Vincent Lambert: Médicos le quitarán hidratación y alimentación para que muera

REDACCIÓN CENTRAL, 18 May. 19 (ACI Prensa).- Los médicos que atienden a Vincent Lambert, un hombre francés de 42 años que quedó parapléjico tras un accidente de moto en 2008, desconectarán el lunes 20 de mayo la hidratación y la alimentación que lo mantienen con vida, para dejarlo morir.

Vincent Lambert quedó tetrapléjico luego de un accidente de moto en el año 2008. Sus padres, Pierre y Viviane, están luchando por mantenerlo con vida ante los tribunales franceses desde el año 2013; en cambio, su esposa Rachel –apoyada por los hermanos de Vincent– quiere que se le desconecten los soportes vitales.

El médico Vincent Sánchez, que no ha informado a qué hora desconectará a Vincent de su soporte de alimentación e hidratación que lo mantiene con vida, anunció el 10 de mayo a sus padres “la interrupción del tratamiento y la sedación profunda” de Vincent.

Al respecto, un grupo de unos 100 juristas franceses recordaron que Lambert no está recibiendo ningún tratamiento: lo que van a hacer es dejar de alimentarlo e hidratarlo para que muera de hambre y sed.

"Si no hacemos nada de aquí al 20 de mayo de 2019, Vincent Lambert va a morir. Abandonado por sus cuidadores, que han decidido 'colegiadamente' poner fin a sus cuidados, a la hidratación y a la alimentación de una persona que no está en estado terminal”, señalan en una declaración publicada en Valeurs Actuelles.

“Vincent Lambert no está en estado terminal, no padece una enfermedad incurable: tras un grave accidente, está en una situación terrible de dependencia absoluta, la de un ser humano que puede continuar viviendo simplemente con recibir los cuidados a los que toda persona tiene derecho, y que deberían incluir ser alimentado e hidratado, considerados por la ley como 'tratamiento'", precisaron.

Para Vivianne, la madre de Lambert, el único recurso ahora es la oración y ha lanzado una convocatoria para rezar este domingo 19 a las 3:00 p.m. ante el hospital de Reims: “Allí estaré para suplicar que se continúe hidratando y alimentando a Vincent. En la Francia de 2019 nadie debe morir de hambre y sed. Si lo desean, únanse a mí".

Varios obispos de Francia han pedido a sus fieles que recen por Lambert, comenzando por el Arzobispo de Reims, Mons. Eric de Moulins-Beaufort; quien con su Obispo Auxiliar, Mons. Bruno Feillet, indicaron el 13 de mayo que “está en juego el honor de una sociedad humana no dejar que uno de sus miembros muera de hambre o sed, y hacer todo lo posible para mantener hasta la muerte los cuidados adecuados”.

“Rezamos aún e invitamos a rezar para que nuestra sociedad francesa no se adentre en el camino de la eutanasia”, señalaron.

No podemos permanecer indiferentes

El médico italiano Roberto Colombo de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Católica del Sacro Cuore, publicó un extenso artículo sobre el caso de Lambert, en la edición del 19 de mayo del diario del Vaticano, L’Osservatore Romano.

Tras recordar los llamados que hace constantemente el Papa Francisco para rechazar la cultura del descarte y la indiferencia, el médico recuerda que “la acogida, el respeto y la tutela de toda vida humana en cualquier condición que se encuentre, está hoy en su punto más débil (y seguramente decisivo) de la sociedad y la política y del estado. No acoger a todos equivale a descartar a alguno; prácticamente echarlo fuera moral, jurídica y físicamente”.

En el texto titulado “No podemos permanecer indiferentes”, el Dr. Colombo explica que mantener con vida a Lambert no constituye “encarnizamiento terapéutico” ni “obstinación irracional”, una conclusión a la que llegaron “juntos 70 médicos y especialistas que estudiaron la información disponible del paciente, precisando que ‘es evidente que Vincent Lambert no está en el fin de la vida’ y sus condiciones clínicas, siendo graves, están bastante estables”.

“Esta observación clínica objetiva excluye entonces que sea apropiado éticamente y correcto éticamente aplicar a este paciente el principio correcto para respetar la inevitable llegada de la muerte y no oponerse al curso natural de la agonía con intervenciones inapropiadas que solo prolongan el sufrimiento de la persona moribunda”, precisa el Dr. Colombo.

El médico italiano recuerda luego lo señalado por la Congregación para la Doctrina de la Fe el 1 de agosto de 2007 cuando respondió a algunas preguntas de la Conferencia Episcopal Estadounidense sobre la alimentación e hidratación artificiales.

En ese documento, el dicasterio del Vaticano precisó que “suministrar alimento y agua, incluso por vía artificial, es, en principio, un medio ordinario y proporcionado para la conservación de la vida. Por lo tanto es obligatorio en la medida y mientras se demuestre que cumple su propia finalidad, que consiste en procurar la hidratación y la nutrición del paciente. De ese modo se evita el sufrimiento y la muerte derivados de la inanición y la deshidratación”.

El texto también resalta que “un paciente en ‘estado vegetativo permanente’ es una persona, con su dignidad humana fundamental, por lo cual se le deben los cuidados ordinarios y proporcionados que incluyen, en principio, la suministración de agua y alimentos, incluso por vías artificiales”.

El experto también se refirió a lo escrito por San Juan Pablo II en su encíclica Evangelium Vitae (Evangelio de la Vida): “La eutanasia es una grave violación de la Ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana. (…) Por eutanasia en sentido verdadero y propio se debe entender una acción o una omisión que por su naturaleza y en la intención causa la muerte, con el fin de eliminar cualquier dolor”.

Tras recordar que el mismo Papa Francisco ya se expresó públicamente a favor de defender la vida de Vincent Lambert, el médico Roberto Colombo concluye su artículo señalando que “incluso si una ley o sentencia permiten esta acción (la eutanasia), esta es inaceptable o indigna de una sociedad fundada en el respeto y la acogida de la vida de todos”.

Carta abierta a Macron

En una carta abierta al presidente de Francia, Emmanuel Macron publicada este sábado 18 de mayo, los abogados de los padres, del hermano y la hermana de Vincent Lambert que se oponen a la eutanasia, piden al mandatario que “respete las medidas provistas solicitadas” por un comité de la ONU.

Según informa el diario Le Parisien, los abogados Jean Paillot y Jérôme Triomphe escriben: “Señor presidente, Vincent Lambert morirá privado de hidratación en la semana del 20 de mayo si usted no hace nada y usted es el último y solo poder que puede intervenir” en el caso de este hombre con discapacidad.

El Comité Internacional de Derechos de Personas con Discapacidad (CPDH) instó a Francia a “tomar las medidas necesarias para que la alimentación y la hidratación” a Vincent Lambert “no sean suspendidas durante el proceso de su expediente en el comité”.

“Señor presidente, cuando Francia asume la presidencia del Consejo de Europa para los próximos seis meses, ¿qué señal desastrosa estaría dando nuestro país a las personas con discapacidad y a la comunidad internacional? (…) ¿Cuál es la urgencia de que Vincent muera?”, cuestionaron los letrados en la carta abierta.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget