Los obispos celebran el Día Mundial de los Refugiados

(The Catholic World Report) El 20 de junio, en el Día Mundial de los Refugiados, el mundo marca el mayor número de personas desplazadas por la fuerza en casi 70 años. Los obispos de EE.UU. declararon que «el mundo está envuelto en la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial con más de 25 millones de refugiados en todo el mundo».

Un nuevo informe de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas encontró que más de 70 millones de personas fueron desplazadas de sus hogares en todo el mundo en el año 2018.

La ONU contabiliza en este número a todas las personas que fueron desplazadas de sus hogares «como resultado de la persecución, el conflicto, la violencia o las violaciones de derechos humanos» a fines de 2018. Las cifras incluían a 13,6 millones de personas que fueron desplazadas recientemente este año, lo que representa según el informe, a unas 37.000 personas que son desplazadas de sus hogares cada día. Los otros 67 millones habían sido desplazados en otros años, y siguen viviendo como personas desplazadas.

«Hemos visto las imágenes de la crisis de refugiados, y el Día Mundial del Refugiado llama la atención sobre la necesidad crítica de ayudar a nuestros hermanos y hermanas refugiados y hacer que se sientan bienvenidos», dijo en un comunicado el Obispo Joe S. Vásquez de Austin, presidente en los EE.UU. del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos (USCCB).

«Es imperativo para nosotros resaltar las contribuciones que hacen los refugiados en nuestras comunidades», agregó.

Los refugiados son personas desplazadas de sus hogares que viven en un país diferente, después de un proceso de solicitud. Los solicitantes de asilo son aquellos que todavía están buscando la colocación oficial en otro país. De los 70 millones de personas desplazadas en 2018, aproximadamente 25 millones eran refugiados, mientras que 2,5 millones eran solicitantes de asilo. Más de la mitad, unos 41 millones, fueron desplazados dentro de sus propios países.

El informe descubrió que la mayoría de los refugiados del mundo escapaban de conflictos violentos en Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar o Somalia. 4 de cada 5 refugiados viven ahora en un país que limita con su antiguo hogar.

Desde el año 2000, el mundo ha marcado la celebración del Día Mundial del Refugiado, creado por las Naciones Unidas para crear conciencia sobre la difícil situación de los refugiados en todo el mundo.

En su declaración, los obispos señalaron que en los EE.UU., «la determinación presidencial para el reasentamiento de refugiados se estableció en un mínimo histórico de 30.000 refugiados para el año fiscal en curso. Esto ocurre solo un año después de que la mitad de los 45.000 refugiados establecidos por la determinación de la Administración fueron reasentados en los EE.UU.».

Según el informe de la ONU, el 16% de los refugiados son acogidos por naciones desarrolladas, mientras que otro tercio de ellos fue acogido por «Países menos desarrollados».

En su declaración, los obispos señalaron que un representante de los Servicios de Migración y Refugiados del obispo de los EE.UU., así como un miembro de Caridades Católicas de los EE.UU., formaron parte de una sesión informativa ante el Congreso sobre las causas fundamentales del desplazamiento forzado y el impacto del reasentamiento de refugiados en los EE.UU.

La Iglesia Católica tiene una larga historia de ayudar a reasentar a los refugiados en los EE.UU., habiendo ayudado a casi un tercio de todos los refugiados recibidos desde 1980.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget