fue tampoco una sola vez, fueron varias veces de mediaciones”.

“Y después mediaciones discretas, extraoficiales, puentes que han ayudado un poquitito, pero no se ha terminado de resolver eso”, dijo.

El Papa también se pronunció sobre dos sus audiencias con Nicolás Maduro, gobernante venezolano.

“Es difícil hacerte una opinión de una persona en 40 minutos la primera vez y la segunda media hora”, dijo, pero recordó que él estaba “muy convencido de los suyo, ¿no? Lo recibí antes de que se agudizara la cosa”.

Consultado sobre si preferiría tomar un café con Maduro o con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el Santo Padre aseguró que “con los dos”.

Sobre la visita que recibió de Trump en el Vaticano, el Papa dijo que se trató de un encuentro muy corto y protocolar.

“Tiene su proyecto y su plan”, dijo, pero reiteró que “fue muy protocolar y muy corta” la visita.

MADRID, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco habló sobre la homosexualidad en su entrevista con el periodista español Jordi Évole, transmitida hoy por el canal La Sexta, y reflexionó sobre si es o no pecado.

Consultado por la frase “¿quién soy yo para juzgar?”, el Santo Padre precisó que “las tendencias no son pecado. Si vos tenés tendencia a la ira no es pecado. Ahora, si sos iracundo y hacés daño a la gente, el pecado está ahí”.

“El pecado es actuar, de pensamiento, palabra y obra, con libertad, una tendencia”, dijo.

En efecto, tal como señala el Catecismo de la Iglesia Católica en su numeral 2358, “un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba”.

“Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición”, añade el Catecismo, que indica a línea siguiente que “las personas homosexuales están llamadas a la castidad”.

El Santo Padre también se refirió a unas declaraciones suyas en el vuelo papal de retorno de Irlanda a Roma en agosto de 2018, en que aconsejó a los padres de niños que muestren aparente tendencia homosexual recurrir a un psiquiatra.

“Toda persona tiene derecho a tener un padre y una madre, a tener un hogar. Y un padre y una madre tienen derecho a tener un hijo, venga como venga el crío o la cría. Si hay un caso de homosexualidad, yo comprendo que la familia eso provoca dolor, por la cultura actual todas esas cosas. Pero dialogo, dialogo, vos sos papá y mamá, vos sos hija o hijo, pero nunca se echa del hogar a una persona porque tenga tendencia homosexual”.

En esa ocasión, dijo el Papa, “hice una distinción: otra cosa es cuando la persona es muy joven, muy pequeña y empieza a mostrar síntomas raros y ahí conviene ir… y yo dije ‘psiquiatra’. En ese momento te sale la palabra que te sale hablando un idioma que no es el tuyo”.

A lo que se refería, explicó, es que se debe “ir a un profesional, a un psicólogo, que más o menos vea a qué se debe eso antes del diagnóstico”.

“Los medios publicaron el Papa manda a los homosexuales al psiquiatra, y no vieron lo otro. Y eso es mala entraña”, indicó.

“Estoy hablando de un chico que se está desarrollando, los papás empiezan a ver cosas raras. Consulten por favor y vayan a un profesional y ahí se verá a qué se debe, puede ser que no sea homosexual, que se deba a otra cosa”, dijo.

(Vatican News) Un coro formado por más de 150 niños, manos levantadas con banderillas del logo de este 28 Viaje Apostólico Internacional y un ramo de flores. Así es como la comunidad del Centro Rural de Servicios Sociales de Temara ha recibido al Papa Francisco esta mañana, tratándose del primer evento del Santo Padre en su segundo día en Marruecos.

Francisco, por su parte, ha donado al centro un cuadro de madera de la Sagrada Familia, realizado con técnicas artesanales en el ámbito de la cultura cristiana bizantina.

II jornada del Papa en Marruecos: programa

Su Santidad se encuentra en su segundo y último día en Marruecos. Una jornada que estará marcada por varios eventos de importante índole. Tras abandonar el Centro Rural de Servicios Sociales de Temara se trasladará hasta la Catedral de Rabat para encontrarse con el Clero, los Religiosas, las Religiosas y el Consejo Mundial de Iglesias. Será allí donde pronunciará su primer discurso del día y donde seguidamente, rezará la oración mariana del Ángelus.

Finalizado el encuentro, hará una pequeña pausa para almorzar con algunos obispos de Marruecos y miembros del Séquito Papal en la Nunciatura Apostólica. Energías recargadas para continuar con el último evento de su agenda: la Santa Misa en el Complejo Deportivo Pincipe Moulay Abdellah. Al termine, tendrá lugar la Ceremonia de despedida en el Aeropuerto de Rabat-Salè y Francisco regresará a Roma, aterrizaje previsto en torno a las 21:30 (hora local).

(ACI Prensa) El Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Rogelio Cabrera, invitó a participar en la «Cena con Causa» este 4 de abril, para ayudar a los proyectos de ayuda a los migrantes «Casa Monarca» y «Casa Nicolás».

En un video publicado en las redes sociales de la Arquidiócesis de Monterrey, Mons. Cabrera señaló que una obra de misericordia «emergente, urgente y necesaria» es la de «atender a los hermanos migrantes».

«El Papa Francisco ya nos ha propuesto una ruta de atención espiritual: hay que acogerlos, protegerlos, promoverlos e integrarlos», dijo, y señaló que «entre las muchas obras de caridad en favor de los migrantes tenemos una que ya ha iniciado, pero que necesitamos darle mayor intensidad. Es el proyecto Casa Monarca en el municipio de Santa Catarina».

«Queremos pedirte primero tu simpatía, primero tu buena intención, pero también queremos que nos ayudes para llevarla adelante, es necesario que no solamente salgamos a atenderlos a las vías sino que también que tengamos un punto de encuentro y referente para quienes buscan ayuda», dijo.

La «Cena con Causa» se realizará el 4 de abril de este año a las 7:30 p.m. (hora local) en Las Lomas Eventos, y la colaboración es de 750 pesos, alrededor de 38.6 dólares.

(El Confidencial Digital) Hoy, domingo 31 de marzo, tendrá lugar en Madrid la manifestación de 22 provincias que sufren la despoblación en España, promovida por las plataformas ciudadanas «Soria ¡Ya!» y «Teruel Existe», exigiendo medidas – y no promesas de los diversos gobiernos, de las que dicen estar «hartos» – que conduzcan a frenar la despoblación y conceder a los habitantes del medio rural unas condiciones dignas, como informó este Confidencial el pasado 28 de marzo.

Como han manifestado a Religión Confidencial fuentes de la plataforma «Teruel Existe», «se espera que haya más de 100.000 personas en la manifestación».

Los obispos de Osma-Soria, Abilio Martínez Varea, y de Teruel-Albarracín, Antonio Gómez Cantero han difundido una carta, que firman conjuntamente, bajo el título «Existe ¡Ya», en la que se unen a la reivindicación del 31 de marzo. «No es la primera vez, ni será la última, que los Obispos hablamos de nuestros pequeños pueblos. Esa España Vaciada, donde los últimos que se van, pero no los abandonan, son los párrocos», afirman los 2 obispos.

Piden medidas contra «la desidia y la precariedad»

Señalan que «no es la primera vez que soñamos con hacedores de políticas y gestiones que fuera del eslogan fácil o de la visita televisada, se pongan manos a la obra y busquen respuestas racionales a la desidia y la precariedad», destacan en su carta.

Para ello, recuerdan que los cristianos deben ahondar en la «tan desconocida Doctrina Social de la Iglesia», retomando «las raíces teológicas del  ̏bien común˝ (…) un concepto más teológico que político». Invocan «el grito del Vaticano II», en concreto la encíclica Gaudium et spes, que en su n. 1 recuerda que «los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez los gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo».

Los obispos señalan algunas causas de la despoblación, entre ellas la mecanización de la agricultura; en segundo lugar, la emigración de mano de obra a zonas costeras de nuestra península con mejores perspectivas laborales; y en tercer lugar, la falta de estructuras de comunicación, que ha provocado la disminución de servicios en los núcleos rurales. Concluyen: »A menos habitantes, menos oportunidades».

También abordan los obispos la realidad de la historia, de manera que siempre «los pueblos y las ciudades han aparecido y desaparecido porque sus habitantes buscaban mejoras de vida», y reconocen estudios que diagnostican «demasiados municipios inviables por la falta de población».

«No es momento de lamentarnos»

Pese a ello, los obispos afirman que «eso no quita para que pensemos en las personas que viven casi abandonadas en el aislamiento de nuestros pequeños pueblos y se les presten todos los servicios necesarios para una vida digna».

También señalan que «se han agotado ya los caladeros de nuestros pueblos pero las siguientes en caer serán las ciudades intermedias, los antiguos centros comarcales; luego les llegará el turno, y ya está aquí, a las ciudades medianas de nuestra querido geografía».

A la vista de la situación, señalan que «no es momento de lamentarnos sino de exigir una mayor acción y compromiso por parte de todos. Ahora, más que nunca, necesitamos  ̏minorías creativas˝ (expresión de Benedicto XVI) que den respuestas firmes y acompasadas a esta lacra del abandono».

(ACI Prensa) Vancouver Rape Relief and Women's Shelter, el centro para casos de crisis de víctimas de violación más antiguo de Canadá, perdió el financiamiento público por negarse a eliminar su política de solo servir a mujeres y no considerar a hombres transexuales.

El consejo de la ciudad de Vancouver votó el 14 de marzo para recortar casi 34 mil dólares en subvenciones anuales que la organización utiliza para programas de alcance educativo «hasta que la organización haga cambios para alinearse con las políticas de la ciudad», informó el National Post.

El plazo otorgado será hasta inicios del 2020.

Vancouver Rape Relief and Women's Shelter, que es dirigido por un colectivo feminista proaborto, aseguró haber sufrido discriminación «en forma de inclusión» y que la decisión de la ciudad «tiene la intención» de obligarlas a cambiar su «posición y práctica de ofrecer algunos servicios principales solo para mujeres nacidas de mujeres».

Por su parte, la concejal de la Ciudad de Vancouver, Sarah Kirby-Yung sostuvo: «Si estamos otorgando fondos públicos, debemos hacerlo a organizaciones que sean inclusivas».

El activista transexual Morgane Oger, que encabezó la campaña para retirar los fondos públicos, dijo al concejo municipal el 13 de marzo que la organización «no es compatible con la ley canadiense», es culpable de un «mal comportamiento sistemático y consistente», y es el único refugio para mujeres «que no sirve a las mujeres trans».

Si bien parte del colectivo LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) apoyó la decisión de la ciudad de Vancouver, otros la describieron como una opresión aún mayor para las mujeres.

«Estoy disgustada por las personas que celebran que a Vancouver Rape Relief le quitaran los fondos, como si fuera una victoria política. Innumerables mujeres vulnerables corren el riesgo de quedarse sin apoyo tras la violencia masculina. Solo el peor tipo de misógino podría ver eso como un resultado positivo», dijo la feminista Sister Outrider.

En 2012, un hombre que afirmaba ser una «mujer transgénero» agredió sexualmente a varias mujeres en 2 refugios para mujeres de Toronto. Otro caso similar fue el de un transexual acusado en septiembre de 2018 de abusar sexualmente de 4 mujeres presas, después de ser trasladado a un centro penitenciario femenino.

A la fecha, Vancouver Rape Relief and Women's Shelter mantiene la prohibición de que hombres que afirman ser mujeres trabajen en sus instalaciones. Además, aseguran que los respalda la ley.

«Nuestro derecho a servir a mujeres nacidas mujeres fue reafirmado por la Corte Suprema de Columbia Británica en 2003, por la Corte de Apelaciones de Columbia Británica en 2005 y por la Corte Suprema de Canadá en 2007», dijo la organización en un comunicado.

Asimismo, Hilla Kerner, representante de la organización, explicó la semana pasada que «la experiencia de vida» de los transexuales es diferente al de una mujer biológica, y por lo tanto, no cuentan con «la experiencia para ofrecer servicios a personas sin la misma experiencia de vida».

«Ese no es nuestro trabajo», acotó.

«Debido a que somos un grupo oprimido que lucha por la igualdad, tenemos el derecho de decidir quiénes son los miembros y a quién servimos», agregó Kerner, alegando que su organización no es diferente a otras que son apoyadas por la ciudad y que reservan sus servicios a grupos demográficos particulares, como los inmigrantes por ejemplo.

(ACI Prensa) La empresa automotriz Mercedes-Benz expresó sus disculpas por la emisión de un video, patrocinado por una de sus distribuidoras en España, que defendía el adoctrinamiento de niños con ideología de género.

En los últimos días, más de 12 mil personas firmaron una campaña en la plataforma internacional CitizenGO, criticando que un show difundido en YouTube, titulado «Entrevista sobre ruedas: Serise Sexología & Mercedes Nuevo Clase B», defendiera el polémico programa educativo Skolae.

El video patrocinado fue también difundido en el sitio web Rioja2.

Skolae ha enfrentado a padres y escuelas en la comunidad española de Navarra al promover el adoctrinamiento de escolares con conceptos como «vivencias sexuales» y «juegos eróticos».

Los firmantes de la campaña de CitizenGO exigieron a Roland Schell, director de Mercedes-Benz en España, que «emita un comunicado de disculpas por asociar su marca a semejante programa de sexualización de menores y retire el patrocinio de Mercedes-Benz de la revista Rioja2; deje de ser cómplice de una ideología que tanto mal causa a los niños».

En un comunicado remitido a CitizenGO, Mercedes-Benz España precisó que «la iniciativa del patrocinio de este programa es de Auto Oja S.A.», concecionario de la empresa en la comunidad autónoma de La Rioja.

«Auto Oja ha procedido a dar instrucciones para la retirada del vídeo y ha retirado el patrocinio de esta emisión», añadió la automotriz alemana, y señaló que «nunca ha sido la intención de Auto Oja posicionarse respecto a temas ajenos a nuestro negocio».

Además, Mercedes-Benz aseguró que «nos gustaría trasladar disculpas a aquellos que puedan haberse sentido molestos con el contenido del vídeo retirado».

(CRUX) Los católicos de Florida tenían en su mente solo un cambio positivo, impulsado por la fe para su estado de origen cuando se reunieron con los legisladores en Tallahassee para «Días católicos en el Capitolio».

El evento anual de 2 días es organizado por la Conferencia de Obispos Católicos de Florida, la voz política no partidista de la Iglesia Católica en el estado.

Los católicos de todo el estado hacen el viaje a Tallahassee, que para algunos es un viaje de 4 o 5 horas, para hablar con los legisladores estatales sobre los temas que les interesan.

A partir del 26 de marzo, la conferencia católica estatal informó a los participantes sobre la legislación que defenderían con los legisladores, y las conversaciones con los legisladores comenzaron después.

En el expediente de apoyo para los católicos este año hay proyectos de ley sobre aborto y elección de escuela, y una resolución que expresa su apoyo al reciente movimiento del gobernador de Florida, Ron DeSantis, para expandir las protecciones ambientales en todo el estado.

El proyecto de ley sobre el aborto podría poner a Florida más firme en el lado pro-vida de una batalla intensificada sobre el tema en todo el país.

Titulada «Ley de consentimiento parental para el aborto», se introdujo recientemente tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes de Florida y prohibiría que los menores obtengan abortos sin el permiso de sus padres. El antecedente de la conferencia católica en el proyecto de ley dijo: «La vida de un menor cambiará para siempre, ya sea que tenga un aborto, elija un padre o ponga a un niño en adopción. El apoyo de su familia es crítico para su bienestar emocional».

Si se aprobara el proyecto de ley, pondría a la Florida en un marcado contraste con otros estados populosos como Nueva York e Illinois, donde la legislación recientemente aprobada o recientemente considerada tiene como objetivo permitir el aborto bajo demanda incluso hasta el nacimiento.

Sabrina Schultz, directora de vida, justicia y defensa de la Diócesis de St. Petersburg, Florida, dijo al Servicio de Noticias Católico que el proyecto de ley es necesario y que las conversaciones en la capital del estado sobre el tema han sido buenas a pesar de la controversia sobre la medida.

«En el estado de Florida, tenemos un aviso a los padres pero no el consentimiento de los padres», dijo Schultz, y señaló que en muchos casos los padres de un menor que desea abortar nunca pueden recibir el aviso.

Según Schultz, incluso los legisladores católicos que apoyan el aborto legal parecían estar abriéndose a la idea.

«Tuvimos dificultades para conseguir una reunión con un legislador católico que estaba en oposición», comentó Schultz, pero eventualmente algunos de los participantes pudieron hablar con el legislador en el pasillo, dijo. «Una mamá le dijo: Tengo 4 hijos, tú tienes 4 hijos. ¿No querrías que tu hija tuviera el consentimiento de sus padres?».

Después de ese encuentro personal, Schultz dijo que el legislador mostró signos de cambio en el tema.

También es notable el apoyo recomendado por la Conferencia de Obispos Católicos de Florida para el presupuesto propuesto por DeSantis, que destina 625 millones de dólares para proteger los Everglades de Florida y otros recursos naturales sensibles.

El antecedente de los participantes de las «Jornadas Católicas» relató el papel crucial que desempeñan esos recursos para proporcionar agua potable a los floridanos y apoyar a la gigantesca industria turística del estado, e incluso canalizó la encíclica Laudato si' del Papa Francisco y su enfoque en el cuidado del medio ambiente.

Schultz explicó a CNS que cualquier contacto que los católicos pudieran hacer con los legisladores sería beneficioso, aunque sea momentáneo.

«La mayoría de esos proyectos de ley todavía están en la comisión. Incluso en reuniones breves puede haber un cambio de corazón», dijo, y agregó que el mero hecho de que algunos de ellos «han tomado 4 o 5 horas para conducir a Tallahassee podría impresionar a los hombres y mujeres en Statehouse».

Schultz tenía la esperanza de que los motivos de los asistentes a los días de cabildeo se ganaran a los responsables políticos.

«En general, no se están defendiendo a sí mismos sino a otras personas», dijo.

Durante el mes de marzo, los católicos en otros estados celebraron días de cabildeo en sus respectivos capiteles estatales, entre ellos Texas y Missouri.

(Gaudium Press) «Qué sus ojos vean la luz», así se llama la iniciativa pastoral en favor de la vida que se puso en marcha en el 2015 en la parroquia San Juan de la Cruz de Toledo, en España, y que se ha convertido en todo un éxito. El proyecto, que consiste en acoger y acompañar a la mujer embarazada que está sola, en riesgo y en situación de exclusión social, es liderado por el párroco, padre Ángel Justino Tello Santos, quien en entrevista difundida por el Arzobispado de Toledo, expuso cómo nació la iniciativa y porqué ha tenido tanta acogida.

«Todo empezó con un grupo de laicos que, junto a mí, fueron ideando y concretando los pasos a seguir para que este proyecto se hiciera realidad: buscar casa en alquiler, elaborar el protocolo de atención, formación de los voluntarios, como solventar los problemas que van surgiendo, etc», comentó el sacerdote, quien añadió:

«El proyecto nace en marzo de 2015 ante una crecida conciencia de que defender la vida no consiste sólo en decirlo sino en realizar acciones concretas. Era un modo de encauzar la caridad en la parroquia, un pilar fundamental de toda comunidad cristiana, atendiendo a estas personas tan vulnerables, tan abandonadas por la legislación vigente y tan poco reconocidas socialmente».

El padre Tello Santos explicó que el propósito es poder responder a «una necesidad imperiosa», que es justamente la defensa de la vida. De ahí que la iniciativa haya recibido por nombre «Qué sus ojos vean la luz», ya que la esperanza de los que animan el proyecto es que la madre y el bebé por nacer «disfruten de la luz en el mundo y de Cristo como Luz».

Señaló, además, que es necesario que la Iglesia esté presente acompañando a los débiles: «¡qué mayor debilidad que la de un bebé que no tiene voz!», exclamó el sacerdote, para luego indicar: «queremos ser la voz de estos pequeños que gritan: ¡quiero vivir!».

Para realizar esta labor, el proyecto cuenta con un equipo responsable que está conformado por 6 personas: hay 2 madrinas, 2 educadores, 1 provisora y 1 supervisor. También se cuenta con el apoyo de otras instituciones diocesanas. Todos ellos sirven en una casa que se ha adecuado con 3 habitaciones para acoger a las madres con sus bebés; pero como explica el padre Tello Santos, «el proyecto es más amplio y cuando surgen necesidades también las atendemos».

Al momento han acogido a más de 10 mujeres con sus bebés. Los casos llegan a través de rescatadores en las puertas de las clínicas de aborto, también por medio Cáritas Diocesana, de los amigos de la comunidad parroquial o vía el proyecto «Mater» de la Archidiócesis de Toledo, que está dirigido a las mujeres en riesgo de aborto.

La iniciativa no recibe ayuda de entidades públicas, y se sostiene gracias a personas que generosamente hacen sus donaciones, y también entidades privadas que han brindado algún apoyo puntual.

Pero como reveló el sacerdote, la oración y los corazones generosos son el mayor sostén del proyecto: «El proyecto sale adelante con la oración de muchos, la colaboración de no pocos bienhechores y la disponibilidad de un grupo de voluntarios. Es importante que todos, poco a poco, tomemos conciencia de la necesidad de colaborar con  ̏Que sus ojos vean la luz˝».

Un apoyo que luego tiene su fruto en los rostros de esperanza de las madres que dicen sí a la vida, como ha indicado el párroco de San Juan de la Cruz:

«Lo que más me satisface del proyecto es ver el rostro de alegría y de esperanza que tiene cada mamá cuando le ofrecemos toda nuestra ayuda. Es como si les cambiara la vida. Además no ofrecemos solo ayuda  ̏material˝ o  ̏profesional˝ sino la ayuda del amor, porque toda la parroquia es conocedora del proyecto. Las mamás que vienen a la parroquia forman parte de nuestra familia».

Con información de la Archidiócesis de Toledo.

(CATHOLIC HERALD) Horas antes de las 10 am del miércoles 13 de marzo, un grupo mediático se había reunido en el Tribunal del Condado de Victoria, Melbourne. Por primera vez en Australia, el juez Peter Kidd anunció que la sentencia del cardenal George Pell sería transmitida en vivo por la televisión nacional.

El ambiente estaba cargado de una atmosfera que se parecía demasiado a la emoción. Varios periodistas tomaron selfies, y algunos se abrazaron.

Parados en una fila frente a los medios de comunicación estaban los manifestantes. Algunos llevaban sombreros estampados con la palabra «culpable», mientras que un cartel inquietante llamó la atención del cardenal que tenía cuernos y las palabras «Prisionero 666». Pero otros tenían carteles que no estaban relacionados con el juicio. Uno se refirió a «orfanatos infantiles», otro «exenciones de impuestos».

Entre la multitud estaba un joven, solo, rezando en silencio el rosario. Hubo algunas otras caras en la multitud, tal vez mostrando una pizca de tristeza o preocupación, pero no hay mucho que decir de que la justicia no haya sido puesta en práctica en el Tribunal del Condado ese día.

Después de que el juez Kidd dictó la sentencia (6 años de prisión con un período de libertad condicional de 3 años y 8 meses), los medios de comunicación australianos entraron en lo que solo se puede describir como un frenesí. El experimentado reportero de la corte del periódico de Melbourne The Age, Adam Cooper, lo describió como cobertura de «saturación».

Al igual que los manifestantes que se encontraban fuera de la corte, muchos utilizaron la sentencia como un trampolín para presentar quejas más amplias contra la Iglesia Católica, el cristianismo y todo lo que representaba el cardenal.

La noche antes de la sentencia, el grupo activista Evo Lens iluminó las puertas de la catedral de San Patricio de Melbourne con las palabras «Escena del crimen». El objetivo del grupo era «hacer saber a la Iglesia Católica que los estamos observando». Las luces fueron retiradas justo antes de la medianoche.

La diputada Fiona Patten, líder del Partido de la Razón (anteriormente conocido como el Partido del Sexo), aprovechó la oportunidad para promover su proyecto de ley privado contra las exenciones de impuestos para las instituciones religiosas. «La Iglesia Católica siempre ha pensado que estaba por encima de la ley, pero este caso judicial ha demostrado que no están, de la manera más dramática», dijo, posando para fotos con los manifestantes. La sentencia de Pell ha golpeado los esfuerzos de Patten y otros para eliminar la cláusula de exención que protege el sello de confesión de los impuestos obligatorios. En Canberra, la nueva ley entrará en vigencia el 31 de marzo, y la presión aumenta en otros estados para que sigan el ejemplo.

Las declaraciones anti-Pell se han convertido en una especie de excusa y grito de batalla para cualquier grupo que intente promover ideales anti-cristianos.

En el Día del Niño por Nacer, una marcha pro-vida celebrada en Sydney, un grupo de protestantes en su mayoría de jóvenes se paró afuera de la catedral cantando: «Los fascistas cristianos van al infierno». Toma también al cardenal Pell.

Hablando en contra de lo que describió como una mentalidad de «multitud de linchamientos» y de «caza de brujas», el juez Kidd dijo: «Condeno por completo este comportamiento. Eso no tiene nada que ver con la justicia o una sociedad civilizada. Los tribunales se destacan como un baluarte contra ese comportamiento irresponsable».

Si bien algunos periodistas se negaron a participar, la gran mayoría se alegró de tuitear, retuitear y publicar solo lo que denigró a Pell, ignorando las muchas referencias a su «buen carácter» y las contribuciones a Australia que el juez Kidd describió.

La reportera de ABC Louise Milligan ha ganado mucha atención gracias al caso de Pell. En su libro de 2017 «Cardinal: The Rise and Fall de George Pell», ella fue la primera en describir los crímenes por los cuales Pell fue acusado.

En ese momento, el libro fue criticado por 3 revisores diferentes por imprecisiones objetivas. Publicado nuevamente después de la condena de Pell, está volando de las estanterías, con una actualización que se lanzará el 2 de abril.

La cobertura de los medios mostró una curiosa falta de sensibilidad por la constante repetición de los detalles gráficos de los cargos. Andrew Collins, un sobreviviente de abuso sexual que vive en la ciudad rural de Ballarat, Victoria, dijo que «no hay buenas noticias para nadie». «No creo que los sobrevivientes se alegren mucho con esto», dijo.

La respuesta de los medios de comunicación también fue captada por la escritora católica Anna Krohn, quien comentó: «Las estrategias de inteligencia emocional sobrias y de sensibilidad cultural que parecen aplicarse, con razón, en muchos otros entornos fueron abandonadas aquí».

El comentarista conservador Andrew Bolt argumentó que la condena del cardenal fue parcialmente impulsada por una línea de «anticatolicismo» australiano. «En mi opinión, este es nuestro propio caso OJ Simpson, pero a la inversa», escribió Bolt. «Un hombre fue declarado culpable no por los hechos sino por los prejuicios». El Cardenal Pell, el hombre de habla sencilla, blanco, australiano, conservador y clérigo, es un súper villano del estado «socialmente progresista» de Victoria.

Otros se han unido a Bolt para cuestionar si Pell fue condenado por su catolicismo. Si esto es así, entonces la decisión del jurado, que ha condenado a un hombre a 6 años de prisión solo por la palabra de otro, es evidencia de que la política de identidad se ha abierto camino en los tribunales más altos de Australia.

Los fieles católicos australianos ahora tienen un camino difícil que recorrer. Muchos no están convencidos de la culpabilidad del cardenal, pero son incapaces de expresar estos pensamientos. Dada la naturaleza de la acusación, muchos temen ser insensibles a las víctimas de abuso si protestan por su inocencia. Daniel Andrews, Primer Ministro de Victoria, criticó a los comentaristas que cuestionaron el veredicto del jurado y dijo: «Lo que sucedió aquí es que se ha creado a una víctima». Esto creó una falsa dicotomía entre la atención a las víctimas y el apoyo a Pell. Es posible preocuparse por ambos, pero se está disuadiendo a la gente de decir esto, ya que los pocos periodistas que hablan abiertamente están denigrados.

El primer ministro victoriano también dijo: «Espero que los líderes de la cúpula de la Iglesia Católica en todo el país aprovechen la oportunidad para dejar realmente claro que la Iglesia Católica tiene mucho más que ver con las víctimas que con sí misma». Esto estaba claramente dirigido al arzobispo Peter Comensoli de Melbourne, quien planeaba visitar al cardenal en prisión.

Quienes apoyan al cardenal se han convertido en el blanco de ataques verbales viciosos. Un grupo privado de Facebook creado por laicos católicos para apoyo y oraciones ha recibido correos de odio y amenazas de muerte. El administrador del grupo (con cerca de 1.500 miembros) ha tenido que bloquear docenas de infiltrados. Otro grupo de apoyo de Facebook solicitó el anonimato por temor a una reacción pública.

Esto no está restringido en el ámbito del ciberacoso. Un día de oración organizado en privado en una capilla suburbana en el este de Melbourne atrajo tal reacción pública que fue cancelada en el último momento por el arzobispo Comensoli. Los organizadores desde entonces han recibido amenazas y abusos verbales.

El 20 de marzo, la revista para estudiantes de la Universidad de Sydney, Honi Soit, distribuyó miles de copias que mostraban a Pell colgando de la horca, su mitad inferior desaparecida, ensangrentada y andrajoso mientras una multitud observa. La Sociedad Católica de la Universidad de Sydney criticó la imagen, pero la universidad no ha respondido. La justicia parece curiosamente letárgica cuando se trata de las quejas de los cristianos.

El cardenal Pell ahora se encuentra en prisión bajo confinamiento solitario de 23 horas. Aparentemente no se le permite su breviario y se le niegan los elementos con los que ofrecería misa.

Las reacciones de la prensa y la población australianas no son diferentes a las de los manifestantes que se presentaron ante el Tribunal del Condado el día de la sentencia. Para muchos, no había nada importante en el día. Algunos se regocijaron, mientras que otros se lamentaron sinceramente por las heridas del pasado. Algunos lo utilizaron como plataforma para protestar contra la Iglesia, y otros para protestar algún punto muy diferente.

Pero unos pocos siguen el camino del hombre solitario rezando en silencio su rosario, reuniéndose en línea y en la vida, para estar presentes y para rogar a Dios las gracias por aquellos que lo necesitan, que es lo que somos todos nosotros. Y en eso hay esperanza.

(AsiaNews) La situación de Yemen a 4 años del inicio del conflicto «aparece bloqueada» porque «falta aquella capacidad» de las partes en lucha «de encontrar un compromiso, de buscar una solución que no deje sólo vencedores y vencidos». Es cuanto narra a AsiaNews, Mons Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia Saudita (Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen), que revela su gran deseo antes de terminar su mandato: «Espero- confiesa- poder volver a ver Yemen con mis ojos, antes de dejar mi episcopado en Arabia».

El prelado puso pie por primera vez en el país en 2014, cuando ya se entreveían señales de tensiones internas. «Estuve en ADén- recuerda- donde bendije un altar de la catedral y presidí el ingreso de un párroco, permanecí sólo por 3 meses». Durante el viaje hacia el aeropuerto, prosigue, «a último momento cambiamos recorrido. En un segundo momento supe que el recorrido que habríamos tenido que hacer en origen había sido teatro de un ataque».

La sucesiva visita pastoral estaba prevista para marzo del año siguiente, pero el ingreso de Arabia Saudita en el conflicto y la escalada de violencias bloqueó tales proyectos: «Me llamaron de Yemen- narra Mons. Hinder- y me dijeron que no fuera. Luego 2 de los 3 sacerdotes partieron durante la Semana Santa, siguiendo los pedidos del gobierno indio (país de origen). Quedó 1, pero en 2016 también él tuvo que partir por motivos de salud».

En la comunidad cristiana está aún viva la memoria del ataque de matriz yihadista al complejo de las Misioneras de la Caridad de marzo de 2016, en el cual fueron asesinadas 4 religiosas y otras 12 personas. En la ocasión los extremistas han secuestrado a 1 sacerdote, el p. Tom Uzhunnalil, liberado en septiembre del año sucesivo. «Sería un sueño realizar la visita pastoral- subraya el vicario- por esto espero con ansia un mejoramiento de la situación» que parece todavía lejano.

De hecho, es de los días pasados la noticia de la muerte de 8 personas, entre las cuales 4 niños, en el contexto de un ataque aéreo que embistió un hospital que trabaja en colaboración con voluntarios y activistas de Save the Chilndren. Testimonios oculares refieren que un misil- partio con toda probabilidad de un caza de la coalición árabe guiada por los sauditas- que ha atacado una gasolinera situada cerca del ingreso principal del nosocomio de Ritaf, área agrícola a 100 Km al sur de Saada. Ya en el pasado ataques aéreos de Riad habían atacado hospitales y escuelas, con víctimas también entre los niños.

En Yemen se respira todavía un clima de gran tensión y violencias. «A veces- afirma Mons. Hinder- parecen surgir señales de mejoramiento, luego el proceso se bloquea porque falta la capacidad de alcanzar un compromiso. Se necesita confianza, pero falta el clima para reconstruirla». A esto, prosigue, se agrega «quien gana con el conflicto y no tiene ningún interés en que se detenga, actores conocidos y desconocidos pero que juegan una parte importante. Los únicos inocentes son las víctimas civiles».

La guerra en Yemen iniciada en 2014, como un conflicto interno entre gubernamentales filo-sauditas y rebeldes houthi cercanos a Irán, degenerado en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe guiada por Riad, hizo registrar más de 10 mil muertos y 55 mil heridos. Organismos independientes fijan el saldo (entre enero de 2016 y fines de 2018) en cerca de 57 mil decesos. Para la ONU el conflicto provocó «la peor crisis humanitaria del mundo», cerca de 24 millones de yemenitas (par al 80% de la población) necesitan urgente asistencia humanitaria. Los niños soldados serían cerca de 2500 y la mitad de las jóvenes se casan antes de los 15 años.

«A nivel humanitario- explica el prelado- la situación parece haber empeorado, pero la realidad cambia de región por región. Entre los nudos más críticos está la ciudad portuaria de Hudaydah, porque de aquel sector entran bienes, mercaderías, ayudas que son luego transportadas a la zona controlada por los Houthi», mientras que el frente opuesto trata en todos los modos bloquear las provisiones. Además existe el problema de «encontrar fuentes confiables y competentes para tener informaciones». «Cada tanto, concluye- logro hablar con algún cristiano que esté todavía en el país, que no esconden su preocupación por el futuro de la Iglesia y de Yemen. ¿Qué piden? Además de la paz, la posibilidad de vivir la propia fe y tener de nuevo un sacerdote que se pueda ocupar de sus necesidades espirituales y materiales».

(AsiaNews) Un famoso economista belga, con ciudadanía india, fue arrestado y luego liberado por la policía de Jharkhand, mientras participaba en una manifestación por el «derecho a la comida». Se trata de Jean Dreze, que abrazó el movimiento «Right to Food», una campaña difundida a nivel mundial y la está llevando a los pueblos y aldeas indias. Las autoridades lo detuvieron acusándolo de no tener los permisos para la manifestación pública.

A AsiaNews Sajan K George, presidente del Global Council of Indian Christians, protesta: «Estamos indignados. En Jhanrkhand la población sobrevive comiendo ratas y Jean Dreze lo ponen en custodia preventiva por un encuentro no autorizado. Allí la gente muere de hambre y los funcionarios continúan negando la verdad».

El arresto sucedió ayer en Garhwa, a unos 220 Km de Ranchi. Según los testigos, el economista estaba manifestando en modo pacífico, cuando fue rodeado por la policía. Los agentes le habrían pedido a él y a sus colegas firmar un juramento de «lealtad» al gobierno. Al negarse los 3 activistas a firmar cualquier promesa o declaración escrita, los agentes los llevaron a la comisaría de la policía, donde permanecieron durante casi 2 horas.

La noticia de la detención se difundió al instante, a través de las redes sociales, provocando indignación y cólera por parte de activistas y la sociedad civil. Los agentes justificaban el arresto por presuntas irregularidades en los permisos para manifestarse. Las críticas en las redes sociales habrían llevado a los policías a liberar a los 3 activistas.

Después de su liberación, Dreze declaró que nadie había dicho a los activistas que no habrían debido organizar la manifestación. «Hemos advertido a las autoridades pero jamás nos han respondido. La democracia está hundiéndose».

Dreze, de 59 años, es un conocido experto de economía. Enseña en la Delhi School of Economics y es profesor adjunto en el Departamento de economía de la Ranchi University. Fue miembro del National Advisory Council of India (la coalición guiada por el Congress, ndr) por 2 mandatos.

Llegó a India en 1979, después consiguió la ciudadanía. Desde hace años trabaja para derrotar al hambre, las carestías y desigualdades de género. Por elección decidió vivir en la más extrema simplicidad, renunciando a los lujos y al bienestar. En los años 80, durante un período de estudio en la London School of Economics, vivió con los sin techo de la ciudad. De su contribución como activista, nacieron diversas casas de acogida y restauración para mendigos. Hoy vive con su esposa en una favela de Delhi, construida con barro y escombros.

VATICANO, 31 Mar. 19 (ACI Prensa).- Este domingo 31, durante el vuelo que lo llevó a Roma luego de su visita a Marruecos, el Papa Francisco concedió una conferencia de prensa en la que reiteró su preocupación por la situación de los migrantes y la construcción de muros, así como sobre la relación con el islam, entre otros temas.

A continuación el texto completo de la rueda de prensa:

Papa Francisco:

Les agradezco por la compañía, el viaje, su trabajo, que ha sido muy esforzado porque han habido muchas cosas en un día y medio. Gracias por su trabajo y ahora estoy a vuestro servicio.

Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede Alessandro Gisotti:

Como siempre y es tradición comenzamos con los medios locales, Siara Taufichi. Usted puede hacer la pregunta en inglés o en francés, como prefiera.

Siham Toufiki - MAP:

Hay momentos que han sido muy fuertes y mensajes importantes. Hubo un acontecimiento excepcional y un hecho histórico que el pueblo marroquí recibió calurosamente. La pregunta es ¿cuáles son los frutos para el futuro, de esta visita para la paz en el mundo y el asunto de la coexistencia del diálogo y las culturas?

Papa Francisco:

Yo diré que ahora están las flores, los frutos se verán después. Pero las flores son prometedoras. Estoy contento, porque en estos dos viajes he podido hablar de cosas que me tocan muchos en el corazón, que son la paz, la unidad, la fraternidad. Incluso con los hermanos musulmanes y musulmanas, hemos resaltado esta fraternidad en el documento de Abu Dhabi y aquí en Marruecos con esto que todos hemos visto: una libertad, una acogida, todos hermanos, con un respeto muy grande.

Y esto es una bella flor, una bella flor de coexistencia, una bella flor que es prometedora, que puede dar frutos. No nos debemos preocupar, es cierto, habrá aún dificultades, muchas dificultades, porque por desgracia hay grupos intransigentes. Y esto quiero decirlo claramente: en toda religión siempre hay grupos integralistas, que no quieren ir adelante, que viven de recuerdos amargos, de luchas pasadas, y siguen buscando la guerra, y siembran el temor. Hemos visto que es más lindo sembrar la esperanza, ir con el hermano siempre adelante.

Hemos visto en el diálogo con ustedes aquí en Marruecos que se quieren puentes, sentimos dolor cuando vemos a las personas que prefieren construir muros. ¿Por qué tenemos dolor? Porque los que construyen muros terminarán siendo prisioneros de los muros que construyen. En cambio, los que construyen puentes, van adelante.

Para mí construir puentes es algo que va casi más allá de lo humano, porque requiere un esfuerzo muy grande. A mí me tocó mucho una frase del escritor Ivo Andrich, de una de sus novelas, “El puente sobre el Drina”, en la que dice que el puente es hecho por Dios con las alas de los ángeles, para que los hombres comuniquen las montañas, las playas de un río, para que los hombres puedan comunicarse.

El puente es para la comunicación humana y esto es bellísimo y esto lo he visto aquí en Marruecos. Es bellísimo. En cambio, los muros están contra de la comunicación, están para el aislamiento, se convertirán en prisioneros de esos muros.

Entonces, los frutos no se ven todavía, se ven las flores que darán fruto. Vayamos adelante así. Gracias

Gissoti:

Santo Padre, otra pregunta de un medio de Marruecos. Nadia Hammouchi, Radio 2M.

Nadia Hammouchi - Radio 2M:

Su Santidad, usted ha estado durante dos días entre el islam, usted es el líder de la Iglesia Católica, se ha encontrado con el rey de Marruecos que es creyente. Ha conversado sobre la necesidad del acercamiento entre las religiones y las culturas, también ha firmado documentos para hacer cosas concretas en este sentido. ¿En qué sentido esta visita, con todos estos acontecimientos importantes que ha tenido, refuerza este diálogo y la cercanía personal entre el jefe de la Iglesia Católica y la comunidad de los creyentes en Marruecos?   

Papa Francisco:

Siempre que hay diálogo fraterno hay una relación en varios niveles. Permítame una imagen: el diálogo no puede ser de laboratorio, tiene que ser humano. Y que sea humano quiere decir que se hace con la mente, con el corazón, con las manos. Así se hacen y se firman los pactos, por ejemplo el común acuerdo sobre Jerusalén. No fue hecho por la autoridad de Marruecos y otra del Vaticano, sino por hermanos creyentes que sufren viendo esta ciudad de la esperanza todavía que no es universal como todos queremos. Todos queremos esto: judíos, musulmanes y cristianos.

Todos queremos esto, por eso hemos firmado este deseo, más que un acuerdo es un deseo, un llamado a la fraternidad religiosa que está simbolizada en esta ciudad que es de todos nosotros, todos somos ciudadanos de Jerusalén, todos los creyentes. No sé si esta era la pregunta que me ha querido hacer.

Me ha gustado también el encuentro con algunos líderes religiosos respetuosos y con intención de dialogar. Vuestros líderes religiosos son fraternos, son abiertos. Esta es una gracia. Sigamos adelante en este camino.

Nicolás Seneza - La Croix:

Buenas noches Santo Padre. Ayer el rey de Marruecos dijo que protege a los judíos marroquíes y a los cristianos de otros países que viven en Marruecos. La pregunta es por los musulmanes que se convierten al cristianismo. Quiero saber si le preocupan estos hombres y mujeres que se arriesgan a ser encarcelados o, como en otros países musulmanes como los Emiratos que usted ha visitado, la muerte. También otra pregunta sobre el Cardenal Barbarin que ha nacido en Rabat. Esta semana el concilio de la diócesis de Lyon han votado casi unánimemente para que se encuentre una solución durable para su retiro, recordando su destino judicial. Quiero saber si es posible para él, en el marco de la sinodalidad de la Iglesia, de escuchar este llamado de una diócesis con esta situación difícil.

Papa Francisco:

Puedo decir que en Marruecos hay libertad de culto, hay libertad religiosa, hay libertad de pertenencia a un credo religioso. Luego, la libertad siempre se desarrolla, crece, piensa tú, si nosotros los cristianos, hace 300 años, si teníamos esta libertad que tenemos hoy. La fe crece en la conciencia, en la capacidad de entenderse a sí misma.

Un monje de ustedes, francés, Vincenzo Delerin, del siglo ocho o nuevo, acuñó una expresión bellísima para explicar cómo se puede crecer en la fe, explicar mejor las cosas, crecer también en la moral, pero siempre siendo fiel a las raíces.

Y él dijo tres palabras, pero que marcan el camino. Dijo que crecer en la explicitación de la conciencia, de la fe y de la moral, tiene que ser utanis consolidetur dilatetur tempore sublimetur aetate. Es decir, el crecimiento debe ser consolidado en los años, extendido en el tiempo, pero es la misma fe, y sublimada con los años.

Así se entiende, por ejemplo, que nosotros hoy hemos quitado del Catecismo de la Iglesia Católica la pena de muerte. Hace 300 años se quemaba vivos a los herejes, porque la Iglesia ha crecido en la conciencia moral, en el respeto de la persona.

La libertad de culto crece también. Nosotros también tenemos que seguir creciendo. Hay gente, católicos que no aceptan lo que el Concilio Vaticano II ha dicho sobre la libertad de conciencia y de culto. Católicos. Nosotros también tenemos este problema.

Los hermanos musulmanes también crecen en la conciencia y algunos países no comprenden bien o no crecen como otros. En Marruecos sí hay este crecimiento.

En este marco está el problema de la conversión. Algunos países aún no la ven, no sé si está prohibida, pero la práctica está prohibida. Otros países como Marruecos no hacen este problema. Son más respetuosos, abiertos, buscan cierto modo de actuar con discreción. Otros países con los que he hablado dicen que no tienen problema, pero prefieren que el bautismo lo hagan fuera del país y que vuelvan como cristianos. Son modos de progresar en la libertad de conciencia y la libertad de culto.

Pero a mí me preocupa otra cosa: el retroceso de nosotros los cristianos, cuando cortamos la libertad de conciencia. Piensa en los médicos en los hospitales, donde los médicos no tienen derecho a la objeción de conciencia por ejemplo para la eutanasia. ¿Cómo, la Iglesia ha ido adelante y ustedes países cristianos van hacia atrás? Piensen en esto porque es verdad. Hoy, nosotros los cristianos corremos el riesgo que algunos gobiernos cristianos nos quiten la libertad de conciencia, que es el primer paso para la libertad de culto.

No es fácil la respuesta pero no acusemos a los musulmanes, acusemos también a nosotros, a estos países donde sucede esto. Nos debe avergonzar..

Luego, sobre el Cardenal Barbarin, hombre de Iglesia, ha presentado su dimisión y yo no puedo aceptarla moralmente porque, jurídicamente, también en la jurisprudencia mundial, clásica, está la presunción de inocencia durante el tiempo en que la causa esté abierta. Y él ha apelado y la causa está abierta. Luego, cuando el segundo tribunal dé la sentencia, veremos qué cosa sucede, pero siempre tener la presunción de inocencia.

Esto es importante porque va contra la superficial condena mediática. “Ah, has hecho esto”, pero mira ¿qué cosa dice el juez? ¿qué dice la jurisprudencia mundial? Que si una causa está abierta está la presunción de inocencia. Tal vez no es inocente, pero está la presunción.

Muchas veces… una vez he hablado del caso de España, donde la condena mediática arruinó la vida de algunos sacerdotes que luego fueron juzgados inocentes. Antes de hacer una condena mediática, piénselo dos veces. No sé si he respondido.

Él ha preferido honestamente, ha dicho ‘me retiro, me despido voluntariamente y dejo al vicario general gestionar la arquidiócesis hasta que el tribunal dé la sentencia final. ¿Entendido? Gracias.

Cristina Cabrejas - Efe:

En el discurso de ayer a las autoridades ha dicho que el fenómeno migratorio no se resuelve con las barreras físicas. Aquí en Marruecos, España ha construido dos barreras, con armas punzantes para los que quieran superarla. Usted ha conocido a alguno de ellos en estos encuentros. El presidente Trump dice que quiere cerrar la frontera e incluso quitar la ayuda a tres países centroamericanos. ¿Qué les dice a estos líderes, a estos gobernantes que defienden, todavía, estas decisiones?

Papa Francisco:

Antes que nada, recuerdo lo que he dicho hace un momento: los constructores de muros, sean de alambre con cuchillos, o con ladrillos, serán prisioneros de los muros que hacen. Primero. Cualquier cosa, la historia dirá.

Segundo: Jordi Évole, cuando cuando me hizo la entrevista, me hizo ver un pedazo de ese filo con los cuchillos. Te digo sinceramente, yo me he conmocionado, y después de que él se fue, lloré. He llorado porque no entra en mi cabeza, en mi corazón, tanta crueldad. No entra en mi cabeza, en mi corazón, ver ahogarse gente en el Mediterráneo en lugar de hacer un puente a los puertos. No entra.

Este no es el modo de resolver el grave problema de la migración. Yo entiendo, un gobierno con este problema tiene una papa caliente en las manos, pero lo debe resolver de otra manera, humanamente.

Cuando vi ese filo con cuchillos, me parecía que no podía creerlo.

Una vez tuve la posibilidad de ver un film en la cárcel de refugiados que regresan, que son enviados de vuelta. Cárceles no oficiales, cárceles de los tratantes de carne, los traficantes. SI quieres te los puedo enviar pero hacen sufrir.

A las mujeres y a los niños los venden, quedan los hombres. Y las torturas que se ven filmadas ahí son para no creer. Es un film hecho a escondidas por los servicios.

Yo no dejo entrar. Es verdad porque no tengo lugar, pero hay otro países, está la humanidad de la Unión Europea. Se debe hablar en toda la Unión Europea.

“No los dejo entrar, los dejo ahogarse ahí o los mando de regreso sabiendo que muchos caerán en las manos de estos traficantes que venderán a las mujeres y niños, y matarán o torturarán para hacer esclavos a los hombres”. Esto está filmado y a su disposición.

Una vez hablé con un gobernante, un hombre a quien yo respeto, y diré el nombre: con Alexis Xsipras, y hablando de esto y de los acuerdos de no dejarlos entrar, él me ha explicado las dificultades, pero al final me habló con el corazón y me dijo esta frase “Los derechos humanos son primero que los acuerdos”. Esta frase se merece el Premio Nobel.

Michael Schramm - ARD Roma:

Usted combate desde hace años por ayudar a los inmigrantes como en los últimos días en Marruecos. La política europea va en la dirección opuesta. Europa se convierte en un bastión contra los migrantes. Esta política respecto a la mayoría de electores, la mayoría de electores son cristianos católicos. ¿Usted cómo se siente con esta situación?, con esta triste situación.

Papa Francisco:

Es cierto que tanta gente de buena voluntad, no solo católicos, está un poco presa del temor, que es la prédica usual del populismo. El miedo, se siembra miedo y después se toman las decisiones. El miedo es el inicio de las dictaduras. Vayamos un siglo atrás, a la caída del imperio de Weimar (Alemania). Esto lo repito mucho, Alemania necesitaba una salida, y con promesas y miedos, Hitler fue para adelante. Conocemos el resultado. Aprendamos de la historia. Esto no es nuevo. Sembrar miedo es recoger maldad, y también esterilidad. Pensemos en el invierno demográfico de Europa. También nosotros que habitamos Italia, bajo cero. Piensen en la falta de memoria histórica, Europa fue hecha de migraciones, esta es su riqueza. Pensemos en la generosidad de los países que hoy tocan a la puerta de Europa. Con los migrantes europeos del 84 del sur.

Piensen en después de las dos guerras, con los migrantes en masa (hacia) América del Norte, América del Sur. Mi padre fue para allá en la postguerra. La acogida. Que Europa un poco de gratitud, puede tener.

Es cierto que, para ser comprensivos diré dos cosas: es verdad que el primer trabajo que tenemos que hacer es buscar que las personas que migran por guerra o hambre, no tengan esta necesidad. Pero si Europa, así de generosa, vende las armas a Yemen para matar a los niños, ¿cómo hace Europa para ser coherente? Lo digo como ejemplo, pero Europa venden las armas.

Después está el problema del hambre, la sed. Si Europa quiere ser “la madre Europa” y no “la abuela Europa”, debe invertir, debe buscar inteligentemente ayudar a levantar con la educación, con inversiones, y esto no es mío, lo dijo la canciller Merkel, una cosa que ella lleva bastante adelante.

Impedir la migración pero no por la fuerza, sino por la generosidad, la inversión educativa, económica, etc. Esto es muy importante.

Lo segundo, es verdad que un país no puede recibir a todos, pero esta toda la Europa para distribuir a los migrantes. Porque la acogida tiene que ser con el corazón abierto, después acompañar, promover e integrar. Si un país no puede integrar, tiene que pensar rápido en hablar con los otros países: ¿Tú cuántos puedes integrar? Para dar una vida digna a la gente.

Otro ejemplo que yo lo viví en carne propia en el tiempo de la dictadura del Operativo Cóndor en Argentina, Chile y Uruguay. Fue Suecia la que recibió con una generosidad impresionante. Aprendían pronto el idioma, encontraban trabajo, casa. Ahora se siente en Suecia un poco la dificultad para integrar y lo dice, pide ayuda.

Cuando yo fui a Lund el año pasado me acogió el Primer Ministro, pero en la ceremonia de bienvenida había una joven ministra, creo que de Educación, era un poco mestiza ¿Por qué? Porque era hija de una sueca y un migrante africano. Así integra un país que yo pongo como ejemplo.

Pero para esto se necesita generosidad, hace falta ir adelante. Con el miedo no iremos adelante, con los muros permaneceremos cerrados en estos muros. Estoy haciendo una prédica, discúlpame.

Cristiana Caricato - TV2000:

Santo Padre, usted apenas ha hablado del miedo, del riesgo de dictaduras que este temor pueden generar. Hoy un ministro italiano en referencia al Convenio de Verona ha dicho que más miedo que de la familia debe haber miedo al islam. Según él estamos en riesgo de dictadura en nuestro país, según usted es fruto del prejuicio, del desconocimiento. ¿Qué cosa piensa sobre esto? Usted denuncia con frecuencia las acciones del diablo, lo ha hecho recientemente, me parece que en el último periodo ha estado muy activo, también en la Iglesia. Según usted, qué se necesita para contrarrestarlo, sobre todo por el escándalo de la pedofilia, ¿bastan las leyes? Por qué así está activo el diablo en estos momentos.

Papa Francisco:

Buenísimo, gracias por la pregunta. Un periódico, después de mi discurso al final del encuentro con los presidentes (de los episcopados del mundo) ha dicho: “El Papa ha estado avispado. Primero ha dicho que la pedofilia es un problema mundial, una plaga mundial, después ha dicho algo sobre la Iglesia, y al final se ha lavado las manos y ha echado la culpa al diablo”. Un poco simplista, ¿no? Aquel discurso es claro.

Un filósofo francés en los años 70s había hecho una distinción que a mí me ha dado mucha luz, se llamaba (Ininteligible). Me ha dado una luz hermenéutica. Él decía “para comprender una situación se necesita dar todas las explicaciones y después buscar las significaciones, qué cosa significa socialmente, personalmente o religiosamente”. Y yo busco de dar todas las explicaciones, y también las medidas de las explicaciones, pero hay un punto en el que no se entiende sin el misterio del mal. Piensa en esto: La pedopornografía virtual. Hubo dos importantes encuentros, uno en Roma y uno en Abu Dhabi. Yo me pregunto: ¿Cómo esto se ha convertido en algo cotidiano? ¿Cómo puede ser -estoy hablando de estadísticas serias-, que si quieres ver un abuso sexual de un menor en vivo, lo puedes ver con la pedopornografía virtual, te lo hacen. No digo mentiras, está en las estadísticas. Yo me pregunto, los responsables del orden público, ¿no pueden hacer nada?

Nosotros en la Iglesia haremos de todo para terminar con esta plaga. Y en ese discurso di medidas concretas, que ya estaban antes del encuentro cuando los presidentes de las conferencias me dieron ese elenco (de medidas) que les di a todos ustedes.

Los responsables de esta porquería, ¿son inocentes? Aquellos que ganan dinero con esto. En Buenos Aires, una vez con dos parlamentarios de la ciudad, no del gobierno nacional, habíamos hecho una ordenanza, no es una ley, sino una disposición no vinculante para los hoteles de lujo, donde se decía que pusieran en la recepción que en este hotel no se permiten las relaciones con menores. Ninguno quiso colocarlo. “No, no se puede, porque parece que somos sucios. Se sabe que nosotros no lo hacemos…”, pero sin el cartel.

Un gobierno, por ejemplo, ¿no puede individualizar dónde se hacen estos videos con los niños? Todos filmados en vivo. Esto para decir que la plaga mundial es grande, pero para decir también que esto no se comprende sin el espíritu del mal. Es un problema concreto, debemos resolverlo concreto, pero decir que es el espíritu del mal.

Para resolver esto hay dos publicaciones que recomiendo: un artículo de Gianni Valente, creo que en Vatican Insider, que habla de los donatistas. Es el peligro de la iglesia hoy de convertirse en donatista haciendo solo prescripciones humanas, que se deben hacer, pero solo esto olvidando las otras dimensiones espirituales, la oración, la penitencia, la acusación de uno mismo, que no somos habituados a hacerlas. Porque para vencer al espíritu del mal, no sirve lavarse las manos y decir el diablo lo hace. También nosotros debemos luchar contra el diablo, como debemos luchar con las cosas humanas.

La otra publicación es una que ha hecho la Civiltá Cattolica. Yo había escrito un libro en 1987, “Las cartas de la tribulación”, un libro con las cartas del padre superior jesuita de entonces cuando estaba por ser disuelta la compañía. Yo hice un prólogo, e hicieron un estudio sobre las cartas que yo hice al Episcopado chileno y la gente de Chile, cómo actuar con esto. Las dos partes, la parte digamos humana, científica, de seguir adelante; contra la parte legal y después la parte espiritual.

Lo mismo hice con los obispos de Estados Unidos, porque las propuestas eran de una organización, metodología, un poco sin voluntad, pero era descuidada esta segunda dimensión espiritual. Con los laicos, con todos, pero yo quisiera decirles que la Iglesia no es una Iglesia congregacionalista, es católica, donde el obispo debe tomar esto en mano esto como el pastor, también el Papa. Pero cómo tomar en las manos, con las medidas disciplinarias, la oración, la penitencia, el acusarse a uno mismo.

En esa carta que escribí antes que comenzaran los ejercicios espirituales, esa dimensión también está bien explicada. Para mí sería grato si ustedes estudian ambas cosas: la parte humana y también la parte de la lucha espiritual. Gracias.

¿Italia está en riesgo de dictadura por el miedo al islam?

Papa Francisco: De verdad, de política italiana no entiendo. Ayer en la franja hice un pasaje ahí porque había leído en el Espresso esto del hambre de ideas. ¿No la has escrito tú? He dicho. ¿Qué pienso sobre el hambre de ideas?, no sé de verdad. Tantas ideas que se hacen. Sé también, se lo he dicho a usted, que he leído la carta que el Cardenal Parolin ha enviado y estoy de acuerdo. Una carta pastoral, educada, de un corazón de pastor. Pero de política italiana no me pregunten porque no entiendo.

https://es.zenit.org El mundo visto desde Roma Sun, 31 Mar 2019 20:18:37 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.1.1

https://es.zenit.org/articles/francisco-forja-en-marruecos-el-camino-de-dialogo-entre-cristianos-y-musulmanes/ Sun, 31 Mar 2019 20:05:34 +0000 https://es.zenit.org/?p=110367 Agradecimiento después de la Misa

La entrada Francisco forja en Marruecos el camino de diálogo entre cristianos y musulmanes se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 31 marzo 2019).- “Deseo nuevamente animarlos a perseverar en el camino del diálogo entre cristianos y musulmanes y a colaborar también a que esa fraternidad se haga visible, se haga universal, pues tenemos su fuente en Dios, y ustedes se hagan aquí servidores de la esperanza que este mundo tanto necesita”, ha exhortado Francisco en Marruecos, al final de su 28º viaje apostólico, este domingo, 31 de marzo de 2019.

Al término de la celebración eucarística que el Pontífice ha presidido en Rabat, Marruecos –la más multitudinaria en la historia del país–, el Santo Padre ha agradecido a todos los fieles su acogida y la organización de este viaje a las personas encargadas, además del Rey Mohammed VI y de las autoridades civiles y eclesiásticas.

Asimismo, el Arzobispo de Rabat, el salesiano español Santiago Mons. Cristóbal López Romero, ha dirigido unas palabras de gratitud al Papa por esta visita apostólica, invitando a todos los presentes –cerca de 10.000 personas, según los organizadores–: “Gracias por habernos confirmado en la fe. Gracias por haber alimentado nuestra esperanza. Cuente con nosotros como nosotros contamos con usted”.

Después de los discursos, han regalado al Papa Francisco en nombre de la Iglesia local una escultura en bronce de Cristo llevando la cruz, y una maceta con un olivo joven.

A continuación ofrecemos las palabras del Santo Padre al final de la Eucaristía:

***

Palabras del Papa Francisco

En la conclusión de esta Eucaristía deseo nuevamente bendecir al Señor que me ha permitido realizar este viaje para ser entre ustedes y con ustedes, servidor de la esperanza.

Agradezco a su Majestad, el rey Mohammed VI, su invitación. Le agradezco el haber querido estar cercano a nosotros enviando sus representantes.

Agradezco a todas las autoridades y todas las personas que han colaborado para el desarrollo de este viaje.

Gracias a mis hermanos en el episcopado, los arzobispos de Rabat y Tánger, como también a los otros obispos, a los sacerdotes y a las religiosas y a todos los fieles laicos que están aquí en Marruecos como servidores de la vida y de la misión de la Iglesia.

Y gracias a ustedes, hermanos y hermanas, por todo lo que han hecho para preparar este viaje, y por todo lo que hemos podido compartir desde la fe, la esperanza y la caridad y todo lo que hemos podido compartir desde la fraternidad entra cristianos y musulmanes. Muchas gracias.

Con estos sentimientos de gratitud, deseo nuevamente animarlos a perseverar en el camino del diálogo entre cristianos y musulmanes y a colaborar también a que esa fraternidad se haga visible, se haga universal, pues tenemos su fuente en Dios, y ustedes se hagan aquí servidores de la esperanza que este mundo tanto necesita.

Y por favor, no se olviden de rezar por mí. Gracias

La entrada Francisco forja en Marruecos el camino de diálogo entre cristianos y musulmanes se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/el-papa-francisco-se-va-de-marruecos-deseando-paz-y-prosperidad/ Sun, 31 Mar 2019 18:36:24 +0000 https://es.zenit.org/?p=110337 Regreso a Roma previsto a las 21:30 h.

La entrada El Papa Francisco se va de Marruecos deseando paz y prosperidad se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 31 marzo 2019).- El Papa Francisco abandonó Marruecos después de dos días de viaje apostólico, deseándole paz y prosperidad al país. Su avión, que despegó en Rabat alrededor de las 17:30 hora local, se espera en Roma a las 21:30 horas.

Después de la celebración eucarística en el estadio del complejo deportivo “Príncipe Moulay Abdellah”, última reunión de este viaje, el Papa llegó al aeropuerto de la capital, a las 17 horas (18 horas en Roma), y fue recibido por un delegado del rey Mohammed VI, con quien habló brevemente en el salón real.

El Pontífice se montó luego un B737-800 de Royal Air Maroc. Al partir, envió un telegrama al soberano, agradeciendo a la familia real, al gobierno y al pueblo amado de Marruecos por su “cálida bienvenida” y su “generosa hospitalidad”. Invocando todas las “abundantes bendiciones divinas”, asegurando sus oraciones “por la paz y la prosperidad de la nación”.

Durante el vuelo, Francisco ofrecerá a los 70 periodistas acreditados en este 28º viaje apostólico su tradicional rueda de prensa.

La entrada El Papa Francisco se va de Marruecos deseando paz y prosperidad se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/misa-en-marruecos-francisco-llama-a-arriesgarnos-a-vivir-no-como-enemigos-sino-como-hermanos/ Sun, 31 Mar 2019 16:16:17 +0000 https://es.zenit.org/?p=110293 Homilía del Papa en Rabat

La entrada Misa en Marruecos: Francisco exhorta a “arriesgarnos a vivir no como enemigos sino como hermanos” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 31 marzo 2019).- El Papa Francisco ha hecho un llamamiento a la fraternidad, en la Misa celebrada en Rabat, Marruecos, este domingo, 31 de marzo de 2019: “Sólo si cada día somos capaces de levantar los ojos al cielo y decir Padre nuestro podremos entrar en una dinámica que nos posibilite mirar y arriesgarnos a vivir no como enemigos sino como hermanos”.

La Eucaristía celebrada por el Santo Padre ha sido la más numerosa hasta ahora, en este país de mayoría musulmana, en el que los fieles católica representan solo el 0.7%, esto es, unas 25.000 personas. Según los organizadores de la visita, cerca de 10.000 creyentes han participado en la Misa, en el estadio Príncipe Moulay Abdellah, situado en Rabat, capital de Marruecos.

Comentando el pasaje de Lucas, sobre la parábola del regreso del hijo pródigo, el Pontífice ha asegurado que “la experiencia nos dice que el odio, la división y la venganza, lo único que logran es matar el alma de nuestros pueblos, envenenar la esperanza de nuestros hijos, destruir y llevarse consigo todo lo que amamos”.

“Que en vez de medirnos o clasificarnos por una condición moral, social, étnica o religiosa, podamos reconocer que existe otra condición que nadie podrá borrar ni aniquilar ya que es puro regalo: la condición de hijos amados, esperados y celebrados por el Padre”.

***

Homilía del Papa Francisco

«Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió profundamente; corrió a su encuentro, lo abrazó y lo besó» (Lc 15,20). 

Así el evangelio nos pone en el corazón de la parábola que transparenta la actitud del padre al ver volver a su hijo: tocado en las entrañas no lo deja llegar a casa cuando lo sorprende corriendo a su encuentro. Un hijo esperado y añorado. Un padre conmovido al verlo regresar. 

Pero no fue el único momento en que el padre corrió. Su alegría sería incompleta sin la presencia de su otro hijo. Por eso también sale a su encuentro para invitarlo a participar de la fiesta (cf. v. 28). Pero, al hijo mayor parece que no le gustaban las fiestas de bienvenida, le costaba soportar la alegría del padre, no reconoce el regreso de su hermano: «ese hijo tuyo» afirmó (v. 30). Para él su hermano sigue perdido, porque lo había perdido ya en su corazón. 

En su incapacidad de participar de la fiesta, no sólo no reconoce a su hermano, sino que tampoco reconoce a su padre. Prefiere la orfandad a la fraternidad, el aislamiento al encuentro, la amargura a la fiesta. No sólo le cuesta entender y perdonar a su hermano, tampoco puede aceptar tener un padre capaz de perdonar, dispuesto a esperar y velar para que ninguno quede afuera, en definitiva, le cuesta tener un padre capaz de sentir compasión. 

En el umbral de esa casa parece manifestarse el misterio de nuestra humanidad: por un lado, estaba la fiesta por el hijo encontrado y, por otro, un cierto sentimiento de traición e indignación por festejar su regreso. Por un lado, la hospitalidad para aquel que había experimentado la miseria y el dolor, que incluso había llegado a oler y a querer alimentarse con lo que comían los cerdos; por otro lado, la irritación y la cólera por darle lugar a quien no era digno ni merecedor de tal abrazo. 

Así, una vez más sale a la luz la tensión que se vive al interno de nuestros pueblos y comunidades, e incluso de nosotros mismos. Una tensión que desde Caín y Abel nos habita y que estamos invitados a mirar de frente: ¿Quién tiene derecho a permanecer entre nosotros, a tener un puesto en nuestras mesas y asambleas, en nuestras preocupaciones y ocupaciones, en nuestras plazas y ciudades? Parece continuar resonando esa pregunta fratricida: acaso ¿soy guardián de mi hermano? (cf. Gn 4,9). 

En el umbral de esa casa aparecen las divisiones y enfrentamientos, la agresividad y los conflictos que golpearán siempre las puertas de nuestros grandes deseos, de nuestras luchas por la fraternidad y para que cada persona pueda experimentar desde ya su condición y dignidad de hijo. 

Pero a su vez, en el umbral de esa casa brillará con toda claridad, sin elucubraciones ni excusas que le quiten fuerza, el deseo del Padre: que todos sus hijos tomen parte de su alegría; que nadie viva en condiciones no humanas como su hijo menor, ni en la orfandad, el aislamiento o en la amargura como el hijo mayor. Su corazón quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (1 Tm 2,4). 

Es cierto, son tantas las circunstancias que pueden alimentar la división y la confrontación; son innegables las situaciones que pueden llevarnos a enfrentarnos y a dividirnos. No podemos negarlo. Siempre nos amenaza la tentación de creer en el odio y la venganza como formas legítimas de brindar justicia de manera rápida y eficaz. Pero la experiencia nos dice que el odio, la división y la venganza, lo único que logran es matar el alma de nuestros pueblos, envenenar la esperanza de nuestros hijos, destruir y llevarse consigo todo lo que amamos. 

Por eso Jesús nos invita a mirar y contemplar el corazón del Padre. Sólo desde ahí podremos redescubrirnos cada día como hermanos. Sólo desde ese horizonte amplio, capaz de ayudarnos a trascender nuestras miopes lógicas divisorias, seremos capaces de alcanzar una mirada que no pretenda clausurar ni claudicar nuestras diferencias buscando quizás una unidad forzada o la marginación silenciosa. Sólo si cada día somos capaces de levantar los ojos al cielo y decir Padre nuestro podremos entrar en una dinámica que nos posibilite mirar y arriesgarnos a vivir no como enemigos sino como hermanos. 

«Todo lo mío es tuyo» (Lc 15,31), le dice el padre a su hijo mayor. Y no se refiere tan sólo a los bienes materiales sino a ser partícipes también de su mismo amor y compasión. Esa es la mayor herencia y riqueza del cristiano. Porque en vez de medirnos o clasificarnos por una condición moral, social, étnica o religiosa podamos reconocer que existe otra condición que nadie podrá borrar ni aniquilar ya que es puro regalo: la condición de hijos amados, esperados y celebrados por el Padre. 

«Todo lo mío es tuyo», también mi capacidad de compasión, nos dice el Padre. No caigamos en la tentación de reducir nuestra pertenencia de hijos a una cuestión de leyes y prohibiciones, de deberes y cumplimientos. Nuestra pertenencia y nuestra misión no nacerá de voluntarismos, legalismos, relativismos o integrismos sino de personas creyentes que implorarán cada día con humildad y constancia: venga a nosotros tu Reino. 

La parábola evangélica presenta un final abierto. Vemos al padre rogar a su hijo mayor que entre a participar de la fiesta de la misericordia. El evangelista no dice nada sobre cuál fue la decisión que este tomó. ¿Se habrá sumado a la fiesta? Podemos pensar que este final abierto está dirigido para que cada comunidad, cada uno de nosotros pueda escribirlo con su vida, con su mirada y actitud hacia los demás. El cristiano sabe que en la casa del Padre hay muchas moradas, sólo quedan afuera aquellos que no quieran tomar parte de su alegría. 

Queridos hermanos, quiero darles las gracias por el modo en que dan testimonio del evangelio de la misericordia en estas tierras. Gracias por los esfuerzos realizados para que sus comunidades sean oasis de misericordia. Los animo y aliento a seguir haciendo crecer la cultura de la misericordia, una cultura en la que ninguno mire al otro con indiferencia ni aparte la mirada cuando vea su sufrimiento (cf. Carta ap. Misericordia et misera, 20). Sigan cerca de los pequeños y de los pobres, de los que son rechazados, abandonados e ignorados, sigan siendo signo del abrazo y del corazón del Padre. 

Que el Misericordioso y el Clemente —como lo invocan tan a menudo nuestros hermanos y hermanas musulmanas— los fortalezca y haga fecundas las obras de su amor. 

La entrada Misa en Marruecos: Francisco exhorta a “arriesgarnos a vivir no como enemigos sino como hermanos” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/marruecos-el-papa-se-inclina-ante-el-hermano-jean-pierre-el-ultimo-sobreviviente-de-tibhirine/ Sun, 31 Mar 2019 15:03:09 +0000 https://es.zenit.org/?p=110294 Le besa su mano en la catedral de Rabat

La entrada Marruecos: El Papa se inclina ante el hermano Jean-Pierre, el último sobreviviente de Tibhirine se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 31 marzo 2019).- El Papa Francisco se reunió con el Hermano Jean-Pierre Schumacher, el último sobreviviente de Tibhirine, en la catedral de San Pedro, Rabat, el 31 de marzo de 2019: se inclinó ante él y le besó la mano.

En el segundo día de su viaje apostólico a Marruecos, el Papa tuvo una cita con los sacerdotes y religiosos presentes en la diócesis. En la primera fila: la hermana Ersillia Mantovani, de 97 años, una franciscana italiana que acababa de celebrar 80 años de vida religiosa, y el monje trapense de 95 años que sobrevivió a la toma de rehenes en 1996, donde murieron siete de sus hermanos en Argelia.

Ambas figuras fueron aplaudidas por la asamblea. Y el Papa rindió homenaje al hermano Jean-Pierre, besándole la mano. Entrevistado por la televisión italiana Rai 2 después de esta entrevista, el viejo monje explicó que también había besado la mano del Papa, describiendo un momento inolvidable.

Siete trapenses franceses (Christian de Chergé, Luc Dochier, Christophe Lebreton, Michel Fleury, Bruno Lemarchand, Celestin Ringeard y Paul Favre-Miville) fueron secuestrados en marzo de 1996 en su monasterio de Notre Dame de l’Atlas, a 80 km de distancia. al sur de Argelia Por otro lado, dos hermanos, Amédée, que murió en 2008, y Jean-Pierre, encerrados en sus habitaciones, escaparon de los secuestradores. Hoy, el hermano Jean-Pierre vive en Midelt (Marruecos), en el monasterio de Notre Dame de l’Atlas.

Los siete monjes de Tibhirine, cuyo martirio fue reconocido por la Congregación para las Causas de los Santos el 26 de enero de 2018, fueron beatificados el 8 de diciembre pasado.

© Traducción de Zenit, Raquel Anillo

La entrada Marruecos: El Papa se inclina ante el hermano Jean-Pierre, el último sobreviviente de Tibhirine se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/vosotros-teneis-una-gran-historia-que-construir-alienta-el-papa-a-los-sacerdotes-y-religiosos-en-marruecos/ Sun, 31 Mar 2019 10:54:42 +0000 https://es.zenit.org/?p=110286 Discurso del Papa a los religiosos y sacerdotes

La entrada “¡Vosotros tenéis una gran historia que construir!”: Alienta el Papa a los sacerdotes y religiosos en Marruecos se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 31 marzo 2019).- “Hermanos y hermanas: agradezco nuevamente a todos vosotros vuestra presencia y vuestra misión aquí en Marruecos. Gracias por vuestro servicio humilde y discreto, siguiendo el ejemplo de nuestros mayores en la vida consagrada” ha dicho el Papa a los sacerdotes, religiosos y religiosas en Marruecos.

En su segunda jornada en el país, el Santo Padre ha participado en un encuentro con cientos de hombres y mujeres consagrados que viven en Marruecos. La reunión ha tenido lugar a las 10:30 horas en la Catedral de Rabat, tras la visita del Papa al Centro Rural de Servicios Sociales de Temara.

“Todos vosotros sois testigos de una historia que es gloriosa porque es historia de sacrificios, esperanzas, lucha cotidiana, vida gastada en el servicio, constancia en el trabajo fatigoso, porque toda labor es sudor de la frente”, ha expresado. “Pero permitidme también deciros: “¡Vosotros no solamente tenéis una historia gloriosa para recordar y contar, sino una gran historia que construir!”.

“Nuestra misión de bautizados, sacerdotes, consagrados, no está determinada principalmente por el número o la cantidad de espacios que se ocupan”, ha explicado el Pontífice a los religiosos, “sino por la capacidad que se tiene de generar y suscitar transformación, estupor y compasión”.

El problema no es ser pocos, “sino ser insignificantes”, convertirse en una sal que ya no tiene sabor de Evangelio, o en una luz que ya no ilumina, ha dicho.

Diálogo

Asimismo, el Papa ha anunciado, que “como discípulos de Jesucristo estamos llamados, desde el día de nuestro Bautismo, a formar parte de este diálogo de salvación y de amistad, del que somos los primeros beneficiarios”.

“En estas tierras, el cristiano aprende a ser sacramento vivo del diálogo que Dios quiere entablar con cada hombre y mujer, en cualquier situación que viva. Es un diálogo que estamos llamados a realizar a la manera de Jesús, manso y humilde de corazón”.

Al final del discurso, el Santo Padre ha mencionado a Sor Ersillia Mantovani, franciscana italiana de 97 años, que vive en Marruecos. A través de ella, ha enviado un saludo a las hermanas y a los hermanos ancianos que, “a causa de su estado de salud, no están físicamente presentes con nosotros, pero permanecen unidos a través de la oración”.

A continuación, reproducimos el discurso que ha pronunciado el Papa Francisco a los sacerdotes, religiosos y religiosas.

***

Discurso del Papa Francisco

Queridos hermanos y hermanas: 

Estoy muy contento de encontrarme con vosotros. Agradezco especialmente al padre Germain y a sor Mary sus testimonios. También deseo saludar al Consejo Ecuménico de las Iglesias, que manifiesta visiblemente la comunión que se vive aquí en Marruecos entre cristianos de diversas confesiones, en el camino de la unidad. Los cristianos son un grupo pequeño en este país. Pero para mí esta realidad no es un problema, aun cuando reconozco que a veces la vida pueda resultar difícil para algunos. Vuestra situación me trae a la memoria la pregunta de Jesús: «¿A qué es semejante el reino de Dios o a qué lo compararé? […] Es semejante a la levadura que una mujer tomó y metió en tres medidas de harina, hasta que todo fermentó» (Lc 13,18.21). Parafraseando las palabras del Señor podríamos preguntarnos: ¿A qué es semejante un cristiano en estas tierras? ¿A qué se puede comparar? Es semejante a un poco de levadura que la madre Iglesia quiere mezclar con una gran cantidad de harina, hasta que toda la masa fermente. En efecto, Jesús no nos ha elegido y enviado para que seamos los más numerosos. Nos ha llamado para una misión. Nos ha puesto en la sociedad como esa pequeña cantidad de levadura: la levadura de las bienaventuranzas y el amor fraterno donde todos como cristianos nos podemos encontrar para que su Reino se haga presente.

Queridos amigos: esto significa que nuestra misión de bautizados, sacerdotes, consagrados, no está determinada principalmente por el número o la cantidad de espacios que se ocupan, sino por la capacidad que se tiene de generar y suscitar transformación, estupor y compasión; por el modo en el que vivamos como discípulos de Jesús, junto a aquellos con quienes compartimos lo cotidiano, las alegrías, los dolores, los sufrimientos y las esperanzas (cf. CONC. ECUM. VAT. II, Const. past. Gaudium et spes, 1). En otras palabras, los caminos de la misión no pasan por el proselitismo, que lleva siempre a un callejón sin salida, sino por nuestro modo de ser con Jesús y con los demás. Por tanto, el problema no es ser pocos, sino ser insignificantes, convertirse en una sal que ya no tiene sabor de Evangelio, o en una luz que ya no ilumina (cf. Mt 5,13-15). 

Creo que la preocupación surge cuando a nosotros, cristianos, nos abruma pensar que solo podemos ser significativos si somos la masa y si ocupamos todos los espacios. Vosotros sabéis bien que la vida se juega en la capacidad que tengamos de “ser fermento” allí donde nos encontremos y con quien nos encontremos, «aunque eso aparentemente no nos aporte beneficios tangibles e inmediatos» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 210). Porque cristiano no es el que se adhiere a una doctrina, a un templo o a un grupo étnico. Ser cristiano es un encuentro. Somos cristianos porque hemos sido amados y encontrados, y no gracias al proselitismo. Ser cristianos es reconocerse perdonados y enviados a actuar del mismo modo que Dios ha obrado con nosotros, porque «en esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros» (Jn 13,35). 

Queridos hermanos y hermanas: consciente del contexto en el que estáis llamados a vivir vuestra vocación bautismal, vuestro ministerio, vuestra consagración, me vienen a la mente las palabras del Papa san Pablo VI en la encíclica Ecclesiam suam: «La Iglesia debe ir hacia el diálogo con el mundo en que le toca vivir. La Iglesia se hace palabra; la Iglesia se hace mensaje; la Iglesia se hace coloquio» (n. 34). Afirmar que la Iglesia debe entablar un diálogo no depende de una moda, menos aún de una estrategia para que aumente el número de sus miembros. Si la Iglesia debe entablar un diálogo es por fidelidad a su Señor y Maestro que, desde el comienzo, movido por el amor, ha querido dialogar como amigo e invitarnos a participar de su amistad (cf. CONC. ECUM. VAT. II, Const. dogm. Dei Verbum, 2). Así, como discípulos de Jesucristo estamos llamados, desde el día de nuestro Bautismo, a formar parte de este diálogo de salvación y de amistad, del que somos los primeros beneficiarios. 

En estas tierras, el cristiano aprende a ser sacramento vivo del diálogo que Dios quiere entablar con cada hombre y mujer, en cualquier situación que viva. Por tanto, es un diálogo que estamos llamados a realizar a la manera de Jesús, manso y humilde de corazón (cf. Mt 11,29), con un amor ferviente y desinteresado, sin cálculos y sin límites, respetando la libertad de las personas. En este espíritu, encontramos hermanos mayores que nos muestran el camino, porque con su vida han testimoniado que esto es posible, un “listón alto” que nos desafía y estimula. Cómo no recordar la figura de san Francisco de Asís que, en plena cruzada, fue a encontrarse con el sultán al-Malik al- Kamil. Y cómo no mencionar al beato Carlos de Foucauld que, profundamente impresionado por la vida humilde y escondida de Jesús en Nazaret, a quien adoraba en silencio, quiso ser un “hermano universal”. E incluso a los hermanos y hermanas cristianos que han elegido ser solidarios con un pueblo hasta dar la propia vida. Así, cuando la Iglesia, fiel a la misión recibida del Señor, entabla un diálogo con el mundo y se hace coloquio, contribuye a la llegada de la fraternidad, que tiene su fuente profunda no en nosotros, sino en la paternidad de Dios. 

Como consagrados, estamos llamados a vivir dicho diálogo de salvación como intercesión por el pueblo que nos ha sido confiado. Recuerdo una vez —hablando con un sacerdote que se encontraba como vosotros en un lugar donde los cristianos son minoría—, me contaba que la oración del “Padre nuestro” había adquirido una resonancia especial en él porque, rezando en medio de personas de otras religiones, sentía con fuerza las palabras «danos hoy nuestro pan de cada día». La oración de intercesión del misionero también por ese pueblo, que en cierta medida le había sido confiado, no para administrar sino para amar, lo llevaba a rezar esta oración con un tono y un gusto especiales. El consagrado, el sacerdote, lleva a su altar con su oración la vida de sus compatriotas y mantiene viva, como a través de una pequeña grieta en esa tierra, la fuerza vivificante del Espíritu. Qué hermoso es saber que, en los distintos rincones de esta tierra, en vuestras voces, la creación implora y sigue diciendo: “Padre nuestro”. 

Por tanto, es un diálogo que se convierte en oración y que podemos realizar concretamente todos los días en nombre «de la “fraternidad humana” que abraza a todos los hombres, los une y los hace iguales. En el nombre de esta fraternidad golpeada por las políticas de integrismo y división y por los sistemas de ganancia insaciable y las tendencias ideológicas odiosas, que manipulan las acciones y los destinos de los hombres» (Documento sobre la fraternidad humana, Abu Dabi, 4 febrero 2019). Una oración que no distingue, no separa, no margina, sino que se hace eco de la vida del prójimo; oración de intercesión que es capaz de decir al Padre: «Venga tu reino». No con la violencia, el odio o la supremacía étnica, religiosa, económica, sino con la fuerza de la compasión derramada en la Cruz por todos los hombres. Esta es la experiencia vivida por la mayor parte de vosotros. 

Doy gracias a Dios por lo que habéis hecho aquí en Marruecos, como discípulos de Jesucristo, encontrando cada día en el diálogo, en la colaboración y en la amistad los instrumentos para sembrar futuro y esperanza. Así desenmascaráis y lográis poner en evidencia todos los intentos de utilizar las diferencias y la ignorancia para sembrar miedo, odio y conflicto. Porque sabemos que el miedo y el odio, alimentados y manipulados, desestabilizan y dejan nuestras comunidades espiritualmente indefensas. 

Sin otro deseo que el de hacer visible la presencia y el amor de Cristo, que se ha hecho pobre por nosotros para enriquecernos con su pobreza (cf. 2 Co 8,9), os animo a que sigáis estando cerca de quienes a menudo son dejados atrás, de los pequeños y los pobres, de los presos y los migrantes. Que vuestra caridad sea siempre activa y un camino de comunión entre los cristianos de todas las confesiones presentes en Marruecos: el ecumenismo de la caridad. Que pueda ser también un camino de diálogo y de cooperación con nuestros hermanos y hermanas musulmanes, y con todas las personas de buena voluntad. La caridad, especialmente hacia los más débiles, es la mejor oportunidad que tenemos para seguir trabajando en favor de una cultura del encuentro. Que ese sea el camino que permita a las personas heridas, probadas, excluidas, reconocerse por fin miembros de la única familia humana, en el signo de la fraternidad. Como discípulos de Jesucristo, en este mismo espíritu de diálogo y de cooperación, tened siempre el deseo de contribuir al servicio de la justicia y la paz, de la educación de los niños y los jóvenes, de la protección y el acompañamiento de los ancianos, los débiles, las personas con discapacidades y los oprimidos. 

Hermanos y hermanas: agradezco nuevamente a todos vosotros vuestra presencia y vuestra misión aquí en Marruecos. Gracias por vuestro servicio humilde y discreto, siguiendo el ejemplo de nuestros mayores en la vida consagrada, entre los cuales quiero mencionar a la decana, sor Ersilia. Querida hermana: a través de ti dirijo un cordial saludo a las hermanas y a los hermanos ancianos que, a causa de su estado de salud, no están físicamente presentes con nosotros, pero permanecen unidos a través de la oración. 

Todos vosotros sois testigos de una historia que es gloriosa porque es historia de sacrificios, esperanzas, lucha cotidiana, vida gastada en el servicio, constancia en el trabajo fatigoso, porque toda labor es sudor de la frente. Pero permitidme también deciros: «¡Vosotros no solamente tenéis una historia gloriosa para recordar y contar, sino una gran historia que construir! Poned los ojos en el futuro, hacia el que el Espíritu os impulsa» (Exhort. ap. Postsin. Vita consecrata, 110), para seguir siendo signo vivo de esa fraternidad a la que el Padre nos ha llamado, sin voluntarismos y sin resignación, sino como creyentes que saben que el Señor siempre nos precede y abre espacios de esperanza donde parecía que algo o alguien se había perdido. 

El Señor os bendiga a cada uno de vosotros y, por medio de vosotros, a los miembros de vuestras comunidades. Que su Espíritu os ayude a dar frutos en abundancia: frutos de diálogo, de justicia, de paz, de verdad y de amor para que en esta tierra amada por Dios crezca la fraternidad humana. Y, por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Gracias. 

Y ahora nos ponemos bajo la protección de la Virgen María recitando el Ángelus. 

La entrada “¡Vosotros tenéis una gran historia que construir!”: Alienta el Papa a los sacerdotes y religiosos en Marruecos se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/los-ninos-del-centro-rural-de-servicios-sociales-de-temara-reciben-al-papa-con-canticos/ Sun, 31 Mar 2019 09:13:28 +0000 https://es.zenit.org/?p=110275 Segundo día del Papa en Marruecos

La entrada Marruecos: Cánticos y flores para el Papa en el Centro Rural de Servicios Sociales de Temara se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

(ZENIT – 31 marzo 2019).- En este segundo día de la visita apostólica del Papa Francisco a Marruecos, dedicada a la Iglesia local, Su Santidad ha visitado a las 9:30 horas el Centro Rural de Servicios Sociales de la ciudad costera de Temara, situada a 20 kilómetros de Rabat.

El Santo Padre fue recibido al llegar por las monjas vicentinas (Hijas de la Caridad), que son ayudadas en su trabajo diario por 7 colaboradores y un voluntario.

Al llegar el Papa al centro, han salido a recibirlo a la entrada las cuatro hermanas que trabajan en el lugar y dos niños que le llevaban unas flores. Allí, el Santo Padre se ha acercado a saludar a unos pequeños enfermos, mientras un coro de 150 niños que estudian en la escuela del centro han cantado para él.

Al término de su visita, el Papa se ha despedido de las hermanas y de los voluntarios y ha saludado, finalmente, a los padres de los niños asistidos en el centro, mientras estos cantaban. Después se ha trasladado en coche a la Catedral de Rabat para encontrarse con el Clero, los religiosos, las religiosas y el Consejo Ecuménico de las Iglesias.

Centro Rural

Este Centro Rural está gestionado por las Hijas de la Caridad, la Compañía fundada en 1633 por Santa Luisa de Marillac y San Vicenzo de Paoli.

El Centro obra en el sector social gracias a las hermanas y a numerosos voluntarios, ofreciendo diversos servicios a la población local: alfabetización para adultos; sostenimiento escolar para los más jóvenes; servicio de comidas; asilo para niños de 2 a 7 años; ayuda psicológica para los más necesitados y curas médicas para los enfermos, en particular para las quemaduras, a los cuales hay que darles un seguimiento médico más continuado.

Nunciatura Apostólica

A primera hora de la mañana, este domingo, antes de realizar la visita privada al Centro Rural de Servicios Sociales, el Santo Padre saludó al personal de la Nunciatura Apostólica y presentó los regalos a Nunzio, monseñor Vito Rallo.

Antes del almuerzo, el Papa bendecirá los locales de la Nunciatura que fueron recientemente renovados y ampliados.

La entrada Marruecos: Cánticos y flores para el Papa en el Centro Rural de Servicios Sociales de Temara se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/san-ludovico-pavoni-1-de-abril-3/ Sun, 31 Mar 2019 07:20:47 +0000 https://es.zenit.org/?p=110284 Fundó la Congregación de los Hijos de María Inmaculada

La entrada San Ludovico Pavoni, 1 de abril se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> «Conocido como el cura de los chicos pobres les ayudó espiritualmente y les propocionó una digna salida laboral con un interesante abanico de profesiones. Es el fundador de la Congregación de los Hijos de María Inmaculada»

Pío XII calificó a Ludovico como «otro Felipe Neri… precursor de san Juan Bosco… perfecto emulador de san José Cottolengo». Nació en Brescia, Italia, el 11 de septiembre de 1784. Su ilustre familia, los Poncarali, pertenecía a la nobleza. Eran dueños de grandes posesiones. Pero los utópicos ideales de la Revolución Francesa, portando aires triunfales, penetraron en la ciudad y arrasaron los derechos de muchos ciudadanos. En 1797 miembros del ejército tomaron bajo su mando el palacio Poncarali y firmaron el manifiesto «Juramos vivir libres o morir».

Sin darse ínfulas de nada, ni comprometerse con idílicos principios, únicamente con la sencillez de la verdad por bandera, Ludovico se había adentrado en el drama de los pobres. Ya conocía el asfixiante ambiente de las fábricas y lo que cuesta el aserto bíblico de ganarse el pan con el sudor de la frente. Había sido el primogénito de cinco hermanos, y todos los ojos estaban puestos en él, sin adivinar entonces lo que iba a depararle la vida.

A lo largo de los años, otras personas tendrían en cuenta sus cualidades y virtudes al punto de encomendarle altas misiones eclesiásticas. En esa época abastecía su alma cada mañana en la iglesia de San Lorenzo con el más excelente manjar: la Eucaristía. Mientras tanto, los que proclamaron la libertad esclavizaron al pueblo. Les privaron de bienes gratuitos que movimientos eclesiales proporcionaban a los desamparados, suprimieron escuelas, centros benéficos e incluso el seminario.

En una de las posesiones familiares, Ludovico realizaba obras de misericordia. Compartía los conocimientos que tenía con los chavales de su edad que no pudieron costearse estudios. Además, les enseñaba el catecismo. Su sensibilidad por estos jóvenes desamparados fue aumentando y, con ella, su amor al sacerdocio. En 1805 perdió a su padre, que falleció profundamente apenado por las desavenencias con uno de los hijos.

Cuando Ludovico ofició su primera misa en 1807 percibió con aflicción la ausencia de este díscolo hermano, que estaba casado. La lectura de un libro hizo que Ludovico tomase el sendero que guiaría el resto de su existencia: Sobre las influencias morales escrito por Schedoni. Fue providencial. Con lucidez su autor ponía de relieve lo ya conocido: si a los chicos se les deja a su aire, no se les exige la escolarización, y se ponen a su alcance puertas abiertas a la indisciplina y a la inmoralidad, el camino hacia el delito está en marcha. Lo dice el refrán: «quien siembra vientos, cosecha tempestades». Así que Ludovico tomó la resolución de implicarse por completo en la tarea de restaurarlos.

En noviembre de 1809 murió su madre dejándole gran pesar. Sin tiempo que perder, impulsó un centro parroquial para los muchachos del entorno. A otros los rescató de las calles conquistándolos con una simple limosna y el gozo reflejado en su semblante. Les allanó el camino disponiendo un hogar donde acogerlos, un «Oratorio». Los pilares de su capacitación en prácticos oficios (carpintería e imprenta) comenzaron en Brescia. Su iniciativa fue bendecida por el prelado Gabrio María Nava, que tenía gran debilidad por este colectivo marginal. Conocía la trayectoria del santo, que ya era popularmente denominado «el cura de los chicos pobres».

En 1812 lo designó secretario suyo. Seis años más tarde le nombró canónigo confiándole la rectoría de la Basílica de San Bernabé. Además, le encargó la fundación del «Instituto privado de beneficencia». Era una «Escuela de Oficios» de carácter gratuito. En 1821 recibió el nombre de «Pío Instituto de San Bernabé». Sus destinatarios eran jóvenes sin hogar ni recursos que, desde el punto de vista profesional, saldrían de sus aulas bien preparados para entrar en el mundo laboral. Y, desde la perspectiva espiritual, listos para lidiar con un ambiente poco sano y, por tanto, no cristiano.

Otra de las obras emprendidas por Ludovico fue la «Escuela Tipográfica», una novedad en Italia al tratarse de la primera escuela gráfica que se abría, convertida después en editorial. Fue ampliada en 1841 para otro grupo de sordomudos. Y como su entusiasmo y creatividad no tenían fronteras, en diez años logró que los jóvenes pudieran elegir entre un interesante abanico de profesiones: tipografía, encuadernación de libros, papelería, etc.

Los oficios a los que podrían aspirar serían igualmente extensos: plateros, cerrajeros, carpinteros, torneros, zapateros… Era un gran logro por el cual en 1844 fue condecorado por el emperador de Austria, quien le concedió el título de Caballero de la Corona de Hierro. Su destino fue un cajón; hubiera preferido ayuda para sus chicos.

Para que subsistiera esta formidable labor caritativo-social precisaba personas generosas, entregadas, con empuje. Sobre todo, que tuviesen entre sus objetivos altos ideales espirituales. Ludovico pensaba en esa opción cuando eligió entre los muchachos a los que juzgaba cumplían esos requisitos, y fundó con ellos la Congregación de los Hijos de María Inmaculada, erigida canónicamente en 1847. Comenzaban a verse los frutos de su religioso tesón: «debemos sembrar con confianza; no importa si los frutos no se ven». Ese mismo año emitió los votos perpetuos.

Su incesante entrega prosiguió hasta el fin de sus días. Aunque sus chicos le sugerían que descansase alguna vez, su invariable respuesta era «descansaremos en el cielo». Ese momento le sorprendió en Saiano, lugar cercano a Brescia. A pesar de su delicado estado de salud había acudido allí para liberar a sus muchachos de los atropellos provocados por los austriacos insurrectos que integraban la revuelta «de los Diez Días».

Llegó el 24 de marzo de 1849 y murió el 1 de abril diciendo: «Queridos míos… adiós». Era Domingo de Ramos. Poco antes pudo transmitirles esta consigna: «Tened fe, no os desaniméis. Dios, desde el cielo, rige y dispone el destino de los hombres. Haced siempre el bien a todos y amad a Jesús y a nuestra Madre, la Virgen Inmaculada». Juan Pablo II lo beatificó el 14 de abril de 2002. El Papa Francisco lo canonizó el 16 de octubre de 2016.

La entrada San Ludovico Pavoni, 1 de abril se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/el-papa-se-encuentra-con-migrantes-en-marruecos-la-iglesia-padece-con-vosotros/ Sat, 30 Mar 2019 21:44:59 +0000 https://es.zenit.org/?p=110247 Discurso del Pontífice

La entrada El Papa se encuentra con migrantes en Caritas de Marruecos: “Todo hombre tiene derecho la vida” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- “Acoger, proteger, promover e integrar”: El Papa Francisco ha indicado en Rabat, durante su visita apostólica a Marruecos, estos cuatro verbos para que “quien quiera ayudar a hacer esta alianza más concreta y real pueda involucrarse con sabiduría en vez de permanecer en silencio, ayudar en lugar de aislar, construir en vez de abandonar”.

El Pontífice ha visita la delegación diocesana de Caritas en Rabat, este sábado, 30 de marzo de 2019, su primer día en el país, el 28º viaje que realiza fuera de Italia. 

“Queridos amigos migrantes: la Iglesia reconoce los sufrimientos que afligen vuestro camino y padece con vosotros. Ella desea recordar, acercándose a vuestra situación particular, que Dios quiere que todos tengamos vida”, les ha revelado el Pontífice.

El “valor de cada vida”

A su llegada, el Papa ha sido recibido en la entrada principal de la sede de Caritas por el Arzobispo de Tánger, Mons. Santiago Agrelo Martínez, y por el director de la sede de Caritas, quien ha regalado al Papa una imagen de la Virgen en mármol.

“Lo que está en juego es el rostro que queremos darnos como sociedad y el valor de cada vida”, ha asegurado Francisco, explicando que “se han dado muchos pasos positivos en diferentes ámbitos, especialmente en las sociedades desarrolladas”, pero “no podemos olvidar que el progreso de nuestros pueblos no puede medirse solo por el desarrollo tecnológico o económico”.

Acoger 

Acoger significa, ante todo, “ampliar las posibilidades para que los emigrantes y refugiados puedan entrar de modo seguro y legal en los países de destino”, ha descrito el Papa. Este compromiso común “es necesario para no otorgar nuevos espacios a los ‘mercaderes de carne humana’ que especulan con los sueños y las necesidades de los migrantes”.

Proteger

Proteger quiere decir que se garantice la defensa «de los derechos y de la dignidad de los emigrantes y refugiados, independientemente de su estatus migratorio», ha recordado el Papa. “En lo que concierne a la realidad de esta región, la protección se debe asegurar ante todo a lo largo de las rutas migratorias que, lamentablemente, son a menudo escenarios de violencia, explotación y abusos de todo tipo”, ha advertido.

Promover

En esta línea, el Pontífice ha aclarado que promover significa “garantizar a todos, migrantes y locales, la posibilidad de encontrar un ambiente seguro que les permita realizarse integralmente”, y ha matizado que esta promoción “comienza reconociendo que ninguno es un desecho humano, sino que es portador de una riqueza personal, cultural y profesional que puede aportar mucho ahí donde se encuentra”.

Integrar

“Comprometerse en un proceso que valorice tanto el patrimonio cultural de la comunidad receptora como el de los migrantes, construyendo así una sociedad intercultural y abierta” sería lo que el Papa llama integrar.

“Este es un camino que hemos de recorrer juntos –ha anunciado– como verdaderos compañeros de viaje, que involucra a todos, migrantes y locales, en la construcción de ciudades acogedoras, plurales y atentas a los procesos interculturales, ciudades capaces de valorizar la riqueza de las diferencias en el encuentro con el otro”.

Testimonio de un migrante

Antes del discurso del Papa, el Arzobispo de Tánger, Mons. Santiago Agrelo, ha ofrecido unas palabras al Santo Padre, seguidas por el breve testimonio de un migrante de Camerún residente en Marruecos, y una representación musical a cargo de unas niñas. 

Al término del encuentro, el Papa se ha trasladado en coche a la Nunciatura Apostólica de Rabat. A su llegada a la Nunciatura, el Santo Padre ha saludado a numerosos fieles que lo esperaban, también había varios niños, algunos scouts y un numeroso grupo de estudiantes de las escuelas católicas de la ciudad.

Publicamos a continuación el discurso del Papa Francisco en el Encuentro con los Migrantes:

***

Discurso del Papa Francisco

Queridos amigos: 

Me complace tener esta oportunidad de encontraros durante mi visita al Reino de Marruecos. Es una ocasión que me permite expresaros nuevamente mi cercanía y hacer frente con vosotros a esta herida grande y dolorosa que continúa desgarrando los inicios de este siglo XXI. Herida que clama al cielo, y por eso no queremos que nuestra palabra sea la indiferencia y el silencio (cf. Ex 3,7). Mucho más cuando se constata que son muchos millones los refugiados y los demás migrantes forzados que piden la protección internacional, sin contar a las víctimas de la trata y de las nuevas formas de esclavitud en manos de organizaciones criminales. Nadie puede ser indiferente ante este dolor. 

Agradezco a Mons. Santiago sus palabras de bienvenida y el compromiso de la Iglesia en favor de los migrantes. También agradezco a Jackson por su testimonio, y a todos vosotros, migrantes y miembros de las asociaciones que están a su servicio, que habéis venido aquí esta tarde para estar juntos, para fortalecer los lazos entre nosotros y que sigamos comprometiéndonos en asegurar condiciones de vida dignas para todos. Y gracias a los niños. Ellos son la esperanza. Por ellos tenemos que luchar, por ellos. Ellos tienen derecho, derecho a la vida, derecho a la dignidad. Luchemos por ellos. Todos estamos llamados a responder a los numerosos desafíos planteados por las migraciones contemporáneas, con generosidad, diligencia, sabiduría y amplitud de miras, cada uno según sus propias posibilidades (cf. Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2018). 

Hace algunos meses tuvo lugar aquí en Marruecos la Conferencia Intergubernamental de Marrakech, que ratificó la adopción del Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular. «El Pacto sobre migración representa un importante paso adelante para la comunidad internacional que, por primera vez a nivel multilateral y en el ámbito de las Naciones Unidas, aborda el tema en un documento relevante» (Discurso a los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, 7 enero 2019). 

Este Pacto nos permite reconocer y tomar conciencia de que «no se trata solo de migrantes» (cf. Tema de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2019), como si sus vidas fueran una realidad extraña o marginal que no tuviera nada que ver con el resto de la sociedad. Como si su condición de personas con derechos permaneciera “suspendida” debido a su situación actual; «en efecto, un migrante no es más humano o menos humano, en función de su ubicación a un lado o a otro de una frontera».[1] 

Lo que está en juego es el rostro que queremos darnos como sociedad y el valor de cada vida. Se han dado muchos pasos positivos en diferentes ámbitos, especialmente en las sociedades desarrolladas, pero no podemos olvidar que el progreso de nuestros pueblos no puede medirse solo por el desarrollo tecnológico o económico. Este depende sobre todo de la capacidad de dejarse conmover por quien llama a la puerta y que con su mirada estigmatiza y depone a todos los falsos ídolos que hipotecan y esclavizan la vida, ídolos que prometen una aparente y fugaz felicidad, construida al margen de la realidad y del sufrimiento de los demás. ¡Qué desierta e inhóspita se vuelve una ciudad cuando pierde la capacidad de compasión! Una sociedad sin corazón… una madre estéril. Vosotros no estáis marginados, estáis en el centro del corazón de la Iglesia. 

He querido ofrecer cuatro verbos —acoger, proteger, promover e integrar— para que quien quiera ayudar a hacer esta alianza más concreta y real pueda involucrarse con sabiduría en vez de permanecer en silencio, ayudar en lugar de aislar, construir en vez de abandonar. 

Queridos amigos, me gustaría insistir sobre la importancia de estos cuatro verbos. Forman como un marco de referencia para todos. De hecho, en este compromiso estamos todos implicados —de diferentes maneras, pero todos implicados—, y todos somos necesarios para garantizar una vida más digna, segura y solidaria. Me gusta pensar que el primer voluntario, asistente, socorrista y amigo de un migrante es otro migrante que conoce en primera persona el sufrimiento del camino. No se puede pensar en estrategias a gran escala, capaces de dar dignidad, limitándose solo a acciones de asistencia al migrante. Son indispensables, pero insuficientes. Es necesario que vosotros, migrantes, os sintáis como los primeros protagonistas y ejecutores en todo este proceso.

Estos cuatro verbos pueden ayudar a crear alianzas capaces de recuperar espacios donde acoger, proteger, promover e integrar. En definitiva, espacios para dar dignidad. 

«Considerando el escenario actual, acoger significa, ante todo, ampliar las posibilidades para que los emigrantes y refugiados puedan entrar de modo seguro y legal en los países de destino» (Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2018). De hecho, la ampliación de los canales migratorios regulares es uno de los principales objetivos del Pacto Mundial. Este compromiso común es necesario para no otorgar nuevos espacios a los “mercaderes de carne humana” que especulan con los sueños y las necesidades de los migrantes. Y hasta que este compromiso no se realice plenamente, habrá que afrontar la realidad apremiante de los flujos irregulares con justicia, solidaridad y misericordia. Las formas de expulsión colectiva, que no permiten un manejo correcto de los casos particulares, no pueden ser aceptadas. Por otro lado, los caminos extraordinarios de regularización, especialmente en el caso de las familias y de los menores, han de ser alentados y simplificados. 

Proteger quiere decir que se garantice la defensa «de los derechos y de la dignidad de los emigrantes y refugiados, independientemente de su estatus migratorio» (ibíd.). En lo que concierne a la realidad de esta región, la protección se debe asegurar ante todo a lo largo de las rutas migratorias que, lamentablemente, son a menudo escenarios de violencia, explotación y abusos de todo tipo. Aquí también es necesario prestar especial atención a los migrantes en situación de gran vulnerabilidad, a los numerosos menores no acompañados y a las mujeres. Es esencial poder garantizar a todos una asistencia médica, psicológica y social adecuada con el propósito de devolver la dignidad a quienes la han perdido en el camino, como hacen con dedicación los trabajadores de esta estructura. Y hay algunos entre vosotros que pueden testimoniar lo importante que son estos servicios de protección, para dar esperanza durante el tiempo de permanencia en los países que los han acogido. 

Promover significa garantizar a todos, migrantes y locales, la posibilidad de encontrar un ambiente seguro que les permita realizarse integralmente. Esta promoción comienza reconociendo que ninguno es un desecho humano, sino que es portador de una riqueza personal, cultural y profesional que puede aportar mucho ahí donde se encuentra. Las sociedades de acogida se enriquecerán si saben valorizar adecuadamente la aportación de los migrantes, evitando todo tipo de discriminación y cualquier sentimiento xenófobo. Debe fomentarse vivamente el aprendizaje de la lengua local como vehículo esencial de comunicación intercultural, así como toda forma positiva de responsabilizar a los migrantes respecto a la sociedad que los acoge, aprendiendo a respetar las personas y las relaciones sociales, las leyes y la cultura, para que así ofrezcan una mejor aportación al desarrollo humano integral de todos. 

Pero no nos olvidemos que la promoción humana de los migrantes y sus familias empieza ya desde sus comunidades de origen, donde se debe garantizar, junto al derecho a emigrar, también el de no estar obligados a emigrar, es decir, el derecho a encontrar en la propia patria las condiciones que permitan una vida digna. Aprecio y aliento los esfuerzos de los programas de cooperación internacional y de desarrollo transnacional desvinculados de intereses parciales, que tienen a los migrantes como protagonistas principales (cf. Discurso a los participantes en el foro internacional sobre “migración y paz”, 21 febrero 2017). 

Integrar quiere decir comprometerse en un proceso que valorice tanto el patrimonio cultural de la comunidad receptora como el de los migrantes, construyendo así una sociedad intercultural y abierta. Sabemos que no es nada fácil entrar en una cultura que nos es ajena —ya sea para quienes llegan como para quien acoge—, ponernos en el lugar de personas tan diferentes a nosotros, comprender sus pensamientos y experiencias. Así, a menudo renunciamos al encuentro con el otro y levantamos barreras para defendernos (cf. Homilía en la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, 14 enero 2018). Integrar requiere, por consiguiente, no dejarse condicionar por los miedos y la ignorancia. 

Este es un camino que hemos de recorrer juntos, como verdaderos compañeros de viaje, que involucra a todos, migrantes y locales, en la construcción de ciudades acogedoras, plurales y atentas a los procesos interculturales, ciudades capaces de valorizar la riqueza de las diferencias en el encuentro con el otro. Y también en este caso, muchos de vosotros podéis manifestar personalmente la necesidad de un compromiso como este. 

Queridos amigos migrantes: la Iglesia reconoce los sufrimientos que afligen vuestro camino y padece con vosotros. Ella desea recordar, acercándose a vuestra situación particular, que Dios quiere que todos tengamos vida. También quiere estar a vuestro lado para construir con vosotros lo que sea mejor para vuestra vida. Porque todo hombre tiene derecho a la vida, todo hombre tiene derecho a soñar y a poder encontrar el lugar que le corresponde en nuestra “casa común”. Toda persona tiene derecho al futuro. 

Asimismo, quisiera expresar mi gratitud a todas las personas que se han puesto al servicio de los migrantes y refugiados en todo el mundo, y hoy de manera especial a vosotros, miembros de Caritas que, en nombre de toda la Iglesia, tenéis el honor de manifestar el amor misericordioso de Dios a tantas hermanas y hermanos nuestros, así como también a todos los miembros de las demás asociaciones vinculadas. Vosotros bien sabéis y experimentáis que para el cristiano “no se trata solo de migrantes”, sino de Cristo mismo que llama a nuestra puerta. 

Que el Señor, que durante su vida terrenal vivió en carne propia el sufrimiento del exilio, bendiga a cada uno de vosotros, os dé la fuerza necesaria para no desanimaros y para ser unos con otros “puerto seguro” de acogida. 

Muchas gracias. 

© Librería Editorial Vaticano

La entrada El Papa se encuentra con migrantes en Caritas de Marruecos: “Todo hombre tiene derecho la vida” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/doctrina-de-la-fe-un-frances-mons-patrick-descourtieux-nombrado-jefe-de-departamento/ Sat, 30 Mar 2019 21:01:25 +0000 https://es.zenit.org/?p=110243 Trabajó 10 años en la Secretaría de Estado

La entrada Doctrina de la fe: Mons. Patrick Descourtieux, nombrado jefe de departamento se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT 30 marzo 2019).- El Papa Francisco nombró a un francés, Mons. Patrick Descourtieux, jefe de servicio en el seno de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 30 de marzo de 2019. Hasta ahora era funcionario del mismo dicasterio, dice el Vaticano.

El Obispo Patrick Descourtieux, Rector Emérito de Trinidad-des-Monts y Profesor visitante en el “Institutum Patristicum Augustinianum” (Roma), es actualmente profesor en la Faculté Notre-Dame (École Cathédrale, París).

Es sacerdote de la diócesis de París e hizo parte de sus estudios de teología en Bruselas en el Instituto de Estudios Teológicos (IET) de los jesuitas.

Ordenado en París en 1986, fue vicario en la parroquia de Saint-Séverin. Luego, en 1989, se fue a Roma, donde se unió a la Sección francesa de la Secretaría de Estado durante 10 años.

Músico, se desempeñó como organista en Saint-Louis-des-Français durante 5 años. Luego dejó la Secretaría de Estado y se convirtió en rector de la Iglesia francesa de Trinite-des-Monts mientras enseñaba en el  Instituto Pontificio Patrístico  Augustinianum.

Permaneció siete años en Trinité-des-Monts, luego regresó a París y fue nombrado sacerdote residente en la parroquia de Sainte Clotilde, y luego capellán en la Catedral de Notre-Dame en 2008.

En París, fue uno de los sacerdotes diocesanos delegados para la celebración en forma extraordinaria según fuera necesario y trabajó para la Comisión Ecclesia Dei en Roma.

Ha contribuido a varias publicaciones, entre ellas “El catolicismo de los padres” (2007), “El cardenal Henri de Lubac, Agustinismo y teología moderna” (2009) y “

Publicó traducciones de San Hilario de Poitiers y San Clemente de Alejandría (Stromates VI, SC 446, “¿Qué ricos serán salvos?”, SC 537), junto a los comentarios sobre los Salmos, vol. 1 (SC 515).

© Traducción de Zenit, Raquel Anillo

La entrada Doctrina de la fe: Mons. Patrick Descourtieux, nombrado jefe de departamento se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/marruecos-el-papa-desea-a-los-periodistas-que-su-trabajo-sea-fecundo/ Sat, 30 Mar 2019 20:51:52 +0000 https://es.zenit.org/?p=110242 Saludo en el vuelo papal

La entrada Marruecos: El Papa desea a los periodistas que su trabajo sea “fecundo” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- Esta mañana, en el avión que llevaba al Santo Padre Francisco a Marruecos, como de costumbre, se ha acercado a saludar a los periodistas y operadores de medios que lo acompañan en el vuelo papal.

Introducido por la presentación del director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, el Papa ha dirigido a los periodistas algunas palabras, que reproducimos a continuación:

***

Palabras del Santo Padre 

Alessandro Gisotti: 

Bienvenido, Santo Padre; bienvenidos todos vosotros. Bienvenidos los colegas periodistas de Marruecos para esta visita histórica del Papa Francisco a vuestro país.

Santo Padre, el lema de este viaje es “Servidores de la esperanza”: es bello que sea en un país donde la convinci y la fraternidad entre cristianos y musulmanes, después de la firma del Documento sobre la fraternidad humana en Abu Dhabi.  

Papa Francisco: 

Bienvenidos todos. Gracias por la compañía. Espero que vuestro trabajo sea fecundo. Será agotador, seguro, pero espero que fecundo. Me han dicho que hoy hay fiesta: no sé si habrá tarta, pero hay dos cumpleaños, ¿no? ¡Muchas felicidades! Gracias.

La entrada Marruecos: El Papa desea a los periodistas que su trabajo sea “fecundo” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/el-papa-visita-el-mausoleo-mohammed-v-el-palacio-real-y-un-centro-de-formacion-islamica/ Sat, 30 Mar 2019 20:32:14 +0000 https://es.zenit.org/?p=110232 Primer día en Marruecos

La entrada El Papa visita el Mausoleo Mohammed V, el Palacio Real y un centro de formación islámica se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- Después de la ceremonia de bienvenida en la explanada Tour Hassan, en Rabat, alrededor de las 15 horas, el Santo Padre y el Rey Mohammed VI, se trasladaron al Mausoleo Mohammed V y visitaron las tumbas de Mohammed V y Hassan II, donde depositaron unas flores.

El Mausoleo está situado en la plaza de la Torre de Hassan y domina la desembocadura del río Bou Regreg. El monumento custodia la tumba de Muhammed V, sultán de Marruecos de 1927 a 1953, en exilio del 1953 a 1955, fue reconocido a su regreso en la patria y Rey de Marruecos del 1957 a 1961. Es considerado como “padre de la moderna nación marroquí”.

Asimismo, el complejo alberga las tumbas del príncipe Moulay Abdellah (1935-1983), el hijo más joven de Mohammed V, y del hermano Hassan II, Rey de Marruecos de 1961 a 1999.

Hacer crecer la fraternidad

Antes de abandonar el mausoleo, Francisco se sentó para escribir unas palabras en el libro de visitas. 

El Papa anotó: “¡Con motivo de mi visita a este Mausoleo, invoco a Dios Todopoderoso para la prosperidad del Reino de Marruecos, pidiéndole que crezca la fraternidad y la solidaridad entre cristianos y musulmanes! ¡Rueguen por mí, por favor!”.

Luego, la persona que cuida del mausoleo ofreció al Papa un recuerdo y un libro sobre la historia del monumento.

Familia real

Al final de la visita, el Papa fue en automóvil al Palacio Real para una visita de cortesía al Rey Mohammed VI, alrededor de las 17 horas. A su llegada al Palacio Real, antes de entrar al gabinete real, el Rey y el Papa recibieron los honores de la Guardia Real.

A continuación, el rey marroquí presentó a su familia al Pontífice argentino, y se intercambiaron unos regalos. Después, mantuvieron una entrevista en privado, y firmaron juntos el llamado por la paz para Jerusalén, documento que se leyó en italiano.

Medalla del viaje apostólico 

El regalo ofrecido por el Papa Francisco a Mohammed VI es un marco con la medalla de la visita apostólica a Marruecos. A la derecha del marco está representada una parte de la puerta de Bab-el-Mansour, entrada principal a la Ciudad Imperial de Meknes, construida por mandato del Sultán Moulay Ismaïl al final de su reinado (1672-1727).

A la izquierda, están representadas las dos catedrales de Marruecos, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, que se encuentra en Tánger, y la Catedral de San Pedro, que está en Rabat. La puerta de Bab-el-Mansour, representada abierta, simboliza el carácter interreligioso de la visita. Sobre la parte izquierda, la redacción inherente de la visita del Santo Padre al país. 

Formación de imanes y predicadores

Luego el Rey acompañó al Papa a la entrada del palacio, nuevamente con los honores de la Guardia Real. Luego el Papa fue en automóvil al Instituto Mohammed VI para la formación de los imanes, predicadores y predicadoras.

A su llegada, el Rey Mohammed VI, el Ministro de Asuntos Religiosos, el Director del Instituto y el Presidente del Consejo de Ulema lo han recibido. Fueron juntos al auditorio después del homenaje de la Guardia Real, donde les esperaban.

Después de la proyección de un vídeo y los saludos del Ministro de Asuntos Religiosos, tuvieron que escuchar los testimonios de un estudiante europeo y un estudiante africano. Luego de un recital, con obras musicales de tradiciones judías, cristianas y musulmanas, el Rey Mohammed VI acompaño al Pontífice a su automóvil y se fue al mismo tiempo que él.

Por su parte, el Papa asistió a la sede de Caritas diocesana de Rabat para reunirse con los migrantes, a los que ha ofrecido un discurso en italiano, traducido simultáneamente en árabe.

La entrada El Papa visita el Mausoleo Mohammed V, el Palacio Real y un centro de formación islámica se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/marruecos-llamado-por-la-paz-en-jerusalen-del-papa-y-el-rey-mohammed-vi/ Sat, 30 Mar 2019 19:08:24 +0000 https://es.zenit.org/?p=110214 Especial vocación "como ciudad de paz"

La entrada Marruecos: Llamado del Papa y del Rey Mohammed VI por la paz en Jerusalén se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- El primer día del viaje apostólico del Papa Francisco a Marruecos, en Rabat, el sábado 30 de marzo de 2019, el Papa Francisco y el Rey Mohammed VI han firmado un llamado sin precedentes por la paz en Jerusalén, para que la Ciudad Santa sea “un lugar de encuentro y símbolo de convivencia pacífica, donde se cultive el respeto y el diálogo recíproco”.

La firma tenido lugar en el Palacio Real de Rabat, alrededor de las 16:50 horas, durante la visita de cortesía del Pontífice Francisco al Rey Mohammed VI, el 23º rey de la dinastía Alaouita, en el trono desde el 30 de julio de 1999.

Reconociendo el “carácter único y sagrado” de Jerusalén / Al-Quds Acharif, y “profundamente preocupados” por su significado espiritual y su especial vocación “como ciudad de paz”, el Papa Francisco y el Rey Mohammed VI se unen a hacer este llamado.

Respeto mutuo y diálogo

“Consideramos importante preservar la Ciudad Santa de Jerusalén / Al-Quds Acharif como patrimonio común de la humanidad y especialmente de los seguidores de las tres religiones monoteístas, como lugar de encuentro y como símbolo de la coexistencia pacífica, donde el respeto mutuo y el diálogo puedan ser cultivados”, suscriben.

Desean que sean “preservados y promovidos el carácter multirreligioso específico, la dimensión espiritual y la identidad cultural particular de Jerusalén”.

Piden que sea plenamente garantizada “la plena libertad de acceso a los fieles de las tres religiones monoteístas y el derecho de cada uno a ejercer su propio culto (…), para un futuro de paz y de fraternidad en la tierra”.

Y concluyen: “Por lo tanto, esperamos que en la Ciudad Santa se garantice la plena libertad de acceso a los seguidores de las tres religiones monoteístas y su derecho al culto, para que en Jerusalén / Al-Quds Acharif puedan elevar sus oraciones a Dios, el Creador de todo, para un futuro de paz y fraternidad en la tierra”.

Con una traducción de Raquel Anillo

La entrada Marruecos: Llamado del Papa y del Rey Mohammed VI por la paz en Jerusalén se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/marruecos-acto-de-bienvenida-al-papa-francisco-en-el-aeropuerto-de-rabat/ Sat, 30 Mar 2019 17:57:50 +0000 https://es.zenit.org/?p=110212 Telegrama al Presidente de Italia

La entrada Marruecos: Acto de bienvenida al Papa Francisco en el aeropuerto de Rabat se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- El Papa Francisco ha llegado al aeropuerto de Rabat-Salé, Marruecos, este mediodía, del sábado, 30 de marzo de 2019, en un vuelo de Alitalia con la delegación papal y los periodistas acreditados para llevar a cabo su 28ª visita apostólica internacional de dos días a Marruecos, del 30 al 31 de marzo.

Anita Bourdin, directora de la edición francesa de ZENIT, está en el vuelo papal, e informará sobre esta visita desde el país africano.

En un día lluvioso, con gran entusiasmo, bajo los paraguas, el Rey Mohammed VI y su séquito han recibido al Pontífice, el segundo en pisar suelo marroquí. Unos niños vestidos de blanco se han acercado al Papa y le han entregado unas flores, como gesto de bienvenida al país.

A continuación, el Papa Francisco ha saludado a la delegación del Rey de Marruecos, así como Mohammed VI al séquito papal, y juntos han entrado dentro del aeropuerto para trasladarse a la explanada de la Torre Hassan.

Saludo a familias marroquíes

Esta mañana, el Santo Padre, antes de salir de la Casa Santa Marta, ha saludado a un grupo de inmigrantes marroquíes alojados en Italia por la Comunidad de San Egidio. Se trata de dos familias, cada una con dos hijos; dos mujeres jóvenes y un chico. El grupo estaba acompañado por el Limosnero Apostólico, el cardenal Konrad Krajewski.

Estas dos familias, que se encuentran en Italia desde hace algún tiempo, han seguido un camino de integración con la Comunidad de Sant’Egidio, señala Vatican News en español. Uno de ellos es un mediador cultural, comprometido a ayudar a los refugiados sirios que llegan a Italia a través de los corredores humanitarios, por lo que el Obispo de Roma aprovechó la oportunidad para expresar su alegría y sus felicitaciones por el desarrollo de este proyecto.

Terminado el encuentro, el Papa se trasladó en automóvil al Aeropuerto Internacional Roma-Fiumicino desde donde, a las 10.57 horas, a bordo de un Alitalia A320, partió para Rabat.

***

Telegrama al presidente de la República Italiana

Al salir del territorio italiano, el Santo Padre Francesco envió el siguiente telegrama al Presidente de la República Italiana, Hon. Sergio Mattarella:

A SU EXCELENCIA
HON. SERGIO MATTARELLA
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA ITALIANA
PALACIO DEL QUIRINAL
00187 ROMA

CUANDO ME DISPONGO A COMENZAR MI VIAJE APOSTÓLICO  MARRUECOS,PAR ENCONTRAR A ESE NOBLE PUEBLO, COMPARTIENDO CON LA COMUNIDAD CATÓLICA MOMENTOS DE ORACIÓN Y DE COMUNIÓN, Y ALENTANDO  EL DIALOGO INTERRELIGIOSO, ME AGRADA DIRIGIRLE, SEÑOR PRESIDENTE, ASÍ COMO A LA NACIÓN ITALIANA MI CORDIAL SALUDO QUE ACOMPAÑO CON LOS MEJORES DESEOS DE QUE ITALIA MANTENGA SIEMPRE GRAN ATENCIÓN  A LOS VALORES ÉTICOS Y ESPIRITUALES DE LA PERSONA Y DE LA CONVIVENCIA SOCIAL, BUSCANDO, CON ESFUERZO CONCORDE, SOLUCIONES INSPIRADAS POR LA SOLIDARIDAD.

La entrada Marruecos: Acto de bienvenida al Papa Francisco en el aeropuerto de Rabat se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/el-papa-invita-en-marruecos-a-aceptar-al-otro-en-la-peculiaridad-de-su-fe-y-enriquecerse-mutuamente-con-la-diferencia/ Sat, 30 Mar 2019 16:21:53 +0000 https://es.zenit.org/?p=110199 Discurso del Papa al pueblo y autoridades marroquíes

La entrada Invitación del Papa en Marruecos a “aceptar al otro en la peculiaridad de su fe” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- El Papa Francisco se ha encontrado con el Rey de Marruecos, Mohammed VI, el pueblo marroquí, las autoridades los representantes de Sociedad Civil y los miembros del Cuerpo Diplomático, este sábado, 30 de marzo de 2019, a las 15 horas, en la explanada de la Torre Hassan, en Rabat, Marruecos.

Después del discurso del Rey Mohammed VI, el Papa ha dirigido unas palabras a todos los presentes. A continuación, ofrecemos el texto completo de su intervención.

***

Majestad, 

Altezas reales, 

distinguidas Autoridades del Reino de Marruecos, 

miembros del Cuerpo diplomático, 

queridos amigos marroquíes, 

As-Salam Alaikum! 

Me alegro de pisar el suelo de este país, rico en tantas bellezas naturales, custodio de vestigios de antiguas civilizaciones y testigo de una historia fascinante. Ante todo, deseo expresar mi sincero y cordial agradecimiento a Su Majestad Mohammed VI por su gentil invitación y por la calurosa acogida que me ha dispensado en nombre de todo el pueblo marroquí, y especialmente por las amables palabras que me ha dirigido. 

Esta visita es para mí motivo de gozo y gratitud porque me permite descubrir la riqueza de vuestra tierra, de vuestro pueblo y de vuestras tradiciones. Gratitud que se transforma en una importante oportunidad para promover el diálogo interreligioso y el conocimiento recíproco entre los fieles de nuestras dos religiones, al mismo tiempo que recordamos —ochocientos años después— el histórico encuentro entre san Francisco de Asís y el sultán al-Malik al-Kamil. Aquel acontecimiento profético manifiesta que la valentía del encuentro y de la mano tendida son un camino de paz y de armonía para la humanidad, allí donde el extremismo y el odio son factores de división y destrucción. Además, deseo que la estima, el respeto y la colaboración entre nosotros contribuyan a profundizar nuestros lazos de amistad sincera, para que nuestras comunidades preparen un futuro mejor para las nuevas generaciones. 

Aquí en esta tierra, puente natural entre África y Europa, deseo insistir en la necesidad de unir nuestros esfuerzos para dar un nuevo impulso a la construcción de un mundo más solidario, más comprometido en el empeño honesto, valiente e indispensable por un diálogo que respete las riquezas y particularidades de cada pueblo y de cada persona. Este es un desafío que todos nosotros estamos llamados a afrontar, sobre todo en este tiempo en el que se corre el riesgo de hacer de las diferencias y el desconocimiento recíproco motivos de rivalidad y disgregación. 

Por tanto, para participar en la edificación de una sociedad abierta, plural y solidaria, es esencial desarrollar y asumir constantemente y sin flaquear la cultura del diálogo como el camino a seguir; la colaboración, como conducta; el conocimiento recíproco, como método y criterio (cf. Documento sobre la fraternidad humana, Abu Dabi, 4 febrero 2019). Este es el camino que estamos llamados a recorrer sin cansarnos nunca, para ayudarnos a superar juntos las tensiones y las incomprensiones, las máscaras y los estereotipos que conducen siempre al miedo y a las contraposiciones; y así abrir el camino a un espíritu de colaboración fructífera y respetuosa. En efecto, es indispensable oponer al fanatismo y al fundamentalismo la solidaridad de todos los creyentes, teniendo como referencias inestimables de nuestro actuar los valores que nos son comunes. En este sentido, me alegro de poder visitar en unos momentos el Instituto Mohammed VI para imanes, predicadores y predicadoras, que Vuestra Majestad ha deseado para ofrecer una formación adecuada y sana contra todas las formas de extremismo, que llevan a menudo a la violencia y al terrorismo y que, en todo caso, constituyen una ofensa a la religión y a Dios mismo.

De hecho, sabemos que los futuros líderes religiosos necesitan una preparación apropiada, si queremos reavivar el verdadero sentido religioso en el corazón de las nuevas generaciones. 

Por tanto, un diálogo auténtico nos invita a no subestimar la importancia del factor religioso para construir puentes entre los hombres y para afrontar con éxito los desafíos mencionados anteriormente. Ciertamente, y en el respeto de nuestras diferencias, la fe en Dios nos lleva a reconocer la eminente dignidad de todo ser humano, como también sus derechos inalienables. Nosotros creemos que Dios ha creado los seres humanos iguales en derechos, deberes y dignidad, y que los ha llamado a vivir como hermanos y a difundir los valores del bien, de la caridad y de la paz. Por esa razón, la libertad de conciencia y la libertad religiosa —que no se limita solo a la libertad de culto, sino a permitir que cada uno viva según la propia convicción religiosa— están inseparablemente unidas a la dignidad humana. Con este espíritu, es necesario que pasemos siempre de la simple tolerancia al respeto y a la estima de los demás. Porque se trata de descubrir y aceptar al otro en la peculiaridad de su fe y enriquecerse mutuamente con la diferencia, en una relación marcada por la benevolencia y la búsqueda de lo que podemos hacer juntos. Así entendida, la construcción de puentes entre los hombres, desde el punto de vista interreligioso, pide ser vivida bajo el signo de la convivencia, de la amistad y, más aún, de la fraternidad. 

La Conferencia internacional sobre los derechos de las minorías religiosas en el mundo islámico, realizada en Marrakech en enero de 2016, afrontó dicha cuestión. Y me alegro que ella haya permitido condenar cualquier uso instrumental de una religión para discriminar o agredir a las otras, evidenciando la necesidad de ir más allá del concepto de minoría religiosa en favor de aquel de ciudadanía y de reconocimiento del valor de la persona, que debe poseer un carácter central en todo ordenamiento jurídico. 

También considero un gesto profético la creación del Instituto Ecuménico Al Mowafaqa, en Rabat, en el año 2012, por iniciativa católica y protestante en Marruecos, Instituto que quiere contribuir a la promoción del ecumenismo, como también del diálogo con la cultura y con el Islam. Esta loable iniciativa expresa la preocupación y la voluntad de los cristianos que viven en este país en construir puentes que manifiesten y sirvan a la fraternidad humana. 

Todos estos procesos que detendrán la «instrumentalización de las religiones para incitar al odio, a la violencia, al extremismo o al fanatismo ciego y que se deje de usar el nombre de Dios para justificar actos de homicidio, exilio, terrorismo y opresión» (Documento sobre la fraternidad humana, Abu Dabi, 4 febrero 2019). 

El diálogo genuino que queremos desarrollar nos lleva también a tomar en consideración el mundo en el que vivimos, nuestra casa común. Por esta razón, la Conferencia internacional sobre el cambio climático, COP 22, también realizada aquí en Marruecos, ha confirmado una vez más la toma de conciencia, por parte de muchas naciones, sobre la necesidad de proteger el planeta en el que Dios nos ha dado la vida y de contribuir a una verdadera conversión ecológica para un desarrollo humano integral. Expreso mi agradecimiento por todos los avances realizados en este campo y celebro la puesta en acto de una verdadera solidaridad entre las naciones y los pueblos, con el fin de encontrar soluciones justas y duraderas a los flagelos que amenazan la casa común y la supervivencia misma de la familia humana. De forma conjunta y en un diálogo paciente y prudente, franco y sincero, es como esperamos que se puedan encontrar respuestas adecuadas, para invertir el proceso del calentamiento global y lograr erradicar la pobreza (cf. Carta enc. Laudato si’, 175). 

Del mismo modo, la grave crisis migratoria que hoy estamos afrontando es una llamada urgente para que todos busquemos los medios concretos para erradicar las causas que obligan a tantas personas a dejar su país, su familia, y a encontrarse frecuentemente marginadas, rechazadas. Desde este punto de vista, el pasado mes de diciembre, aquí en Marruecos, la Conferencia intergubernamental sobre el Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular aprobó un documento que quiere ser un punto de referencia para toda la comunidad internacional. Al mismo tiempo, es verdad que aún queda mucho por hacer, sobre todo porque es necesario pasar de los compromisos contraídos con ese documento, al menos a nivel moral, a acciones concretas y, en especial, a un cambio de disposición hacia los migrantes, que los afirme como personas, no como números, que reconozca sus derechos y su dignidad en los hechos y en las decisiones políticas.

Vosotros sabéis cuánto me preocupa la suerte, a menudo terrible, de estas personas que en gran parte no dejarían sus países si no estuvieran obligadas a hacerlo. Espero que Marruecos, que con gran disponibilidad y exquisita hospitalidad acogió esa Conferencia, quiera continuar siendo, en la comunidad internacional, un ejemplo de humanidad para los migrantes y los refugiados, de manera que puedan ser, aquí, como en cualquier otro lugar, acogidos y protegidos con humanidad, se promueva su situación y sean integrados con dignidad. Que, cuando las condiciones lo permitan, puedan decidir regresar a casa en condiciones de seguridad, que respeten su dignidad y sus derechos. Se trata de un fenómeno que nunca encontrará una solución en la construcción de barreras, en la difusión del miedo al otro o en la negación de asistencia a cuantos aspiran a una legítima mejora para sí mismos y para sus familias. Sabemos también que la consolidación de una paz verdadera pasa a través de la búsqueda de justicia social, indispensable para corregir los desequilibrios económicos y los desórdenes políticos que han sido siempre los principales factores de tensión y de amenaza para toda la humanidad. 

Majestad y honorables autoridades, queridos amigos: Los cristianos se alegran por el lugar que les han hecho en la sociedad marroquí. Ellos quieren contribuir en la edificación de una nación solidaria y próspera, teniendo como preocupación el bien común del pueblo. Desde este punto de vista, me parece significativo el compromiso de la Iglesia Católica en Marruecos, en sus obras sociales y en el campo de la educación a través de sus escuelas abiertas a los estudiantes de cualquier confesión, religión y origen. Por eso, mientras doy gracias a Dios por el camino realizado, permitidme animar a los católicos y cristianos a ser aquí, en Marruecos, servidores, promotores y defensores de la fraternidad humana. 

Majestad, distinguidas autoridades, queridos amigos: Os agradezco una vez más, así como a todo el pueblo marroquí, vuestra acogida tan calurosa y vuestra cortés atención. Shukran bi-saf! El Omnipotente, clemente y misericordioso, os proteja y bendiga a Marruecos. Gracias. 

© Librería Editorial Vaticano

La entrada Invitación del Papa en Marruecos a “aceptar al otro en la peculiaridad de su fe” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/francisco-en-marruecos-importante-oportunidad-para-promover-el-dialogo-interreligioso/ Sat, 30 Mar 2019 16:02:06 +0000 https://es.zenit.org/?p=110194 Encuentro con el pueblo y las autoridades

La entrada Francisco en Marruecos: Importante oportunidad para promover el diálogo interreligioso se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 30 marzo 2019).- Francisco ha indicado que este viaje es una “importante oportunidad para promover el diálogo interreligioso y el conocimiento recíproco entre los fieles de nuestras dos religiones”, al mismo tiempo que se conmemoran los 800 años del histórico encuentro entre san Francisco de Asís y el sultán al-Malik al-Kamil.

A las 15 horas de este sabato, 30 de marzo de 2019, en la explanada de la Torre Hassan, el Santo Padre Francesco se ha encontrado con el pueblo de Marruecos, las autoridades, los representantes de Sociedad Civil y los miembros del Cuerpo Diplomático. Después del discurso del Rey Mohammed VI, el Papa ha dirigido unas palabras a todos los presentes.

En este sentido, Francisco ha recordado que “es indispensable oponer al fanatismo y al fundamentalismo la solidaridad de todos los creyentes, teniendo como referencias inestimables de nuestro actuar los valores que nos son comunes”.

Formación contra el extremismo

Así, ha manifestado su alegría por visitar en el día de hoy el Instituto Mohammed VI para imanes, predicadores y predicadoras, donde se ofrece una “formación adecuada y sana contra todas las formas de extremismo, que llevan a menudo a la violencia y al terrorismo y que, en todo caso, constituyen una ofensa a la religión y a Dios mismo”.

“Aquí en esta tierra, puente natural entre África y Europa, deseo insistir en la necesidad de unir nuestros esfuerzos para dar un nuevo impulso a la construcción de un mundo más solidario, más comprometido en el empeño honesto, valiente e indispensable por un diálogo que respete las riquezas y particularidades de cada pueblo y de cada persona”: ha anunciado el Papa en Rabat, horas antes de su encuentro con los migrantes en la delegación de Caritas diocesana.

Para participar en la edificación de una sociedad abierta, plural y solidaria –ha continuado– es “esencial” desarrollar y asumir constantemente y sin flaquear la cultura del diálogo como el camino a seguir; la colaboración, como conducta; el conocimiento recíproco, como método y criterio.

Crisis migratoria

La grave crisis migratoria que hoy estamos afrontando –ha expresado el Papa en Rabat– es una “llamada urgente” para que todos busquemos los “medios concretos” para erradicar las causas que obligan a tantas personas a dejar su país, su familia y a encontrarse frecuentemente marginadas, rechazadas.

En este contexto, Francisco ha declarado que “aún queda mucho por hacer”, sobre todo porque –ha explicado– “es necesario pasar de los compromisos contraídos con ese documento, al menos a nivel moral, a acciones concretas” y, en especial, “a un cambio de disposición hacia los migrantes, que los afirme como personas, no como números, que reconozca sus derechos y su dignidad en los hechos y en las decisiones políticas”.

En concreto, ha manifestado su deseo de que Maruecos muestra “disponibilidad” y “hospitalidad” y “quiera continuar siendo, en la comunidad internacional, un ejemplo de humanidad para los migrantes y los refugiados, de manera que puedan ser, aquí, como en cualquier otro lugar, acogidos y protegidos con humanidad, se promueva su situación y sean integrados con dignidad”.

Comunidad católica

El Papa ha dirigido un agradecimiento al Rey Mohammed V y a las autoridades por su apoyo a los católicos del país: “Los cristianos se alegran por el lugar que les han hecho en la sociedad marroquí. Ellos quieren contribuir en la edificación de una nación solidaria y próspera, teniendo como preocupación el bien común del pueblo. Desde este punto de vista, me parece significativo el compromiso de la Iglesia Católica en Marruecos”.

Instituto Ecuménico Al Mowafaqa

Asimismo, el Pontífice ha indicado que considera un “gesto profético” la creación del Instituto Ecuménico Al Mowafaqa, en Rabat, en el año 2012, por “iniciativa católica y protestante” en Marruecos, Instituto que quiere contribuir a la promoción del ecumenismo, como también del diálogo con la cultura y con el Islam. “Esta loable iniciativa expresa la preocupación y la voluntad de los cristianos que viven en este país en construir puentes que manifiesten y sirvan a la fraternidad humana”.

Al final de este encuentro, el Pontífice se ha dirigido, junto al Rey y ambas delegaciones al Mausoleo Mohammed V, donde ha entregado una ofrenda floral y ha rezado ante la tumba del sultán y rey Mohammed V, Muhammad ibn Yūsuf, aclamado como el “Padre de la Independencia” del país.

La entrada Francisco en Marruecos: Importante oportunidad para promover el diálogo interreligioso se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/beata-natalia-tulasiewicz-31-de-marzo-5/ Sat, 30 Mar 2019 09:46:10 +0000 https://es.zenit.org/?p=110265 Hambre de santidad y belleza

La entrada Beata Natalia Tulasiewicz, 31 de marzo se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> «Hambre de santidad y belleza; el perdón liberador, sintetizan la vida de esta valerosa polaca, filóloga, investigadora, narradora de cuentos, y relatos, que renunció a un matrimonio y dio su vida por Cristo en la cámara de gas»

De 108 mártires beatificados por Juan Pablo II el 13 de junio de 1999, 9 eran laicos, hombres en su mayoría. Dos mujeres componían este grupo. Una era Natalia. Había entregado su vida por la fe a sus 39 años. Quiso defender los pilares que sustentaban su existencia y acompañar a los débiles. Un testimonio de indudable valor siempre, y especialmente en el periodo que atravesamos.

Era polaca. Había nacido el 9 de abril de 1906 en Rzeszów. Fue la segunda de seis hijos. Su familia sembró en su corazón la semilla de la fe, y la defensa de este sagrado depósito se convirtió en lo más importante de su vida. De otro modo, ni habría sido agente de pastoral, ni se habría expuesto conscientemente a ponerla en peligro. Debido a la profesión de su padre, inspector fiscal, vivieron en distintos lugares.

En Cracovia estudió en el colegio regido por las clarisas. Y en 1921, al establecerse en Poznań, siguió su formación con las ursulinas. Entre 1931 y 1932 se licenció en filología polaca. A lo largo de los años afianzó sus principios evangélicos que le ayudarían a afrontar la pérdida de su hermana mayor por causa de la tuberculosis, lesión que ella misma contrajo. Fue a Rabki para recibir tratamiento, y allí impartió clases en el colegio de la Sagrada Familia de Nazaret. Todo ello acontecía en los preámbulos de un momento histórico-político álgido que cambiaría la faz de su país.

Dándole la espalda a un amor que se resistía a compartir con ella la fe, entendió, pese a todo, que su lugar estaba en el mundo, no en el convento. Fue honesta, coherente, generosísima. No entraba en sus planes de futuro forjar un hogar junto a un hombre que abiertamente profesaba el ideal comunista. Ocho años intentando que Jack se convirtiera sin conseguirlo le bastaron para dejar cerrado este capítulo de su vida, no sin dolor, no sin sacrificio.

En 1934 canceló su compromiso y abrió sus brazos a un nuevo horizonte. Inteligente, vital e inquieta, solía rodearse de personas que no cediesen a lo banal. Amaba la música –en 1931 había defendido la tesis «Mickiewicz y la música»–y le fascinaba la literatura. Además, se deleitaba con la naturaleza, con el teatro… Era políglota, investigadora, narradora de cuentos, relatos, y estaba inclinada también a la labor periodística que tuvo su manifestación en elaborados reportajes publicados en la prensa de su país. Viajó por Italia y al pasar por Asís debió experimentar gran emoción al encontrarse en la patria del Poverello, que era uno de los santos que admiraba. Entre sus lecturas se hallaba su vida, junto a la de Teresa de Avila,Juan de la Cruz y Alberto Chmielowski. Una personalidad muy atractiva, prolongación de su encanto natural.

Desde 1933 a 1937 en su quehacer docente fue sembrando de esperanza el futuro de sus alumnos que acudían a las aulas de la escuela de San Casimiro de Poznań, y en el liceo regido por las madres ursulinas. Era una líder apostólica nata. Por influjo de la excepcional formación que había recibido en su hogar, desde niña se había ido abriendo paso en su interior un poderoso sentimiento impregnado de la bienaventuranza «los que tienen hambre y sed de justicia». Así lo expresó: «El hambre es doble dentro de mí. El hambre de santidad y el hambre de belleza. En realidad, son los mismos». Formaba parte de la Sociedad de María.

Nada más producirse la invasión de Hitler y Stalin sobre Polonia en 1939, responsables de regímenes opuestos a todo fenómeno religioso dictaron contra ella una orden de extrañamiento. Y de la noche a la mañana se encontró desprovista de hogar y de la elemental seguridad y libertad a la que todo ciudadano tiene derecho. Profesionalmente pasó a ser una docente obligada a impartir enseñanza de forma clandestina.

Vivió en Ostrowiec Kielecki y finalmente se trasladó a Cracovia, lugar al que también se desplazó su familia. En ese momento vio consternada cómo el ejercicio de las clases quedaba completamente vedado para ella. Infinitamente más doloroso fue ver que las circunstancias dramáticas le impedían ejercitar su apostolado.

Y sumamente preocupada por la repercusión que los hechos que acontecían podían tener en la vida espiritual de tantas jóvenes como ella, especialmente de las que habían sido enviadas a Alemania para realizar trabajos forzados, en 1943 se ofreció voluntariamente para partir allí, y se convirtió en obrera de una de las fábricas. De ese modo podía alentar a sus compañeras a que conservaran intacta la fe. La decisión surgió después de visitar a uno de sus hermanos en el ghetto y ver las condiciones infrahumanas que rodeaban a todos.

Ella formaba parte de la resistencia polaca. No es difícil imaginar el desaliento y la angustia de estas jornaleras, y el bálsamo que supuso la ofrenda de Natalia que les transmitía su plena confianza en Dios omnipotente. Junto al trabajo que desempeñaba en la fábrica Günther-Wagner de Hannover, de forma valerosa infundía esperanza en el Creador y animaba a confiarse a Él a más de trescientas obreras polacas. Este intenso apostolado laical que llevaba a cabo llamó la atención. Y fue arrestada por la Gestapo en 1944. La reclusión les parecía poco y la torturaron de forma atroz, ultrajándola en la cárcel de Colonia para internarla después en el campo de exterminio de Ravensbrück, Alemania. Ese Dios al que imploraba le había dado una fuerza de hierro.

El Viernes Santo de 1945, a pesar de las vejaciones sufridas que la habían dejado extremadamente debilitada, dio una lección en el barracón sobre la Pasión y Resurrección de Cristo que infundió gran ánimo en los creyentes. Una de sus heroicas lecciones fue el perdón: «No se puede vivir con el odio, el odio lleva siempre a la muerte […]. No se puede odiar ni siquiera a aquellos que nos han hecho mal». El 31 de marzo, Domingo de Pascua, la condujeron a la cámara de gas, donde entregó su vida al Padre. Dos días más tarde los aliados liberaron a todos los prisioneros.

La entrada Beata Natalia Tulasiewicz, 31 de marzo se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/marruecos-ultimos-preparativos-para-el-viaje-del-papa-francisco/ Sat, 30 Mar 2019 09:30:13 +0000 https://es.zenit.org/?p=109965 Del 30 al 31 de marzo de 2019

La entrada Marruecos: Programa de la visita apostólica del Papa Francisco se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> El programa del viaje apostólico de Su Santidad Francisco a Marruecos se publicó el pasado 9 de febrero; sigue el programa actualizado: 
Sábado 30 marzo 2019
ROMA-RABAT
10:45 horas Salida en avión del aeropuerto de Roma/Fiumicino para Rabat
14 horas Llegada al aeropuerto internacional de Rabat-Salé
RECIBIMIENTO OFICIAL
14:40 horas CEREMONIA DE BIENVENIDA en la explanada de la Mezquita Hassan II
15 horas ENCUENTRO con el PUEBLO MARROQUÍ, las AUTORIDADES, con la SOCIEDAD CIVIL y con el CUERPO DIPLOMÁTICO en la Explanada de la Mezquita Hassan II  Discurso del Santo Padre
16 horas VISITA AL MAUSOLEO MOHAMMED V
16:25 horas VISITA DE CORTESIA AL REY MOHAMMED VI en el Palacio Real
17:10 horas VISITA AL INSTITUTO MOHAMMED VI DE LOS IMANES, PREDICADORES y PREDICADORAS
18:10 horas ENCUENTRO CON LOS MIGRANTES en la sede de Caritas diocesana de Rabat Saludo del Santo Padre
Domingo 31 marzo 2019
RABAT-ROMA
09:30 horas VISITA PRIVATA AL CENTRE RURAL DES SERVICES SOCIAUX de Témara
10:35 horas ENCUENTRO CON LOS SACERDOTES, RELIGIOSOS, CONSAGRADOS  y el CONSEJO ECUMÉNICO DE LAS IGLESIAS en la catedral de Rabat Discurso del Santo Padre

Angelus del Santo Padre

12 horas Almuerzo con algunos miembros del séquito papal y los  obispos de Marruecos
14:45 horas SANTA MISA en el Polideportivo Príncipe Moulay Abdellah Homilía del Santo Padre
17 horas CEREMONIA DE DESPEDIDA en el aeropuerto internacional de Rabat/Salé
17:15 horas Salida en avión para Roma
21:30 horas  Llegada al aeropuerto internacional de Roma/Ciampino

La entrada Marruecos: Programa de la visita apostólica del Papa Francisco se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/marruecos-vengo-como-peregrino-de-paz-y-fraternidad/ Fri, 29 Mar 2019 19:05:21 +0000 https://es.zenit.org/?p=110186 Mensaje de vídeo del Papa a todos los marroquíes en la víspera del viaje

La entrada Marruecos: “Vengo como peregrino de paz y fraternidad” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019.- “Vengo como peregrino de paz y fraternidad, en un mundo que tanto lo necesita”, dice el Papa Francisco en un mensaje de video a los marroquíes , en italiano (y en árabe para el saludo inicial) dos días antes de su viaje apostólico en el país, este 28 de marzo de 2019.

El Papa destaca la dimensión interreligiosa de este desplazamiento en un país donde los católicos representan el 0.07% de la población: “Como cristianos y musulmanes creemos en el Dios Creador y Misericordioso, que creó a los hombres y los puso en el mundo para que vivamos como hermanos, respetándonos mutuamente en las diversidades y ayudándonos mutuamente en las necesidades”.

También aboga por un compromiso común con el medio ambiente: Dios “ha confiado la tierra, nuestra casa común, para salvaguardarla con responsabilidad y preservarla para las generaciones futuras”.

El Papa también expresa su deseo de alentar a la comunidad cristiana y de reunirse con “los migrantes, que representan una llamada a construir juntos un mundo más justo y más solidario”. Esta reunión está prevista en la sede de la Caritas diocesana.

Durante estos dos días (30 y 31 de marzo), el Papa estará en la capital Rabat, donde debe visitar el Instituto de la Formación de Imanes Mohammed VI. Será recibido por el rey Mohammed VI y por las autoridades del país.

AK

Video mensaje del Santo Padre

Querido pueblo de Marruecos,

As-Salamu Alaikum

Dentro de poco iré a vuestro querido país para una visita de dos días. Doy gracias a Dios por esta oportunidad que me concede.

Agradezco a su Majestad el rey Mohammed VI por su amable invitación y a las Autoridades marroquíes por su solícita colaboración.

Siguiendo los pasos de mi predecesor Juan Pablo II, voy como peregrino de la paz y de la fraternidad, en un mundo que tiene tanta necesidad de ellas. Como cristianos y musulmanes creemos en Dios Creador y Misericordioso, que creó a los hombres y los ha puesto en el mundo para que vivan como hermanos, respetándose en su diversidad y ayudándose en sus necesidades; Él les confió la tierra, nuestra casa común, para protegerla con responsabilidad y conservarla para las generaciones futuras.

Será para mí una alegría compartir personalmente con vosotros estas convicciones en el encuentro que tendremos en Rabat. Además, este viaje me ofrecerá la preciosa posibilidad de visitar la comunidad cristiana que está presente en Marruecos y de animarla en su camino. Asimismo, encontraré a los migrantes, que representan una llamada para construir juntos un mundo más justo y solidario.

Queridos amigos marroquíes: desde este momento, os doy las gracias de corazón por vuestra acogida y sobre todo por vuestras oraciones, asegurándoos mi plegaria por vosotros y por vuestro querido país.

Hasta pronto.

La entrada Marruecos: “Vengo como peregrino de paz y fraternidad” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/el-papa-reza-en-santa-maria-la-mayor-antes-de-partir-hacia-marruecos/ Fri, 29 Mar 2019 18:30:22 +0000 https://es.zenit.org/?p=110180 28ª visita apostólica internacional

La entrada El Papa reza en Santa María la Mayor antes de partir hacia Marruecos se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019).- Francisco visita la basílica mariana de Roma para pedir  la protección de María por su 28ª visita apostólica en el extranjero y su tercera visita a África.

El viernes 29 de marzo, el Papa Francisco visitó la Basílica de Santa María la Mayor para orar por el éxito de su 28ª Visita apostólica en el extranjero al país de África del Norte de Marruecos, del 30 al 31 de marzo de 2019, informó el Director ‘ad interim’ de la Santa Ver Oficina de Prensa, Alessandro Gisotti, en su Twitter.

El Santo Padre casi siempre visita la basílica mariana de Roma para orar por la protección e intercesión de María antes y después de sus viajes papales.

Según la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa rezó ante la antigua imagen de María, Salus Populi Romani, e invocó la protección de la Virgen María en sus viajes y en las personas que visitará en el país durante el fin de semana.

Traducción de Ana Paula Morales

La entrada El Papa reza en Santa María la Mayor antes de partir hacia Marruecos se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/padre-raniero-cantalamessa-in-te-ipsum-redi-entra-dentro-de-ti/ Fri, 29 Mar 2019 18:23:20 +0000 https://es.zenit.org/?p=110178 Tercera Predicación de Cuaresma

La entrada Padre Raniero Cantalamessa: “In te ipsum redi” (“Entra dentro de ti”) se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

(ZENIT – 29 marzo 2019).- Esta viernes, 29 de marzo de 2019, a las 9 horas, en la Capilla Redemptoris Mater, el Predicador de la Casa Pontificia, el Reverendo Padre. Raniero Cantalamessa, franciscano capuchino, ha pronunciado el tercer sermón de Cuaresma.

El tema de las meditaciones de Cuaresma es el siguiente: “In te ipsum redi” (Entra dentro de ti, San Agustín).

Los próximos sermones se pronunciarán los viernes 5 y 12 de abril.

***

La idolatría, antítesis del Dios viviente  

Cada mañana, al despertar, experimentamos algo singular, a lo cual no hacemos caso casi nunca. Durante la noche, las cosas en torno a nosotros existían, eran como las habíamos dejado la noche anterior: la cama, la ventana, la habitación. Quizás fuera ya brilla el sol, pero no lo vemos porque tenemos los ojos cerrados y las cortinas cerradas. Sólo ahora, al despertar, las cosas empiezan o vuelven a existir para mí, porque tomo conciencia de ello, me doy cuenta de ellas. Antes era como si no existieran.

Sucede lo mismo con Dios. Él está siempre; «en él vivimos, nos movemos y existimos», decía Pablo a los atenienses (Hch 17,28); pero normalmente esto sucede como en el sueño, sin que nos demos cuenta. Es necesario, también para el espíritu  un despertar, un sobresalto de conciencia. Por eso, la Escritura nos exhorta a menudo a levantarnos del sueño: «Despierta tú que duermes, levántate de entre los muertos y Cristo será tu luz» (Ef 5,14). «¡Ya es tiempo de despertarse del sueño!» (Rom 13,11).

La idolatría antigua y nueva

El Dios «vivo» de la Biblia está así definido para distinguirlo de los ídolos que son cosas muertas. Es la batalla que une a todos los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento. Basta con abrir casi por casualidad una página de los profetas o de los salmos para encontrar allí los signos de esta épica lucha en defensa del Dios único de Israel. La idolatría es exactamente la antítesis del Dios vivo. De los ídolos, un salmo dice:

Sus ídolos, en cambio,  son plata y oro,
hechura de manos humanas.
Tienen boca, y no hablan,
tienen ojos, y no ven,
tienen orejas, y no oyen,
tienen nariz, y no huelen,
tienen manos, y no tocan,
tienen pies, y no andan;
no tiene voz su garganta (Sal 114,3-7).

Del contraste con los ídolos, el Dios vivo aparece como un Dios que «obra lo que quiere», que habla, que ve, que huele, ¡un Dios «que respira»! El aliento de Dios también tiene un nombre en la Escritura: se llama la Ruah Jahwe, el Espíritu de Dios.

La batalla contra la idolatría lamentablemente no terminó con el fin del paganismo histórico; está siempre en acción. Los ídolos han cambiado de nombre, pero están más presentes que nunca. También dentro de cada uno de nosotros, veremos, hay uno que es el más temible de todos. Vale la pena por eso detenernos una vez sobre este problema, como problema actual, y no sólo del pasado.

Quien hizo de la idolatría el análisis más lúcido y más profundo es el Apóstol Pablo. Por él nos dejamos conducir al descubrimiento del «becerro de oro» que anida dentro de cada uno de nosotros. Al comienzo de la carta a los Romanos leemos estas palabras:

«La ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que tienen la verdad prisionera de la injusticia. Porque lo que de Dios puede conocerse les resulta manifiesto, pues Dios mismo se lo manifestó. Pues lo invisible de Dios, su eterno poder y su divinidad, son perceptibles para la inteligencia a partir de la creación del mundo a través de sus obras; de modo que son inexcusables, pues, habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como Dios ni le dieron gracias; todo lo contrario, se ofuscaron en sus razonamientos, de tal modo que su corazón insensato quedó envuelto en tinieblas» (Rom 1,18-21).

En la mente de aquellos que han estudiado teología, estas palabras están vinculadas casi exclusivamente a la tesis de la cognoscibilidad natural de la existencia de Dios a partir de las criaturas. Por eso, una vez resuelto este problema, o después de que ha dejado de ser actual como en el pasado, sucede que muy raramente estas palabras son recordadas y valoradas. Pero lo de la cognoscibilidad natural de Dios es, en el contexto, un problema totalmente marginal. Las palabras del Apóstol tienen mucho más que decirnos; contienen uno de esos «truenos de Dios» capaces de partir incluso los cedros del Líbano.

El Apóstol está atento a demostrar cuál es la situación de la humanidad antes de Cristo y fuera de él; en otras palabras, desde donde parte el proceso de la redención. Él no parte desde cero, de la naturaleza, sino desde bajo cero, del pecado. Todos han pecado, nadie está excluido. El Apóstol divide el mundo en dos categorías: griegos y judíos, es decir, paganos y creyentes, y comienza su requisitoria precisamente por el pecado de los paganos. Identifica el pecado fundamental del mundo pagano en la impiedad y en la injusticia. Dice que es un atentado a la verdad; no a esta o a aquella verdad, sino a la verdad originaria de todas las cosas.

El pecado fundamental, el objeto primario de la ira divina, es identificado en la asebeia, es decir, en la impiedad. En qué consiste exactamente esta impiedad, el Apóstol lo explica enseguida, diciendo que consiste en el rechazo de «glorificar» y «dar gracias a Dios». En otras palabras, rechazar reconocer a Dios como Dios, al no tributarle la consideración que le es debida. Consiste, podríamos decir, en «ignorar» a Dios, donde, sin embargo, ignorar no significa tanto «no saber que existe», cuanto «hacer como si no existiera».

En el Antiguo Testamento oímos a Moisés que clama al pueblo: «¡Reconoced que Dios es Dios!» (cf. Dt 7,9) y un salmista recoge dicho grito, diciendo: «¡Reconoced que el Señor es Dios: Él nos ha hecho y somos suyos!» (Sal 100,3). Reducido a su núcleo germinativo, el pecado es negar ese «reconocimiento»; es el intento, por parte de la criatura, de anular la infinita diferencia cualitativa que existe entre la criatura y el Creador, negándose a depender de él. Dicho rechazo ha tomado cuerpo, concretamente, en la idolatría, por la cual se adora a la criatura en lugar del Creador (cf. Rom 1,25). Los paganos, prosigue el Apóstol, «alardeando de sabios, resultaron ser necios y cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes del hombre mortal, de pájaros, cuadrúpedos y reptiles» (Rom 1,22-23).

El Apóstol no quiere decir que todos los paganos, indistintamente, hayan vividos subjetivamente en este tipo de pecado (más adelante hablará de paganos que se hacen queridos a Dios siguiendo la ley de Dios escrita en sus corazones, cf. Rom 2,14s); solo quiere decir cuál es la situación objetiva del hombre ante Dios tras el pecado. El hombre, creado «recto» (en sentido físico de erguido y en lo moral de justo), con el pecado se ha hecho «curvo», es decir, replegado sobre sí mismo, y «perverso», es decir orientado hacia sí mismo, en lugar de hacia Dios.

En la idolatría, el hombre no «acepta» a Dios, sino que se hace un dios. Las partes aparecen invertidas: el hombre se convierte en el alfarero, y Dios la vasija que él modela a su antojo (cf. Rom 9,20ss). Hay en todo ello una referencia, al menos implícita, al relato de la creación (cf. Gén 1,26-27). Allí se dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza; aquí se dice que el hombre ha cambiado por Dios la imagen y la figura de hombre corruptible. En otras palabras, Dios hizo al hombre a su imagen, ahora el hombre hace a Dios a su imagen. Puesto que el hombre es violento, he aquí que hará de la violencia un dios, Marte; puesto que es lujurioso, hará de la lujuria una diosa, Venus, y así sucesivamente. Hace de Dios la proyección de sí mismo.

«¡Tú eres ese hombre!»

Sería fácil demostrar que ésta es también la situación en la que, por cierto lado, nos hemos encontrado, en occidente, desde el punto de vista religioso y del que ha comenzado el ateísmo moderno con la célebre máxima de Feuerbach: «No es Dios quien ha creado al hombre a su imagen, sino que es el hombre quien crea a Dios a su imagen». ¡En cierto sentido hay que admitir que esta afirmación es verdadera! Sí, dios es realmente un producto de la mente humana. Sin embargo, el problema es saber de qué dios se trata. Ciertamente no del Dios vivo de la Biblia, sino sólo de un sucedáneo suyo.

Imaginemos que hoy un desequilibrado la toma a martillazos con la estatua del David, de Miguel Ángel, que se encuentra al aire libre, delante del Palazzo della Signoria en Florencia, y luego se pone a gritar con aire de triunfo: «¡He destruido el David de Miguel Ángel! ¡Ya no existe el David! ¡Ya no existe el David!» No sabe, pobre iluso, que era sólo una imitación, una copia para turistas con  prisa, porque el verdadero David de Miguel Ángel, tras un atentado de este tipo ocurrido en el pasado, fue retirado de la circulación y puesto a salvo en la Galería de la Academia. Es lo que le sucedió a Nietzsche cuando, por boca de un personaje suyo, proclamó: «¡Hemos matado a Dios!»[1]. No se daba cuenta de que no había matado al verdadero Dios, sino una copia de «escayola».

Basta una simple observación para convencerse de que el ateísmo moderno no ha tenido que ver con el Dios de la fe cristiana, sino con una idea deformada de él. Si se hubiera mantenido viva en teología la idea del Dios Uno y Trino (en lugar de hablar de un vago «Ser supremo»), no habría sido tan fácil para Feuerbach hacer triunfar su tesis de que Dios es una proyección que el hombre hace de sí mismo y de la propia esencia. ¿Qué necesidad tendría el hombre de desdoblarse en tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo? Es el vago deísmo lo que es derribado por el ateísmo moderno, no la fe en Dios uno y trino.

Pero pasemos a otra cosa. Nosotros no estamos aquí para refutar el ateísmo moderno o para un curso de teología pastoral; estamos aquí para hacer un camino de conversión personal. ¿Qué parte tenemos nosotros —entiendo ahora «nosotros» en el sentido de nosotros que estamos aquí, nosotros los creyentes—, en la tremenda requisitoria de la Biblia contra la idolatría? Según lo dicho hasta aquí, parecería, en efecto, que nosotros tenemos, más que otra cosa, un papel de acusadores. Pero escuchemos bien lo que sigue en la Carta de Pablo a los Romanos. Después de haber arrancado la máscara del rostro del mundo, en ella el Apóstol arranca la máscara también por nuestro rostro y veamos cómo.

«Por ello, tú que te eriges en juez, sea quien seas, no tienes excusa, pues, al juzgar aotro, a ti mismo te condenas, porque haces las mismas cosas, tú que juzgas. Sabemos que el juicio de Dios contra los que hacen estas cosas es según verdad. ¿Piensas acaso, tú que juzgas a los que hacen estas cosas pero actúas del mismo modo, que vas a escapar del juicio divino?» (Rom 2,1-3).

La Biblia narra esta historia. El rey David había cometido un adulterio; para cubrirlo había hecho morir en la guerra al marido de la mujer, de modo que, en ese punto, tomarla como mujer podía parecer incluso un acto de generosidad por parte del rey, respecto del soldado muerto luchando por él. Una verdadera cadena de pecados. Se acercó entonces a él el profeta Natán, enviado por Dios, y le contó una parábola (pero el rey no sabía que era una parábola). Había —dijo—, en la ciudad, un hombre rico que tenía rebaños de ovejas y había también un pobrecillo que tenía una sola oveja muy querida para él, de la cual obtenía su sustento y que dormía con él. Llegó al rico un huésped y él, conservando sus ovejas, tomó para sí la ovejita del pobre y la hizo matar por preparar la mesa al huésped. Al oír esta historia, la ira de David se desencadenó contra ese hombre y dijo: «¡Quien ha hecho esto merece la muerte!» Entonces Natán, abandonando de golpe la parábola y apuntando con el dedo hacia él, dijo a David: «¡Tú eres ese hombre!» (cf. 2 Sam 12,1ss).

Es lo que hace con nosotros el Apóstol Pablo. Después de habernos arrastrado detrás de sí en una justa indignación y horror por la impiedad del mundo, pasando por el capítulo primero al capítulo segundo de su Carta, como si se dirigiera de golpe hacia nosotros, nos repite: «¡Tú eres ese hombre!». La reaparición, en este punto, del término «inexcusable» (anapologetos), usado anteriormente para los paganos, no deja dudas sobre las intenciones de Pablo. Mientras juzgabas a los demás —viene a decir—, tú te condenabas a ti mismo. El horror que has concebido por la idolatría es hora de dirigirlo contra ti.

El «juez», a lo largo del capítulo segundo, se revela que es el judío que aquí, sin embargo, es tomado, más que otra cosa, como tipo. «Judío» es el no-griego, el no-pagano (cf. Rom 2,9-10); es el hombre piadoso y creyente que, firme en sus principios y en posesión de una moral revelada, juzga al resto del mundo y, juzgando, se siente seguro. «Judío» es, en este sentido, cada uno de nosotros. Orígenes decía incluso que, en la Iglesia, con quienes se  las toma estas palabras del Apóstol son los obispos, presbíteros y diáconos, es decir, los guías, los maestros[2].

Pablo ha experimentado él mismo este shock, cuando, como fariseo, se hizo cristiano, y por eso puede hablar ahora con tanta seguridad y señalar a los creyentes el camino para salir del fariseísmo. Él desenmascara la ilusión extraña y frecuente de las personas piadosas y religiosas de considerarse al abrigo de la cólera de Dios, sólo porque tienen una clara idea del bien y del mal, conocen la ley y, si fuera necesario, la saben aplicar a los demás, mientras que, en cuanto a sí mismos, piensan que el privilegio de estar del lado de Dios o, de todos modos, la «bondad» y la «paciencia» de Dios, que conocen bien, harán una excepción para ellos.

Imaginemos esta escena. Un padre está reprochando a uno de sus hijos por alguna transgresión; otro hijo, que ha cometido la misma culpa, creyendo ganarse la simpatía del padre y escapar al reproche, se pone a gritar también él, en voz alta, el hermano, mientras que el padre se esperaba otra cosa, es decir, que, oyendo que reprochar al hermano y viendo su bondad y paciencia hacia él, él corriera a arrojarse a los pies, confesando que él también era reo de la misma culpa y prometiéndole enmendarse.

«¿O es que desprecias el tesoro de su bondad, tolerancia y paciencia, al no reconocer que la bondad de Dios te lleva a la conversión? Con tu corazón duro e impenitente te estás acumulando cólera para el día de la ira, en que se revelará el justo juicio de Dios» (Rom 2,4-5).

¡Qué terremoto el día que te das cuenta de que la palabra de Dios está hablando de este modo precisamente a ti y que ese «tú» eres tú! Ocurre como cuando un jurista está concentrado en analizar una famosa sentencia de condena emitida en el pasado y que sentó jurisprudencia cuando, de repente, observando mejor, se da cuenta de que esa sentencia se aplica también a él y está todavía en pleno vigor: cambia de golpe el estado de ánimo y el corazón deja de estar seguro de sí mismo. Aquí la palabra de Dios está comprometida en un auténtico tour de force; debe revertirse la situación de aquel que la está tratando. Aquí no hay escapatoria: hay que «colapsar» y decir como David: «¡He pecado!» (2 Sam 12,13), o se produce un endurecimiento ulterior del corazón y se refuerza la impenitencia. De la escucha de esta palabra de Pablo se sale o convertidos o endurecidos.

Pero, ¿cuál es la acusación específica que el Apóstol dirige contra los «piadosos»? La de hacer —dice— «las mismas cosas» que juzgan en los demás. ¿En qué sentido «las mismas cosas»? ¿En el sentido de materialmente las mismas? También esto (cf. Rom 2,21-24); pero sobre todo las mismas cosas, en cuanto a la sustancia, que es la maldad y la idolatría. El Apóstol lo destaca mejor durante el resto de su Carta, cuando denuncia la pretensión de salvarse con las propias obras y así hacer de sí mismos los acreedores y de Dios, el deudor. Si tú, viene a decir, observas la ley y haces todo tipo de buenas obras, pero para afirmar tu justicia, te pones a ti mismo en el lugar de Dios. Pablo no hace más que repetir con otras palabras lo que Jesús, en el Evangelio, había tratado de decir con la parábola del fariseo y del publicano en el templo y en otros infinitos modos.

Aplicamos el todo a nosotros cristianos, puesto que, como decíamos, el objetivo de Pablo no son tanto los judíos como pueblo, cuanto el hombre religioso en general y, en el caso específico, los llamados «judeo-cristianos». Hay una idolatría escondida que insidia al hombre religioso. Si idolatría es «adorar la obra de sus manos» (cf. Is 2,8; Os 14,4), si idolatría es «poner la criatura en lugar del Creador», yo soy idolatra cuando pongo la criatura —mi criatura, la obra de mis manos— en lugar del Creador. Mi criatura puede ser la casa o la iglesia que construyo, la familia que creo, el hijo que he traído al mundo (¡cuántas mamás, también cristianas, sin darse cuenta, hacen de su hijo, especialmente si es único, su Dios!); puede ser el instituto religioso que he fundado, el cargo que desempeño, el trabajo que realizo, la escuela que dirijo, para mí que os hablo esta misma charla que estoy dando.

En el fondo de toda idolatría está la autolatría, el culto de sí, el amor propio, el ponerse a sí mismo en el centro y en el primer puesto en el universo, sometiendo todo a él. Basta que aprendamos a escucharnos mientras hablamos para descubrir cómo se llama nuestro ídolo, pues, como dice Jesús, «de la abundancia del corazón habla la boca » (Mt 12,34). Nos daremos cuenta de cuántas frases nuestras comienzan con la palabra «yo».

El resultado es siempre la impiedad, el no glorificar a Dios, sino siempre y sólo a sí mismos, el hacer servir el bien, también el servicio que prestamos a Dios —¡también Dios!—, al propio éxito y a la propia afirmación personal. Muchos árboles de tronco alto tienen raíz fusiforme, una raíz madre que desciende perpendicularmente bajo el tronco y hace que la planta esté firme e inquebrantable. Mientras no se pone el hacha en esa raíz, se pueden cortar todas las raíces laterales, pero el árbol no cae. Ese lugar es muy estrecho, no hay lugar para dos: o está mi yo, o está Cristo.

Quizás, entrando en mí mismo, estoy dispuesto, en este momento, a reconocer la verdad, es decir, que hasta ahora he vivido «para mí mismo», que también estoy implicado en el misterio de la impiedad. El Espíritu Santo me ha «convencido de pecado». Comienza para mí el milagro siempre nuevo de la conversión. Si el pecado, como nos explicó Agustín, consistió en un repliegue sobre sí mismos, la conversión más radical consiste en «enderezarnos» y re-dirigirnos a Dios. No podemos hacerlo en el transcurso de una predicación, o de una Cuaresma; pero podemos al menos tomar la decisión seria de hacerlo, y es ya en cierto modo, para Dios, como haberlo hecho.

Si me alineo con todo mí yo en la parte de Dios, contra mi «yo», me hago su aliado; somos dos en luchar contra el mismo enemigo y la victoria está asegurada. Nuestro yo, como un pez sacado fuera de su agua, puede deslizarse aún y menearse un poco, pero está destinado a morir. Pero no es un morir, sino un nacer. «Quien quiere salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mi causa, la encontrará» (Mt 16,25). En la medida en que muere el hombre viejo, nace en nosotros «el hombre nuevo, creado según Dios en justicia y en la verdadera santidad» (Ef 4,24). El hombre o la mujer que todos secretamente queremos ser.

Dios nos ayude a realizar cada vez más la verdadera empresa de la vida que es nuestra conversión.

© Traducido del original italiano por Pablo Cervera Barranco

[1] F. Nietzsche, La gaia ciencia, n. 125.

[2] Orígenes, Comentario de la Carta a los Romanos, 2,2: PG 14,873.

La entrada Padre Raniero Cantalamessa: “In te ipsum redi” (“Entra dentro de ti”) se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/24-horas-para-el-senor-sin-dios-no-se-puede-vencer-el-mal-solo-su-amor-nos-conforta-dentro/ Fri, 29 Mar 2019 18:09:29 +0000 https://es.zenit.org/?p=110173 Homilía completa del Papa

La entrada ’24 horas para el Señor’: “Sin Dios no se puede vencer el mal: solo su amor nos conforta dentro” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019).- “El mal es fuerte, tiene un poder seductor: atrae, cautiva. Para apartarse de él no basta nuestro esfuerzo, se necesita un amor más grande”, asegura el Papa Francisco. “Sin Dios no se puede vencer el mal: solo su amor nos conforta dentro, solo su ternura derramada en el corazón nos hace libres”.

El Santo Padre ha presidido esta tarde, viernes, 29 de marzo de 2019, la liturgia penitencial en la Basílica Vaticana, con la asamblea de fieles, a las 17 horas, y ha sido el primero el confesarse a la vista de todos, inaugurando una jornada en la que el Sacramento del Perdón estará al alcance de todos. Tras él, numerosos fieles se han acercado a los confesionarios de la Basílica a confesarse con otros sacerdotes.

La liturgia penitencial ha dado comienzo a la iniciativa cuaresmal de oración y reconciliación “24 horas para el Señor“, que tendrá lugar en la Basílica de San Pedro hasta mañana, sábado, 30 de marzo de 2019 así como en otras parroquias italianas y del mundo, al menos una iglesia de cada diócesis permanecerá abierta para los fieles, donde podrán dedicar “24 horas para el Señor”.

“Jesús se queda”

La homilía que ha ofrecido el Santo Padre ha seguido como hilo conductor el comentario de San Agustín al pasaje del Evangelio de la mujer adúltera “Quedaron solo ellos dos: la miserable y la misericordia”. Así, Francisco ha relatado: “Se fueron los que habían venido para arrojar piedras contra la mujer o para acusar a Jesús siguiendo la Ley. Se fueron, no tenían otros intereses. En cambio, Jesús se queda”.

El Papa ha invitado a los fieles a confiar en el poder curativo del perdón: “Cuántas veces nos sentimos solos y perdemos el hilo de la vida. Cuántas veces no sabemos ya cómo recomenzar, oprimidos por el cansancio de aceptarnos. Necesitamos comenzar de nuevo, pero no sabemos desde dónde. El cristiano nace con el perdón que recibe en el Bautismo”, ha alentado el Papa desde la Basílica de San Pedro esta tarde.

“Con Jesús –ha comentado– misericordia de Dios encarnada, ha llegado el momento de escribir en el corazón del hombre, de dar una esperanza cierta a la miseria humana”. Así, ha llegado el momento de dar “no tanto leyes exteriores, que a menudo dejan distanciados a Dios y al hombre, sino la ley del Espíritu, que entra en el corazón y lo libera”.

A continuación, ofrecemos la homilía completa del Papa Francisco en “24 horas para el Señor”.

***

Homilía del Papa Francisco

«Quedaron solo ellos dos: la miserable y la misericordia» (In Io. Ev. tract. 33,5). Así encuadra san Agustín el final del Evangelio que hemos escuchado recientemente. Se fueron los que habían venido para arrojar piedras contra la mujer o para acusar a Jesús siguiendo la Ley. Se fueron, no tenían otros intereses. En cambio, Jesús se queda. Se queda, porque se ha quedado lo que es precioso a sus ojos: esa mujer, esa persona. Para él, antes que el pecado está el pecador. Yo, tú, cada uno de nosotros estamos antes en el corazón de Dios: antes que los errores, que las reglas, que los juicios y que nuestras caídas. Pidamos la gracia de una mirada semejante a la de Jesús, pidamos tener el enfoque cristiano de la vida, donde antes que el pecado veamos con amor al pecador, antes que los errores a quien se equivoca, antes que la historia a la persona. 

«Quedaron solo ellos dos: la miserable y la misericordia». Para Jesús, esa mujer sorprendida en adulterio no representa un parágrafo de la Ley, sino una situación concreta en la que implicarse. Por eso se queda allí, en silencio. Y mientras tanto realiza dos veces un gesto misterioso: «escribe con el dedo en el suelo» (Jn 8,6.8). No sabemos qué escribió, y quizás no es lo más importante: el Evangelio resalta el hecho de que el Señor escribe. Viene a la mente el episodio del Sinaí, cuando Dios había escrito las tablas de la Ley con su dedo (cf. Ex 31,18), tal como hace ahora Jesús. Más tarde Dios, por medio de los profetas, prometió que no escribiría más en tablas de piedra, sino directamente en los corazones (cf. Jr 31,33), en las tablas de carne de nuestros corazones (cf. 2 Co 3,3). Con Jesús, misericordia de Dios encarnada, ha llegado el momento de escribir en el corazón del hombre, de dar una esperanza cierta a la miseria humana: de dar no tanto leyes exteriores, que a menudo dejan distanciados a Dios y al hombre, sino la ley del Espíritu, que entra en el corazón y lo libera. Así sucede con esa mujer, que encuentra a Jesús y vuelve a vivir. Y se marcha para no pecar más (cf. Jn 8,11). Jesús es quien, con la fuerza del Espíritu Santo, nos libra del mal que tenemos dentro, del pecado que la Ley podía impedir, pero no eliminar. 

Sin embargo, el mal es fuerte, tiene un poder seductor: atrae, cautiva. Para apartarse de él no basta nuestro esfuerzo, se necesita un amor más grande. Sin Dios no se puede vencer el mal: solo su amor nos conforta dentro, solo su ternura derramada en el corazón nos hace libres. Si queremos la liberación del mal hay que dejar actuar al Señor, que perdona y sana. Y lo hace sobre todo a través del sacramento que estamos por celebrar. La confesión es el paso de la miseria a la misericordia, es la escritura de Dios en el corazón. Allí leemos que somos preciosos a los ojos de Dios, que él es Padre y nos ama más que nosotros mismos. 

«Quedaron solo ellos dos: la miserable y la misericordia». Solo ellos. Cuántas veces nos sentimos solos y perdemos el hilo de la vida. Cuántas veces no sabemos ya cómo recomenzar, oprimidos por el cansancio de aceptarnos. Necesitamos comenzar de nuevo, pero no sabemos desde dónde. El cristiano nace con el perdón que recibe en el Bautismo. Y renace siempre de allí: del perdón sorprendente de Dios, de su misericordia que nos restablece. Solo sintiéndonos perdonados podemos salir renovados, después de haber experimentado la alegría de ser amados plenamente por el Padre. Solo a través del perdón de Dios suceden cosas realmente nuevas en nosotros. Volvamos a escuchar una frase que el Señor nos ha dicho por medio del profeta Isaías: «Realizo algo nuevo» (Is 43,18). El perdón nos da un nuevo comienzo, nos hace criaturas nuevas, nos hace ser testigos de la vida nueva. El perdón no es una fotocopia que se reproduce idéntica cada vez que se pasa por el confesionario. Recibir el perdón de los pecados a través del sacerdote es una experiencia siempre nueva, original e inimitable. Nos hace pasar de estar solos con nuestras miserias y nuestros acusadores, como la mujer del Evangelio, a sentirnos liberados y animados por el Señor, que nos hace empezar de nuevo. 

«Quedaron solo ellos dos: la miserable y la misericordia». ¿Qué hacer para dejarse cautivar por la misericordia, para superar el miedo a la confesión? Escuchemos de nuevo la invitación de Isaías: «¿No lo reconocéis?» (Is 43,18). Reconocer el perdón de Dios es importante. Sería hermoso, después de la confesión, quedarse como aquella mujer, con la mirada fija en Jesús que nos acaba de liberar: Ya no en nuestras miserias, sino en su misericordia. Mirar al Crucificado y decir con asombro: “Allí es donde han ido mis pecados. Tú los has cargado sobre ti. No me has apuntado con el dedo, me has abierto los brazos y me has perdonado otra vez”. Es importante recordar el perdón de Dios, recordar la ternura, volver a gustar la paz y la libertad que hemos experimentado. Porque este es el corazón de la confesión: no los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos. Sin embargo, nos puede asaltar una duda: “no sirve confesarse, siempre cometo los mismos pecados”. Pero el Señor nos conoce, sabe que la lucha interior es dura, que somos débiles y propensos a caer, a menudo reincidiendo en el mal. Y nos propone comenzar a reincidir en el bien, en pedir misericordia. Él será quien nos levantará y convertirá en criaturas nuevas. Entonces reemprendamos el camino desde la confesión, devolvamos a este sacramento el lugar que merece en nuestra vida y en la pastoral. 

«Quedaron solo ellos dos: la miserable y la misericordia». También nosotros vivimos hoy en la confesión este encuentro de salvación: nosotros, con nuestras miserias y nuestro pecado; el Señor, que nos conoce, nos ama y nos libera del mal. Entremos en este encuentro, pidiendo la gracia de redescubrirlo. 

© Librería Editorial Vaticano

La entrada ’24 horas para el Señor’: “Sin Dios no se puede vencer el mal: solo su amor nos conforta dentro” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/tribunal-del-foro-interno-el-papa-advierte-de-que-el-foro-es-cosa-sagrada-y-no-puede-salir-al-exterior/ Fri, 29 Mar 2019 13:52:52 +0000 https://es.zenit.org/?p=110163 Discurso del Santo Padre

La entrada Tribunal del Foro Interno: El Papa advierte de que el foro es “cosa sagrada y “no puede salir al exterior” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019).- El Papa Francisco ha advertido que el foro interno del Tribunal de la Penitenciaría Apostólica es “foro interno y no puede salir al exterior”, ha puntualizado. “Me he dado cuenta de que en algunos grupos de la Iglesia, los encargados, los superiores, mezclan las dos cosas y sacan del foro interno cosas para las decisiones externas y viceversa. Por favor, ¡esto es un pecado!”.

Así lo ha expresado el Santo Padre en la audiencia a los participantes en el XXX Curso sobre el Foro Interno promovido por el Tribunal de la Penitenciaría Apostólica, que ha tenido lugar a las 11:15 horas, en el Aula Pablo VI. El curso tiene lugar en Roma, en el Palacio de la Cancillería, del 25 al 29 de marzo de 2019.

“Es un pecado contra la dignidad de la persona que se fía del sacerdote, que pone de manifiesto su realidad para pedir perdón, y luego esto se utiliza para arreglar las cosas de un grupo o un movimiento, tal vez –no lo sé, invento- , tal vez incluso de una nueva congregación, no lo sé. Pero el foro interno es el foro interno. Es una cosa sagrada”, ha aclarado el Papa, revelando que este aspecto le “preocupa”.

En este contexto, el Pontífice ha hablado de la importancia del “ministerio de misericordia”: Que “justifica, requiere y casi siempre nos impone una formación adecuada”, para que el encuentro con los fieles que piden el perdón de Dios sea siempre un verdadero encuentro de salvación, en el cual “el abrazo del Señor se perciba en toda su fuerza, capaz de cambiar, convertir, sanar y perdonar”.

Durante la audiencia el Papa ha pronunciado el discurso que reproducimos a continuación:

***

Discurso del Santo Padre

Queridos hermanos, buenos días:

Os doy la bienvenida en este tiempo de Cuaresma, con motivo del Curso sobre el Foro Interno, que este año ha alcanzado su trigésima edición.

Y me gustaría agregar, fuera del texto, una palabra sobre el término “foro interno”. No es una tontería ¡es algo serio! El foro interno es foro interno y no puede salir al exterior-. Y lo digo porque me he dado cuenta de que en algunos grupos de la Iglesia, los encargados, los superiores, -digamos así- mezclan las dos cosas y sacan del foro interno cosas para las decisiones externas y viceversa. Por favor, ¡esto es un pecado! Es un pecado contra la dignidad de la persona que se fía del sacerdote, que pone de manifiesto su realidad para pedir perdón, y luego esto se utiliza para arreglar las cosas de un grupo o un movimiento, tal vez –no lo sé, invento- , tal vez incluso de una nueva congregación, no lo sé. Pero el foro interno es el foro interno. Es una cosa sagrada. Quería decir esto porque me preocupa.

Dirijo un cordial saludo al cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor, y le agradezco las amables palabras que me ha dirigido. Con él saludo a toda la familia de la Penitenciaría Apostólica.

La importancia del “ministerio de misericordia” justifica, requiere y casi siempre nos impone una formación adecuada, para que el encuentro con los fieles que piden el perdón de Dios sea siempre un verdadero encuentro de salvación, en el  cual el abrazo del Señor se perciba en toda su fuerza, capaz de cambiar, convertir, sanar y perdonar.

Treinta años de experiencia de vuestro Curso sobre el Foro Interno sacramental no son muchos en comparación con la larga historia de la Iglesia y la antigüedad de la Penitenciaría Apostólica, que es el Tribunal más antiguo al servicio del Papa: ¡un tribunal de la misericordia! Y me gusta mucho que sea así.

Sin embargo, treinta años, en esta época nuestra, que corre  con tanta velocidad, es un tiempo suficientemente largo para poder hacer reflexiones y balances. Además, el elevado número de participantes – ¡más de setecientos este año! –  El cardenal ha dicho que ha tenido que cerrar la inscripción por motivos logísticos. Parece una broma que no haya sitio en el Vaticano. ¡Parece una broma! indica cuán aguda es la necesidad de formación y seguridad, con respecto a materias tan importantes para la vida de la Iglesia y el cumplimiento de la misión que el Señor Jesús le encomendó.

Si muchos sostienen que la Confesión, y con ella el sentido del pecado, están en crisis, y no podemos dejar de reconocer una cierta dificultad del hombre contemporáneo  al respecto, esta numerosa participación de sacerdotes, recién ordenados y a punto de serlo, testimonia el interés permanente en trabajar juntos para enfrentar y superar la crisis, ante todo con las “armas de la fe”, y ofreciendo un servicio cada vez más calificado y capaz de manifestar realmente la belleza de la Misericordia divina.

Jesús vino a salvarnos, revelándonos el rostro misericordioso de Dios y acercándonos a Él con su sacrificio de amor. De ahí que siempre debamos recordar que el Sacramento de la Reconciliación es un verdadero y propio camino de santificación; es la señal efectiva que Jesús dejó a la Iglesia para que la puerta de la casa del Padre estuviera siempre  abierta y para que así fuera siempre posible el regreso de los hombres a Él.

La confesión sacramental es el camino de la santificación tanto para el penitente como para el confesor. Y vosotros, queridos jóvenes confesores, lo experimentaréis pronto.

Para el penitente es claramente un camino  de santificación, porque, como se subrayó repetidamente durante el reciente Jubileo de la Misericordia, la absolución sacramental, celebrada válidamente, restablece la inocencia bautismal, la comunión plena con Dios. Esa comunión que Dios nunca interrumpe con el hombre, pero de la que el hombre a veces escapa al usar mal el estupendo don de la libertad.

Para el encuentro con los sacerdotes de mi diócesis, este año han elegido como lema “Reconciliación,  hermana del Bautismo”. El sacramento de la Penitencia es “hermano” del Bautismo. Para nosotros, sacerdotes, el cuarto sacramento es camino de la santificación ante todo cuando, humildemente, como todos los pecadores, nos arrodillamos ante el confesor e imploramos para nosotros mismos  la divina Misericordia. Recordemos siempre – y esto nos ayudará mucho- antes de ir al confesionario que primero somos pecadores perdonados y, solo después, ministros del perdón.

Además, -y este es uno de los muchos dones que el amor de  predilección de Cristo nos reserva-, como confesores, tenemos el privilegio de contemplar constantemente los “milagros” de las conversiones. Siempre debemos reconocer la poderosa acción de la gracia, que es capaz de transformar el corazón de piedra en corazón de carne (ver Eze 11,19), de transforma  a un pecador que huyó lejos en un hijo arrepentido que regresa a la casa de su padre (ver Lc 15, 11-32).

Por esa razón, la Penitenciaría, con este Curso en el Foro interno, ofrece un importante servicio eclesial, favoreciendo la formación necesaria para una celebración correcta y eficaz del sacramento de la Reconciliación,  presupuesto indispensable para que sea fructuoso. Y esto porque cada  Confesión es siempre un paso nuevo y definitivo hacia una santificación más perfecta; un abrazo tierno, lleno de misericordia, que contribuye a dilatar el Reino de Dios, Reino de amor,  de verdad y de paz.

La Reconciliación, en sí misma, es  un bien que la sabiduría de la Iglesia ha salvaguardado siempre con toda su fuerza moral y jurídica con el sello sacramental. Aunque este hecho  no sea siempre  entendido por la mentalidad moderna, es indispensable para la santidad del sacramento y para la libertad de conciencia del penitente,  que debe estar seguro, en cualquier momento, de que el coloquio sacramental permanecerá en el secreto del confesionario, entre su conciencia que se abre a la gracia y Dios, con la mediación necesaria del sacerdote. El sello sacramental es indispensable y ningún poder humano tiene jurisdicción, ni puede reclamarla, sobre él.

Queridos jóvenes sacerdotes, futuros sacerdotes y queridos penitenciarios, os exhorto a escuchar siempre  con gran generosidad las confesiones de los fieles, -hace falta paciencia, pero siempre con el corazón abierto, con espíritu de padre- os exhorto a recorrer con ellos el camino de la santificación que es el sacramento, a contemplar  los “milagros” de la conversión que la gracia obra en el secreto del confesionario, milagros de los que solo vosotros y los ángeles seréis testigos. Y que os santifiquéis sobre todo vosotros, en el ejercicio humilde y fiel del ministerio de la Reconciliación.

¡Gracias por  vuestro servicio! Y acordaos siempre de rezar también por mí. Gracias.

© Librería Editorial Vaticano

La entrada Tribunal del Foro Interno: El Papa advierte de que el foro es “cosa sagrada y “no puede salir al exterior” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/mons-fernando-chica-cuidar-de-la-casa-comun-significa-poder-sufrir-con-la-tierra-emplearse-en-ella/ Fri, 29 Mar 2019 13:29:45 +0000 https://es.zenit.org/?p=110160 Discurso en el Seminario de Estudios de los pueblos indígenas

La entrada Mons. Fernando Chica: Cuidar de la casa común significa “poder sufrir con la tierra, emplearse en ella” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019).- El Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), FIDA (Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola) y PAM (Programa Mundial de Alimentos), Mons. Fernando Chica Arellano intervino ayer, 28 de marzo de 2019, en el Seminario de Estudios Los Pueblos indígenas, custodios de la naturaleza: la encíclica Laudato Si’ del Papa Francisco y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que ha tenido lugar en la sede de la FAO en Roma.

En su discurso Mons. Chica Arellano subrayó que cuidar de la casa común significa poder sufrir con la tierra, emplearse en ella, saber escuchar el “clamor” que el Santo Padre describe con tanta lucidez en su encíclica Laudato Si, y citó al respecto las palabras del Papa en el IV Foro de las Poblaciones Indígenas, convocado por el FIDA, que tuvo lugar en Roma el pasado mes de febrero. “Los pueblos indígenas son un grito viviente a favor de la esperanza. Ellos nos recuerdan que los seres humanos tenemos una responsabilidad compartida en el cuidado de la “casa común”… Nos recuerdan que los seres humanos tenemos una responsabilidad compartida en el cuidado de la “casa común” […]. La tierra sufre y los pueblos originarios saben del diálogo con la tierra, saben lo que es escuchar la tierra, ver la tierra, tocar la tierra. Saben el arte del bien vivir en armonía con la tierra”.

“Sin embargo -prosiguió-  hay que reconocer  que el extraordinario patrimonio cultural y espiritual de muchos pueblos indígenas corre el riesgo de ser barrido por una especie de colonización económica e ideológica que a menudo está envuelta en  perspectivas de desarrollo y que  las cualidades distintas y diferentes de las comunidades multiculturales se ven amenazadas por la uniformidad y la estandarización de la cultura y el comercio, que son la consecuencia lógica del proceso de globalización…Es costumbre relacionar el término tradición con algo antiguo e inmutable que solo puede imitarse y reproducirse, pero no lo es. El patrimonio cultural es un proceso de producción permanente que puede crear valores solo cuando se actualiza continuamente y se contextualiza a la realidad del tiempo”.

También destacó el prelado el valor de la conservación “que permite el mantenimiento de la diversidad biológica en el sistema agrícola, convirtiéndose así en un valor agregado para la comunidad” y se refirió a las consecuencias dramáticas que podría tener para la biodiversidad el cultivo de plantas que garantizasen más ingresos, pero que llevarían aparejado el abandono de variedades clásicas. De hecho “los informes de las Naciones Unidas y el estudio de las inversiones en el campo de la investigación y el desarrollo revelan el drama de la búsqueda de intereses comerciales por parte de algunas grandes empresas transnacionales en aquellas áreas del planeta donde viven las comunidades indígenas: una actitud a menudo sin escrúpulos, que además de degradar el medio ambiente obliga a los pueblos indígenas, especialmente a los jóvenes, a migrar, desarraigándose de sus tierras y, por lo tanto, de sus orígenes… Y, de hecho, lo que sucede a menudo es que muchos pueblos indígenas, desarraigados desde sus orígenes, se encuentran en situaciones de pobreza y vulnerabilidad, convirtiéndose así en un descarte de la sociedad, es decir, en aquellas personas que no podemos y no debemos dejar atrás, si queremos lograr los objetivos de la Agenda 2030”.

En la estructuración de las actividades económicas que involucran a los pueblos indígenas, por lo tanto, es esencial “hacer que prevalezca el derecho al consentimiento previo e informado, según lo previsto en el art. 32 de la Declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas… En algunos casos, la protección de los conocimientos tradicionales tiene como objetivo prevenir la “biopiratería” y garantizar la división de ventajas”. Por ejemplo “en la Organización Mundial de Comercio, varios países en desarrollo han propuesto, dentro del Acuerdo sobre Aspectos Comerciales de los Derechos de Propiedad Intelectual (ADPIC)…la inclusión de una disposición que establece la imposibilidad de garantizar la protección de aquellas patentes que sean incompatibles con la disposición contenida en el artículo 15 del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) (…) que requiere una evaluación previa para acceder a los recursos y una división de ganancias con los proveedores de materias primas”.

“La Iglesia Católica, por su parte, -enfatizó el Observador Permanente- presta especial atención a estos pueblos a menudo olvidados y sin la perspectiva de un futuro pacífico, y para identificar nuevas vías de evangelización, el Santo Padre ha convocado una Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Pan- amazónica que se celebrará en octubre de este año” y representará… “una ocasión espléndida para relanzar una mayor presencia eclesial, que responde a todo lo que es específico de esta región a partir de los valores del Evangelio. También será una oportunidad fructífera para identificar nuevas formas de hacer crecer el rostro amazónico de la Iglesia y también para responder a situaciones de injusticia en la región”.

“En este sentido –concluyó- no puedo olvidar las palabras del cardenal Claudio Hummes, que se refirió a la necesidad de caminar hacia una Iglesia con rostro indígena, que es “una iglesia que expresa plenamente la fe en su cultura, en su propia identidad”.

La entrada Mons. Fernando Chica: Cuidar de la casa común significa “poder sufrir con la tierra, emplearse en ella” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/vaticano-leyes-normas-e-indicaciones-especificas-en-los-nuevos-documentos-del-papa/ Fri, 29 Mar 2019 13:07:25 +0000 https://es.zenit.org/?p=110158 Sobre la protección de menores

La entrada Vaticano: “Indicaciones muy específicas” en los tres nuevos documentos del Papa se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019).- El pasaje de Francisco es claro e inequívoco: “La protección de los menores y de las personas vulnerables es parte integrante del mensaje evangélico que la Iglesia y todos sus miembros están llamados a difundir en todo el mundo”, asegura Andrea Tornielli, en el marco de la publicación de tres nuevos documentos firmados por el Santo Padre.

Este 29 de marzo de 2019, la Santa Sede ha dado a conocer el motu proprio sobre la protección de los menores y de las personas vulnerables, la nueva ley para el Estado de la Ciudad del Vaticano extendida también a la Curia romana, y las orientaciones pastorales, tres documentos firmados por el Papa Francisco.

El director editorial del Dicasterio para la Comunicación, Andrea Tornielli, señala que se tratan de “leyes, normas e indicaciones muy específicas”, en primer lugar, para los destinatarios: “en realidad se refieren sólo al Estado Vaticano, donde un gran número de sacerdotes y religiosos trabajan, pero hay muy pocos niños”.

“Aunque fueron concebidos y escritos para una realidad única en el mundo, en la que la máxima autoridad religiosa es también soberana y legisladora, estos tres documentos contienen indicaciones ejemplares que tienen en cuenta los parámetros internacionales más avanzados”, señala el periodista italiano.

Próximamente se publicará el vademecum antiabuso para la Iglesia universal, como se anunció a finales de la cumbre de febrero, elaborado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, y la creación de mecanismos para ayudar a las diócesis que carecen de personal cualificado para tratar estos casos.

Deber de denunciar los abusos

En el motu proprio, Francisco expresa su deseo, entre los cuales “que todos sean conscientes del deber de denunciar los abusos a las autoridades competentes y de cooperar con ellas en las actividades de prevención y de lucha”, afirmando así un principio significativo.

El “hecho de que el Papa decidiera firmar personalmente” también la Ley CCXCVII y las Directrices –textos que en sí mismos podrían haber sido promulgados respectivamente por la Comisión para el Estado y por el Vicario de la Ciudad del Vaticano– “indica el valor que estas normas pretenden dar”, apunta Tornielli.

Adultos vulnerables

En el primero de los tres documentos, la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio del Sumo Pontífice Francisco sobre protección de los menores y de las personas vulnerables figura en el primer artículo la una definición precisa y amplia de la categoría de “adultos vulnerables” tratados como menores: “Es vulnerable toda persona en estado de enfermedad, deficiencia física o mental o privación de la libertad personal que, de hecho, incluso ocasionalmente, limite la capacidad de comprender o de querer o de resistirse a quien le ofende”.

Innovaciones más significativas

Según expone Andrea Tornielli, la primera novedad en estos documentos en relación a la protección de menores y personas vulnerables se refiere al hecho de que, a partir de ahora todos los delitos relacionados con el abuso de menores, no sólo los de carácter sexual, sino también, por ejemplo, el maltrato, serán “perseguibles de oficio”, es decir, incluso en ausencia de un informe de oficio.

La segunda actualización es la introducción de una prescripción de 20 años que comienza “en caso de delito a un menor, a partir de los 18 años”. Vale la pena recordar que aquí no estamos hablando de leyes canónicas, sino de leyes penales del Estado de la Ciudad del Vaticano, donde nunca se ha adoptado el Código Rocco promulgado en Italia durante el período fascista, el Código Penal de Zanardelli sigue siendo de aplicación, que para estos delitos preveía prescripciones que nunca llegaron más allá de cuatro años después de la comisión del delito en sí, ha descrito el director editorial del Vaticano.

Sanción por no denunciar

Otra novedad importante se refiere a la obligación de denunciar y sancionar al funcionario público que no denuncie ante la autoridad judicial vaticana los abusos de los que haya tenido conocimiento, sin perjuicio del sello sacramental, que es el secreto inviolable de la confesión. Esto significa que todos aquellos que, en el Estado y por extensión en la Curia Romana, pero también entre el personal diplomático al servicio de las nunciaturas, desempeñen el papel de funcionarios públicos (más del 90% de las personas que trabajan en el Vaticano o para la Santa Sede) serán sancionados en caso de no denunciar.

Servicio de acompañamiento a las víctimas 

Otra innovación importante es la creación por el Governatorato, dentro de la Dirección de Salud e Higiene del Vaticano, de un servicio de acompañamiento para las víctimas de abusos, que será coordinado por un experto cualificado. Por lo tanto, las víctimas tendrán a alguien a quien recurrir en busca de ayuda, para recibir asistencia médica y psicológica, para que conozcan sus derechos y sepan cómo hacerlos respetar. Novedad también en lo que respecta a la selección y reclutamiento de personal del Governatorato y la Curia Romana: se debe determinar la idoneidad del candidato para interactuar con menores.

Finalmente, las Directrices Pastorales para el Vicariato de la Ciudad del Vaticano. Pueden aparecer como un documento breve en comparación con textos similares de algunas Conferencias Episcopales, pero hay que recordar que sólo hay dos parroquias en el Vaticano y que sólo viven unas pocas docenas de menores, detalla Tornielli.

Orientaciones para sacerdotes, diáconos y educadores

Las Orientaciones se dirigen a los sacerdotes, diáconos y educadores del Preseminario San Pío X, a los cánones, párrocos y coadjutores de las dos parroquias, a los religiosos y religiosas que residen en el Vaticano, así como a “todos aquellos que trabajan en cualquier cargo, individual o asociado, dentro de la comunidad eclesial del Vicariato de la Ciudad del Vaticano”.

Se especifica, por ejemplo, que estas personas deben “ser siempre visibles para los demás cuando estén en presencia de menores”, que está estrictamente prohibido “establecer una relación preferencial con un solo menor, dirigirse a un menor de forma ofensiva o adoptar conductas inapropiadas o sexualmente alusivas, pedir a un menor que guarde un secreto, fotografiar o filmar a un menor de edad sin el consentimiento escrito de sus padres”. Y mucho más.

Vicario de la Ciudad del Vaticano

El Vicario de la Ciudad del Vaticano tiene ahora la obligación de informar al Promotor de Justicia de cualquier noticia de abuso que “no sea manifiestamente infundada”, retirando cautelosamente de las actividades pastorales al presunto autor del abuso. Cualquiera que sea encontrado culpable de abuso será “destituido de su cargo” en el Vaticano. Si es un sacerdote, entonces todas las normas canónicas ya en vigor toman el relevo.

La entrada Vaticano: “Indicaciones muy específicas” en los tres nuevos documentos del Papa se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/vaticano-tres-documentos-firmados-por-el-papa-sobre-la-proteccion-de-menores/ Fri, 29 Mar 2019 12:09:25 +0000 https://es.zenit.org/?p=110156 Declaración de Alessandro Gisotti

La entrada Vaticano: Tres documentos firmados por el Papa sobre la protección de menores se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 29 marzo 2019).- La Santa Sede ha hecho públicos tres documentos firmados por el Santo Padre con relación a la protección de menores y personas vulnerables en el Vaticano: La ley sobre la protección de menores en el Estado de la Ciudad del Vaticano, el Motu proprio que extiende las normas a la Curia Romana y las líneas guía para el Vicariato de la Ciudad del Vaticano.

Esta mañana, 29 de marzo de 2019, el director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, ha declarado que son documentos de “gran importancia” que “responden a la exigencia de pasos concretos manifestada por el Pueblo de Dios en el enfrentar la plaga de los abusos a menores”.

La publicación de estos 3 documentos se trata del “primer paso importante” como consecuencia del encuentro de las Conferencias Episcopales, ya anunciado el pasado 24 de febrero de 2019. Los tres textos se dan a conocer a un mes de la conclusión del encuentro sobre la Protección de los Menores en el Vaticano, convocado y “deseado fuertemente” por el Papa Francisco, que tuvo lugar del 21 al 24 de febrero de 2019 en el Vaticano.

Significativamente, los tres documentos –la ley sobre la protección de menores en el Estado de la Ciudad del Vaticano, el Motu proprio que extiende las normas a la Curia Romana y las líneas guía para el Vicariato de la Ciudad del Vaticano– han sido firmados por el Santo Padre. “Estos actos refuerzan la protección de menores a través de la potenciación del cuadro normativo”. 

Gracias a estas normas que conciernen al Estado de la Ciudad del Vaticano y la Curia Romana, el Santo Padre desea que “madure en todos la conciencia que la Iglesia deba ser cada vez más una casa segura para los niños y las personas vulnerables”, ha concluido la declaración de Gisotti. 

La entrada Vaticano: Tres documentos firmados por el Papa sobre la protección de menores se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/san-pedro-regalado-30-de-marzo-5/ Fri, 29 Mar 2019 09:31:31 +0000 https://es.zenit.org/?p=110182 Discípulo aventajado de Pedro de Villacreces

La entrada San Pedro Regalado, 30 de marzo se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> «Flor de la reforma franciscana. Fue discípulo aventajado de Pedro de Villacreces. Pasó su vida consumido en oración y sacrificios, sosteniendo el rigor de la Regla que había heredado. Hizo muchos milagros»

Pedro Regalado y de la Costanilla nació en Valladolid, España, hacia 1390. Perdió a su padre siendo muy pequeño. Su madre lo llevaba temprano al convento de San Francisco donde actuaba como monaguillo, por lo que fácilmente se estableció un vínculo entrañable con los religiosos a los que acompañaba en la santa misa, despertando en él una temprana vocación. A los 13 años ingresó en el convento.

Era jovencísimo cuando le impusieron el hábito. Los muros de los claustros albergaban a personas sin escrúpulos ni vocación. Se habían recluido en esos recintos con variadas y distintas intenciones, lo cual se evidenciaba en una falta de espíritu religioso. A nada de ello fue ajeno el momento histórico que propició numerosos arribismos de esta naturaleza. En esa época, el venerable fray Pedro de Villacreces, egregio maestro en teología por las universidades de París, Toulouse y Salamanca, estaba dispuesto a actuar para renovar la vida monástica que se había impregnado de muchas sombras proyectadas en ella al margen de la consagración. Con este objetivo, el obispo de Osma le autorizó a fundar por tierras burgalesas.

En 1404 llegó a Valladolid. Procedía de las cuevas de Arlanza y del eremitorio de La Salceda donde se hallaba buscando seguidores para secundarle en tan delicada misión. Cuando Pedro Regalado lo conoció a sus 14 años, entró en inmediata sintonía con él. La diferencia de edad –el fraile superaba los 60–, nunca fue un muro entre ambos; todo lo contrario. Y es que los dos compartían el anhelo de conquistar la santidad, y ante este altísimo fin nada se interpone. Entonces fray Pedro ya era considerado santo por muchos, y fue instructor del joven que aprendió a estimar junto al fraile el cumplimiento de la observancia franciscana.

Unidos partieron rumbo a La Aguilera, lugar colindante a Aranda de Duero, para fundar un convento. Con sumo gozo, y sin temor a la austeridad porque buscaba la gloria de Dios con todas sus fuerzas, se abrazó el muchacho al rigor de la regla. Y no era baladí. De las veinticuatro horas que tiene el día, diez estaban destinadas a la oración comunitaria y personal, trabajo y limosna. Éste era, en esencia, el plan cotidiano. El bondadoso fraile se ocupó de formar a Pedro Regalado para el sacerdocio. Éste celebró su primera misa en la ermita del convento en 1412.

De algún modo era su credencial para realizar el apostolado en la cuenca media del Duero. Su virtud, percibida en palabras y gestos, era bendecida con hechos prodigiosos por los que fue reconocido como «el santo del Duero». Nadie quedaba indiferente ante sus dotes taumatúrgicas. Fray Pedro de Villacreces podía respirar tranquilo; Dios había bendecido a la Orden con un gran santo. Durante once años cumplió con alegría las humildes misiones que le encomendaron. Ofrecía limosnas a los pobres que llegaban al convento, trabajó en la cocina como ayudante, y fue sacristán, entre otras.

En 1415 cuando fray Pedro fundó El Abrojo en la provincia de Valladolid, su discípulo estaba tan bien formado y había dado tales muestras de virtud que no dudó en elegirlo maestro de novicios. Y como tal prosiguió su vida de intensísima mortificacióny penitencia. Recorría el entorno como un consumado predicador. Con su sencillez y ardor apostólico arrebataba numerosas conversiones. Todos acudían a él con el corazón contrito y la certeza de que saldrían plenamente renovados después de mostrarle las huellas de sus heridas.

Nada tiene de particular que en octubre de 1422, cuando se produjo la muerte de Villacreces, tras el capítulo de Peñafiel los religiosos de las dos casas fundadas por él pensaran en Pedro Regalado para que siguiera al frente de todos como prelado o vicario. Y no se equivocaron. La reforma se extendió como un floreciente rosario de nuevas fundaciones, conocidas como «las siete de la fama».

Pedro, con su inflamada devoción por la Eucaristía, la Pasión de Cristo y María, hilvanaba las jornadas consumiéndose en oración y sacrificios, sosteniendo el rigor de la regla que había heredado. Toda disciplina cabía en su acontecer. Los habitantes del lugar sabían de su severo ascetismo. Veían su escuálida figura perfilada sobre el cerro del Águila, rebosante de austeridades, portando los símbolos del Redentor: cruz, corona de espinas y soga, mientras realizaba el Via Crucis.

Los milagros se sucedían, como también los favores celestiales que recibía. Uno de ellos, quizá el más renombrado, alude a un 25 de marzo, festividad de la Anunciación; estuvo vinculado a su amor por María. Fue Ella quien debió colmar el anhelo del santo de poder postrarse ante su imagen en la iglesia de La Aguilera mientras rezaba maitines. El lugar distaba unos ochenta km. del Abrojo. Pero los ángeles hicieron posible este sueño de Pedro trasladándole en un santiamén al templo, mientras una estrella que simbolizaba a la Virgen los conducía. Devuelto del mismo modo al convento, una vez hubo cumplido su anhelo, todo se produjo en tan brevísimo espacio de tiempo que ninguno de sus hermanos llegó a percatarse de su ausencia, ignorando lo concerniente a este hecho prodigioso.

En 1456 Pedro viajó a San Antonio de Fresneda, cerca de Belorado, y se reunió con un religioso antiguo compañero suyo que se hallaba enfermo. También él regresó al Abrojo debilitado. Ante la cercanía de su muerte, se trasladó a La Aguilera y el 30 de marzo de ese año entregó su alma a Dios. Cuando en el estío de 1493 la reina Isabel la Católica visitó el convento, se dirigió a las damas de su séquito y aludiendo a la tumba de Pedro, dijo: «Pisad despacio, que debajo de estas losas descansan los huesos de un santo». Fue beatificado por Inocencio XI el 17 de agosto de 1683. Benedicto XIV lo canonizó el 29 de junio de 1746. Es el Patrón de Valladolid.

La entrada San Pedro Regalado, 30 de marzo se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/gracias-a-la-beatificacion-de-guadalupe-ortiz-100-mujeres-africanas-podran-estudiar/ Thu, 28 Mar 2019 22:12:11 +0000 https://es.zenit.org/?p=110145 La ceremonia será el 18 de mayo en Madrid

La entrada Gracias a la beatificación de Guadalupe Ortiz, 100 mujeres africanas podrán estudiar se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (Madrid, 28 de marzo de 2019).- Un centenar de mujeres africanas tendrá acceso a becas para estancias de investigación en universidades españolas y africanas gracias a los donativos que se recauden en la beatificación de la química madrileña del Opus Dei Guadalupe Ortiz de Landázuri, que subirá a los altares el próximo 18 de mayo.

Las becas se concederán por espacio de 10 años a través del proyecto ‘Becas Guadalupe’ de la ONG Harambee, y pretenden promover el liderazgo de mujeres africanas en la investigación científica para que sean capaces de  fomentar e impulsar la capacidad de los centros de investigación de sus propios países, según explicó Raquel Rodríguez, directiva de Harambee España.

La responsable del comité internacional encargado de la beatificación, Mónica Herrero, explicó que se ha querido dotar a este evento de un marcado carácter solidario, en consonancia con el compromiso social que estuvo presente en las sucesivas etapas de la vida de Ortiz de Landázuri en México y en España.

Herrero recordó que Ortiz de Landázuri fue “una persona normal de la diócesis de Madrid, nacida en el barrio de Malasaña, perteneciente al Opus Dei y con una vida corriente, que se hizo santa en sus tareas cotidianas, y que llevó el espíritu cristiano tanto a los más desfavorecidos como a sus iguales, a través de su trabajo como profesora de química”. Su biografía enlaza, por tanto, con el modelo de los “santos de la puerta de al lado” que propone el Papa Francisco en su exhortación apostólica Gaudete et Exsultate.

Pionera para su tiempo

La futura beata destacó además por ser una mujer pionera para su tiempo, una de las primeras mujeres que estudió una carrera de ciencias en la Universidad española en unos años en los que la presencia femenina en las aulas era muy reducida, y que aspiró y obtuvo el grado de doctora, gracias, precisamente, a una beca otorgada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Además, comenzó el trabajo evangelizador del Opus Dei en México, y puso en marcha en Madrid el colegio mayor Zurbarán,  primera residencia universitaria para mujeres promovida por el Opus Dei en el mundo.

Guadalupe Ortiz de Landázuri será también la primera fiel laica del Opus Dei que subirá a los altares, lo que ha suscitado un interés en fieles de todo el mundo, muchos de los cuales no podrán viajar a España para asistir a la ceremonia. Por ese motivo, uno de los ejes en los que trabaja el comité internacional es el digital. “Las tecnologías nos permiten que participen personas de todos los continentes”, subrayó Herrero.

En este sentido, la responsable de Comunicación de la beatificación, Carmen García Herrería, enumeró una serie de canales habilitados para facilitar la participación, como la retransmisión en televisión y streaming, el sistema de mensajería a través de Whatsapp, la página web www.guadalupe19.orgy la newsletter semanal, una app y un documental multimedia o una serie de productos descargables por internet como carteles, paneles expositivos, una biografía infantil o un cuaderno con experimentos en torno a la química que desarrolló Guadalupe.

Química y vida espiritual

En la web del Opus Dei puede descargarse además el libro ‘Letras a un santo’, donde se ofrecen algunos fragmentos de las 350 cartas escritas por Ortiz de Landázuri a san Josemaría. “El epistolario de una persona es la apertura de su interioridad; el conjunto de esas cartas muestra sus virtudes y su carácter alegre”, explicó por su parte el postulador diocesano de la causa de beatificación, José Carlos Martín de la Hoz.

Ortiz de Landázuri ha llegado a la santidad, según el postulador, “como una persona que ha encontrado la intimidad con Jesucristo en su trabajo cotidiano y ha contagiado ese amor en su propio ambiente”.

El comité ha organizado ya numerosos encuentros y actividades para dar a conocer la figura de la futura beata en diferentes ciudades de España y en algunos puntos de países donde vivió, como México o Roma. Entre los actos celebrados en Madrid destaca un coloquio en el Colegio de Químicos el pasado 5 de marzo, a modo de homenaje de sus colegas de profesión, y otro similar previsto el próximo 24 de abril en la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense.

La entrada Gracias a la beatificación de Guadalupe Ortiz, 100 mujeres africanas podrán estudiar se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/caritas-venezuela-realiza-encuentro-de-directores-diocesanos/ Thu, 28 Mar 2019 22:04:35 +0000 https://es.zenit.org/?p=110142 Fortalecimiento del compromiso institucional

La entrada Cáritas Venezuela realiza Encuentro de Directores Diocesanos se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (Caracas/ Venezuela). Del 25 al 27 de marzo, Cáritas Venezuela realizó el encuentro nacional de directores y delegados diocesanos, en la casa Mons. Ibarra, sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, bajo el lema “De la Cáritas que somos a la Cáritas que soñamos” que refleja la respuesta que Cáritas Venezuela dará a la crisis social e institucional hasta la cuaresma 2020.

Un total de 34 Diócesis participaron del encuentro, llevándose  la responsabilidad de dar a conocer el nuevo Plan de Formación en Doctrina Social de la Iglesia, las reflexiones y lineamientos sobre la Ayuda Humanitaria y el Plan de Fortalecimiento de la Cáritas Diocesanas para el 2019-2020.

Expresó la socióloga Janeth Márquez, directora de Cáritas Venezuela, que el objetivo del encuentro “es hacer un diagnóstico sobre la realidad que vivimos en Venezuela, además de ver cómo la Iglesia puede responder rápidamente con las nuevas exigencias, con las nuevas metodologías, para conocer los protocolos internacionales sobre el tema de la asistencia humanitaria”.

Para la Directora de Cáritas Venezuela el tema de formación es de suma importancia “como Iglesia no sólo nos debemos quedar en la asistencia, debemos tener agentes, constructores de la sociedad formados. No podemos esperar que pase la emergencia para formar a los laicos, sino que debemos ir a la par con algún proceso de formación real, que permita una participación de la pastoral de conjunto, es decir, jóvenes, catequistas, políticos, etc., en este proceso formativo”.

“De la Cáritas que somos a la Cáritas que soñamos”

En el proceso de poder responder a las exigencias actuales, desde el enfoque del desarrollo integral y que conlleve a la reflexión dinámica y progresiva sobre los planes de acción trazados, se presentó un plan de evaluación que medirá el rendimiento del trabajo por las diversas Cáritas diocesanas y parroquiales.

Señaló Márquez que “consiste en ver cómo estamos en este momento, las Cáritas fueron evaluadas con sus actividades, las metodologías, las capacidades gerenciales, teniendo presente en el horizonte la Cáritas que debemos ser, de manera que en el 2020 podamos ver cuánto se ha subido en puntaje, que se traduce en calidad de servicio, de respuesta y preparación”.

Enfatizó la Directora de Cáritas Venezuela, que ante esto, “la idea es tener mejoras, en la medida que pasa el tiempo, en capacidades gerenciales, de formación, de voluntariado y de capacidades físicas y estructurales, con el fin de responder a las exigencias del país”.

Cáritas Venezuela y la Ayuda Humanitaria

Cáritas Venezuela desde 1957 ha realizado un trabajo constante y de asistencia, para cumplir con el compromiso de solidaridad, orientando en acciones que conllevan a la promoción y el crecimiento personal de los más necesitados, un acompañamiento que día a día ha crecido en la suma de voluntades y de quienes están dispuestos a trabajar en el servicio de los más necesitados bajo el lema “Ayúdanos a Ayudar”.

El tema de la ayuda humanitaria en Venezuela en los últimos meses ha tomado un impulso notorio, por lo cual, al ser Cáritas una organización con una gran experiencia y de trabajo transparente, ha sido tomada como referente para el trabajo de distribución de la misma. En diversos momentos a través de comunicados, Cáritas ha expresado que “se sumaría a la ayuda humanitaria en esta crisis solo si se trabaja con los mecanismos apropiados y bajo los principios de respeto a los derechos humanos y humanitarios. Cáritas reafirma su misión de ser constructores de paz, justicia y esperanza” (comunicado 04 de febrero de 2019).

Durante el encuentro, el tema de la ayuda humanitaria fue desarrollado también para poner en sintonía a las diversas Cáritas Diocesanas y trabajar bajo unas mismas líneas de acción.

“Cómo Cáritas hemos sacado un protocolo de cómo debemos actuar, producto del  protocolo propio de las ayudas internacionales, con la asesoría de Cáritas Internacional y que ha sido dado a todas nuestras Cáritas en Venezuela, para que tengan los lineamientos, la ética y los principios claros”.

Cáritas Venezuela mantiene su compromiso con el país de ayudar a nivel técnico de manera que, los más vulnerables sean los privilegiados, para que sean bien atendidos y en armonía con otras organizaciones no gubernamentales” enfatizó Janeth Márquez.

La entrada Cáritas Venezuela realiza Encuentro de Directores Diocesanos se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/santa-marta-o-estas-con-jesus-o-estas-contra-jesus/ Thu, 28 Mar 2019 21:56:02 +0000 https://es.zenit.org/?p=110126 "Todavía hay tiempo" para abrir el corazón

La entrada Santa Marta: “O estás con Jesús o estás contra Jesús” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 28 marzo 2019).- “O estás con Jesús o estás contra Jesús”, dijo el Papa Francisco en la misa que celebró en Santa Marta el 28 de marzo de 2019. En su homilía según Vatican News, invitó a abrir el corazón al Señor, porque “todavía hay tiempo”.

“Muy a menudo estamos sordos y no escuchamos la voz del Señor. Escuchamos las noticias, los chismes de barrio: esto siempre lo escuchamos “, dijo el Papa comentando en la primera lectura. Enfatizó la “lamentación del Señor” contra las personas “obstinadas, que no escuchan”, que “cierran sus oídos”, que ha “perdido el sentido de la fidelidad”.

Francisco invitó al cristiano a preguntarse si él tampoco había hecho lo mismo, como si Dios “no contara”: “¿He perdido la fidelidad con el Señor?” – “No, no, voy todos los domingos a Misa…”. “Sí, sí, pero… mi corazón está duro, obstinado, sordo, deja que el Señor entre o se las arregla con tres o cuatro cosas y luego hace lo que él quiere?”.

“Esta es una pregunta para todos nosotros, insistió el Papa: todos debemos formularla”. Y, advirtió, cuando alguien que no escucha al Señor y endurece su corazón se encuentra con “algo… que no le agrada, abandona al Señor bajo algún pretexto, desacredita al Señor, lo calumnia y lo difama”.

Así, en el Evangelio, acusan a Jesús de expulsar demonios “por Beelzebul, el líder de los demonios”: es “el penúltimo paso del rechazo del Señor”, antes de “el paso sin retorno, que es la blasfemia contra el Espíritu Santo”. “El que no está conmigo está contra mí”, advierte Jesús: “No, no, estoy con Jesús, pero a cierta distancia, no me acerco demasiado”: no, no existe . O estás con Jesús, o estás contra Jesús; o eres fiel, o eres infiel; o tienes un corazón obediente, o has perdido la fidelidad”.

En conclusión, el Papa ha hecho una invitación a no perder la esperanza, ya que “todavía hay tiempo”. “Vuelve a mí de todo corazón” dice el Señor, “porque yo soy misericordioso y compasivo: yo olvido todo. Lo que me importa es que vuelvas a mí”, y se olvida de todo lo demás. Este es el tiempo de la misericordia, esto es el tiempo para la compasión del Señor abrir nuestro corazón para que él venga a nosotros.

La entrada Santa Marta: “O estás con Jesús o estás contra Jesús” se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

https://es.zenit.org/articles/lituania-francisco-recibe-en-audiencia-a-la-presidenta-de-la-republica-dalia-grybauskaite/ Thu, 28 Mar 2019 21:46:19 +0000 https://es.zenit.org/?p=110131 Situación social y política del país

La entrada Lituania: Francisco recibe en audiencia a la Presidenta Dalia Grybauskaitė se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]> (ZENIT – 28 marzo 2019).- El Santo Padre Francisco ha recibido hoy, 28 de marzo de 2019, en audiencia a Dalia Grybauskaitė, Presidenta de la República de Lituania, en el Vaticano, ha informado la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

En el curso de las “cordiales conversaciones”, señala el Vaticano, entre otros temas, se abordaron algunos aspectos “relacionados con la situación social y política” del país.

Asimismo, el Papa y la Presidenta lituana expresaron el aprecio por las buenas relaciones bilaterales y la contribución positiva de la Iglesia católica a la sociedad lituana, recordando la reciente visita del Santo Padre al país con motivo del centenario de la independencia en 2018.

Por último, ambos jefes de estado analizaron algunas cuestiones de carácter internacional, como la paz y la seguridad y la necesidad de una mayor solidaridad para enfrentar los diferentes desafíos en Europa y en la región, recoge el comunicado emitido por la Oficina de Prensa Vaticana.

Sucesivamente, la mandataria europea se encontró con el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.

La entrada Lituania: Francisco recibe en audiencia a la Presidenta Dalia Grybauskaitė se publicó primero en ZENIT - Espanol.

]]>

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget