Roma: Misa y Vísperas para celebrar la Natividad de San Juan Bautista

(ZENIT – 21 junio 2019).- El próximo lunes, 24 de junio, dos eventos importantes, presididos por el Cardenal Vicario Angelo De Donatis, tendrán lugar en la Basílica de san Juan de Letrán: la Misa de la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista y el rezo de las Segundas Vísperas en dicha solemnidad.

Así ha informado hoy, 21 de junio de 2019, la Oficina de Prensa y de Comunicaciones Sociales del Vicariato de Roma.

Los actos

A las 17 horas comenzará la Misa de la Natividad de San Juan Bautista, en la cual unos cuarenta sacerdotes celebrarán su jubileo sacerdotal, esto es, el vigésimo quinto, quincuagésimo y sexagésimo aniversario de sus respectivas ordenaciones.

La liturgia será animada por el Coro de la Diócesis de Roma, dirigido por Monseñor Marco Frisina.

A continuación, a las 19 horas, el Vicario dirigirá las Segundas Vísperas en la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista, durante las cuales presentará los objetivos esenciales y las pautas pastorales de la diócesis para el próximo año. “Vivir la ciudad con el corazón” será el tema que actuará como hilo conductor de dichos objetivos y pautas.

Líneas pastorales

La invitación para asistir a estos dos eventos llegó en los últimos días por parte del Cardenal Vicario a través de una carta. “En la fiesta de la basílica – escribió el Cardenal – os invito a reunirnos de nuevo, a todos los sacerdotes y a algunos colaboradores pastorales, en la celebración de Vísperas para la entrega de los objetivos esenciales y de las líneas pastorales a compartir para el próximo año pastoral. Esto nos indicará el modo de comenzar ya a asimilar mejor las señales de este camino, insertándolo con creatividad y fidelidad en el camino ordinario de nuestras comunidades”.

En la práctica, se sentarán las bases para el trabajo que se llevará a cabo en el próximo año pastoral, con el objetivo, como señala el propio tema, de “Vivir la ciudad con el corazón”.

“Se trata – explica el Cardenal de Donatis- de iniciar un nuevo estilo de presencia pastoral, hecha menos de cosas que hacer y más de relaciones amigables y familiares para crear o para cultivar con más atención, tiempo y disponibilidad. Es nuestro primer paso en vista de una reforma de la evangelización”. Para hacerlo, se necesita una “mirada contemplativa”, esto es, “ansiosa e interesada en reconocer, en descubrir la presencia de Dios” – reflexionó el purpurado-. “Rehaciendo la alianza con el territorio humano y geográfico en el cual las comunidades parroquiales y cristianas viven”, concluyó.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget