ASIA/PAKISTÁN - Los cristianos apoyan la campaña del gobierno sobre los impuestos: “Que sea a favor de los más pobres”

Karachi (Agencia Fides)- “Apreciamos los esfuerzos del Primer Ministro Imran Khan por motivar y alentar a los ciudadanos a pagar sus impuestos con regularidad. Esta honestidad generará unos ingresos que el gobierno podría usar para las personas menos afortunadas”. Es lo que narra a Fides el padre Richard D'Souza, un sacerdote de la archidiócesis de Karachi, sobre los recientes llamamientos del Primer Ministro Imran Khan, quien insta a los empresarios, a los industriales y a todos los ciudadanos a no evadir impuestos. “Por supuesto, el ejecutivo debe garantizar que el dinero se utilizará en beneficio de los pobres y necesitados del país”, asegura recordando el flagelo de la corrupción: “Si hay empleados corruptos en la oficina del Consejo de Ingresos Federales, se deben tomar medidas estrictas contra ellos”. El sacerdote señala: “El pago de impuestos seguramente ayudará a que nuestro amado país florezca. Cada empresario o industrial debe ser honesto en el pago de impuestos. Pero al mismo tiempo, la honestidad de la oficina del gobierno también es necesaria”.

El Primer Ministro Imran Khan se reúne estos días con empresarios, comerciantes e industriales en varias ciudades de Pakistán para escuchar sus preocupaciones sobre el sistema tributario, instándolos a “contribuir a la prosperidad del país”.

En una reunión celebrada en la Cámara de Comercio de Gujranwala el 17 de julio, Imran Khan, dirigiéndose a los participantes, dijo: “Debemos cambiar la mentalidad porque el país ya no puede funcionar de acuerdo con los patrones anteriores. Es muy importante ampliar la red tributaria. La gente ha tenido experiencias amargas en el Consejo de Ingresos Federales pero ahora la Oficina ha sido reformada y esperamos que todo funcione para bien”. El Primer Ministro aseguró además: “No tenemos suficientes recursos financieros para garantizar escuelas, universidades y hospitales”, todos los servicios que el estado puede garantizar gracias a un sistema fiscal justo. “En los países avanzados, -dijo el Primer Ministro en otra intervención en la televisión-, el dinero recaudado a través de los impuestos se gasta en el bienestar de las personas y esta es la razón por la cual el gobierno confía en que el pueblo de Pakistán contribuya regularmente”.

Rasheed Gill, un católico y conocido activista de derechos humanos, dijo a Fides: “Más del 50% de la población pakistaní vive por debajo del umbral de la pobreza. El gobierno debe trabajar para obtener la contribución fiscal adecuada de las industrias, fábricas y empresas tomando las medidas adecuadas para cobrar una tributación justa, proporcional a los niveles de ingresos”.

Gill concluye: “Estamos esperando que el ejecutivo realmente actúe por el bienestar de los pobres. Muchas personas trabajan por salarios bajos y a las empresas que pagan estos salarios hay que solicitarles que paguen el salario mínimo fijado por el gobierno”.
(AG) (Agencia Fides 19/7/2019)


Compartir:
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Hermanos Franciscanos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget