El Papa alienta conversión para ser solidarios y cuidar la casa común

VATICANO, 08 Jun. 19 (ACI Prensa).- Al recibir esta mañana a los miembros de la Fundación Centesimus Annus - Pro Pontifice con motivo del congreso internacional “La Doctrina Social de la Iglesia de las raíces a la era digital: como vivir la Laudato Si´”, el Papa Francisco alentó la conversión de las personas para ser solidarios y custodiar la casa común.

En su discurso a los participantes del congreso que se realiza en el Vaticano del 6 al 8 de junio, el Santo Padre afirmó que la reflexión en este evento se centra en “el llamado a una conversión de las mentes y de los corazones, para que el desarrollo de una ecología integral se convierta cada vez más en una prioridad a nivel internacional, nacional e individual”.

Francisco resaltó la importancia de que muchas naciones hayan adoptado “los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, en la creciente inversión en recursos energéticos renovables y sostenibles, en los nuevos métodos de eficiencia energética y en una mayor sensibilidad, especialmente entre los jóvenes de los temas ecológicos”.

“Al mismo tiempo, todavía queda una serie de desafíos y problemas, por ejemplo, el progreso en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ha sido, en varios casos, lento o incluso inexistente, o desgraciadamente hacia atrás”, refirió.

El Papa Francisco lamentó asimismo que todavía se constate “el uso indebido de los recursos naturales y los modelos de desarrollo no inclusivo y sostenible continúan teniendo efectos negativos sobre la pobreza, el crecimiento y la justicia social. Laudato Si’ no es una encíclica “verde”: es una encíclica social. No lo olviden”.

Además, “el bien común se pone en riesgo por actitudes de excesivo individualismo, consumismo y derroche. Todo esto dificulta la promoción de la solidaridad económica, ambiental y social y la sostenibilidad dentro de una economía más humana que tenga en cuenta no solo la satisfacción de los deseos inmediatos, sino también el bienestar de las generaciones futuras”.

El Santo Padre resaltó que “el compromiso de superar problemas como el hambre y la inseguridad alimentaria, el malestar social y económico persistente, la degradación del ecosistema y la ‘cultura del descarte’, requiere una visión ética renovada, que sepa cómo poner a las personas en el centro, con el objetivo de no dejar a nadie, al margen de la vida. Una visión que une en lugar de dividir, que incluye en lugar de excluir”.

“El desarrollo de una ecología integral es, pues, tanto una llamada como un deber. Es una llamada a redescubrir nuestra identidad como hijos e hijas de nuestro Padre celestial, creados a imagen de Dios y encargados de ser administradores de la tierra, recreados a través de la muerte salvadora y la resurrección de Jesucristo, santificados por el don del Espíritu Santo”.

El Papa Francisco destacó asimismo que “esta identidad es un don de Dios para cada persona e incluso para la creación misma, hecha nueva por la gracia vivificadora de la muerte y resurrección del Señor. En este sentido, la llamada a para nosotros de ser solidarios como hermanos y hermanas y a la responsabilidad compartida por la casa común se vuelve cada vez más urgente”.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget