ASIA/MYANMAR - Los obispos de Myanmar: es urgente detener la construcción de la presa en el río Irrawaddy para evitar una catástrofe

Yangon (Agencia Fides) - “Nosotros los obispos Católicos de Myanmar, que representamos a los católicos de 16 diócesis, pedimos sinceramente a todas las partes interesadas que reconsideren seriamente y detengan el plan mal concebido de la presa Myitsone en el estado de Kachin. El llamamiento está dirigido a todos nuestros hermanos y hermanas de Birmania, cuya historia de vida es la historia de nuestra Madre Sacra, el río Irrawaddy”. Es el mensaje de la declaración oficial, enviada a Fides, de la Conferencia Episcopal de Birmania para que se detenga la construcción de la represa Myitsone, en el estado de Kachin.

Los obispos explican: “El río Irrawaddy atraviesa el corazón de nuestra nación, alimentando a millones de personas, flora y fauna necesarias para la vida. Para la gente de Myanmar, la historia del río Irrawaddy se entrelaza con nuestra larga historia de alegrías y dolores. Los científicos han identificado problemas importantes en el curso del río que la construcción de una presa podría agravar y, en consecuencia, dar lugar a un gran desastre. Una presa privará a millones de personas de una vida sostenible y causará una catástrofe humanitaria, con la migración de miles de habitantes de estas zonas. Las agencias internacionales también han alertado de que Myanmar es la tercera zona del mundo más vulnerable a los desastres naturales”.

El texto continúa: “El plan para construir una presa en el río Irrawaddy ha recibido una fuerte resistencia por parte de la sociedad civil y la población de Myanmar. El cardenal Charles Maung Bo, arzobispo de Yangon, se pronunció dos veces para abogar por el río Irrawaddy, para que sea tratado como la madre sagrada del pueblo de Myanmar. Para una paz duradera en la región, el río Irrawaddy debe quedar intacto. Los beneficios económicos prometidos que se esperan de la presa no son comparables a los problemas sociales y ecológicos que seguramente vendrán. La paz se convertirá en un sueño lejano. Después de décadas de conflicto, Myanmar merece una nueva vida, enriquecida por oportunidades creativas, en lugar de privarse de las abundantes aguas que dan vida al Irrawaddy”.

El comunicado dice: “Como Iglesia Católica entablamos un diálogo constructivo con el gobierno y todas las partes interesadas firmemente convencidos de que la paz es la única forma de construir una nación. En este espíritu de cooperación, lanzamos este llamamiento para ayudar a promover una paz duradera en Myanmar”.

El proyecto de la presa de 3.800 millones de dólares en Irrawaddy, la principal vía fluvial de Myanmar, tiene como objetivo proporcionar energía hidroeléctrica que se utilizará casi exclusivamente para la vecina China. El gobierno del entonces presidente Thein Sein había suspendido la construcción en septiembre de 2011. Ante la reanudación de los trabajos, la sociedad civil se ha movilizado para decir “no” a la presa.
(PA) (Agencia Fides 11/6/2019)


Compartir:
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget